Google+
Valor Soja »Actualidad, Agricultura

Para la dirigencia argentina la exclusión de las negociaciones Mercosur-Unión Europea no es un tema relevante: el costo de la desconfianza en el propio potencial

Qué hay detrás del modelo argentino.
Para la dirigencia argentina la exclusión de las negociaciones Mercosur-Unión Europea no es un tema relevante: el costo de la desconfianza en el propio potencial

Ningún referente del ámbito político, empresario o gremial se quejó por el hecho de que los presidentes de Brasil y Uruguay hayan decidido excluir a la Argentina de la negociación comercial que el Mercosur está llevando a cabo con la Unión Europea (UE-28). Eso implica que no lo consideran un tema relevante.

Los argentinos vivimos de las exportación de commodities. Materias primas que se venden solas. Pero de eso sólo pueden vivir unos pocos. La receta para generar empleo vigente en la actualidad consiste en cerrar la economía y crear un coto de caza privado para fábricas ensambladoras de piezas importadas.

La esperanza, detrás de esa estrategia, es que los ensambladores –ansiosos por participar del desarrollo nacional– terminen promoviendo la creación de proveedores locales. La realidad es bastante diferente.

Los ensambladores, al experimentar alguna dificultad, lo primero que hacen es sacarse gente de encima a través de suspensiones, adelantos de vacaciones, retiros voluntarios o despidos. Es la típica actitud del que sabe que vive de prestado.

El coto de privado de caza además es carísimo. Sería mucho más barato para los consumidores argentinos comprar un automóvil, computadora o celular importado que otro ensamblado en el país (piensen en el costo de traer piezas, distribuirlas, armarlas y redistribuirlas).

Existe otra alternativa para generar empleos que es, justamente, negociar acuerdo comerciales con naciones o regiones complementarias para poder vender y comprar una gran cantidad de bienes y servicios sin restricciones.

Esa apertura económica –en el caso argentino– debería promover el crecimiento de industrias elaboradoras de alimentos en desmedro de las fábricas ensambladoras. Y hacer que tales industrias, cuando estén consolidadas, comiencen a desarrollar proveedores locales de todos los insumos que requieren (como envases, enzimas, aditivos, robótica y programación aplicada a procesos de producción de alimentos).

Los argentinos preferimos seguir viviendo en una mentira. Llamando “industria nacional” a plantas ensambladoras que consumen cantidades excesivas de divisas. Lo hacemos porque no confiamos en nuestras propias capacidades. Vender commodities es fácil. Comercializar alimentos requiere, en cambio, un esfuerzo colaborativo e intelectual permanente para poder competir.

Nuestras corporaciones alimenticias –como Arcor o Molinos– son enanas en el ámbito internacional. Muchas medianas empresas del sector tienen potencial para transformarse en grandes. Pero eso no va a suceder sin el marco adecuado.

Los límites siempre los fijamos nosotros mismos a partir de la confianza que tengamos, valga la redundancia, en nosotros mismos. Si creemos que somos vagos, mediocres y estúpidos, entonces sigamos viviendo de los commodities y mantengamos cerrada la economía para garantizar la supervivencia de las plantas ensambladoras.

El día que creamos que somos trabajadores, capaces y creativos, que logremos tener confianza absoluta en nuestra propia fuerza, seguramente podremos animarnos a dar un paso más. Mientras tanto –gane quién gane las elecciones presidenciales– todo seguirá igual.

Ezequiel Tambornini

No TweetBacks yet. (Be the first to Tweet this post)

El mes en imágenes

Desafío Mercosur: entró en colisión el paradigma de agregado de valor agroindustrial con la estrategia exportadora de las corporaciones chinasContinúa cayendo el precio de exportación del maíz pisingallo: pero aún sigue un 28% más alto que un año atrásComenzó la guerra comercial: China aplicó aranceles adicionales a las importaciones estadounidenses de carne porcina, frutas y vinosTecnópolis “Madre Tierra”: qué puede verse en el sector de la exposición dedicado al campoTobogán bajista: operadores especulativos comenzaron a liquidar posiciones compradas en sojaLa Afip suspendió a otras 55 empresas del Registro de Operadores de GranosHagan sus apuestas: fondos especulativos se juegan a pleno por una seca devastadora para la soja en EE.UU.Destruir el precio del trigo no es condición suficiente para generar mayor valor agregado: en los últimos dos años las ventas argentinas de pastas cayeron 51%El mercado de trigo seguirá intervenido por el gobierno: recién en diciembre se ampliará el plazo de embarque a seis mesesBuena noticia para usuarios de maíz: operadores especulativos refuerzan apuestas bajistas sobre el cerealBingo: siguen varios días de lluvias que ayudarán a recomponer la humedad necesaria par continuar con la siembra gruesaLos operadores de fondos de inversión agrícola siguen apostando contra la soja: no creen que el factor político pueda rescatar a la oleaginosaComenzó a regir el nuevo esquema de tarifas referenciales de fletes de granos con un ajuste interanual del 52,6%El precio de los vientres ya incorpora el “factor político” del próximo cambio de gobierno aunque sólo un candidato garantiza la liberación del cepo ganaderoLa política agropecuaria argentina quedó en manos de un economista vinculado a la industria automotrizAlerta climática: el Servicio Meteorológico advierte que existe alta probabilidad de que continúe la restricción hídrica en La Pampa y sudoeste de Buenos AiresLlegó la hora de hidroponia: Arba posterga hasta junio el cobro las dos primeras cuotas del Inmobiliario Rural en zonas afectadas por desastres climáticosPerú es ahora uno de los principales compradores de biodiesel argentino: pero en esa nación también están evaluando aplicar derechos antidumpingLos arrendamientos agrícolas quedaron segmentados en tres mercados bien diferenciados: ajuste parcial, fragmentación creativa y pauperizaciónEn el primer mes del año la región pampeana transfirió regalías sojeras por 816 M/$ al resto del paísCrece la dependencia brasileña del trigo argentino: las heladas destruyeron el saldo exportable paraguayoSe necesitan dólares: el gobierno reactivó el cobro de retenciones anticipadas de maíz para generar divisas de rápida disponibilidadSe desdobla el mercado de soja: Dreyfus ofrece hasta 20 u$s/tonelada por partidas con altos niveles de proteínaEn lo que va del año las exportaciones argentinas de leche en polvo cayeron 22% por el cepo lácteo de la UcesciLa china Cofco concentra la mayor parte de las exportaciones argentinas de trigo al acaparar 23% de las declaraciones de ventasDesidia: veintiún intendentes de partidos bonaerenses de base ganadera aún no adhirieron al Documento Único de TránsitoArgentina sigue siendo adicta a la soja: casi un tercio de las exportaciones de bienes se originan en el complejo oleaginosoLos competidores avanzan: Australia logró concluir un Tratado de Comercio con China para mejorar la competitividad de sus agroexportaciones