Google+
Valor Soja »Actualidad, Agricultura

Los arrendamientos agrícolas quedaron segmentados en tres mercados bien diferenciados: ajuste parcial, fragmentación creativa y pauperización

Cambios estructurales.
Los arrendamientos agrícolas quedaron segmentados en tres mercados bien diferenciados: ajuste parcial, fragmentación creativa y pauperización

En la zona núcleo pampeana este año los acuerdos de arrendamientos agrícolas registraron en general un ajuste bajista de uno a tres qq/ha de soja (dependiendo de la escala, aptitud del campo, historia productiva y confianza de largo plazo entre las partes) con respecto a los valores negociados el año pasado.

Pero en el resto de la regiones productivas el mercado de campos alquilados cambió mucho. En otras zonas pampeanas –con historiales de rindes agrícolas más erráticos– los acuerdos realizados en los últimos meses no parecen tener un patrón claro: se registraron acuerdos con qq/ha de soja fijos (con bajas considerables con respecto a 2014), una base de qq/ha de soja con adicionales según rindes finales (y en algunos casos según escala de precios a cosecha) y acuerdos a porcentaje (muchos de estos últimos concretados por propietarios de empresas distribuidoras de insumos que ven en tales acuerdos una salida para evitar un derrumbe estrepitoso de la facturación o bien por productores tamberos, feedlots, etcétera, que buscan hacerse de maíz en campos de la zona ante la perspectiva de una caída brutal de área de siembra del cereal)

La constante, en casi todos los casos, es que el valor por abonar de los qq/ha de soja se determinan en función de la cotización del contrato de Soja Mayo 2016 del Matba (metodología que se viene consolidando en las dos últimas campañas agrícolas).

Cuando falta efectivo los plazos de pago se hacen valer en los montos negociados. Un ejemplo. En la zona de influencia de Trenque Lauquen un campo de muy buena aptitud agrícola se negoció en 5,0 qq/ha de soja a pagar en tres cuotas en los meses de junio, julio y agosto de 2015. Pero otro establecimiento de similares condiciones se cerró en 7,5 qq/ha de soja a pagar en cuotas desde septiembre de 2015 hasta abril de 2016, según indicó un artículo publicado en la última edición de la Revista CREA.

Hasta el año pasado los propietarios de campos tenían algo de fuerza para reclamar al arrendatario que sembrara una parte del campo con maíz para cuidar el “patrimonio suelo”. Esa alternativa actualmente sigue siendo viable pero con un ajuste del valor del alquiler enorme (que la mayor parte de los dueños no campos no está dispuesta a convalidar).

Un ejemplo. En la zona cordobesa de Alejandro Roca un campo de 600 hectáreas que hasta el año pasado siempre se arrendaba a cambio de una siembra de maíz que cubría al menos la mitad del área total, este año recibió dos propuestas del arrendatario: 5,0 qq/ha de soja para sembrar 500 hectáreas con soja de primera y las restantes 100 hectáreas con maíz; y 7,0 qq/ha de soja para sembrar las 600 hectáreas solamente con soja (no es difícil adivinar cuál es la opción que eligió el dueño del campo).

En las zonas extra-pampeanas, donde la oferta de campos supera ampliamente a la demanda, la situación del mercado de arrendamientos agrícolas es completamente diferente a la presente en la zona pampeana.

En el mejor de los casos los propietarios consiguen 1,0 a 3,0 qq/ha de soja –según la aptitud e historia del establecimiento– con algún adelanto a cuenta que les permita pagar el Impuesto Inmobiliario Rural. Una práctica usual es determinar un porcentaje –que para el propietario puede ubicarse del 30% al 50% según el caso– sobre el eventual excedente del rinde de indiferencia. En muchos contratos se determina además que el rinde de indiferencia del cultivo en cuestión se calculará antes del ingreso de la cosechadora al lote (y no antes para evitar quedar descalzado con un algún costo en un contexto de alta inflación e inestabilidad cambiaria).

Un factor clave en una campaña agrícola marcada por el fenómeno de “El Niño” es la inclusión de una cláusula climática en los acuerdos de alquiler, como puede ser la siguiente: “En caso de que, debido a una situación climática extrema, no pueda sembrarse el cultivo de … previsto en los lotes … antes de la fecha…, las partes de mutuo acuerdo establecerán las hectáreas reales que se destinan al uso efectivo por parte del arrendatario y que se tomarán en cuenta a los efectos del pago del precio estipulado”.

También es factible incorporar la posibilidad de que, pasada la fecha establecida en el contrato, las partes puedan redefinir un nuevo acuerdo en caso de que eventualmente los sectores anegados o inundados del campo puedan sembrarse en una fecha posterior (la metodología para determinar tal redefinición pueda quedar abierta o bien especificada en el contrato).

No TweetBacks yet. (Be the first to Tweet this post)

El mes en imágenes

Otro factor bajista para el maíz: China rechaza el ingreso de un embarque con un evento no aprobado de SyngentaLa mejor zona para producir soja en el ciclo 2016/17 fue Chaco Santiagueño: prometen solucionar el problema del fleteYa se cubrió un 75% del saldo exportable de maíz 2015/16: Cofco y Cargill concentran más de un 30% de las comprasVenció el plazo para presentar descargos contra el impuestazo encubierto del Inmobiliario Rural instrumentado por VidalSe vienen varios días óptimos para avanzar con la cosecha gruesa en a región pampeanaCombo de desincentivos: más retenciones al biodiesel con menores precios a las Pymes elaboradoras del biocombustibleEn 2019 la cantidad de nuevos cultivares de soja registrados fue la segunda más baja de la última décadaLa mejor manera de pagar menos retenciones en trigo es segregar mercadería: algunas partidas de buena calidad hasta reciben reintegros Fondos liquidaron todas las apuestas bajistas en granos gruesos: una movida china amenaza con desplomar los precios del maízDesapareció el precio de la soja pizarra Rosario: el disponible se trasladó a los mercados a términoAlivio: se desbloquean las exportaciones argentinas de especialidades agrícolas con el nuevo plazo máximo de 180 días para liquidar divisasFondos especulativos reducen fuerte posiciones en soja: el maíz se salvó por una cuestión técnicaRanking de voracidad fiscal: Buenos Aires es la provincia pampeana que aplica los mayores impuestos a los empresarios que producen en campos alquiladosPeor que chorro es ser choto: qué inversiones agropecuarias se pueden llevar a cabo con nueve millones de dólaresChina comenzó otra vez a imponer “retenciones” a la soja estadounidense a modo de represalia contra la política proteccionista de TrumpSalió la segunda tanda de créditos fiscales para capacitación de personal: dos empresas agroindustriales figuran en los diez primeros puestos del rankingLos números favorables del negocio agroindustrial permitieron amortiguar las pérdidas brutales que registró YPF a causa del aislamiento obligatorioArgentina sueña con morderle un poco del negocio a Brasil: en 2017 logró colocar casi 1800 toneladas de carne porcina en RusiaEmpresas podrán deducir de impuestos programas de seguridad laboral por un monto de hasta 600.000 pesosEl presidente del Mercado de Liniers aseguró que los llamados del gobierno no son intimidatorios: “Simplemente nos piden que tengamos cuidado”Exportación chilena de vinos supera en un 88% a la argentina: ahora van por la colonización del mercado chino con preferencias arancelariasAtención productores ganaderos: ahora es posible conocer a qué precios están vendiendo sus vecinosYuyo acogotado: el “dólar soja” ya cotiza un 60% por debajo del Contado con LiquidaciónOficializaron el programa de compensación de precios internos del biodiesel con ocho meses de retrasoCiara y UBATec se unen con el propósito de crear biorrefinerías que agreguen valor al complejo oleaginoso argentinoSe acaba el cupo de exportación de trigo 2012/13: comenzaron a pincharse los precios Este viernes se prevén precipitaciones de hasta 50 milímetros en el norte de La Pampa, San Luis y CórdobaPosible Puerta 12 para el garbanzo: en 2012/13 se duplicará el área sembrada en la Argentina