Google+
Valor Soja »Actualidad, Agricultura

Dejen que Buryaile haga su trabajo: el desafío de generar una industria semillera viable recién empieza

Qué hay detrás del “caso Monsanto”.
Dejen que Buryaile haga su trabajo: el desafío de generar una industria semillera viable recién empieza

Ricardo Buryaile es un producto del año 2008. Llegó a ser diputado nacional y ministro de Agroindustria al integrar un movimiento de resistencia contra una política (“retenciones móviles”) que pretendía transformar a la mayor parte de los productores argentinos en siervos de la gleba modernos.

Los que pusieron (o expusieron) su nombre, familia y empresas en el conflicto agropecuario de 2008 se enfrentaron a un aparato de destrucción masiva con recursos prácticamente ilimitados para triturarlos de diferentes maneras posibles. Salió bien. Pero podría haber salido muy mal.

Por eso, sorprenderse del hecho de que Buryaile haya dado de baja un sistema de “retención privada” implementado de facto por una empresa, implica haber aterrizado ayer en territorio argentino desde un globo aerostático.

Es la primera vez en mucho tiempo que la presencia del Estado se hace valer en el ámbito semillero. No estuvo –por ejemplo– cuando se introdujo de manera masiva el gen de tolerancia a glifosato en híbridos de maíz (algo que terminó generando un mayor sobrecosto por aplicación de herbicidas que beneficios en muchas regiones productivas). Tampoco se lo vio muy activo analizando los riesgos biológicos de la introducción generalizada del gen de resistencia a insectos en soja sembrada en la zona pampeana.

Algunos mercenarios mediáticos dirán que la decisión de Buryaile es un atropello contra la propiedad privada, la inversión, el desarrollo productivo, EE.UU., Obama y civilización occidental. Pero lo importante es comprender el síntoma que está reflejando el “caso Monsanto”, que no es otro que un intento –probablemente demencial– de crear un marco en el cual sea posible ganar dinero con las inversiones realizadas en desarrollos tanto de germoplasmas como biotecnológicos.

Las reglas de juego vigentes a partir de las cuales los desarrolladores de genética en autógamas (como trigo y soja) pueden recuperar su inversión fueron creadas en 1973 (Ley Nº 20.247). Por entonces se sembraban (ciclo 1973/14) apenas 376.700 hectáreas de soja con un rinde promedio de 14,4 qq/ha. Y faltaban más de dos décadas para la introducción del primer evento biotecnológico (soja RR1).

Para poder algún día tener un sistema de tipificación de trigo como el vigente en EE.UU. y Australia –es decir: para poder competir en ligas mayores del cereal– se necesita una industria semillera rentable. También para comenzar a solucionar el default proteico en soja. Y para que haya muchas más compañías made in Argentina como Klein, Buck o Bioceres.

Buryaile y equipo tienen ahora la oportunidad de elaborar el anteproyecto de una nueva ley de cultivares y eventos agrobiotecnológicos que asegure la viabilidad económica de las empresas semilleras al tiempo de promover la competencia entre ellas.

Los uruguayos –gente práctica y civilizada– crearon, al permitir deducir de Ganancias el monto abonado por semilla original multiplicado por 1.5, un sistema para promover el uso constante de nuevos cultivares sin alterar el derecho del agricultor al “uso propio”. Saben que esa inversión hecha en el sector regresa al Estado por medio de otros impuestos.

No va a ser fácil implementar un nuevo marco regulatorio en una nación gobernada por un grupo de economistas que piensa que “al campo ya le dimos demasiado” o con dirigentes gremiales que se pasan la vida protestando por los descuentos de precios que aplican los compradores, pero que, cuando se habla de pagarle la inversión al semillero, miran para otro lado. No va a ser fácil. Pero qué lindo desafío.

Ezequiel Tambornini

No TweetBacks yet. (Be the first to Tweet this post)

El mes en imágenes

Creció el número de productores que hacen refugios en maíz: pero la mayor parte sigue usando la tecnología de manera irresponsableDaños colaterales de la crisis agrícola: cada vez menos adolescentes quieren estudiar agronomíaEsta semana vuelven las lluvias sobre la región central del paísEl ingreso de la cosecha argentina de garbanzo se presenta en el peor momento: los precios internacionales son los más bajos de los últimos tres añosLa inflación de la canasta cárnica vacuna está ocho puntos por debajo del promedio general de los alimentosUruguay está cerca de poder acceder al mercado japonés de carne: “Hoy existe una generación que por primera vez gasta más en alimento que en ropa”Alerta: el domingo ingresará una masa de aire frío que podría generar heladas en el sur de la región pampeanaPremian un proyecto para generar electricidad a partir de un elemento contaminante producido por ingenios azucarerosAlerta comercial por una situación anómala registrada en una corredora de granos rosarinaCórdoba: Cambiemos obtuvo una amplia mayoría en las principales regiones agropecuariasEl fin de semana vuelven las tormentas sobre la región pampeanaAtención autoridades municipales: ya está disponible el documento sobre recomendaciones normativas para aplicaciones de agroquímicosRecién el martes regresarían las precipitaciones en la región pampeana: seguirá el tiempo inestable en el NEAMarchetti de Cigra: en la comercialización agrícola “la disciplina siempre vence a la inteligencia”En el ciclo 2018/19 el gobierno brasileño destinará más de 50.000 millones de dólares para financiar al agro: bajaron la tasa para capital de trabajo al 7,0% anualEl peor momento para cambiar soja por departamentos: el valor del poroto medido en ladrillos cayó casi 50% en los últimos seis añosLa agricultura se transformó en una actividad de alto riesgo climático: alternativas para compartir contingencias en campos arrendadosEl proyecto oficialista de reforma de la Ley de Semillas establece la posibilidad de cobrar regalías por el uso propio sin ninguna restricción temporalSe espera que en marzo comience a funcionar el sistema Bolsatech: única alternativa (por el momento) para zafar de la “cláusula Monsanto”Ciara-CEC: “La participación del Estado nacional en el sector no es necesaria ni conveniente”Faltan dólares pero no importa: Argentina regalará el mercado brasileño de trigo a EE.UU. por otro año másEn el comienzo del año el ingreso de agrodivisas cayó casi un 30%: ningún otro sector puede reemplazar el aporte del campoMissouri prohibió el uso de dicamba durante el período de siembra de soja 2018 para “resguardar a la agricultura”Cosa de locos: se triplicó la exportación argentina de petróleo luego de eliminar las retencionesLa extracción de recursos al agro argentino alcanzó un récord histórico: la política K promueve más concentración con menos pequeños productoresCómo hizo Ovoprot para quedarse con Cresta Roja: una empresa que aprovechó todas las oportunidades disponibles para darle valor agregado al maízLa hamburguesa Paty argentina está un 35% más cara que la uruguayaSe acabó la era de los commodities: las compañías cárnicas fueron una de las mejores alternativas de inversión en el último año