Google+
Valor Soja »Actualidad, Agricultura

Mendoza: la cosecha mecánica de uvas llegó para quedarse

Se extiende ante la dificultad para encontrar personal.
Mendoza: la cosecha mecánica de uvas llegó para quedarse

La cosecha mecánica de uvas para vinificación es un fenómeno instalado en la mayor parte de las naciones elaboradoras de vinos. Pero en el mercado argentino ese proceso es aún incipiente.

De todas maneras, el uso en el país de cosechadoras mecánicas autopropulsadas –equipos que provienen principalmente de Francia– viene creciendo año tras año.

“Este año coseché con máquina por primera vez. Lo hice en una finca en la que estaba teniendo problemas conseguir trabajadores para la cosecha”,comenta el integrantes del CREA Aconcagua Andrés Méndez Casariego. “Tenía prejuicios con respecto a la calidad de la operación realizada por una cosechadora, pero al observar el resultado esos prejuicios desaparecieron: quedé sorprendido”, añade en un artículo publicado en la última edición de la Revista CREA.

La implementación de equipos mecánicos en el mundo se instrumentó, más que por una cuestión de costos, por una necesidad imperiosa generada por la dificultad para conseguir personas dispuestas a realizar tareas que requieran intensos esfuerzos físicos.

En las fincas mendocinas esa cuestión también se está tornando en un problema recurrente. Las dificultades para encontrar personal y los problemas de ausentismo vienen siendo cada vez mayores (partidas que no se entregan en los plazos convenidos, tiempo muertos de camioneros, producciones que se estropean por no haber sido levantadas en el período adecuado y un largo etcétera). Muchos empresarios han descubierto que el problema no se soluciona con jornales más elevados. Se trata de un cambio cultural: las nuevas generaciones consideran que un trabajo de esas características no puede ser considerado un trabajo.

“Algunos enólogos indican que la calidad de las uvas cosechadas mecánicamente es inferior a la de la cosecha manual. Pero con la escasez de gente dispuesta a trabajar en las fincas esa discusión tiene cada año menos sentido”, apunta Facundo Yazlli del CREA Las Barrancas.

En Mendoza está surgiendo una figura que es completamente habitual en la región pampeana: la del contratista de cosecha. Uno de ellos es Guillermo Fourcade (integrante del CREA Aconcagua). “Contamos con un equipo francés que está diseñado específicamente para cosechar uvas finas (que se emplean para elaborar vinos de mejor calidad). Tiene un sistema que elimina la mayor parte de los residuos verdes, tales como raquis y hojas, para recolectar sólo las uvas”, comenta Fourcade.

La cosechadora va “montada” sobre el espaldero sobre el cual se sitúa la vid y, con una suerte de “brazos” en forma de U que se intercalan entre sí, sacude a la planta para promover la caída de las uvas sobre una cinta transportadora, la cual lleva las uvas hacia un depósito localizado en el sector superior de la máquina. Una vez colmado dicho depósito, se procede a descargar las uvas en un camión. Sólo en necesario hacer un “repaso” manual de las uvas que la máquina no alcanza a cosechar en las cabeceras de los espalderos (para lo cual se requiere a un solo trabajador).

“Hace cinco años que me dedico a brindar servicios de cosecha y puedo decir que los empresarios que hacen uso de las máquinas no vuelven para atrás”, explica Fourcade. “Una cosechadora hace el trabajo, dependiendo de la uva por cosechar, de entre 60 y 100 personas. Puede implementarse un régimen de trabajo de 24 horas seguidas y además permite obtener una cosecha mucho más limpia en un tiempo muchísimo menor”, añade.

El principal problema que conspira contra el desarrollo de la actividad es la dificultad que se está registrando para conseguir –con agilidad suficiente– repuestos para las cosechadoras de uvas presentes en el país (las cuales se estima que serían unas 35, mientras que en las fincas chilenas se estima que la cantidad de equipos sería tres veces superior).

Además de un menor costo, la cosecha mecánica de uvas contribuye a eficientizar buena parte de los procesos de vinificación realizados por las bodegas. “Una cosechadora bien regulada puede realizar una cosecha con bajos niveles de residuos y eso, en algunas situaciones, permite que la uva, una vez recibida en la bodega, pase directamente a fermentación sin necesidad de hacer una limpieza previa”, señala Mario Carbonero del CREA Valle de Uyata.

Otro factor crucial –al tratarse de un fruto tan delicado– es el tiempo de recibo de la uva en la bodega. “Con la cosecha mecánica la uva llega muy rápidamente a la bodega y eso favorece a la calidad del proceso del vinificación. El año pasado cosechamos mecánicamente unas 100 hectáreas y este año fueron 130”, comenta Mariano Dorado, agrónomo de la Bodega Escorihuela Gascón.

No TweetBacks yet. (Be the first to Tweet this post)

El mes en imágenes

Novedad total: una industria aceitera está ofreciendo bonificaciones de hasta 40 u$s/tonelada para partidas de soja con altos niveles de proteínaAgroindustria entregará hasta 900 kilos diarios de rollos a productores afectados por incendiosBuena suerte: el mercado de granos quedó en manos de los especuladores ante la ausencia de noticias alcistasArgentina tiene una oportunidad histórica para convertirse en un gran proveedor de fardos de alfalfa de China luego del arancel del 25% aplicado a EE.UU.Por tercer mes consecutivo el precio promedio de las exportaciones argentinas de leche en polvo entera supera los 5000 u$s/toneladaCovid-19: publicaron un protocolo para prevenir la difusión de coronavirus en tambosLa probabilidad de lluvias seguirá concentrándose en el sector este del paísKicillof aceptó liberar un cupo adicional de 3,50 millones de toneladas de maíz: el impacto de la medida dependerá del ritmo de aprobación de ROEsPor la “guerra comercial total” el precio de exportación de la carne bovina uruguaya aumentó 34% en apenas una semanaPautas para maximizar la eficiencia de fertilización en trigoImportante suba del valor de los terneros en el Rosgan: la actualización de los precios de la hacienda llegó para quedarseEl futuro ya está aquí: China ya es el tercer destino de exportación de la leche maternizada argentinaBuen tiempo para el fin de semana: pero el lunes regresan las lluvias sobre la región pampeanaOcho pautas básicas para cambiar caballos por cuatriciclosEn el primer mes del aislamiento obligatorio se perdieron 2697 empleos en el sector agropecuarioVergüenza: Dilma Rousseff y Tabaré Vázquez acordaron excluir a la Argentina de las negociaciones comerciales con la Unión EuropeaSe viene un nuevo ajuste de las tarifas de fletes de granos: solicitaron un valor indicativo de 310 $/tonelada para 300 kilómetrosComenzaron a desacelerarse los precios de exportación de la miel argentina en línea con un retraso creciente de los valores pagados a los apicultores“Si no somos capaces de generar empleos vamos a estar en un país que va a ser invivible”Australia busca inversores agropecuarios argentinos para desarrollar el norte del país: “Valoramos esa experiencia”Paciencia hasta 2015: en el mercado internacional se está incubando una recuperación de los precios de los granos Intervención kirchnerista, desmanejos internos y Atilra: los “tres males” que provocaron la crisis de SanCor según MacriPor el paro no hubo actividad en el principal complejo agroindustrial argentino: Ciara-CEC repudió piquetes ilegalesComisión de Enlace Agropecuaria: “Es imprescindible que las necesidades de cortísimo plazo no atenten contra la capacidad productiva del futuro”Carrera contra reloj para que China habilite el ingreso de sorgo argentino: EE.UU. provocó un derrumbe de preciosEl año se va con más lluvias: esta semana seguirá la recarga de perfiles en la mayor parte de las regiones productivasBlindaje cambiario: aumentó un 170% del ingreso de agrodivisas por la aceleración de ventas realizada por los productoresCasi la mitad de los derechos de exportación pagados por productores sojeros se destinaron a subsidiar a compañías petroleras