Google+
Valor Soja »Actualidad, Agricultura

El “acceso a la tierra”: de qué vamos a vivir los argentinos luego del fin de la era de los commodities

Una nueva oportunidad para no caernos del mundo.
El “acceso a la tierra”: de qué vamos a vivir los argentinos luego del fin de la era de los commodities

Se acabó la era de los commodities. Tuvimos una década para desarrollar un Plan B. Pero no lo hicimos.

De aquí en más la pregunta fundamental en las escuelas, los bares, los programas televisivos de chismes y los grupos de autoayuda debería ser de qué vamos a vivir en los próximos años.

El evento más significativo del período kirchnerista ocurrió en abril de 1996: a comienzos de ese mes el entonces secretario de Agricultura Felipe Solá autorizó la siembra de la soja tolerante a glifosato para iniciar el proceso que produjo una explosión de divisas entre 2002 y 2012.

La noticia es que el evento más importante del próximo período quizás ya ocurrió y no lo vimos: se trata de la restricción a la compra de tierras productivas por parte de extranjeros (que comenzó a regir el año pasado).

El gran desafío que tenemos por delante es el “acceso a mercados” para poder vender alimentos elaborados con la misma facilidad con la que actualmente colocamos commodities agrícolas. La cuestión –claro– es qué tenemos para ofrecer porque ninguna nación regala alegremente su mercado interno a cambio de nada.

Lo que tenemos para ofrecer a cambio es el “acceso a la tierra” (esto no es motivo de orgullo, pero al menos es algo como para empezar a trabajar luego de haber experimentado una expoliación masiva propia de un ejército de ocupación).

Para bajar el concepto a tierra lo mejor es leer el último informe anual presentado por la compañía de alimentos saudí Almarai (que en 2012 facturó más de 2600 millones de dólares).

Almarai tiene actualmente unas 23.000 hectáreas productivas en la Argentina. El dato es que el informe define esa inversión como “una importante base estructural y económica orientada a satisfacer una proporción significativa de los recursos forrajeros de Almarai en el futuro” y especifica que ese es “el primer paso hacia la meta de ser completamente dependiente de recursos forrajeros en el largo plazo para proteger de manera efectiva las reservas de agua del Reino de Arabia Saudita”.

No se trata de un caso aislado: muchas corporaciones de Medio Oriente y Asia están buscando posicionarse en tierras productivas para asegurarse la provisión de granos y preservar la disponibilidad de agua dulce para la población local.

Se están haciendo grandes inversiones en naciones africanas en ese sentido. Pero las mismas terminan siendo carísimas porque, además de la tierra, los inversores chinos, indios, saudíes y demás tienen que invertir en rutas, puertos, plantas de acopio, seguridad y un extenso etcétera. Por ese motivo, las naciones latinoamericanas de base agropecuaria son un target ideal para esa demanda.

Al finalizar 2013 la población mundial estimada por el US Census Bureau será de 7095 millones de personas. En 2023 la proyección es de 7845 millones. Y en 2033 de 8500 millones. No sólo estamos hablando de mucha más gente. Estamos hablando también de personas que van a querer vivir también mucho mejor.  

En ese contexto, la tierra productiva es un bien estratégico. Pero, con el crecimiento brutal de la población global que viene en camino, tener ese bien subutilizado, más que un beneficio, podría terminar siendo un problema enorme (especialmente si además se restringen las exportaciones de commodities agrícolas).

La cuestión, entonces, reside en saber que en los próximos años el acceso a la tierra productiva podría ser un factor de negociación crucial para atraer inversiones y promover la apertura comercial de mercados externos. Tenemos (afortunadamente) una nueva oportunidad de salir adelante. Tenemos (por supuesto) la posibilidad de desaprovecharla una vez más.

Ezequiel Tambornini

No TweetBacks yet. (Be the first to Tweet this post)

El mes en imágenes

Alerta general: el sector norte de la principal zona agrícola argentina se encuentra en emergencia agropecuariaDrama: en el primer mes de 2020 los únicos impuestos que crecieron son aquellos que aíslan a la Argentina con el resto del mundoLas ofertas realizadas por trigo de alta calidad son atractivas: pero los precios se licúan al momento de cobro por efecto de la devaluaciónEn 2013/14 el precio promedio de exportación de la cebada cervecera argentina se ubica en 253 u$s/tonelada: 12% menos que en el ciclo anteriorCon la mayor producción el valor de la leche medido en moneda maíz regresó a una relación de equilibrioRégimen de ventanilla única: en 2017 se simplificarán los trámites para agilizar exportaciones agroindustrialesEmpobrecimiento brutal: se cayó a la mitad el poder de compra de ladrillos por parte de la soja argentinaEl tiempo inestable seguirá prevaleciendo en el sector este del paísEn el último año creció un 33% el volumen de cheques negociados en mercados bursátiles frente a las restricciones presentes en el sistema bancarioComenzó a caer el ingreso de tractores importados: a qué valores se están declarando los equipos“Nos comprometimos a continuar impulsando las negociaciones para concluir con el acuerdo entre el Mercosur y la Unión Europea”Atención sudamericanos: estamos en el mejor lugar del mundoEn la presente campaña Argentina se encamina a lograr un rendimiento de soja récord histórico de 33,5 qq/ha¿Cómo hizo el Ministerio de Agricultura para reducir a la mitad el presupuesto ejecutado?Otra jornada con reducido nivel de operaciones por el paro agropecuario: ingresaron apenas 146 camiones a las terminales de Bahía BlancaSe desdobla el mercado de soja: Dreyfus ofrece hasta 20 u$s/tonelada por partidas con altos niveles de proteínaEsta semana se prevén precipitaciones en muchas zonas necesitadas de agua para avanzar con la siembra de granos gruesosOportunidad: esta semana muchos empresarios agrícolas vendieron soja nueva para asegurar ingresos en cosechaA no desesperar: este año la paciencia será la mejor estrategia posible para comercializar maízQuién es Tereza Cristina Corrêa da Costa Dias: la ministra de Agricultura elegida por Jair BolsonaroInfraestructura al límite: Nidera suspende cupos de soja y maíz en terminal de Puerto General San MartínProductores de arroz y maní deberán comenzar a declarar los cultivares sembrados para validar el origen legal de la semillaCiara-CEC creó un “comité de seguimiento” para evaluar medidas de prevención y protección frente a la pandemiaEn agosto el precio promedio de la leche pagado a tamberos argentinos fue de 0,23 u$s/litro: 28% menos que un año atrásFeliz Navidad: el valor de los granos (por ahora) se mantiene inmune a ola de liquidación masiva de activos bursátilesDos compañías podrán importar tecnología libre de aranceles para automatizar procesos agroindustriales por 9,5 M/u$sMensaje del gobierno chino a Macri: el eventual recorte de obra pública realizada por corporaciones de la nación asiática no será gratuito en términos comercialesLa soja disponible registra un “premio” superior al 10% por la creciente competencia para capturar el remanente de la cosecha 2014/15