Google+
Valor Soja »Actualidad, Agricultura

Lanzan un proyecto nacional para intentar poner freno al avance de las malezas resistentes: “Nadie está trabajando con una mirada sistémica”

Un nuevo emprendimiento del Movimiento CREA.
Lanzan un proyecto nacional para intentar poner freno al avance de las malezas resistentes: “Nadie está trabajando con una mirada sistémica”

Las malezas resistentes a glifosato son uno de los principales desafíos que tiene entre la manos la actividad agrícola. Por tal motivo el Movimiento CREA acaba de crear una nueva unidad encargada de buscar soluciones integrales al problema.

“Durante muchos años la agricultura funcionó con simplificaciones de criterios y eso fue generando algunos problemas, entre los cuales se encuentra la aparición de las malezas resistentes a glifosato. Probablemente se trata de la punta del iceberg de otros posibles problemas que vengan en camino en lo que respecta a plagas y enfermedades”, indicó Fernando García Frugoni, coordinador de la región CREA Litoral Sur, quien acaba de ser nombrado Líder del Proyecto Malezas.

“Nadie está trabajando con una mirada sistémica, es decir, considerando cuáles son los impactos, presentes y futuros, de las acciones que tomamos; probablemente desde el Movimiento CREA podamos realizar un aporte en ese sentido”, añadió durante una presentación realizada esta semana en la sede porteña de Aacrea.

El proyecto, según indicó García Frugoni, estará focalizado en coordinar los trabajos realizados sobre el tema en las diferentes regiones CREA de manera tal de evitar la duplicación de esfuerzos, homologar criterios y concentrar toda la información disponible en el marco de una red integrada por referentes zonales.

“Lo ideal es que todo el conocimiento que se vaya generando pueda ser de fácil acceso a través de alguna aplicación que pueda consultarse en el celular para tomar decisiones en medio del campo, ya sea en lo que respecta a identificación de malezas, experiencias, alternativas de control, dosis y demás factores de interés”, apuntó García Frugoni.

El Proyecto Malezas de CREA buscará sinergizar esfuerzos con Aapresid –que este año desarrolló un “mapa de malezas” muy útil– y con investigadores de diferentes ámbitos académicos y científicos que trabajan en el tema. “La búsqueda que vamos a encarar deberá considerar la capacidad de comprender las causas del problema para poder generar soluciones sustentables”, explicó el líder del Proyecto Malezas de CREA.

En la última campaña agrícola muchas empresas registraron un costo de control de malezas de 40 a 80 u$s/hectárea superior al inicialmente presupuestado debido a las dificultades para controlar malezas resistentes. Este año se informaron varios casos en el NOA y Córdoba de campos en alquiler sin interesados por la presencia masiva de malezas problemáticas.

No TweetBacks yet. (Be the first to Tweet this post)

El mes en imágenes

Cheques impagos de SanCor suman ya el equivalente a 85 millones de litros de leche: se frenó el salvataje oficial por reticencia de Atilra a dejar de recibir “aporte extraordinario”Exportadores buscan alternativas creativas para originar maíz antes de un eventual incremento de retencionesLa filial argentina de Saputo decidió liquidar stock de quesos a precios bajísimos: comienza una “guerra de góndolas” en los supermercadosLa industria azucarera tiene mejor lobby que la maicera: logró detener la reducción progresiva del precio del etanol cañeroVicentín aseguró que la “primarización” de la matriz exportadora fue una de las causas de la crisis que derivó en la cesación de pagosLos exportadores comenzaron a ofrecer cobertura de tipo de cambio para intentar incentivar ventas de soja 2014/15Orden público: el concepto jurídico del proyecto de reforma de la Ley de Semillas más resistido por parte de la industria desarrolladora de genéticaAlerta: se vienen nuevas lluvias torrenciales sobre Entre Ríos y el centro de Santa FeEl gobierno flexibilizó requisitos para que más productores de maíz puedan acceder a las compensaciones: definió al cereal como “oleaginosa”Apuestas alcistas en soja realizadas por fondos de inversión agrícolas alcanzan el mayor nivel desde mayo de 2018Alerta climática: el INTA Castelar pronostica en la zona pampeana precipitaciones excesivas en plena época de siembra de granos gruesosCuidado con la papa brasileña: los argentinos siguen sin poder identificar cuál es el origen de sus problemasEn las terminales portuarias santafesinas comenzó un plan de inversiones de 1110 M/u$s para poder procesar el crecimiento previsto de la producción agrícolaChina habilitó formalmente las primeras siete plantas elaboradoras de harina de soja: pero aún falta bastante para concretar el primer embarqueEl domingo regresan las lluvias sobre el NEA y el este de la región pampeanaEl “factor Trump” se metió en el mercado agrícola para ponerle un freno al proceso alcista impulsado por el desastre climáticoGracias al aporte adicional del agro argentino la recaudación nacional apenas cayó un 4% en lo que va del añoBio4 podrá importar tecnología libre de aranceles por 6,2 M/u$s para ampliar la producción de etanolMacri: “La Argentina no ve la presencia de China como una amenaza sino como una oportunidad de desarrollo para los argentinos”Operadores especulativos siguen apostando por una recuperación de los precios de la soja estadounidenseAtención pizzerías: el gobierno refuerza los controles en el circuito comercial de la masa para mozzarellaPoco oportuno: Argentina pierde 2,50 millones de toneladas de soja por restricciones hídricasEl gobierno argentino volvió a ampliar el listado de actividades agroindustriales que pueden solicitar los subsidios laborales para atravesar la emergencia sanitariaTVWS: la tecnología que prometer terminar con el “apagón digital” presente en muchas regiones agropecuariasPiden desregular el servicio de practicaje: representa tres dólares por cada tonelada de grano exportadaEl futuro llegó: en octubre China fue el segundo destino de exportación de carne bovina argentinaFalta cada vez menos para el lanzamiento de la “calculadora sojera”: contiene datos de 5,1 millones de hectáreasTestimonio: cómo el aislamiento obligatorio asesinó a mis padres