Google+
Valor Soja »Actualidad, Agricultura

El problema del biodiesel argentino comenzó con YPF: ahora la petrolera estatal es parte de la solución

Las causas del bloque comercial europeo.
El problema del biodiesel argentino comenzó con YPF: ahora la petrolera estatal es parte de la solución

No tiene sentido perder energías en algo que no tiene retorno: el biodiesel argentino quedó afuera del mercado europeo. Lo fundamental es entender cómo se llegó a esa situación y –más importante aún– qué podemos hacer para evitar que el daño se magnifique.

Todo comenzó en mayo de 2012 cuando los legisladores oficialistas (Frente para la Victoria + aliados) junto con sus pares de la UCR, Frente Amplio Progresista y Coalición Cívica aprobaron un proyecto –elaborado por el kirchnerismo– que dispuso la expropiación del 51% de las acciones de YPF en manos de la compañía española Repsol (que aún no cobró la indemnización correspondiente).

Los funcionarios kirchneristas que autorizaron la expropiación de YPF pensaron que la compañía sería una nueva fuente de recursos frescos. Pero se equivocaron: la ahora empresa petrolera estatal consumía mucho más dólares de los que generaba. Más que una solución terminó siendo un lastre.

Había entonces que buscar muletas para YPF. La primera medida tomada en ese sentido fue intervenir el mercado de biodiesel para abaratar el costo de producción local de gasoil vía subsidios indirectos proveniente del sector agroindustrial. Los ideólogos de esa movida se focalizaron tanto en los números de YPF que ni siquiera vieron que la intervención se llevaba puesto a todas las Pymes regionales elaboradoras de biodiesel.

La segunda muleta consistió en autorizar la importación de gasoil libre de la carga del 41% de impuestos específicos, los cuales, si bien no se pagan al traer el combustible, se trasladan al precio final pagado por los consumidores (lo que maximiza de manera descomunal la renta de las petroleras pero agrava la brutal sangría de divisas que está registrando la economía local).

En tales circunstancias, aunque parezca paradójico, es mucho más conveniente para las petroleras importar gasoil que incrementar el uso interno de biodiesel producido en el país para conservar la cada vez menor reserva local de divisas.

Mientras los responsables de la política económica hacían lo imposible por mejorar los números de YPF –más allá del impacto negativo que tales decisiones tuviesen en otros sectores productivos– en Europa comenzaba a gestarse el bloqueo comercial que se efectivizará de manera definitiva hacia fines de este año.

Luego de la expropiación de YPF las autoridades del gobierno español juraron venganza. Durante el año pasado hicieron varios intentos para devolver el golpe. Pero todos resultaron fallidos. Finalmente este año consiguieron el apoyo del gobierno central europeo para bloquear el ingreso de biodiesel argentino (dando curso a un histórico reclamo de los fabricantes de biodiesel europeos, los cuales, si bien son ultra ineficientes, surgieron a partir de incentivos oficiales comunitarios).

Cuando el misil europeo partió con destino al mercado argentino, los representantes de la industria local de biodiesel advirtieron que había que emprender –con urgencia– una política destinada a maximizar el uso interno del biocombustible. Teníamos la ventaja de tener el diagnóstico por anticipado y podíamos amortiguar el impacto de la enfermedad. Pero nadie los escuchó.

De hecho, en lugar de incrementar el uso interno de biodiesel, el gobierno lo redujo para alinearse con el reclamo de las filiales locales de compañías automotrices internacionales (que son deficitarias seriales de divisas).

La contracara del desastre ocurrido en el biodiesel es el empuje enorme que está registrando la industria local del etanol. La diferencia entre ambas realidades es que en el primer caso hubo muchas personas –con intereses contrapuestos producto de visiones diferentes– metiendo mano en el marco regulatorio del sector, mientras que en el etanol existe un solo actor (la Secretaría de Energía) cumpliendo ese rol.

Si en la Argentina hubiese un equipo económico profesional trabajando de manera coordinada, estaría más que claro que la industria del biodiesel es parte de la solución del problema. Y no un problema más entre todos los problemas que tenemos.

Ezequiel Tambornini

No TweetBacks yet. (Be the first to Tweet this post)

El mes en imágenes

La mayor parte de los productores argentinos de soja no invierte lo necesario para aprovechar el máximo potencial del cultivoComenzó a desinflarse el precio internacional del cuero: igual marroquineros quieren la intervención total de las exportacionesDe Vaca Lechera a Vaca Muerta: el costo de no tener una representación gremial legítima es carísimoEn el arranque del año EE.UU. le sigue pasando el trapo a la Argentina en el mercado chileno de lácteosProyecto oficial propone garantizar una copa de leche diaria para estudiantes y jubilados: consumidores aportarán 30 M/$ mensualesEl NOA está ahora más cerca: en marzo se registró un nuevo récord histórico de volumen transportado por el Belgrano CargasInforme del USDA demoledor para la soja: prevé un abarrotamiento de la oleaginosa en EE.UU. por competencia sudamericanaNuevo escenario político para el agro argentino: en las próximas semanas se viene una fuerte temporada de “premios” para tentar a los productoresEl Senado está a un paso de aprobar un proyecto kirchnerista que puede hacer inviable la producción en 69 millones de hectáreasLas exportaciones argentinas de raigrás alcanzaron un récord histórico: se triplicaron en apenas cuatro añosLa variedad de soja más sembrada en el ciclo 2016/17 tiene diez años de antigüedadSe proyectan más tormentas violentas en el verano: alerta por un otoño con restricciones hídricas y heladas tempranasCRA solicitó a la Comisión de Enlace que aplique un cese de comercialización agropecuario ante la ausencia de respuestas del gobiernoInsólito: ninguna institución representante de los intereses de la cadena de valor cárnica exportadora se manifestó en contra de la duplicación de las retencionesArgentina no da ni para minimercado del mundo: el déficit comercial con China alcanzó un nuevo récord de 6700 M/u$sEl Banco Nación habilitó la posibilidad de refinanciar deudas para empresas afectadas por inundacionesFederación Agraria solicitó al gobierno mendocino que salga a comprar uvas para evitar una crisis terminal en el sector vitivinícolaEl Consejo Agroindustrial Argentino se prepara para la primera reunión de trabajo con el gobierno: “Es indispensable que el productor tenga claros incentivos a producir más”Las exportaciones argentinas de yogures cayeron un 20%Macri: “Esta vez han sido todos los sectores a los cuales les hemos pedido este último esfuerzo temporal de un impuesto que es malísimo y perverso”Bienvenido mercado climático estadounidense: fuerte alzas de precios de los granos gruesos por el ingreso de una ola de calor extremo en el Medio OesteEl domingo regresa el tiempo inestable: habrá algunas tormentas fuertes sobre el norte del NEAUruguay logró independizar su matriz exportadora del factor climático: carne vacuna y celulosa lideran el ranking de generación de divisasAlerta comercial: las grandes industrias lácteas dejaron de tener rentabilidad al tiempo que crecen las pérdidas de las Pymes#ElCampoNoPuedeParar: en marzo la industria cárnica argentina trabajó a pleno para aumentar la oferta de cortes bovinosSe profundiza la crisis láctea: Argentina ya está exportando leche entera en polvo a menos de 2000 u$s/toneladaEl viernes se esperan precipitaciones importantes sobre el sector norte de la zona pampeanaStevia y Yerba Mate: los temas estratégicos que se tratarán en la primera reunión del año de la Comisión de Agricultura de Diputados