Google+
Valor Soja »Actualidad, Agricultura

Dejen que Buryaile haga su trabajo: el desafío de generar una industria semillera viable recién empieza

Qué hay detrás del “caso Monsanto”.
Dejen que Buryaile haga su trabajo: el desafío de generar una industria semillera viable recién empieza

Ricardo Buryaile es un producto del año 2008. Llegó a ser diputado nacional y ministro de Agroindustria al integrar un movimiento de resistencia contra una política (“retenciones móviles”) que pretendía transformar a la mayor parte de los productores argentinos en siervos de la gleba modernos.

Los que pusieron (o expusieron) su nombre, familia y empresas en el conflicto agropecuario de 2008 se enfrentaron a un aparato de destrucción masiva con recursos prácticamente ilimitados para triturarlos de diferentes maneras posibles. Salió bien. Pero podría haber salido muy mal.

Por eso, sorprenderse del hecho de que Buryaile haya dado de baja un sistema de “retención privada” implementado de facto por una empresa, implica haber aterrizado ayer en territorio argentino desde un globo aerostático.

Es la primera vez en mucho tiempo que la presencia del Estado se hace valer en el ámbito semillero. No estuvo –por ejemplo– cuando se introdujo de manera masiva el gen de tolerancia a glifosato en híbridos de maíz (algo que terminó generando un mayor sobrecosto por aplicación de herbicidas que beneficios en muchas regiones productivas). Tampoco se lo vio muy activo analizando los riesgos biológicos de la introducción generalizada del gen de resistencia a insectos en soja sembrada en la zona pampeana.

Algunos mercenarios mediáticos dirán que la decisión de Buryaile es un atropello contra la propiedad privada, la inversión, el desarrollo productivo, EE.UU., Obama y civilización occidental. Pero lo importante es comprender el síntoma que está reflejando el “caso Monsanto”, que no es otro que un intento –probablemente demencial– de crear un marco en el cual sea posible ganar dinero con las inversiones realizadas en desarrollos tanto de germoplasmas como biotecnológicos.

Las reglas de juego vigentes a partir de las cuales los desarrolladores de genética en autógamas (como trigo y soja) pueden recuperar su inversión fueron creadas en 1973 (Ley Nº 20.247). Por entonces se sembraban (ciclo 1973/14) apenas 376.700 hectáreas de soja con un rinde promedio de 14,4 qq/ha. Y faltaban más de dos décadas para la introducción del primer evento biotecnológico (soja RR1).

Para poder algún día tener un sistema de tipificación de trigo como el vigente en EE.UU. y Australia –es decir: para poder competir en ligas mayores del cereal– se necesita una industria semillera rentable. También para comenzar a solucionar el default proteico en soja. Y para que haya muchas más compañías made in Argentina como Klein, Buck o Bioceres.

Buryaile y equipo tienen ahora la oportunidad de elaborar el anteproyecto de una nueva ley de cultivares y eventos agrobiotecnológicos que asegure la viabilidad económica de las empresas semilleras al tiempo de promover la competencia entre ellas.

Los uruguayos –gente práctica y civilizada– crearon, al permitir deducir de Ganancias el monto abonado por semilla original multiplicado por 1.5, un sistema para promover el uso constante de nuevos cultivares sin alterar el derecho del agricultor al “uso propio”. Saben que esa inversión hecha en el sector regresa al Estado por medio de otros impuestos.

No va a ser fácil implementar un nuevo marco regulatorio en una nación gobernada por un grupo de economistas que piensa que “al campo ya le dimos demasiado” o con dirigentes gremiales que se pasan la vida protestando por los descuentos de precios que aplican los compradores, pero que, cuando se habla de pagarle la inversión al semillero, miran para otro lado. No va a ser fácil. Pero qué lindo desafío.

Ezequiel Tambornini

No TweetBacks yet. (Be the first to Tweet this post)

El mes en imágenes

Carrera contra la inflación: competitividad cambiaria del sector exportador argentino está en un nivel similar al de febrero de 2014El precio del fosfato monoamónico sigue barato en valor sojaEl gobierno decidió que la industria del etanol maicero seguirá subsidiando al sector petrolero: pero ahora con un aporte mayor al instrumentado por el kirchnerismoBiodiesel: el gobierno nacional excluyó a las fábricas integradas santafesinas del cupo obligatorio de corte con gasoilSeñores gobernadores: que no falte la presencia de un sojero en cada acto de inauguración de obra pública para agradecer el aporte recibidoSe acabó la era de los commodities: la recaudación por retenciones es tan baja que ni siquiera supera a los ingresos generados por el impuesto al chequeLas buenas prácticas agropecuarias tienen premio en Córdoba: qué es necesario saber para participarEmpresas privadas con capital estatal: una provincia argentina implementó el modelo chino de desarrollo económicoHagan sus aportes: ya está abierta la consulta pública sobre el documento a partir del cual se elaborará un proyecto de aplicaciones de agroquímicosLos exportadores están sobrecomprados en maíz 2016/17: esperan el ingreso de la cosecha temprana sentados arriba de una montaña de granosEl campo en todas las escuelas: proponen incluir las buenas prácticas agrícolas en los contenidos educativos obligatorios para generar concienciaDiseño de estrategias exitosas en maíz 2020/21El “plan transparencia” dejó (más) en evidencia que los argentinos son consumidores cautivos de pseudoempresarios con renta extraordinaria cuidada por el EstadoCreció casi un 20% la exportación de girasol confitero con mayor colocación de partidas de calidad superiorUna cuestión para extremar recaudos: tratamiento de los pagos de facturas emitidas en moneda extranjeraComenzó a regir un ajuste salarial del 35% para tractoristas y cosecheros retroactivo al mes de octubreEn los últimos cuatro años las exportaciones argentinas de agropiro aumentaron diecisiete vecesSur bonaerense: el cierre de las exportaciones de trigo perjudica a los productores más eficientes del cerealClarifican la metodología de liquidación de retenciones en soja para destrabar la registración de exportacionesAmigos son los amigos: el gobierno de Santa Fe propone bajar el precio pagado a los tamberos por medio del uso de “cheques de pago diferido que puedan ser descontados”Crecieron las exportaciones argentinas de sembradoras gracias al esfuerzo de una empresa santafesina por posicionarse en el mercado rusoConsumidores pauperizados: la inflación de la canasta cárnica vacuna ya está once puntos por debajo del promedio general de los alimentosEl apetito de proteínas cárnicas de China parece no tener fin: Bolivia concretó su primera exportación de carne bovina a la nación asiáticaPrueba de fuego: en Pergamino este año la soja tolerante a sequía de Bioceres rindió 26% más que el testigoUruguay ya declaró la emergencia agropecuaria: distribuirán 180 kilos de pellet de cáscara de soja por cabeza a productores afectadosArgentina insólita: el BCRA frena pagos por importaciones mientras se bloquea el ingreso de 1100 M/u$s con cepo trigueroLos productos de las economías regionales y la carne bovina son los más comprometidos por la devaluación brasileñaPauperización comercial: las menudencias representan un 60% de las exportaciones cárnicas bovinas argentinas