Google+
Valor Soja »Actualidad

Con el fallo adverso de la Corte Suprema de EE.UU. la cuenta por pagar se hará más grande: el campo no podrá asumir tal compromiso si sigue trabajando a media máquina

El sector agroindustrial es la principal fuente generadora de divisas.
Con el fallo adverso de la Corte Suprema de EE.UU. la cuenta por pagar se hará más grande: el campo no podrá asumir tal compromiso si sigue trabajando a media máquina

Las divisas aportadas por el campo argentino hacen posible la existencia de la industria automotriz y química (entre muchas otras). Cubren el bache del creciente déficit energético. Permiten que los argentinos viajen al exterior (incluyendo los que fueron a Brasil para alentar a la selección nacional). Y brindan los dólares necesarios para pagar deuda emitida en moneda extranjera.

Con la decisión tomada ayer por la Corte Suprema de EE.UU., la cuenta que debe pagar el sector agroindustrial argentino es ahora mucho más grande. En principio se trata de una suma de 1330 millones de dólares –más intereses– que debe abonar el Estado argentino a un grupo de fondos especulativos. Pero si otros tenedores de bonos argentinos defaulteados se animan ahora a iniciar juicios contra la Argentina, esa cifra puede crecer en los próximos años hasta los 15.000 o incluso 20.000 millones de dólares.

La Argentina no tiene acceso al crédito internacional. No recibe grandes inversiones externas. La única fuente generadora de divisas disponible es la agroindustria. El problema es que muchos de los sectores que podrían estar en estos momentos aportando grandes cantidades de dólares fueron deliberadamente perjudicados por el mismo gobierno que –paradójicamente– hoy los necesita más que nunca.

Ya se perdió la oportunidad de promover una mayor siembra de trigo y cebada (algo que hubiese permitido disponer de una gran masa de dólares a fines del presente año). La lógica política detrás de esa actitud económicamente irracional es que no puede haber perdón para los insubordinados.

Pero esa lógica política –propia de un ejército de ocupación– ya no tiene lógica en un escenario de retirada. A menos, claro, que el objetivo sea dejar tierra arrasada para que el próximo gobierno argentino no tenga ningún margen de acción.

Necesitamos divisas –muchas– más que nunca. Y la única fábrica argentina generadora de dólares está operando hace años a media máquina por restricciones implementadas por el kirchnerismo con excusas tales como “cuidar la mesa de los argentinos” (cuando el único bien que tenían que cuidar para eso era el valor del peso argentino, que en el último año se depreció en un 44% según el IPC San Luis).

El aporte tributario de los derechos de exportación vigentes sobre el maíz, girasol, sorgo, lácteos, carnes y un largo etcétera es insignificante si se lo compara con la capacidad inmediata de generar divisas que tales cadenas de valor tendrían en caso de operar sin restricciones comerciales ni impuestos distorsivos. Lo que sucedió recientemente con el biodiesel es un caso testigo de la fuerza de ese potencial dormido.

Argentina está esperando que un gobierno argentino ponga a funcionar la máquina generadora de divisas presente en el campo. Esperemos que sea cuanto antes.

Ezequiel Tambornini

No TweetBacks yet. (Be the first to Tweet this post)

El mes en imágenes

Siguen sin aparecer perspectivas de precipitaciones en las zonas agrícolas necesitadas de aguaLa primera misión internacional de Blairo Maggi será en China: Brasil quiere seguir incrementando las ventas de carne en la nación asiáticaOtra semana sin precipitaciones ideal para avanzar con la cosecha gruesaUruguay le declara la guerra al abigeato: a partir de 2021 todas las carnicerías deberán ser habilitadas por un organismo nacionalEsta semana el gobierno recaudó casi 50 millones de dólares por retenciones anticipadas de cerealesEl jueves se llueve todo sobre el norte del país: alerta por tormentas intensasEE.UU. se kirchneriza: exportadores agroindustriales aceleran ventas a México porque no pueden “saber qué va a pasar la semana que viene”Un logro histórico: por cada dos kilos de carne de pollo se exporta apenas uno de carne bovinaEl acuerdo UE-Mercosur permitirá a los europeos “mantener un producto fuera del mercado aun en el caso de que el análisis científico no sea concluyente”El girasol confitero argentino registra un precio de exportación promedio de 950 u$s/tonelada: 16% menos que un año atrásEl Covid-19 desnudó la hipertrofia demográfica argentina: un problema que puede ser una oportunidadVuelven a suspender la aplicación de retenciones para las exportaciones de cueros pero con un plazo imposible de aprovechar por los frigoríficosDecime qué se siente: el complejo sojero brasileño es el gran ganador en la actual coyuntura pandémicaSigue cayendo el precio del trigo 2016/17 ante la expectativa de una súper oferta disponible en cosecha: apenas se registraron 180.000 toneladasOrsolini considera razonable que el Banco Nación discrimine a grandes productores sojeros para que realicen las “ventas correspondientes”“Un Tratado de Libre Comercio con China permitirá que el gran ganador sea nuestro sector agroindustrial”Campaña 2018/19: la viabilidad del negocio agrícola se encuentra comprometida en zonas alejadas de los puertos¿En qué consiste el crédito para compra de maquinaria agrícola lanzado por el Banco Nación?Trigo 2013/14: un “cultivo de cobertura” carísimo para campos con alquileres anualesSenasa estableció requisitos para solicitar la ampliación de uso de insecticidas destinados a cultivos “menores”El presidente comunal de Timbúes amenazó con “clausurar” las terminales portuarias: ¿puede realmente hacerlo?La devaluación ya no logra estimular las exportaciones debido a la falta de competitividad sistémica de la economía argentinaEstado presente: con el ensanchamiento de la brecha cambiaria la retención efectiva en soja sube hasta el 55%Relocalización forzosa de utilidades disfrazadas de “inversiones”: el origen de la furia del CEO de AgcoArgentina necesita una revolución de las instituciones para revertir casi un siglo de decadenciaEn 2017 China representó un 52% de las exportaciones uruguayas de carne bovina a un valor promedio de 3782 u$s/toneladaCombo bajista para los granos: el factor financiero comenzó a jugar en contra ante el ingreso inminente de la cosecha gruesa sudamericanaEn la presente campaña Argentina se encamina a lograr un rendimiento de soja récord histórico de 33,5 qq/ha