Google+
Valor Soja »Actualidad, Agricultura

Mendoza: la cosecha mecánica de uvas llegó para quedarse

Se extiende ante la dificultad para encontrar personal.
Mendoza: la cosecha mecánica de uvas llegó para quedarse

La cosecha mecánica de uvas para vinificación es un fenómeno instalado en la mayor parte de las naciones elaboradoras de vinos. Pero en el mercado argentino ese proceso es aún incipiente.

De todas maneras, el uso en el país de cosechadoras mecánicas autopropulsadas –equipos que provienen principalmente de Francia– viene creciendo año tras año.

“Este año coseché con máquina por primera vez. Lo hice en una finca en la que estaba teniendo problemas conseguir trabajadores para la cosecha”,comenta el integrantes del CREA Aconcagua Andrés Méndez Casariego. “Tenía prejuicios con respecto a la calidad de la operación realizada por una cosechadora, pero al observar el resultado esos prejuicios desaparecieron: quedé sorprendido”, añade en un artículo publicado en la última edición de la Revista CREA.

La implementación de equipos mecánicos en el mundo se instrumentó, más que por una cuestión de costos, por una necesidad imperiosa generada por la dificultad para conseguir personas dispuestas a realizar tareas que requieran intensos esfuerzos físicos.

En las fincas mendocinas esa cuestión también se está tornando en un problema recurrente. Las dificultades para encontrar personal y los problemas de ausentismo vienen siendo cada vez mayores (partidas que no se entregan en los plazos convenidos, tiempo muertos de camioneros, producciones que se estropean por no haber sido levantadas en el período adecuado y un largo etcétera). Muchos empresarios han descubierto que el problema no se soluciona con jornales más elevados. Se trata de un cambio cultural: las nuevas generaciones consideran que un trabajo de esas características no puede ser considerado un trabajo.

“Algunos enólogos indican que la calidad de las uvas cosechadas mecánicamente es inferior a la de la cosecha manual. Pero con la escasez de gente dispuesta a trabajar en las fincas esa discusión tiene cada año menos sentido”, apunta Facundo Yazlli del CREA Las Barrancas.

En Mendoza está surgiendo una figura que es completamente habitual en la región pampeana: la del contratista de cosecha. Uno de ellos es Guillermo Fourcade (integrante del CREA Aconcagua). “Contamos con un equipo francés que está diseñado específicamente para cosechar uvas finas (que se emplean para elaborar vinos de mejor calidad). Tiene un sistema que elimina la mayor parte de los residuos verdes, tales como raquis y hojas, para recolectar sólo las uvas”, comenta Fourcade.

La cosechadora va “montada” sobre el espaldero sobre el cual se sitúa la vid y, con una suerte de “brazos” en forma de U que se intercalan entre sí, sacude a la planta para promover la caída de las uvas sobre una cinta transportadora, la cual lleva las uvas hacia un depósito localizado en el sector superior de la máquina. Una vez colmado dicho depósito, se procede a descargar las uvas en un camión. Sólo en necesario hacer un “repaso” manual de las uvas que la máquina no alcanza a cosechar en las cabeceras de los espalderos (para lo cual se requiere a un solo trabajador).

“Hace cinco años que me dedico a brindar servicios de cosecha y puedo decir que los empresarios que hacen uso de las máquinas no vuelven para atrás”, explica Fourcade. “Una cosechadora hace el trabajo, dependiendo de la uva por cosechar, de entre 60 y 100 personas. Puede implementarse un régimen de trabajo de 24 horas seguidas y además permite obtener una cosecha mucho más limpia en un tiempo muchísimo menor”, añade.

El principal problema que conspira contra el desarrollo de la actividad es la dificultad que se está registrando para conseguir –con agilidad suficiente– repuestos para las cosechadoras de uvas presentes en el país (las cuales se estima que serían unas 35, mientras que en las fincas chilenas se estima que la cantidad de equipos sería tres veces superior).

Además de un menor costo, la cosecha mecánica de uvas contribuye a eficientizar buena parte de los procesos de vinificación realizados por las bodegas. “Una cosechadora bien regulada puede realizar una cosecha con bajos niveles de residuos y eso, en algunas situaciones, permite que la uva, una vez recibida en la bodega, pase directamente a fermentación sin necesidad de hacer una limpieza previa”, señala Mario Carbonero del CREA Valle de Uyata.

Otro factor crucial –al tratarse de un fruto tan delicado– es el tiempo de recibo de la uva en la bodega. “Con la cosecha mecánica la uva llega muy rápidamente a la bodega y eso favorece a la calidad del proceso del vinificación. El año pasado cosechamos mecánicamente unas 100 hectáreas y este año fueron 130”, comenta Mariano Dorado, agrónomo de la Bodega Escorihuela Gascón.

No TweetBacks yet. (Be the first to Tweet this post)

El mes en imágenes

En enero se recuperó el precio relativo de la leche: para compensar la suba del maíz se necesitan 2,85 $/litro en febreroProductores entrerrianos perdieron dinero con el maíz temprano: el gobierno igual les cobrará retenciones por más de 145 millones de pesosEn lo que va del año el sector agroindustrial argentino generó divisas por más de 13.000 millones de dólaresEsta semana vuelven las lluvias: alerta en las zonas bonaerenses afectadas por inundaciones Gracias China: en apenas dos meses el precio promedio de importación del glifosato cayó casi un 12%Sobrecargos tarifarios: en la provincia de Buenos Aires una ley habilita incluir en la boleta de electricidad la tasa de alumbrado municipalComenzaron los paros sorpresivos de Urgara: la terminal de ADM en Arroyo Seco dejó de operarArgentina logró recuperar el ritmo habitual de la logística granaria luego de destrabar la mayor parte de las restricciones para circularUn informe del USDA advierte que el incremento impositivo en el complejo sojero argentino generará el resultado contrario al buscado por el gobiernoEl ajuste agroindustrial: redujeron en un 3% del precio del etanol cañero destinado al corte obligatorio con naftaGenerosidad bolivariana: Venezuela paga por el arroz paddy argentino un precio 95% superior al valor FOB oficialUna receta argentina de exportación: China aplicará “retenciones” a la soja estadounidenseAsco: prohíben la comercialización de la manteca “Primer Premio” al descubrir que se trata de un producto adulteradoNuevo ajuste de los combustibles de YPF: la industria etanolera aguarda novedades ante una situación de quebranto inéditaGran Hermano Tributario: hoy comienza la obligación de inscribir a los campos agrícolas en el nuevo “Registro Fiscal de Tierras Rurales”Siguen sin aparecer perspectivas de lluvias en zonas productivas argentinas necesitadas de aguaProductores y contratistas pagarán más caro el gasoil: el proyecto de Dujvone reduce la proporción que puede deducirse de Ganancias del impuesto a los combustiblesLa súper devaluación promovió importantes pérdidas en los balances de Mastellone Hnos y la unidad láctea de AdecoagroBolsonaro cumple la promesa realizada a Trump: comienza a regir el cupo de importación de 750.000 toneladas de trigo libre de arancelesRanking de empresas exportadoras de sembradoras: cinco firmas concentran casi el 60% de las ventasArgentina registró un déficit comercial récord con China de 6200 M/u$s: el sueño del “supermercado del mundo” está cada vez más lejosCrean la “Mesa Interministerial de Sustancias y Productos Químicos”: será presidida por el secretario de AmbientePor cuarto año consecutivo las sojas Intacta de grupos cortos y medios rindieron menos que las variedades RR1 en la zona pampeanaSiguen los éxitos del ¡boom! ganadero: el precio de las terneras medido en valor maíz cayó 44%Algunos ponen y otros cobran: en el primer cuatrimestre del año las compañías petroleras recibieron subsidios directos por más de 4000 M/$Se generalizaron los acuerdos de arrendamientos valorizados con el precio de la soja nueva: crecen los pagos a cosechaLlegó el pánico al mercado: imposible saber cuánto más puede caer el precio internacional de los granosAgrometal de fiesta: “La aceleración de las ventas sobre el final del primer semestre generó un flujo de cobranza excepcional”