Google+
Valor Soja »Agricultura

Falleció Daniel Miró: un quijote moderno del sector agropecuario argentino

Tenía 60 años de edad.
Falleció Daniel Miró: un quijote moderno del sector agropecuario argentino

Ayer miércoles murió Daniel Miró a los 60 años de edad en la ciudad de Buenos Aires. Esta es, para muchos integrantes del sector agropecuario argentino, la noticia más importante del día.

Daniel Miró fue un quijote moderno. Creó una consultora –Nóvitas– dedicada a brindar asesoramiento comercial a empresarios agrícolas. El problema –para él y para muchos de sus clientes– es que Daniel nunca quiso vender recetas.

Cualquier consulta sobre cómo y cuándo vender tal o cual grano podía derivar en un análisis de los más diversos factores presentes en diferentes regiones del orbe. Hizo el mayor de los esfuerzos para que pudiésemos entender que detrás de las oscilaciones de precios de los commodities agrícolas habita una enorme cantidad de fenómenos –sociales, políticos, especulativos, monetarios– que sólo pueden comprenderse al ser analizados con una mirada global.

Muchos no entendieron o no quisieron entender: querían la receta. Nada más. Otros, en cambio, aceptaron el desafío de Daniel y, luego de cada reunión de trabajo, se llevaban muchas más preguntas de las que habían traído.

Ese proceso intelectual fue generando empresarios con un perfil profesional que, con el transcurso del tiempo, se fue alejando cada vez más del típico productor terrateniente. Esos empresarios –entre las muchas cosas que hicieron– transformaron la matriz productiva de diversas regiones uruguayas, paraguayas y bolivianas al encontrar en esas naciones oportunidades que no estaban presentes en su propio país de origen. Y algunos hasta se animaron a invertir en Brasil (nación que se encamina a ser el granero del mundo del presente siglo).

El conocimiento es un factor intangible que a veces es difícil de cuantificar. Pero probablemente nos llevaríamos una enorme sorpresa si pudiésemos medir el valor generado por el trabajo de aquellos profesionales encargados de hacer que otros visualicen la posibilidad de concretar algo que aún no existe.

A comienzos de diciembre de 2001 entrevisté a Daniel para elaborar un artículo que jamás llegó a publicarse por la vorágine de acontecimientos ocurridos apenas unos días después. Quizás este sea el momento de publicarlo: la entrevista contiene algunos conceptos de extraña actualidad (el texto se reproduce a continuación).

Ezequiel Tambornini

***************

“La solución es generar dólares y premiar a quienes los generan”

Los sectores que aportan divisas, como el agro y energía, son los únicos que pueden aportar recursos para solventar el enorme endeudamiento argentino. Tal es la visión del analista de mercados de granos Daniel Miró.

Daniel Miró es analista de mercados de granos en un momento en el cual lo único cierto es la más completa incertidumbre. Sin embargo, la situación que todos los argentinos estamos experimentando es quizás propicia para escaparse de lo inmediato y reflexionar sobre nuestro futuro. Y Miró es un hombre que siempre ha ejercitado una visión de faros largos sobre las cuestiones que hacen a su trabajo de todos los días.

“Nada nos impide que podamos enseñarle a nuestros hijos cómo debería ser la vida de ellos en el futuro para que no tengan que vivir algo semejante al espectáculo dantesco que hoy estamos viviendo”, apunta Miró.

¿Qué siente cuando se levanta a trabajar todas las mañanas?

Yo soy de los que piensan que muchas de las cosas que hoy estamos viviendo no son casuales. La facilidad con que la Argentina puede generar riquezas, en vez de haber sido una bendición, terminó transformándose en algo que nos ha perjudicado.

Nos hizo facilistas.

Sí, nos hizo creer que la riqueza no es el producto del esfuerzo continuado y de una forma de vivir en la cual se privilegia al ahorro y al cuidado del futuro.

También tiene que ver la estrategia de un país…

Muchos dirigentes argentinos siguen pensando que nuestro país es rico. Pero la riqueza no es el resultado de los recursos naturales de un país, sino esencialmente el producto del trabajo disciplinado de una población; eso es lo que hace próspera a una economía. El capital no es otra que el trabajo acumulado. El falso concepto de que el capital es de los capitalistas y de que las personas se dividen entre quienes tienen capital y quienes tienen trabajo; eso no tiene que nada que ver con la economía global en la que estamos viviendo.

¿Qué papel juega el trabajo entonces?

Mi gran preocupación en la Argentina hoy tiene que ver con la cuestión de la importancia del trabajo en la vida del hombre. La realidad es que nadie es digno por el solo hecho de ser rico, así como nadie es menos por ser pobre. Lo importante es que las personas puedan satisfacer una de las necesidades más profundas, que es que puedan aportar el producto de su esfuerzo a la comunidad en la que viven y que eso sea valorado. Pero con una tasa de desempleo como la que tenemos, nosotros estamos violando un elemento central de la vida humana y esto quita entusiasmo para hacer cosas, cuando uno de los factores que hacen que una economía prospere es el entusiasmo de la gente por hacer cosas.

¿Cuál fue su reacción frente a las medidas económicas? (“corralito bancario”)

Esas medidas que se han tomado son violatorias de los derechos constitucionales. La gente puede preguntarse legítimamente si a partir de esas medidas va a poder disponer libremente del producido de su trabajo. Esta es una pregunta importante, porque si la respuesta es no o no sé, la siguiente pregunta es si tiene sentido persistir en el esfuerzo de generar riqueza en un país que funciona bajo esas condiciones.

El Estado nos está diciendo que no valora nuestros ahorros…

No los respeta y condiciona su uso; pero condicionar a una persona en el uso de su ahorro es invitarlo a que no ahorre más o que se vaya y ahorre en otro lado.

Todo por mantener una apariencia de algo que no ya no existe…

Todo por querer sostener un determinado régimen, donde el costo de querer sostenerlo ya excede la propia lógica del sistema. Se podrá argumentar que es una situación de emergencia y que todos tenemos que colaborar. Pero es muy raro que en un régimen donde están en vigencia las libertades personales de los ciudadanos, se adopten medidas de este tenor. Esto es asombroso y también es asombroso que no aparezcan reflexiones de fondo sobre este tema.

Se trata más bien de una actitud pasiva.

Es que si el ciudadano no encuentra a alguien que hable por él, termina tragándose cosas que son intragables y esto no es bueno. Por más que un proceso de bancarización sea conveniente para un país, el mismo tiene que provenir del convencimiento de la gente y no de algo impuesto. Se trata de una actitud irracional de la cual no va a provenir nada bueno.

¿Entonces?

El problema de fondo proviene de la falta de disciplina de la Argentina en su gasto público y esto no es el producto de una dirigencia equivocada, porque las dirigencias nunca son independientes del pensamiento de la sociedad a la que pertenecen; este es un error conceptual. La principal lección de esto será que la mayor parte de la gente terminará dándose cuenta del enorme daño que generó el excesivo gasto público. En este sentido, en algunas ocasiones hay que esperar que ocurran cosas dolorosas que nos enseñen.

¿Cómo impacta esto en el empresario agropecuario?

El empresario agropecuario tiene un cierto privilegio en este contexto. En un país como el nuestro, lo que habría que decir es “si usted trabaja para generar dólares, va a ganar más dinero que si trabaja para no generarlos”. Porque la realidad es que la Argentina quedó entrampada en un régimen de convertibilidad. Los países más avanzados cuentan con flexibilidad en su tipo de cambio, porque esto permite una mejor asignación de los recursos, balanceando –según las necesidades– exportaciones con importaciones.

El agro, si bien se trata de un sector atomizado, en conjunto es una suerte de “corporación” gigante, pero no es tenida en cuenta por el gobierno…

El agro no se ha organizado. Habiéndose transformado el sector hacia modelos que hoy están mucho más cerca del empresario moderno que del terrateniente, el sector agropecuario no ha logrado organizarse de una manera que sea operativa para la sociedad corporativa en la que están inmersos.

Si el peso relativo del sector agropecuario en la economía argentina es tan importante como el del sector energético, ¿por qué tanta desarticulación?

Más que una desarticulación, yo hablaría de una falta de organización de la dirigencia agropecuaria. En todo sentido. Por ejemplo: en nuestro sector todos los empresarios deberían hablar inglés y viajar para buscar permanentemente oportunidades de colocación de productos y esto no se da, más bien se mueven como si nuestros clientes estuvieran adentro del país; pero por lo menos el 75% de todo lo que nosotros vendemos se comercializa afuera y nuestros interlocutores han sido siempre grandes empresas internacionales.

De hecho, la boca de la salida de los granos está en buena medida en manos de grandes compañías internacionales.

Exacto. Y las grandes empresas nacidas en la Argentina, como Arcor o Aceitera General Deheza, siempre han estado en desigualdad de condiciones en relación a las empresas de origen extranjero por factores económicos locales. Y el origen de esta desigualdad siempre fue producto de la falta de restricción del gasto público, con un “viva la pepa” de endeudamiento. Hasta que el mundo nos dice: las cosas no funcionan de esa manera y ahora ustedes tienen que pagar sus deudas. ¿Cómo se sale de ese problema?

No lo sé…

Trabajando, generando dólares y premiando a quiénes los generan. El agro sigue siendo el sector que genera alrededor del 50% de las divisas que ingresan a la Argentina. El tema es que la clase dirigente sigue teniendo el falso concepto que tenían los que gestaron los mecanismos de retenciones: no importa cuánto castigues al agro, porque va a seguir produciendo de todas formas. Pero esto ya no es válido, porque el agro tiene la misma movilidad que tienen los demás sectores de la economía; hoy el grueso de la dinámica en el sector proviene de gente que no es propietaria de la tierra y muchos de estos empresarios están estudiando la posibilidad de irse a Brasil para producir; la gente ingeniosa y emprendedora va a ir adónde la dejen trabajar, porque esa es la historia del mundo.

No TweetBacks yet. (Be the first to Tweet this post)

El mes en imágenes

Los tambos de Adecoagro y Cresud siguen perdiendo dinero: esperan que la situación se revierta prontoSe fijaron los criterios para distribuir la cuota Hilton 2018/19: los frigoríficos podrán ahora realizar la gestión en líneaBalance cambiario: la economía argentina depende cada vez más de los dólares aportados por el campoEl gobierno perdió más de 10 millones de dólares por no habilitar un primer tramo del cupo de maíz 2013/14 Se derrumbaron las importaciones argentinas de alfalfa a un mínimo histórico por el crecimiento de la “bolsa blanca”Mal momento para tener una cosecha rércod: el precio del exportación del maní argentino registró el nivel más bajo de los últimos cuatro añosLa exportación de girasol confitero creció un 27%: los precios FOB en algunos casos superan los 1200 u$s/toneladaRusia, Lituania y Ucrania representan casi la mitad del negocio de exportación de fumigadoras argentinasMenos burocracia: ahora la solicitud de permiso de tránsito de maquinaria agrícola se puede hacer en la compuObjetivo cumplido: las restricciones comerciales aplicadas por China lograron derrumbar los precios de exportación de la carne vacuna argentinaSe complica la cosecha gruesa: esta semana se proyectan hasta 75 milímetros en algunas zonas bonaerensesSe cae el precio del novillo pesado argentino con la consolidación de la “segunda ola” de Covid-19 en EuropaBodegas Chandon y Sadesa podrán importar tecnología libre de aranceles por casi seis millones de dólaresDoble comando: fondos especulativos siguen manteniendo apuestas alcistas en maíz al tiempo que desarman posiciones en sojaEn el último año se destruyeron más de 334.000 puestos de trabajo en el sector privado: pero aumentó el empleo públicoSiguen las complicaciones para sembrar: esta semana prevalecerán las lluvias sobre las principales regiones productivasLa tarifa orientativa para fletes de granos quedó desactualizada: transportistas quieren nuevos valores para marzoFinal para un monopolio de facto: bajarán los costos en dos de las principales terminales portuarias argentinasEn los últimos dos años las divisas generadas por las exportaciones argentinas de garbanzo cayeron un 67%Revivieron los negocios de soja de la mano de súper ofertas de precios en los puertos bonaerensesMás claro imposible: Tabaré despidió al embajador uruguayo ante la Unión Europea por resistir la exclusión de Argentina de las negociaciones comercialesEn 17 años EE.UU. perdió más de la mitad de sus tambos: esperan una mayor concentraciónTodo listo para arrancar con la cosecha de cebada cervecera: el FAS teórico se ubica en torno a 220 u$s/toneladaAlerta por nuevas tormentas severas en el NOATodo indica que no será conveniente hacer caja con el maíz en cosecha: se está preparando un nuevo “corralito” cerealero En lo que va del año la exportación de maíz colorado argentino cayó un 12%: el valor FOB promedio se ubica en apenas 250 u$s/toneladaPobreza blanca: el precio de exportación de la leche en polvo argentina sigue siendo insuficiente para cubrir costosMacri aseguró que “se tienen que terminar las retenciones” porque “es un impuesto que destruye oportunidades”