Google+
Valor Soja »Actualidad, Agricultura

China ya decidió que las naciones sudamericanas serán sólo proveedoras de materias primas: endeudarse con la nación asiática es un negocio de alto riesgo

El caso argentino comparado con el chileno y brasileño.
China ya decidió que las naciones sudamericanas serán sólo proveedoras de materias primas: endeudarse con la nación asiática es un negocio de alto riesgo

El manual dice que no existe nada mejor que integrarse comercialmente con una nación complementaria. China –por ejemplo– produce muchos de los bienes necesarios para llevar una vida civilizada. Y requiere alimentos para sus 1360 millones de habitantes, que son, justamente, la especialidad de muchas naciones sudamericanas.  Un matrimonio perfecto. Pero no. Los hechos muestran que esa situación ideal está bastante lejos de suceder.

En 2006 Chile firmó un Tratado de Libre Comercio (TLC) con China. Desde entonces el comercio bilateral de Chile con la nación asiática fue superavitario. Los últimos datos oficiales (Direcon) indican que en los primeros nueve meses de 2014 el superávit fue de 3241 millones de dólares.

Pero la mala noticia es que, incluso con un TLC, la mayor parte de las ventas chilenas a China corresponden a commodities: casi el 83% del total exportado en enero-septiembre de 2014 fueron minerales (fundamentalmente cobre). Las colocaciones vino y salmón (dos emblemas del valor agregado) en ese período fueron de apenas 167 millones de dólares.

Chile registra superávit con China no por ser un campeón en las exportaciones –de hecho es un espanto– sino por ser un importador eficiente de bienes finales (a diferencia de la Argentina que, al importar bienes intermedios para ensamblar en el país, termina consumiendo muchas más divisas para producir bienes que terminan siendo escandalosamente caros para el consumidor cautivo).

Brasil registra superávit comercial con China desde el año 2009: los últimos datos oficiales indican que el mismo fue de 3275 millones de dólares en 2014. Sin embargo, al igual que Chile, la mayor parte de las colocaciones brasileñas en la nación asiática corresponden a commodities (el año pasado la soja, el mineral de hierro y el petróleo representaron un 78% de las ventas totales).

La relación comercial de Brasil con China viene produciendo más divisas de las que consume porque sencillamente la nación sudamericana tiene más commodities para ofrecer. Y no porque cuente con una estrategia brillante.

El peor alumno del barrio es la Argentina: viene registrando desde 2008 un déficit comercial creciente con China (en 2014 el mismo fue de 5789 millones de dólares, según datos oficiales del Indec).

El problema de la Argentina –además del modelo ensamblador de piezas importadas– es que cuenta con un solo commodity de interés para los chinos: la soja. Nada más.

Los síntomas son más graves en algunos casos que en otros. Pero la enfermedad es la misma. Los chinos ya decidieron cuál será el rol asignado a Sudamérica: proveedor de materias primas. Ellos mismos se encargarán de elaborar sus propios alimentos para promover la generación de empleo local.

El gobierno argentino, al igual que sus pares sudamericanos, no sólo no encontró aún el camino para integrarse con China de una manera sustentable, sino que además está promoviendo un megaendeudamiento con empresas estatales chinas para construir obras orientadas a eficientizar la extracción y transporte de materias primas hacia la nación asiática.

El propio «Convenio Marco de Cooperación en Materia Económica y de Inversiones con el Gobierno de la República Popular China” –que tiene media sanción por parte del Senado argentino– establece sin rodeos que las inversiones financiadas por compañías chinas estarán destinadas a satisfacer las necesidades de la nación asiática.

Textualmente dice que las inversiones estarán orientadas a “incrementar la capacidad productiva de la industria argentina en sectores de gran potencial de exportación al mercado chino”. No dice una sola palabra sobre los intereses de la próxima generación de argentinos, quienes, después de todo, serán los encargados de pagar los préstamos colosales para financiar obras que el gobierno argentino seguramente anunciará esta semana como un logro indiscutible.

Ezequiel Tambornini

No TweetBacks yet. (Be the first to Tweet this post)

El mes en imágenes

Gestión Vidal: en Buenos Aires la emergencia agropecuaria por sequía expiró antes de comenzar a regirGracias al aporte adicional del agro argentino la recaudación nacional apenas cayó un 4% en lo que va del añoComenzó a regir un ajuste salarial de casi 38% para tractoristas y cosecherosEl gobierno aprovechó la debilidad de las economías regionales para intentar perjudicar a Coninagro: nuevo capítulo del “plan venganza”Transportistas autoconvocados volvieron a movilizarse en los accesos de las terminales portuarias del norte de RosarioMaíz 2015/16: exportadores volvieron a operar en contramargen por la competencia para originar mercaderíaArgentina se consolida como exportador de embolsadoras de granos:  EE.UU., Canadá y Australia son los principales clientesUruguay comenzó el año exportado leche en polvo a Brasil por un volumen 47% superior al enviado por la Argentina gracias a un cupo discriminatorioEl próximo gobierno estará obligado a lograr superávit primario: ¿será vía impuestos o reducción del gasto público?Grave: el BCRA intervino el mercado de crédito privado para reforzar el cepo orientado a evitar la salida de divisasSubió 5% el precio de la leche medido en moneda maíz: poco si se lo compara con el período de subsidios agrícolas forzososEl Servicio Meteorológico advierte que se consolidó la probabilidad de temporales con precipitaciones intensas en la región pampeanaEsta semana el precio de la soja pizarra Rosario registró un descuento de hasta 26 $/tonelada luego de desaparecer durante cinco jornadasArgentina (im) potencia: en Azul y Tandil para hacer un remate es necesario pedirle permiso a piqueteros marxistasSe racionalizó el convenio colectivo de los empleados lácteos: pero la “caja” de Atilra sigue intactaEn octubre Venezuela pagó por la leche en polvo argentina un precio 50% superior al abonado por el resto de las naciones importadorasBalance 2017: los que invirtieron en acciones agroindustriales terminaron perdiendo dineroMala señal: comenzó a caer la cantidad de empleos generados por empresas del sector agropecuarioLos ingresos de divisas generados por la cebada forrajera cayeron 40%: un negocio demasiado dependiente de la demanda musulmanaSalió el FAS teórico de la leche argentina: confirma que el negocio de exportación sigue siendo horribleSe oficializaron las nuevas tarifas referenciales de fletes de granos: representan 45% del valor del maíz para productores de MetánEl Banco Nación lanzó un crédito para Pymes con tasas de interés reales negativasInsólito: el gobierno desestimó la compra de 1200 toneladas de leche en polvo fortificada porque “no se recibieron ofertas válidas”El sector agropecuario también necesita una rebaja del IVA para evitar saldos técnicos irrecuperablesEl gobierno prorrogó la exención impositiva para el biodiesel: rige de manera retroactiva desde el 1 de eneroSanta Fe: a partir del lunes los empresarios agrícolas afectados por inundaciones podrán solicitar la emergencia agropecuariaTamberos uruguayos ya cobran más que los argentinos: en el último año la volatilidad extrema fue más perjudicial que los bajos preciosCiara y UBATec se unen con el propósito de crear biorrefinerías que agreguen valor al complejo oleaginoso argentino