Google+
Valor Soja »Actualidad

Convivir con la insustentabilidad: el manejo adaptativo como nuevo paradigma productivo

Congreso Tecnológico CREA
Convivir con la insustentabilidad: el manejo adaptativo como nuevo paradigma productivo

Una visión estática de la naturaleza generó el “principio precautorio” que reclama conocer las consecuencias de nuevas intervenciones agrícolas antes de implementarlas. Ante ese desafío se generaron en el sector productivo metodologías de “buenas prácticas” orientadas a una supuesta sustentabilidad.

“Pero es difícil definir cómo deberían ser esas prácticas a priori. Cambia el ambiente y lo que sabemos de él; cambian las tecnologías y las opciones, y la mejor práctica hoy puede ser mala mañana”.

Así lo indicó hoy Esteban G. Jobbágy, investigador del Grupo de Estudios Ambientales del Instituto de Matemática Aplicada de San Luis (Conicet-UNSL), durante una conferencia ofrecida en el Congreso Tecnológico CREA que se está desarrollando en Mar del Plata, Rosario y Santiago del Estero de manera simultánea.

“Si adoptamos una visión dinámica de la naturaleza y la sociedad y reconocemos la insustentabilidad de las actividades humanas, surge como opción superadora la propuesta del manejo adaptativo, que reclama implementar las nuevas intervenciones agrícolas en forma gradual y experimental, acompañándolas con mecanismos explícitos de monitoreo, análisis, comunicación y debate de sus impactos ambientales”, explicó Jobbágy.

“En esta visión, más que las buenas prácticas de producción, son más útiles las buenas prácticas de aprendizaje y negociación. El manejo adaptativo involucra múltiples escalas. Los efectos del desmonte sobre la materia orgánica del suelo y el stock de carbono, sobre las napas freáticas o las poblaciones de grandes mamíferos nativos, requieren observaciones y observadores distintos y deben en todos los casos y etapas sumar aportes del sistema de ciencia y tecnología”, añadió.

Jobbágy dijo que era improbable anticipar todas las consecuencias hidrológicas que el reemplazo de pasturas y montes por agricultura tendría en nuestras llanuras. Pero hoy, con el “diario del lunes”, las entendemos.

“Hemos generado excesos hídricos sostenidos y, lo que en un principio se atribuyó exclusivamente a las fluctuaciones climáticas, hoy aparece también vinculado a los cambios en el uso del territorio: ascensos freáticos de diez metros en Marcos Juárez (Córdoba) desde los años 70 con lotes que se inundan por primera vez en la historia; napas que salvan la producción en años secos pero que ponen en jaque siembras y cosechas en años más húmedos; sales que aparecen en la superficie cuando menos lo esperamos”, comentó.

“Hay que aprender sobre la marcha. Para eso es necesario integrar a expertos y observadores locales, plantear problemas actuales e hipotéticos y avanzar gradualmente con el cambio reservando zonas de control, además de medir las variables consideradas más sensibles, hacer transparente la información y su interpretación, debatir y negociar”, añadió.

Jobbágy señaló que la agricultura, como todas las actividades humanas de gran escala, es insustentable. “La historia desde la revolución industrial hasta hoy ha mostrado repetidamente que lo único sustentable es el progreso. Aparecen nuevos problemas, generamos nuevas soluciones. Y esas soluciones traen nuevos problemas”, comentó.

“La invención del proceso de reducción artificial de nitrógeno atmosférico, conocido como Haber-Bosch, permite que las industrias realicen el trabajo que antes solo podían hacer las leguminosas. La masificación de ese proceso llevo al uso extensivo de fertilizante nitrogenado en casi todos los continentes (con excepción de África) permitiendo que hoy seamos 7200 millones de humanos mejor alimentados que los 1800 millones de hace 100 años. También permitió que hayamos contaminado aguas y eutroficado lagos y humedales, llegando hasta las zonas muertas del océano que crecen y colapsan pesquerías y acuicultura”, apuntó el investigador.

Jobbágy indicó que la contaminación por sobre-fertilización, que encabeza la lista de preocupaciones en otras grandes regiones productoras, no es prioritaria en la Argentina. Pero sí lo es la pérdida de hábitats naturales y de recursos hídricos.

“Desde lo global un concepto que se ha popularizado para expresar la preocupación por la agricultura y la disponibilidad de agua es la huella hídrica ¿Cuánta agua de lluvia o de riego hemos utilizado para obtener una unidad de producto? Pero el agua no tiene el mismo valor en todas partes ¿Vale lo mismo el agua que permitió producir un litro de leche usando alfalfa regada en Mendoza o maíz picado y pasturas de secano en la Cuenca del Salado? La importación ciega de indicadores envasados como la huella hídrica representa un obstáculo en el abordaje del problema producción-ambiente”, comentó.

“De hecho, en una enorme parte de nuestras llanuras el uso conservador del agua que hace la agricultura nos causa problemas más serios: niveles freáticos más elevados, menor capacidad de albergar excesos de lluvia y, por lo tanto, anegamientos e inundaciones más frecuentes en la región pampeana o ascenso de sales en la región chaqueña son algunos de estos problemas. No necesitamos ahorrar agua de lluvia en estas llanuras: necesitamos usar las lluvias tan exhaustivamente como la hacían las pasturas o los bosques que reemplazamos con cultivos anuales. Y aquí empiezan a surgir varias tensiones: Las inundaciones castigan a los pueblos mucho más que a los lotes agrícolas. Los tambos son el sistema productivo que generan menores excesos, pero uno de los que más caro paga la inundación. Lleva tiempo y esfuerzo entender estos problemas hidrológicos que no conocen fronteras entre disciplinas”, explicó.

Jobbágy señalo que, en lo que respecta a la protección de ecosistemas naturales (aspecto regulado por la “Ley de Bosques” Nº 26.331), es necesario buscar acuerdos en un marco que permita distinguir las situaciones de ganar-ganar, perder-perder, o ganar-perder en cuanto a ambiente y producción.

“La quema de más del 95% de la biomasa desmontada en cordones es un claro ejemplo de perder-perder: deterioramos el suelo y desperdiciamos un recurso valioso. Salir de esa práctica requiere pocas innovaciones y acuerdos”, argumentó el investigador.

“Encontramos un claro ganar-ganar en la intensificación verde: aumento del doble cultivo, uso de cultivos de cobertura, ciclos más largos, aplicados en épocas de excesos o napas elevadas en las llanuras. Bajamos el riesgo de anegamiento y aumentamos la producción”, añadió.

Jobbágy apuntó que las situaciones ganar-perder son los que requieren la mayor calidad de negociación. “Los sistemas que alternan cultivos tardíos de soja y maíz han mostrado enormes virtudes productivas y han permitido afianzar empresas agrícolas sobre ambientes que antes se consideraban hídricamente marginales. Una de las claves de la secuencia es que usa conservadoramente el agua evitando estrés y riesgo productivo. Pero, como contraparte, aumenta el incentivo de desmonte en una gran fracción de los bosques del Chaco y el Espinal que antes tenían poco atractivo agrícola. Y además esa secuencia genera mayor drenaje profundo y ascenso freático, incrementando el riesgo de salinización en las tierras que anteriormente fueron ocupadas por bosque”, explicó.

“El compromiso ambiental del sector agropecuario está listo para ir más allá de la sustentabilidad y enfrentar el desafío del cambio. Podemos esperar a que lleguen las demandas ambientales y afrontarlas una por una con acciones puntuales y efectos de imagen. O podemos liderar el debate territorial de la próxima década ofreciendo lo que mejor sabemos hacer, que es gestionar creativamente las fuerzas de la naturaleza”, concluyó.

No TweetBacks yet. (Be the first to Tweet this post)

El mes en imágenes

Recién el lunes ingresará un frente frío en la zona central del país para terminar con la ola de calorAlertan que se potencia el escenario de un nuevo salto cambiario con aceleración inflacionariaPara cambiar soja por tierra los productores tienen que pagar una retención superior al 50%Uruguayos contentos: gracias a la política agropecuaria argentina son los únicos proveedores sudamericanos de la cuota feedloteraMañana se prevén heladas intensas sobre la mayor parte de las regiones productivasEn lo que va del año el campo aportó una mayor cantidad de recursos: no es suficiente para compensar el drenaje constante de divisasInsólita protesta contra la ineficacia de la emergencia agropecuaria: dirigente de FAA Pergamino renuncia a los beneficios en solidaridad con los productores excluidosEl miércoles el ingreso de un frente frío generará probabilidad de tormentas sobre las zonas inundadas de Buenos AiresAlerta por el ingreso de una masa de aire polar: el miércoles se prevén heladas intensas sobre la región pampeana Cuenta regresiva para implementar un Plan B: en 2014 será inviable exportar biodiesel al mercado europeoEl gobierno presenta en sociedad el proyecto para hacer obligatoria la registración de todas las compras de granos: división en la cadena comercialBuena noticia: los operadores de fondos especulativos se muestran optimistas con respecto a la sojaMatba Rofex cerró el año 2019 con un volumen de operaciones récord de 53 millones de toneladasValor desagregado en origen: el gobierno intervino el precio del etanol elaborado en base a maíz para beneficiar a YPFAlerta: si se quiebra el Mercosur el precio del trigo argentino se derrumbaría ante la desactivación del Arancel Externo ComúnDocumento presentado por Argentina ante Naciones Unidas asegura que promover la rotación con gramíneas es fundamental para reducir emisión de gases de invernaderoTodo suma: el gobierno gestiona la reducción de costos portuarios para mejorar la competitividad de las exportaciones agroindustrialesChina y EE.UU. están a un paso de dar por finalizada la “guerra comercial” que alteró el mercado mundial de sojaScioli quiere aplicar un nuevo impuestazo al agro bonaerense: la medida sólo puede salir con apoyo de la oposición Buena noticia para usuarios de maíz: operadores especulativos refuerzan apuestas bajistas sobre el cerealLa campaña gruesa 2013/14 en riesgo: se vienen varios días sin lluvias en la región pampeanaEl precio de referencia de la siembra neumática de soja es de 1773 $/ha: se licuaron los valores gracias a la devaluaciónChina ya no sólo compra soja: este año comenzó a exportar yuanes a cambio de soberanía territorial Proponen crear un programa de gestión de envases de agroquímicos: cuáles son las responsabilidades de productores y empresasMañana se prevén bajas temperaturas sobre el sudeste bonaerenseMaíz 2015/16: exportadores volvieron a operar en contramargen por la competencia para originar mercaderíaSe derrumba el poder de compra fierrero de la soja: las empresas de maquinaria agrícola se preparan para el peor escenarioLanzan un proyecto nacional para intentar poner freno al avance de las malezas resistentes: “Nadie está trabajando con una mirada sistémica”