Google+
Valor Soja »Actualidad, Agricultura

Los arrendamientos agrícolas quedaron segmentados en tres mercados bien diferenciados: ajuste parcial, fragmentación creativa y pauperización

Cambios estructurales.
Los arrendamientos agrícolas quedaron segmentados en tres mercados bien diferenciados: ajuste parcial, fragmentación creativa y pauperización

En la zona núcleo pampeana este año los acuerdos de arrendamientos agrícolas registraron en general un ajuste bajista de uno a tres qq/ha de soja (dependiendo de la escala, aptitud del campo, historia productiva y confianza de largo plazo entre las partes) con respecto a los valores negociados el año pasado.

Pero en el resto de la regiones productivas el mercado de campos alquilados cambió mucho. En otras zonas pampeanas –con historiales de rindes agrícolas más erráticos– los acuerdos realizados en los últimos meses no parecen tener un patrón claro: se registraron acuerdos con qq/ha de soja fijos (con bajas considerables con respecto a 2014), una base de qq/ha de soja con adicionales según rindes finales (y en algunos casos según escala de precios a cosecha) y acuerdos a porcentaje (muchos de estos últimos concretados por propietarios de empresas distribuidoras de insumos que ven en tales acuerdos una salida para evitar un derrumbe estrepitoso de la facturación o bien por productores tamberos, feedlots, etcétera, que buscan hacerse de maíz en campos de la zona ante la perspectiva de una caída brutal de área de siembra del cereal)

La constante, en casi todos los casos, es que el valor por abonar de los qq/ha de soja se determinan en función de la cotización del contrato de Soja Mayo 2016 del Matba (metodología que se viene consolidando en las dos últimas campañas agrícolas).

Cuando falta efectivo los plazos de pago se hacen valer en los montos negociados. Un ejemplo. En la zona de influencia de Trenque Lauquen un campo de muy buena aptitud agrícola se negoció en 5,0 qq/ha de soja a pagar en tres cuotas en los meses de junio, julio y agosto de 2015. Pero otro establecimiento de similares condiciones se cerró en 7,5 qq/ha de soja a pagar en cuotas desde septiembre de 2015 hasta abril de 2016, según indicó un artículo publicado en la última edición de la Revista CREA.

Hasta el año pasado los propietarios de campos tenían algo de fuerza para reclamar al arrendatario que sembrara una parte del campo con maíz para cuidar el “patrimonio suelo”. Esa alternativa actualmente sigue siendo viable pero con un ajuste del valor del alquiler enorme (que la mayor parte de los dueños no campos no está dispuesta a convalidar).

Un ejemplo. En la zona cordobesa de Alejandro Roca un campo de 600 hectáreas que hasta el año pasado siempre se arrendaba a cambio de una siembra de maíz que cubría al menos la mitad del área total, este año recibió dos propuestas del arrendatario: 5,0 qq/ha de soja para sembrar 500 hectáreas con soja de primera y las restantes 100 hectáreas con maíz; y 7,0 qq/ha de soja para sembrar las 600 hectáreas solamente con soja (no es difícil adivinar cuál es la opción que eligió el dueño del campo).

En las zonas extra-pampeanas, donde la oferta de campos supera ampliamente a la demanda, la situación del mercado de arrendamientos agrícolas es completamente diferente a la presente en la zona pampeana.

En el mejor de los casos los propietarios consiguen 1,0 a 3,0 qq/ha de soja –según la aptitud e historia del establecimiento– con algún adelanto a cuenta que les permita pagar el Impuesto Inmobiliario Rural. Una práctica usual es determinar un porcentaje –que para el propietario puede ubicarse del 30% al 50% según el caso– sobre el eventual excedente del rinde de indiferencia. En muchos contratos se determina además que el rinde de indiferencia del cultivo en cuestión se calculará antes del ingreso de la cosechadora al lote (y no antes para evitar quedar descalzado con un algún costo en un contexto de alta inflación e inestabilidad cambiaria).

Un factor clave en una campaña agrícola marcada por el fenómeno de “El Niño” es la inclusión de una cláusula climática en los acuerdos de alquiler, como puede ser la siguiente: “En caso de que, debido a una situación climática extrema, no pueda sembrarse el cultivo de … previsto en los lotes … antes de la fecha…, las partes de mutuo acuerdo establecerán las hectáreas reales que se destinan al uso efectivo por parte del arrendatario y que se tomarán en cuenta a los efectos del pago del precio estipulado”.

También es factible incorporar la posibilidad de que, pasada la fecha establecida en el contrato, las partes puedan redefinir un nuevo acuerdo en caso de que eventualmente los sectores anegados o inundados del campo puedan sembrarse en una fecha posterior (la metodología para determinar tal redefinición pueda quedar abierta o bien especificada en el contrato).

No TweetBacks yet. (Be the first to Tweet this post)

El mes en imágenes

El gobierno nacional implementó un programa para subsidiar por dos años salarios de trabajadores por contratar o regularizarGracias a las retenciones el maíz equipara en competitividad a la soja: igual ambos cultivos son inviables con los precios actualesEn la Argentina ya se necesitan tres “dólares soja” para comprar un dólar auténticoSe perdieron hasta el momento 200.000 toneladas de trigo por el impacto de las bajas temperaturasCórdoba: un productor porcino integrado es el nuevo intendente de Jesús María“La faena de hembras puede aumentar en la actualidad sin que eso comprometa de manera crítica a la fábrica ganadera”COTO se prepara para liderar el ranking de faena bovina argentina ante la decisión del grupo brasileño Minerva de mantener cuatro frigoríficos inactivosLa intervención del Mercado de Liniers comenzó a reflejarse en los precios negociados Sobreprecios de exportaciones argentinas de pollos a Venezuela representan más de 65 millones de dólaresAlerta tributaria: pedidos de información realizados por la Afip no contestados a tiempo podrían derivar en una recategorización en el SISACrece la matriz bioenergética: apareció un nuevo jugador en la producción de etanol en base a maízEl Servicio Meteorológico proyecta una primavera con condiciones de humedad óptimas para la siembra de granos gruesosLlegó el frío: habrá heladas sobre el sur de la región pampeanaLa Afip reconoce que se mandó una macana con el sobreajuste brutal aplicado a los pagos a cuenta de IVA que deben liquidarse para habilitar faenasEl grupo Navilli solicitó al BID un préstamo de 85 M/u$s para expandir las operaciones de Molino Cañuelas y Cagsa Hasta fines de enero no se prevé la aparición de lluvias importantes sobre la región pampeanaArgentinada: el precio de la harina ya comenzó a registrar por anticipado la eliminación de retenciones al trigoEn lo que queda de la semana se esperan lluvias significativas sobre algunas de las regiones necesitadas de aguaEl valor de los commodities registró el nivel más bajo desde 2002: capitales especulativos se posicionan frente a un cambio del mercado monetarioEstado ausente: siguen sin aparecer soluciones para el tramo destruido de la ruta nacional 9 a pocas semanas del ingreso de la cosecha gruesa a RosarioParaguay le pasó el trapo a la Argentina en el mercado chileno de carne bovina: en 2015 intentará superar a BrasilSe largo la cuenta regresiva: Argentina enfrenta este año un escenario potencial de desabastecimiento de trigoInversores especulativos aprietan el acelerador para seguir incrementando apuestas alcistas en granos gruesosSe necesitan dólares: el gobierno habilitará un cupo de exportación adicional de maíz 2011/12CEO de Granja Tres Arroyos: “Nos ahorramos 18 millones de dólares por año por las retenciones a la soja”No se prevén precipitaciones significativas en la región pampeana: los mayores aportes se concentrarán en el NOASe cubrió la totalidad del cupo de exportación de maíz: a partir de ahora la retención efectiva del cereal será del 33% en el mejor de los casosLa avícola Fadel y Vacalín podrán importar tecnología libre de aranceles por 2,0 millones de dólares