Google+
Valor Soja »Actualidad, Agricultura

El “acceso a la tierra”: de qué vamos a vivir los argentinos luego del fin de la era de los commodities

Una nueva oportunidad para no caernos del mundo.
El “acceso a la tierra”: de qué vamos a vivir los argentinos luego del fin de la era de los commodities

Se acabó la era de los commodities. Tuvimos una década para desarrollar un Plan B. Pero no lo hicimos.

De aquí en más la pregunta fundamental en las escuelas, los bares, los programas televisivos de chismes y los grupos de autoayuda debería ser de qué vamos a vivir en los próximos años.

El evento más significativo del período kirchnerista ocurrió en abril de 1996: a comienzos de ese mes el entonces secretario de Agricultura Felipe Solá autorizó la siembra de la soja tolerante a glifosato para iniciar el proceso que produjo una explosión de divisas entre 2002 y 2012.

La noticia es que el evento más importante del próximo período quizás ya ocurrió y no lo vimos: se trata de la restricción a la compra de tierras productivas por parte de extranjeros (que comenzó a regir el año pasado).

El gran desafío que tenemos por delante es el “acceso a mercados” para poder vender alimentos elaborados con la misma facilidad con la que actualmente colocamos commodities agrícolas. La cuestión –claro– es qué tenemos para ofrecer porque ninguna nación regala alegremente su mercado interno a cambio de nada.

Lo que tenemos para ofrecer a cambio es el “acceso a la tierra” (esto no es motivo de orgullo, pero al menos es algo como para empezar a trabajar luego de haber experimentado una expoliación masiva propia de un ejército de ocupación).

Para bajar el concepto a tierra lo mejor es leer el último informe anual presentado por la compañía de alimentos saudí Almarai (que en 2012 facturó más de 2600 millones de dólares).

Almarai tiene actualmente unas 23.000 hectáreas productivas en la Argentina. El dato es que el informe define esa inversión como “una importante base estructural y económica orientada a satisfacer una proporción significativa de los recursos forrajeros de Almarai en el futuro” y especifica que ese es “el primer paso hacia la meta de ser completamente dependiente de recursos forrajeros en el largo plazo para proteger de manera efectiva las reservas de agua del Reino de Arabia Saudita”.

No se trata de un caso aislado: muchas corporaciones de Medio Oriente y Asia están buscando posicionarse en tierras productivas para asegurarse la provisión de granos y preservar la disponibilidad de agua dulce para la población local.

Se están haciendo grandes inversiones en naciones africanas en ese sentido. Pero las mismas terminan siendo carísimas porque, además de la tierra, los inversores chinos, indios, saudíes y demás tienen que invertir en rutas, puertos, plantas de acopio, seguridad y un extenso etcétera. Por ese motivo, las naciones latinoamericanas de base agropecuaria son un target ideal para esa demanda.

Al finalizar 2013 la población mundial estimada por el US Census Bureau será de 7095 millones de personas. En 2023 la proyección es de 7845 millones. Y en 2033 de 8500 millones. No sólo estamos hablando de mucha más gente. Estamos hablando también de personas que van a querer vivir también mucho mejor.  

En ese contexto, la tierra productiva es un bien estratégico. Pero, con el crecimiento brutal de la población global que viene en camino, tener ese bien subutilizado, más que un beneficio, podría terminar siendo un problema enorme (especialmente si además se restringen las exportaciones de commodities agrícolas).

La cuestión, entonces, reside en saber que en los próximos años el acceso a la tierra productiva podría ser un factor de negociación crucial para atraer inversiones y promover la apertura comercial de mercados externos. Tenemos (afortunadamente) una nueva oportunidad de salir adelante. Tenemos (por supuesto) la posibilidad de desaprovecharla una vez más.

Ezequiel Tambornini

No TweetBacks yet. (Be the first to Tweet this post)

El mes en imágenes

Ataque biológico: autoridades brasileñas confirman la presencia de malezas ausentes en el país en envíos de paquetes no solicitados de semillasEn 2016 las exportaciones chilenas de salmón superaron en 2400 M/u$s a las colocaciones argentinas de carne vacunaDoble comando: fondos siguen apostando contra el maíz pero se muestran optimistas con la sojaSe publicó la lista de frigoríficos a los que se le quitó cuota Hilton por no cumplir con el 60% del cupo asignadoEl gobierno nacional adeuda a las provincias compensaciones ambientales por más de 3500 millones de pesosSalió la segunda tanda del año de créditos fiscales para capacitación de personal: cuáles con las empresas agroindustriales beneficiadasSigue suspendida la recepción de pedidos de exportación de leche en polvo: industriales esperan una flexibilización de la medida a partir de abrilBiotecnología: EE.UU. aprobó la producción de dos variedades de manzanas modificadas que no se oxidan al cortarseRenova podrá importar tecnología libre de aranceles para expandir la capacidad de procesamiento de soja por 50 M/u$sCrisis lechera para todos: Adecoagro perdió 1,66 millones de dólares en los primeros nueve meses del año Productores argentinos proponen un “boicot” contra SyngentaPara qué sirve la política monetaria: en lo que va del año la soja llegó a subir 15% en Brasil al tiempo que cayó casi un 25% en ArgentinaEl jueves habrá probabilidad de lluvias importantes sobre zonas necesitadas de aguaMujica propuso crear un fondo privado para estabilizar ingreso de criadores: “Si no los cuidamos todo lo demás tambalea en Uruguay”Desafío 2015: este año se implementará un programa para evaluar las mejores alternativas de control de malezas resistentes“Fallamos en convencer a los colegas del sector de que agachando la cabeza no se va para adelante”Porqué el agro brasileño apoya a Bolsonaro: quiere implementar una economía de mercado para acabar con el modelo de sustitución de importacionesLas lluvias en el norte de la zona pampeana seguirán al menos hasta el lunesCRA solicitó a la Justicia que también meta presos a todos los empresarios coimeros: “Quieren hacerse pasar por víctimas”En 2014 se enviaron 50 cosechadoras argentinas a Venezuela: menos de la mitad que en los últimos dos añosAlerta inundaciones: esta semana regresan las lluvias torrenciales sobre zonas afectadas por excesos hídricosAmpliaron el plazo de liquidación de divisas a 16 empresas agroindustriales (dos de las cuales son molinos de Chacabuco)El Senasa extendió hasta agosto el plazo de inscripción de campos con ganado destinado a la cuota HiltonPara Macri la lechería es uno de los sectores que demuestran que “crecer depende de nosotros y de nuestra capacidad de sentarnos a dialogar”La inflación láctea fue del 31,6% en el último año: el yogur firme la rompió con una suba del 70%Precios en caída libre: China sigue inundando el mercado internacional de urea granuladaEl maní argentino va camino a lograr una cosecha récord con un precio promedio 20% superior al vigente un año atrásAnálisis gratuitos de trigo para productores del sudeste bonaerense: buscan determinar la cantidad del cereal que no tiene compradores en el mercado local