Google+
Valor Soja »Actualidad

Cifras truchas con proyección internacional: Argentina logró destruir la credibilidad de la FAO y la Cepal

Con el Indec no fue suficiente.
Cifras truchas con proyección internacional: Argentina logró destruir la credibilidad de la FAO y la Cepal

Las autoridades de la Oficina de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO por sus siglas en inglés) distinguieron a la Argentina por haber mantenido durante los últimos 25 años el nivel de malnutrición por debajo del 5%.

El informe anual de la FAO sobre seguridad alimentaria en América latina correspondiente a 2015 señala que desde 1990 Argentina mantiene “un índice de subalimentación menor a 5% y, a pesar de la crisis de principios de siglo, este índice se mantuvo siempre en dicha magnitud”.

Es decir: el premio de la FAO, si bien lo recibió Cristina Fernández de Kirchner, le corresponde también a los ex presidentes Carlos Menem, Fernando de la Rúa y Eduardo Duhalde.

Ese mismo informe de la FAO no era tan complaciente con la Argentina apenas dos años atrás. En 2013 el organismo indicaba que en América latina “sólo Argentina y Paraguay han mostrado un estancamiento en los niveles de desnutrición global en menores de 5 años entre el período 1990-96 y 2005-12, mientras que el resto de los países presenta importantes avances”. Y en 2014 la FAO volvió a recordar que en la región “sólo Guyana y Argentina han aumentado su tasa de desnutrición crónica en seis y en un punto porcentual respectivamente”.

En el informe de 2015, en cambio, desaparecieron las menciones con connotaciones negativas sobre la Argentina. Al contrario: se destaca que “la pobreza y la pobreza extrema para el año 2012 alcanzan el 4,3% y 1,7% de la población respectivamente”.

¿Cuál es la fuente de tales cifras? La FAO indica que las tomó de la Cepal. Y la Cepal, a su vez, las recogió del Indec (organismo intervenido por el kirchnerismo desde 2007). El dato es que las cifras correspondientes a 2006 –último año en el cual el Indec era gestionado por profesionales de carrera– muestran que la pobreza en la Argentina era del 24,8%.

Cristina dijo ayer en la sede central de la FAO (Roma) que la Argentina tiene “un índice de pobreza por debajo del 5%”. No incurrió en error alguno porque sólo se remitió a citar a un documento de la FAO elaborado con datos de la Cepal.

El problema no es de Cristina. Ni de los que toman sus palabras para burlarse en las redes sociales. El verdadero problema es de la FAO y la Cepal porque los métodos de ambos organismos quedaron completamente expuestos: ahora todos saben que usan cifras oficiales de los diferentes países sin contrastarlas con ninguna otra fuente.

El kircherismo logró –en una auténtica cruzada internacional– destruir la credibilidad de ambas instituciones. Felicitaciones.

Ezequiel Tambornini

No TweetBacks yet. (Be the first to Tweet this post)

El mes en imágenes

Los empresarios agropecuarios deberán reinscribirse en el sitio del Renatre: trabajadores rurales tendrán que renovar su libreta antes del 31 de agostoRestricción hídrica: industrias aceiteras ampliaron en hasta cuarenta puntos la tolerancia de recibo de grano verde en soja¿Por qué en 2018 se cayó la recaudación del Ipcva si se registró un aumento de la faena bovina?Uruguay líder en gestión de recursos naturales: este año el 93% de la producción energética se originó en fuentes renovablesNo todo lo que brilla es carne: en el mercado chino “se ha perdido el respeto a la palabra dada”Apenas se pudo sembrar un 40% del área prevista de maíz: nadie puede asegurar si el cultivo tendrá revancha en diciembreValor desagregado: la exportación argentina de sembradoras registró el nivel más bajo desde 2006Liberaron nuevas compensaciones para sojeros del norte del país: hasta el momento se liquidó un 5,9% del monto comprometidoLas buenas prácticas agropecuarias tienen premio en Córdoba: qué es necesario saber para participarInsólito: dejaron afuera al sector agropecuario del programa para emprendedores “Fondo Semilla”El Niño no tuvo nada que ver con las inundaciones ocurridas en el norte argentino: habrá que esperar una semana más para que aflojen las lluviasParadoja cambiaria: en el mercado interno de quesos los pesos valen más que los dólaresAfip y Senasa implementarán un corralito contra la evasión en los sectores frutihortícola, molinero y avícolaEstamos en la era de las proteínas: en el último año fue posible ganar casi 30% en dólares con inversiones en corporaciones cárnicasRespirador artificial para la lechería: a partir de enero tamberos comenzarán a cobrar un subsidio de hasta 36.000 pesos mensualesOperadores especulativos comenzaron a recular luego de tomar posiciones ultra-alcistas: las lluvias en EE.UU. siguen hasta el martesEn lo que va del año se registraron exportaciones argentinas de tolvas por apenas 21 equipos: el nivel más bajo desde 2003Adiós Vaca Muerta: se derrumba el precio internacional del petróleo por una decisión estratégica de RusiaPerjudicar la capacidad de compra del agro golpea a la industria: la venta de camionetas sigue en terapia intensivaCabrera: “El verdadero problema de SanCor no es tanto el tambero, sino los empleados”El nivel de proteína de la soja es el más bajo de los últimos dieciséis años: posible nuevo criterio de comercialización para la oleaginosaGestión de napas: el próximo desafío agronómicoBuena noticia: a partir de mañana prevén un corte de precipitaciones en las zonas afectadas por inundacionesBuryaile: “No creo que sea bueno que el concepto de orden público haya desaparecido del nuevo proyecto de reforma de la Ley de Semillas”La Facultad de Agronomía de la UBA lidera el ranking de pérdida de alumnosLa mejor cerveza empieza con el trabajo de los fitomejoradoresEstamos en problemas: el déficit energético consumió todos los dólares generados por las exportaciones de carnes, lácteos y frutasPrevisible: con las primeras lluvias importantes en la región pampeana argentina los fondos salieron a reventar los precios de la soja