Google+
Valor Soja »Actualidad

La certificación agrícola sigue siendo percibida como un lujo: no está en la agenda de la mayor parte de los productores

Evento sobre sustentabilidad realizado en la ciudad de Buenos Aires.
La certificación agrícola sigue siendo percibida como un lujo: no está en la agenda de la mayor parte de los productores

En lo que va del presente año las empresas argentinas vendieron 58.280 toneladas de soja certificada Round Table on Responsible Soy (RTRS) proveniente de 16.610 hectáreas. En 2015 esa cifra había sido de 696.000 toneladas generadas en casi 207.000 hectáreas.

Si bien no se trata del único sistema de certificación aplicado en el campo argentino –también está el programa de Agricultura Certificada de Aapresid, la norma IRAM 14.110 y la ISO 9001, entre otras– todas comparten el hecho de ser aplicadas a una escala pequeña respecto de la superficie total sembrada con soja (que en 2015/16 fue de 20,1 millones de hectáreas).

Tal fue la conclusión a la que llegaron los participantes de un evento sobre “Producción responsable y sustentabilidad en el agro” organizado hoy en la ciudad de Buenos Aires por la ONG holandesa Solidaridad.

La certificación de origen europeo RTRS –que se obtiene por medio de auditorías– requiere verificar el cumplimiento de toda normativa tanto municipal como provincial y nacional que debe cumplir la empresa agropecuaria, además de controlar pautas de seguridad e higiene, buenas prácticas agrícolas y acciones de compromiso con la comunidad, entre otros aspectos.

El proceso involucra a todas las personas relacionadas con la empresa: tanto personal propio como contratado, proveedores y clientes. Por ejemplo: en el caso de un proveedor de insumos, puede evaluarse el cumplimiento de los plazos acordados, los reclamos realizados en el último año y el conocimiento de los productos comercializados, entre otros factores.

El costo total inicial de una certificación RTRS se ubica –por ejemplo– entre 8,0 y 10 u$s/ha para un campo del orden de 1000 hectáreas de la zona pampeana (sin considerar eventuales inversiones en infraestructura que puedan ser necesarias para poder lograr la certificación).

“Los aspectos más importantes de la certificación terminan siendo las mejoras organizacionales que permiten un mejor aprovechamiento de los recursos cuidando a las personas y el ambiente”, apuntó Esteban Flego de la firma Bayá Casal, empresa que certificó con RTRS un área de 3779 y 1121 hectáreas en Buenos Aires y Chaco respectivamente.

Una vez certificada la empresa, cada tonelada de soja comercializada es equivalente a un crédito RTRS, el cual se comercializa en la plataforma en línea de la Round Table on Responsible Soy Association (responsiblesoy.org). Cada crédito tiene actualmente un valor de entre 2,0 a 3,0 u$s/tonelada.

Los compradores de créditos RTRS son grandes compañías internacionales comprometidas con el programa. En lo que va de 2016 las mayores adquisiciones fueron realizadas por las compañías europeas Cefetra Group, Marks & Spencer, De Heus Voeders, Groan y Centrico BV.

“Las certificaciones de buenas prácticas, que actualmente parecen reservadas para una parte minoritaria de los empresarios agrícolas, en algún momento serán la norma general para poder producir”, indicó Celina Kaseta, responsable del área de sustentabilidad de Syngenta Argentina.

No TweetBacks yet. (Be the first to Tweet this post)

El mes en imágenes

Alerta sanitaria: detectaron dos casos positivos de carbunclo en la provincia de La PampaEl Servicio Nacional de Manejo del Fuego tuvo el año pasado un presupuesto de 449 M/$: apenas se ejecutó la mitadEstamos todos en el mismo barco: por el desmantelamiento de la matriz agropecuaria argentina la industria ensambladora automotriz se quedó sin dólares para seguir operandoScioli desplazó a un técnico de la presidencia del Puerto de Quequén para reemplazarlo por un precandidato a intendente del Frente para la VictoriaÚltimos días para darse de alta en el Registro de Tierras Rurales: queda la opción de pagar adelantos de alquileres para evitar la retención del 28%Luego de veinte años se actualizó el protocolo de ensayos de eficacia agronómica y fitotoxicidad de productos fitosanitariosAl trabajo en el campo le falta marketing: un estudio internacional refleja que las mayores desigualdades sociales se registran en grandes ciudadesNi mercados ganaderos ni cadenas de supermercados cumplen con el nuevo régimen de tipificación de haciendaGracias a la “primarización” de las exportaciones agroindustriales argentinas ADM logró quedarse con casi el 25% del negocio de maízArgentina locura: la bebida nacional fue declarada como “perjudicial para la salud”El Senasa extendió el período de vigencia de las pruebas diagnósticas requeridas para mantener la condición de establecimiento libre de enfermedadesYa se cubrió casi el 64% del nuevo cupo de exportación de maíz: otorgan ROE por 25.250 toneladas a YPFSigue cerrada la exportación de trigo 2013/14 cuando faltan pocos días para el inicio de la siembra del cerealYa está el listado de los investigadores incorporados este año por el Conicet: 23% se dedica a  “ciencias sociales y humanidades”SOS Lechería: sin el aporte del Estado no existe manera de generar competitividad para jugar en primera divisiónMala señal: comenzó a caer la cantidad de empleos generados por empresas del sector agropecuarioEsta semana la mayor parte de las precipitaciones volverá a concentrarse en el norte de la zona pampeanaOperadores especulativos comenzaron a liquidar posiciones a dos manos para promover bajas abruptas de precios de granos gruesosArgentina ya colocó embarques de maíz en EE.UU. por casi 175.000 toneladasArgentina: se publicó el protocolo oficial para prevenir la expansión del Covid-19 en terminales portuariasOtra vez: el aumento de derechos de exportación vuelve a castigar con mayor intensidad al cultivo de maízComenzó a caer el ingreso de tractores importados: a qué valores se están declarando los equiposEl mejor cliente: en julio Venezuela pagó por los pollos argentinos un precio 40% superior al abonado por el resto de las naciones importadorasEl maíz colorado argentino arrancó el ciclo comercial con un diferencial del 27% respecto del cereal convencionalEl desastre lechero también se refleja en las góndolas: en lo que va del año los precios de los lácteos subieron 18,5%Operadores especulativos dejaron de apostar contra el maíz pero se mantienen pesimistas con la sojaLa cebada forrajera ya está libre de derechos de exportación: pero  la cervecera sigue con una retención efectiva del 23%El peor momento para aumentar derechos de exportación: la mitad de la superficie de soja argentina está en problemas por falta de agua