Google+
Valor Soja »Actualidad

Balanza comercial con China: Chile va primero, Brasil segundo y Argentina quedó fuera de competencia

La nación asiática representa una oportunidad única para las exportaciones de alimentos.
Balanza comercial con China: Chile va primero, Brasil segundo y Argentina quedó fuera de competencia

La política exterior argentina está concentrada en recuperar fragatas varadas en países africanos. Nuestros vecinos, en cambio, están aprovechando las oportunidades históricas que se presentan en la región económica más dinámica del mundo.

El primer paso lo dio Chile al firmar un Tratado de Libre Comercio (TLC) con China (que comenzó a regir desde octubre de 2006). Gracias al TLC, en los últimos seis años el comercio bilateral de Chile con China fue superavitario con un saldo a favor de 6650 millones de dólares en 2011, según datos oficiales (Direcon).

Brasil también le vende mucho más a China de lo que la nación asiática le compra al país sudamericano: en 2011 el saldo comercial registró un superávit de 11.500 millones de dólares, mientras que en el primer semestre de 2012 fue de casi 5100 millones de dólares, según datos oficiales (MDIC).

Sin embargo, la dirigencia brasileña considera que las ventas realizadas a China están demasiado concentradas en soja y, por tal motivo, están emprendiendo acciones orientadas a incrementar la exportación de alimentos elaborados a la nación asiática.

La semana que viene partirá una misión comercial oficial a China para intentar posicionar a los alimentos brasileños en el mercado asiático, en la cual participarán todas las grandes compañías agroalimentarias brasileñas, tales como JBS, Marfrig y Brasil Foods.

En ese sentido, los dirigentes de la Confederação da Agricultura e Pecuária do Brasil (algo así como la SRA, CRA, Coninagro y FAA, pero todos juntos en una sola entidad) acaban de abrir una oficina comercial en Pekín para promover la comercialización de alimentos brasileños en el mercado chino.

En la Argentina la relación comercial con China no forma parte de la agenda prioritaria. El último anuncio importante al respecto –realizado en abril pasado– fue el de la apertura del mercado de maíz argentino. Pero el hecho es que hasta el momento no se colocó una sola tonelada del cereal en ese mercado.

A diferencia de lo que ocurre en Chile y Brasil, Argentina tiene un importante déficit comercial con China: en 2011 fue de 4335 millones de dólares y en los primeros siete meses de 2012 de 1966 millones de dólares, según un informe de la Fundación Expor.Ar.

El dato adicional es que casi dos tercios de las exportaciones argentinas a China corresponden a un solo producto: poroto de soja.

La economía argentina actualmente está siendo abastecida casi exclusivamente de divisas por el sector agropecuario. El gran desafío por delante es incrementar las exportaciones de alimentos elaborados. Pero para eso hace falta una política comercial. Porque ninguna nación regala alegremente su mercado a cambio de nada.

Ezequiel Tambornini

No TweetBacks yet. (Be the first to Tweet this post)

El mes en imágenes

Las exportaciones chilenas de productos porcinos generaron divisas por 213 M/u$s: representa un 40% de las ventas argentinas de carne bovinaPeriodistas agropecuarios argentinos solicitaron al Estado nacional que publique datos sobre el uso de agroquímicosLlegó el mercado climático sudamericano: para aprovechar las oportunidades en soja nueva es necesario realizar una buena gestión financieraRetenciones segmentadas y evitar que el precio de los alimentos esté atado al dólar: eje del plan de propuestas que el PJ entregó a Alberto FernándezGuerra comercial: sigue creciendo el diferencial de la soja Mercosur versus la de EE.UU. por el arancel aplicado por ChinaAlerta climática: el Servicio Meteorológico advierte que existe alta probabilidad de lluvias escasas durante el invierno en la región pampeanaEl miércoles se cortan las lluvias en la región pampeana: pero ingresa una ola polarEl proyecto de reforma de la Ley de Semillas no logró ingresar en la última maratón legislativa del año: deberá esperar hasta 2019Fondos de inversión siguen apostando fuerte a un escenario de un derrumbe de precios para el maíz“La Unión Europea no puede pretender que se tenga en cuenta todo lo que interesa a ellos sin que la agroindustria esté incluida”Más de la mitad de los criadores CREA planean retener vientresLos tambos robotizados en Australia no llegan a cubrir un 1% de la producción nacional luego de 13 años de introducción de la tecnologíaPor un error de la corporación china Cofco la imagen del trigo argentino en el mundo resultó dañadaLa moneda verde que más vale: en Mato Grosso la soja se impone como medio de pagoSe presentó el equipo completo del Ministerio de Agroindustria: “Hay que ganar el mundo agregando valor con el trabajo de los argentinos”Esta semana se prevén lluvias en la zona núcleo pampeanaEfecto Mato Grosso: Monsanto suspendió el cobro de regalías por soja tolerante a glifosato en todo el territorio brasileño Los empresarios trigueros que usaron tecnología comercial podrán obtener un ingreso adicional superior a 100 u$s/haCupo de exportación de maíz: Grimaldi Grassi y Grupo Navilli fueron los ganadores de la semanaOCDE: 20% de los ingresos de los tamberos estadounidenses son cubiertos con subsidios estatalesDesde marzo los únicos integrantes de la cadena láctea que ganan dinero son las grandes compañíasMercado dual para el garbanzo argentino: suben los precios de las partidas de buena calidad en un marco de abundante oferta regular AgTech: armate un campo 4.0 para empezar a pagar un 15% de impuesto a las GananciasInteracción híbrido/densidad: un factor clave ante heladas tardíasPolítica agrícola: gobierno brasileño libera 63 M/u$s para asegurar precios mínimos a productores de trigoRechazo generalizado del agro argentino contra la sugerencia de Felipe Solá de intervenir el mercado con una Junta de GranosOjalá construir fuera tan fácil como destruir: gracias a la megaliquidación kirchnerista la oferta argentina de carne vacuna seguirá siendo limitada en 2017El impuestazo de Bienes Personales que promueve el gobierno pone en riesgo la sostenibilidad del mercado de arrendamientos agrícolas