Google+
Valor Soja »Actualidad, Agricultura

Para la dirigencia argentina la exclusión de las negociaciones Mercosur-Unión Europea no es un tema relevante: el costo de la desconfianza en el propio potencial

Qué hay detrás del modelo argentino.
Para la dirigencia argentina la exclusión de las negociaciones Mercosur-Unión Europea no es un tema relevante: el costo de la desconfianza en el propio potencial

Ningún referente del ámbito político, empresario o gremial se quejó por el hecho de que los presidentes de Brasil y Uruguay hayan decidido excluir a la Argentina de la negociación comercial que el Mercosur está llevando a cabo con la Unión Europea (UE-28). Eso implica que no lo consideran un tema relevante.

Los argentinos vivimos de las exportación de commodities. Materias primas que se venden solas. Pero de eso sólo pueden vivir unos pocos. La receta para generar empleo vigente en la actualidad consiste en cerrar la economía y crear un coto de caza privado para fábricas ensambladoras de piezas importadas.

La esperanza, detrás de esa estrategia, es que los ensambladores –ansiosos por participar del desarrollo nacional– terminen promoviendo la creación de proveedores locales. La realidad es bastante diferente.

Los ensambladores, al experimentar alguna dificultad, lo primero que hacen es sacarse gente de encima a través de suspensiones, adelantos de vacaciones, retiros voluntarios o despidos. Es la típica actitud del que sabe que vive de prestado.

El coto de privado de caza además es carísimo. Sería mucho más barato para los consumidores argentinos comprar un automóvil, computadora o celular importado que otro ensamblado en el país (piensen en el costo de traer piezas, distribuirlas, armarlas y redistribuirlas).

Existe otra alternativa para generar empleos que es, justamente, negociar acuerdo comerciales con naciones o regiones complementarias para poder vender y comprar una gran cantidad de bienes y servicios sin restricciones.

Esa apertura económica –en el caso argentino– debería promover el crecimiento de industrias elaboradoras de alimentos en desmedro de las fábricas ensambladoras. Y hacer que tales industrias, cuando estén consolidadas, comiencen a desarrollar proveedores locales de todos los insumos que requieren (como envases, enzimas, aditivos, robótica y programación aplicada a procesos de producción de alimentos).

Los argentinos preferimos seguir viviendo en una mentira. Llamando “industria nacional” a plantas ensambladoras que consumen cantidades excesivas de divisas. Lo hacemos porque no confiamos en nuestras propias capacidades. Vender commodities es fácil. Comercializar alimentos requiere, en cambio, un esfuerzo colaborativo e intelectual permanente para poder competir.

Nuestras corporaciones alimenticias –como Arcor o Molinos– son enanas en el ámbito internacional. Muchas medianas empresas del sector tienen potencial para transformarse en grandes. Pero eso no va a suceder sin el marco adecuado.

Los límites siempre los fijamos nosotros mismos a partir de la confianza que tengamos, valga la redundancia, en nosotros mismos. Si creemos que somos vagos, mediocres y estúpidos, entonces sigamos viviendo de los commodities y mantengamos cerrada la economía para garantizar la supervivencia de las plantas ensambladoras.

El día que creamos que somos trabajadores, capaces y creativos, que logremos tener confianza absoluta en nuestra propia fuerza, seguramente podremos animarnos a dar un paso más. Mientras tanto –gane quién gane las elecciones presidenciales– todo seguirá igual.

Ezequiel Tambornini

No TweetBacks yet. (Be the first to Tweet this post)

El mes en imágenes

La tarifa orientativa para fletes de granos quedó desactualizada: transportistas quieren nuevos valores para marzoChaco Santiagueño: los equipos de pulverizaciones selectivas ahora también se emplean para controlar insectos y fertilizarCuáles son las principales oportunidades comerciales que generó el bloqueo ruso: Argentina va camino a desperdiciarlasSuspendieron recibo de cupos en dos terminales del norte del Gran Rosario ante la detección de casos de Covid-19Aprobaron el evento de maíz tolerante a glifosato con resistencia a lepidópteros y coleópterosBolsonaro en el G20: “Alimentamos a casi 1500 millones de personas y garantizamos la seguridad alimentaria en varios países”La Afip intimó a cuatro exportadores de mezclas no alimenticias que contengan soja a pagar reajustes de retenciones por 2,38 M/u$s#SumandoCabezas: afectados por el default de Vicentín buscan armar un frente común para adelantarse a un eventual APE o concurso preventivoSe complican las tareas de cosecha: en lo que queda de la semana se prevé un zigzag de tormentas sobre las principales regiones productivasApuesta fuerte: Brasil inició el plan para dejar de vacunar contra la aftosa a partir de 2023Empresas podrán deducir de impuestos programas de seguridad laboral por un monto de hasta 600.000 pesosSe viene la vacunación obligatoria contra hidatidosis para pequeños rumiantes: existe un solo proveedorEn lo que va del año el gobierno recaudó más de 150 millones de dólares con el cobro de retenciones anticipadas de maízLos productores que tomaron seguros comerciales de soja durante la época de siembra llevan acumulada una diferencia superior al millón de dólaresLo que faltaba: en el último año el precio de importación del glifosato subió un 45%En los primeros diez meses del año las exportaciones chilenas de salmón superaron en 215% a las colocaciones argentinas de carne vacunaAlerta soja: las cotizaciones de la oleaginosa quebraron la tendencia alcista de largo plazo iniciada en 2006Los transportistas de granos no están solos: contratistas de cosecha gruesa piden un ajuste por inflación del 25%Con una ayudita del gobierno todo es más fácil: volvieron a incrementarse los subsidios agropecuarios en EE.UUOperadores especulativos están mucho más pesimistas con la soja: interrumpieron la liquidación de posiciones en maízUna sola planilla bancaria para que los empresarios agropecuarios puedan ahorrar tiempoCifarelli: “La molinería debería estar pagando no más de 13.000 $/tonelada por el trigo”Buena mala noticia: bajaron las retenciones móviles para economías regionales pero subieron para elaboradores de alimentos para animalesUn impuesto para renovar la flota de la Marina Mercante: principal aliado argentino para evitar que Brasil logre autoabastecerse de trigoPor primera vez en la historia el biodiesel argentino tendrá un derecho de exportación superior al del aceite de soja: una estrategia comercial “doble propósito”Más de sesenta empresas argentinas participarán este año de la SIAL China: ninguna del rubro lácteoLos propietarios de campos en alquiler son los principales ganadores de la megadevaluación argentinaA partir de abril habrá un mayor aporte del campo al llenar un tanque de nafta: el lobby azucarero logró avanzar sobre el etanol maicero