Google+
Valor Soja »Actualidad, Agricultura

El problema del biodiesel argentino comenzó con YPF: ahora la petrolera estatal es parte de la solución

Las causas del bloque comercial europeo.
El problema del biodiesel argentino comenzó con YPF: ahora la petrolera estatal es parte de la solución

No tiene sentido perder energías en algo que no tiene retorno: el biodiesel argentino quedó afuera del mercado europeo. Lo fundamental es entender cómo se llegó a esa situación y –más importante aún– qué podemos hacer para evitar que el daño se magnifique.

Todo comenzó en mayo de 2012 cuando los legisladores oficialistas (Frente para la Victoria + aliados) junto con sus pares de la UCR, Frente Amplio Progresista y Coalición Cívica aprobaron un proyecto –elaborado por el kirchnerismo– que dispuso la expropiación del 51% de las acciones de YPF en manos de la compañía española Repsol (que aún no cobró la indemnización correspondiente).

Los funcionarios kirchneristas que autorizaron la expropiación de YPF pensaron que la compañía sería una nueva fuente de recursos frescos. Pero se equivocaron: la ahora empresa petrolera estatal consumía mucho más dólares de los que generaba. Más que una solución terminó siendo un lastre.

Había entonces que buscar muletas para YPF. La primera medida tomada en ese sentido fue intervenir el mercado de biodiesel para abaratar el costo de producción local de gasoil vía subsidios indirectos proveniente del sector agroindustrial. Los ideólogos de esa movida se focalizaron tanto en los números de YPF que ni siquiera vieron que la intervención se llevaba puesto a todas las Pymes regionales elaboradoras de biodiesel.

La segunda muleta consistió en autorizar la importación de gasoil libre de la carga del 41% de impuestos específicos, los cuales, si bien no se pagan al traer el combustible, se trasladan al precio final pagado por los consumidores (lo que maximiza de manera descomunal la renta de las petroleras pero agrava la brutal sangría de divisas que está registrando la economía local).

En tales circunstancias, aunque parezca paradójico, es mucho más conveniente para las petroleras importar gasoil que incrementar el uso interno de biodiesel producido en el país para conservar la cada vez menor reserva local de divisas.

Mientras los responsables de la política económica hacían lo imposible por mejorar los números de YPF –más allá del impacto negativo que tales decisiones tuviesen en otros sectores productivos– en Europa comenzaba a gestarse el bloqueo comercial que se efectivizará de manera definitiva hacia fines de este año.

Luego de la expropiación de YPF las autoridades del gobierno español juraron venganza. Durante el año pasado hicieron varios intentos para devolver el golpe. Pero todos resultaron fallidos. Finalmente este año consiguieron el apoyo del gobierno central europeo para bloquear el ingreso de biodiesel argentino (dando curso a un histórico reclamo de los fabricantes de biodiesel europeos, los cuales, si bien son ultra ineficientes, surgieron a partir de incentivos oficiales comunitarios).

Cuando el misil europeo partió con destino al mercado argentino, los representantes de la industria local de biodiesel advirtieron que había que emprender –con urgencia– una política destinada a maximizar el uso interno del biocombustible. Teníamos la ventaja de tener el diagnóstico por anticipado y podíamos amortiguar el impacto de la enfermedad. Pero nadie los escuchó.

De hecho, en lugar de incrementar el uso interno de biodiesel, el gobierno lo redujo para alinearse con el reclamo de las filiales locales de compañías automotrices internacionales (que son deficitarias seriales de divisas).

La contracara del desastre ocurrido en el biodiesel es el empuje enorme que está registrando la industria local del etanol. La diferencia entre ambas realidades es que en el primer caso hubo muchas personas –con intereses contrapuestos producto de visiones diferentes– metiendo mano en el marco regulatorio del sector, mientras que en el etanol existe un solo actor (la Secretaría de Energía) cumpliendo ese rol.

Si en la Argentina hubiese un equipo económico profesional trabajando de manera coordinada, estaría más que claro que la industria del biodiesel es parte de la solución del problema. Y no un problema más entre todos los problemas que tenemos.

Ezequiel Tambornini

No TweetBacks yet. (Be the first to Tweet this post)

El mes en imágenes

Década ganada: en 2015 más del 90% de energía eléctrica en Uruguay se generará a partir de fuentes renovablesProductores de 16 partidos bonaerenses afectados por excesos hídricos no pueden acceder a créditos subsidiados por no tener declarada la emergencia agropecuariaLa faena de vientres ingresó en la “zona” de liquidación: esperando (con impaciencia) el cambio de fase del ciclo ganaderoLos operadores especulativos siguen sumando expectativas de una recuperación de los precios del maíz a pesar de los factores bajistasDirigente bolivariana gestionará el “Programa de Asistencia Crítica y Directa para la Agricultura Familiar, Campesina e Indígena” con un presupuesto de 30 M/$Alerta caminos rurales: se vienen dos días de precipitaciones intensas en el norte de la zona pampeanaSalió la actualización de tarifas orientativas de fletes: rigen a nivel nacional para la cosecha de granos gruesosConcentración demográfica urbana: la soja no es parte del problema sino de la soluciónVentas de marzo: los empresarios trigueros que usaron “tecnología comercial” generaron más de 60 u$s/ha adicionalesEn lo que va del año la exportación argentina de leches maternizadas creció casi un 450% en divisasEl sábado regresa la probabilidad de heladas sobre la región pampeana: pero no serán tan intensasEn las Olimpíadas de la carne aviar Brasil les pasó el trapo a todos: en los últimos dos años se quedó con la mayor parte del mercado chinoVolvió la normalidad: pero la semana arrancó con pocos camiones enviados a puertos debido al “efecto susto”Declararon la emergencia agropecuaria por sequía en Corrientes y Santiago del EsteroOperadores especulativos siguen muy vendidos en soja: están dadas las condiciones para que un factor alcista promueva compras masivasResucitó el precio de la soja pizarra Rosario pero con un descuento de 40 $/tonelada con respecto a los valores de mercadoUn refugio contra el mercado bajista: el maíz colorado tiene un precio de exportación 36 u$s/tonelada superior al convencionalPapelera San Andrés de Giles y una cervecería artesanal podrán importar tecnología libre de aranceles por 19,3 millones de dólaresComenzaron los paros sorpresivos de Urgara: la terminal de ADM en Arroyo Seco dejó de operarMañana se prevén bajas temperaturas sobre el sudeste bonaerenseCompañías agroindustriales argentinas ingresan en zona de riesgo al tener que subsidiar al consumo hasta agosto por orden gubernamentalLa recuperación de un mercado clave está cada vez más cerca: la Unión Europea perdió en la OMC el proceso por los derechos antidumping aplicados al biodiesel argentinoGaluccio aseguró que Profertil no será intervenida por el gobiernoLengua: uno de los pocos productos rentables que quedan en el negocio de la exportación de carneLa visión del USDA sobre la lechería argentina: “Una de las peores crisis de los últimos veinte años”Australia, Nueva Zelanda y Uruguay lideran la colonización del mercado chino de carne bovina: Argentina juega en las inferioresEl lobby azucarero es mucho más eficiente: cobran 28% más por el etanol que los maicerosEl uso de maíz RR ya se extiende por todas las regiones productivas: un factor adicional para promover las malezas resistentes a glifosato