Google+
Valor Soja »Ganadería

Colonización moderna: corporación china compra una tradicional empresa ganadera australiana que ocupa un área equivalente a la de San Luis

S.Kidman & Co fundada en 1899.
Colonización moderna: corporación china compra una tradicional empresa ganadera australiana que ocupa un área equivalente a la de San Luis

Hace tiempo que la clase dirigente china –tanto política como corporativa– decidió que la nación asiática, lejos de ser solamente una importadora de proteínas animales, controlará buena parte de la cadena de valor.

Un consorcio liderado por una filial de la compañía china Shanghai Pengxin Group anunció que adquirió el 80% de la empresa ganadera australiana S.Kidman & Co por un valor equivalente a 288 millones de dólares estadounidense.

Para los australianos la noticia es un golpe al orgullo nacional: S.Kidman & Co es una empresa tradicional, fundada en 1899, que cuenta con decenas de miles de cabezas de hacienda bovina en diferentes estancias que, en conjunto, suman un área total de 77.000 metros cuadrados (¡una superficie equivalente a la de la provincia argentina de San Luis!). La operación, para poder efectivizarse, deberá ser aprobada por una agencia australiana (Foreign Investment Review Board).

En noviembre del año pasado el gobierno australiano había logrado bloquear un intento de compra de S.Kidman & Co por parte del grupo Shanghai Pengxin al indicar que una de las estancias más grandes –Anna Creek con 23.677 kilómetros cuadrados– se encontraba cerca de un campo de pruebas militares y que, por lo tanto, estaba comprometida la seguridad nacional.

Entonces la estancia Anna Creek fue separada del paquete de venta para ser vendida de manera individual al grupo agropecuario australiano Williams Cattle Company. Y los representantes de Shanghai Pengxin crearon un consorcio en el cual integraron con un 20% a una empresa local (Australian Rural Capital Ltd) para que la operación de venta sea más digerible para los canguros.

El año pasado las autoridades del gobierno central australiano lanzaron un plan para promover inversiones en las regiones agropecuarias del norte del país provenientes de EE.UU., Brasil y la Argentina. El objetivo de esa movida es restringir el proceso de colonización territorial instrumentado por corporaciones chinas (muchas de las cuales son parte de conglomerados estatales).

A comienzos del presente mes de abril la firma Black Bamboo Enterprises SA, filial argentina del grupo chino Heilongjiang Foresun Agriculture Group, compró a la brasileña Marfrig por 75 millones de dólares los frigoríficos argentinos de Hughes (Santa Fe), Vivoratá, (Buenos Aires) y Estancias del Sur (Córdoba), además de un feedlot localizado en Monte Ralo (la única fábrica que actualmente está activa es la de Hughes).

 

 

No TweetBacks yet. (Be the first to Tweet this post)

El mes en imágenes

El gobierno aprovechó la debilidad de las economías regionales para intentar perjudicar a Coninagro: nuevo capítulo del “plan venganza”Comenzó a operar la Dirección Nacional de la Seguridad Rural en Uruguay para combatir a la “industria organizada” del abigeatoGolpe bajista para el maíz: China bloqueó el ingreso de granos destilados estadounidenses por contener un evento no aprobado de SyngentaMaquinaria agrícola: la integración de piezas nacionales no superó el 20% de lo comprometido dos años atrásEl precio de exportación de la miel argentina subió más de un 20% en el último añoCon la implementación del impuesto a las bebidas azucaradas Argentina se suma a una tendencia generalizada en el mundo occidentalCuenta regresiva: con los cálculos oficiales de consumo interno ya se habría cubierto un 60% del saldo exportable de maíz Camas biológicas para limpieza de pulverizadoras: en qué consistenSRA retiró a su representante de Argentrigo: “No vemos la razón de estar sentados en la misma mesa con quiénes le sacan la plata al productor”Sobreprecios siderales en la importación de gas natural licuado: para qué se necesitan las divisas aportadas por el agro argentinoLuego de la súper devaluación los tamberos argentinos volvieron a cobrar menos que sus pares uruguayosParte del solución del déficit energético está en el campo: pero las compañías automotrices se oponen a un mayor uso de biocombustiblesEn lo que va de 2014 el aceite de girasol alto oleico registró un precio de exportación casi 20% superior al convencionalEn el primer trimestre del año ingresaron 173 cosechadoras importadas a un valor promedio de 179.000 dólaresLos feedlots en el peor de los mundos posibles: pierden más de 3500 pesos por cabeza terminadaVuelven las inundaciones a la provincia de Buenos Aires: la mayor parte del Fondo de Infraestructura Hídrica se destinó a las represas de Santa CruzAftosa: el Senasa comenzará a establecer valores de referencia de las vacunaciones realizadas por entes sanitariosEE.UU: investigación del USDA detectó que las emisiones de gases de efecto invernadero del etanol maicero son 39% más bajas que las generadas por la naftaQuesos duros: sigue siendo mejor negocio vender en el mercado interno que exportarFeliz Navidad: el valor de los granos (por ahora) se mantiene inmune a ola de liquidación masiva de activos bursátilesFijaron los valores de los subsidios forestales correspondientes a plantaciones de 2018 con un ajuste de hasta el 49%Comenzó a instrumentarse el plan de gestión de envases de agroquímicosEl gobierno eliminó las retenciones a las exportaciones de petróleo para “continuar incentivando las inversiones”: el agro sigue esperandoLa molinería ofrece apenas un premio de 7% para trigos premium: no permite solventar paquetes tecnológicos de avanzadaEsta semana se prevén temperaturas mínimas cercanas a los 0°C en la provincia de Buenos AiresBuzzi ordena seguir adelante con las elecciones en Federación Agraria: opositores lo acusan de incitar “un clima de violencia entre los pequeños y medianos productores”Operadores angurrientos de noticias alcistas se aferraron del informe del USDA para reanimar los precios del maízParaná es el segundo estado brasileño que deja de vacunar contra la aftosa: productores se ahorrarán casi cinco millones de dólares por año