Google+
Valor Soja »Actualidad, Agricultura

Terminó el paro agropecuario: pero los problemas siguen

La medida de fuerza generó nulos resultados.
Terminó el paro agropecuario: pero los problemas siguen

Terminó el paro agropecuario. No tiene sentido discutir el nivel de adhesión al mismo. Porque lo único importante es que, lejos de solucionar algo, los problemas presentes en el campo siguen vigentes.

Organizar un cese de comercialización de cinco días consecutivos en un período de crisis de ingresos no es precisamente una idea brillante. Esa protesta al gobierno nacional no le mueve un pelo porque, si necesita dólares, puede generarlos por medio de cobro de retenciones adelantadas (ROEs 180 y 365). Y a muchos productores les complicó aún más la vida en un momento en el que necesitan hacer caja urgente para pagar –entre otros compromisos– sueldos de trabajadores golpeadísimos por la inflación (que es la “retención” que los gobiernos populistas le cobran a los pobres).

Detener camiones para volcar granos sobre la ruta en represalia por no haber adherido al paro, además de constituir un delito contra la propiedad, es una falta moral grave en una nación con un tercio de la población que pasa hambre. Lo peor que puede ocurrir al enfrentar a un grupo de dementes es perder la cordura.

En términos de estrategia política, una cese de comercialización tan extenso contribuye a enfrentar a productores con productores, debilitando así el sentido de la protesta al desviar la atención hacia cuestiones lejanas al problema que se pretende resolver.

¿Cómo lograr entonces terminar con la opresión de un ejército de ocupación dispuesto a ponernos de rodillas para humillarnos a cualquier costo? Esa es la misma pregunta que se hicieron en algún momento de sus vidas Mahatma Gandhi y Nelson Mandela. Ambos terminaron demostrando que la resistencia pacífica es la mejor (y probablemente la única) manera de liberarse de un tirano.

Durante el conflicto agropecuario de 2008 las movilizaciones contra el gobierno fueron multitudinarias porque la mayor parte de los argentinos –trabajasen o no en el campo– comprendieron que meterse con el agro era meterse también con ellos. La clave es que eso se logró más por errores groseros de comunicación del gobierno que por virtudes de la dirigencia agropecuaria.

Los estrategas kirchneristas aprendieron la lección: ya no hablan demás. Y los problemas actuales del agro argentino, que son mucho más graves que los presentes en 2008, ahora quedaron reducidos a una cuestión sectorial. Los dirigentes agropecuarios, en cambio, siguen empleando las mismas herramientas empleadas por entonces para intentar defenderse.

Ezequiel Tambornini

No TweetBacks yet. (Be the first to Tweet this post)

El mes en imágenes

Argentina insólita: uno de cada cuatro dólares generados por la agroindustria se emplearon para financiar viajes al exteriorSin Chávez no es lo mismo: la exportación de tractores argentinos a Venezuela descendió un 55%El Ministerio de Producción excluyó a las Pymes agropecuarias de una línea de crédito súper subsidiada destinada a inversionesEsto no va más: qué vuelva la Junta Nacional de GranosEn el horno por la devaluación: las empresas elaboradoras de biodiesel trabajan con un precio congelado desde septiembre del año pasadoBiodiesel: en octubre las exportaciones declaradas cayeron un 28%Redistribución de remitentes: se desaceleró el proceso de ajuste del precio de la leche por la crisis de SanCorLa campaña comercial de arveja argentina 2016/17 comenzó con exportaciones 32% superioresAcceso a la tierra: la experiencia del Instituto Nacional de Colonización de UruguayLa industria ensambladora de Tierra del Fuego consume un 16% de las agrodivisas para elaborar artículos carísimos: equipar un hogar cuesta 150% más que en ChileSanCor aseguró que “se encuentra trabajando en el desarrollo de diversas líneas de acción para afrontar los desafíos que se le presentan”El mercado argentino de futuros agrícolas seguirá teniendo rueda de piso: comenzará a operar en simultáneo con la plataforma electrónicaEn el último año el precio de la leche medido en moneda maíz subió un 39%: casi le gana a la inflaciónEl precio de exportación del cuero wet blue aumentó un 40% en el último año: crecen las ventas a pesar de la súper barrera arancelariaLa novedad política del año: el campo argentino dejó de estar soloAlerta logística: Urgara lanzó un paro en terminales portuarias para este viernesOperadores especulativos anticipan que lo peor ya pasó: la descapitalización del agro argentino pasó a ser un dato de mercadoSe aprobó en el Senado la prórroga por cuatro años del régimen de promoción de biocombustiblesSe intensifican los “descuentos” en el precio de la soja con el ingreso de la cosecha ante una demanda sobrecompradaLos operadores especulativos redujeron posiciones bajistas pero siguen más pesimistas en maízLas declaraciones de exportaciones argentinas de sorgo 2020/21 ya superaron el millón de toneladas: el 100% tienen precio hechoVentas de marzo: los empresarios trigueros que usaron “tecnología comercial” generaron más de 60 u$s/ha adicionalesEl conflicto aceitero amenaza con hacer estallar la cadena de pagos agrícola: el gobierno igual ya cobró retenciones adelantadas por casi un 70% de los ROE autorizadosEl fin de semana se llueve todo: alerta por tormentas severas en la región pampeanaEn el primer semestre del año el sector apícola perdió 37 M/u$s: combo fatal de retenciones, retraso cambiario y caída de preciosA partir de septiembre podrán conocerse los precios de todas las operaciones de ventas de arrozSigue la fiesta del gasto público: el gobierno decidió que el ajuste deberán pagarlo los trabajadores del sector privadoPaís federal: este año el gobierno nacional cobrará retenciones por 155 M/$ a productores del NOA fundidos