Google+
Valor Soja »Actualidad, Agricultura

El lado oscuro del video de la empanada: los ensambladores seriales dedicados a empomar a los pauperizados consumidores argentinos

Un avance importante. Pero aún falta mucho.
El lado oscuro del video de la empanada: los ensambladores seriales dedicados a empomar a los pauperizados consumidores argentinos

Evolucionar está muy bien. Ya no estamos gobernados por trogloditas que aseguran que la soja –principal fuente de generación de divisas genuinas de la economía argentina– es un casi un yuyo. Ahora tenemos un presidente que nos recuerda –a través de un video– el enorme valor agregado contenido en una simple empanada.

Ya dejamos atrás la pesadilla tercermundista. Ahora podemos aspirar a ser una nación pobremente digna. Y quizás algún día, con muchísima suerte, podamos llegar a ser un país civilizado.

Porque el video de la empanada tiene un lado oscuro: la renta extraordinaria –protegida por el Estado– de un pequeño grupo de millonarios que se dedica a ensamblar productos de dudosa calidad para comercializarlos a precios estratosféricos a clientes cautivos.

En el video –titulado “Todo es posible juntos”– la cuestión va bastante bien hasta la parte en la que se habla de “un camión que un empresario tendrá que fabricar” (sic). Y más adelante –ya sin eufemismos– se habla de alguien que “proveerá un horno” mientras se muestra una línea de ensamblaje de cocinas familiares.

Vamos a los números. En un Falabella de Santiago de Chile la cocina de cuatro hornallas más barata de la línea de Electrolux (56 STX) tiene un precio de 430 dólares, mientras que en Buenos Aires el modelo más caro de Electrolux (EXFT 856) cuesta 1000 dólares (el dato es que el modelo más barato de Chile tiene una calidad muy superior a la cocina más cara comercializada en la Argentina).

Cada vez que se cocina una empanada en un horno ensamblado en territorio argentino es bueno recordar que algunos vivos se están haciendo un alto guiso con los ingresos –pauperizados por la inflación– de los consumidores argentinos.

En el video además aparece Germán quien, con su camión, transporta los huevos que se van a emplear para elaborar la empanada. Para esa tarea en la Argentina Germán puede comprar, por ejemplo, un camión Ford Cargo 1723/48 6×2 EV de 230 CV a un valor de 90.880 dólares, mientras que en Chile podría adquirir un camión con mayor potencia (Chevrolet FVR 1826 E5 con 260 hp) a 67.300 dólares (con esa suma de dinero en la Argentina sólo alcanzaría para un Ford Cargo 1119 de 189 CV).

Es decir: con el capital que en Chile es posible comprar cuatro camiones, en la Argentina alcanza apenas para tres (con lo cual uno de los posibles germanes del video se queda haciendo dedo en la ruta en lugar de conducir el camión que transporta huevos).

El próximo gran video que nos debe el gobierno nacional es “cómo se hace un celular”, en el cual se muestren a los miles de chinos que se dedican a diseñar, fabricar y exportar las piezas que luego son ensambladas en Tierra del Fuego, por ejemplo, por Mirgor, una firma que es propiedad de Nicolás Caputo (uno de los mejores amigos de Mauricio Macri).

El verso predilecto de la industria ensambladora para autopreservarse es que son una fuente indispensable de generación de empleos (aunque son las primeras en suspender o despedir trabajadores cuando se presenta una crisis).

Una mayor integración comercial para una nación que pretende desarrollarse con la exportación de alimentos implica necesariamente terminar con la mentira de las empresas ensambladoras de piezas importadas. El hecho de que la Argentina tenga un déficit comercial gigantesco con China es evidencia más que suficiente para certificar el fracaso estrepitoso de esa política.

A comienzos de los años ’80 Australia tenía una matriz económica similar a la presente actualmente en la Argentina. Había inflación, desempleo y desánimo. Tenían la autoestima por el piso: incluso el entonces presidente de Singapur los había calificado como “pobre basura blanca”. Pero en marzo de 1983 fue elegido un nuevo gobierno de centroizquierda encabezado por un sindicalista, Bob Hawke, quien eliminó gradualmente todas las protecciones que impedían la libre importación de muchos bienes (como vehículos, vestimenta y calzado) para focalizarse en incrementar las exportaciones en las áreas en las cuales los australianos son competitivos (como minerales, petróleo, trigo, carnes o vinos). El resultado: más de treinta años de desarrollo económico. Los australianos son lo que son porque cambiaron.

Ezequiel Tambornini

No TweetBacks yet. (Be the first to Tweet this post)

El mes en imágenes

Las empresas de la cadena de valor sucraalcoholera deberán inscribirse en el Registro Único de la Cadena AgroalimentariaGolazo Made in Argentina: colectivos rosarinos usarán un corte de biodiesel al 25% para aprovechar el bajo valor del biocombustibleSalió la actualización de tarifas orientativas de fletes: acumula un ajuste por inflación del 23% en el último añoDeclaran al NOA como “Área Protegida de HLB” para evitar el ingreso de una enfermedad que amenaza con destruir la cadena de valor citrícolaExtenderán al 31 de marzo el plazo para declarar ante el Inase el origen de la semilla de sojaHasta el jueves habrá heladas en el sur pampeano: luego se prevé un aumento de las temperaturasProtocolo oficial: ¿Cómo debe actuarse ante la aparición de un caso sospechoso de Covid-19 en un tambo?Santa Fe: transportistas autoconvocados realizan cortes con control de cargas en solidaridad con el Sindicato Único de FleterosLos fondos especulativos liquidaron todas sus posiciones compradas en soja para comenzar a realizar apuestas bajistasTres años con dragado asegurado para el puerto de Quequén: todavía queda mucho por hacerArgentina sigue teniendo el mayor déficit comercial con China a pesar de una baja considerable de las importacionesVicentín aseguró que resolverá su situación con los acreedores “cualquiera sea la figura jurídica aplicable”Sigue descontrolado el gasto público: “Lo más oportuno sería encarar planes de negocios conservadores”Hartazgo: un paro nacional de transportistas autoconvocados hizo que la clase política brasileña aceptase reducir la carga impositiva sobre el gasoilVergüenza: Argentina dejó de figurar en el ranking mundial de las principales naciones exportadoras de carne bovinaCasañas denunció que la obligatoriedad de realizar análisis de granos “es un negocio de unos pocos laboratorios” que perjudica al productor“El biogás tiene potencial para reemplazar toda la importación argentina de gas”Cofco se capitaliza para crear una nueva corporación agroindustrial global por medio de la completa integración con Nidera y NobleGol mundial de Brasil: un equipo internacional integrado por Embrapa logró secuenciar el genoma completo del eucaliptusIngresaron 89 sembradoras John Deere: la versión más económica del modelo 1745 se declaró a 89.650 dólaresCarne vacuna sin exportación pero con precios internacionales: la receta argentina para garantizar negocios cartelizados a costa de los consumidoresSubió la soja en EE.UU. por el daño potencial que los excesos hídricos podrían generar en la Argentina: acá no se notóArba te da una mano: decidió adelantar cobro del Inmobiliario Rural porque en el segundo semestre los productores “no tenían ni cosecha fina ni gruesa”La verdadera grieta: sigue el festival del empleo público en pleno ajuste de trabajadores del sector privadoTambos complicados: el precio relativo de la leche sigue en “zona de supervivencia” con valores de exportación récordOCDE: Argentina es la nación que aplica las políticas agropecuarias más extractivas y distorsivas de todo el mundoEn Santa Fe la oposición logró una victoria contundente en las principales regiones agrícolas y lecheras: pero no fue suficiente para ganarle a ScioliArgentina: el proyecto de Presupuesto 2021 prevé mas gasto público financiado con suba de impuestos al sector privado