Google+
Valor Soja »Actualidad

Receta infalible para terminar con el déficit comercial: pedirle a un millón de chinos que visiten la Argentina

Hoy se reunió Mauricio Macri con su par chino Xi Jinping.
Receta infalible para terminar con el déficit comercial: pedirle a un millón de chinos que visiten la Argentina

Argentina tiene un problema: viene registrando desde 2008 un déficit comercial creciente con China. En los primeros siete meses de este año el mismo fue de 3125 millones de dólares. Se estima que superará los 5000 M/u$s en 2016.

Es entendible que una nación como la Argentina tenga déficit comercial con EE.UU. o Europa, porque ambos, además de tecnología, son grandes productores de alimentos.

Pero ser un país productor de alimentos y tener déficit comercial con la nación que es la mayor importadora de alimentos del mundo es una evidencia irrefutable del fracaso argentino.

La única manera de solucionar semejante descalabro es negociar un Tratado de Libre Comercio (TLC) con China para permitir el ingreso sin impuestos ni barreras para-arancelarias de alimentos con elevado empleo agregado. De lo contrario seguiremos siendo una mera factoría de soja para los chinos.

El principal obstáculo para establecer un TLC con China no está en China, sino en la cabeza de los argentinos, quienes, para lograr esa meta, deberían despertarse para terminar de entender que vivir en una economía cerrada no es una condición necesaria para proteger empleos, sino para resguardar la renta extraordinaria de unos pocos millonarios dedicados a ensamblar electrodomésticos, artículos digitales o automóviles, además de producir indumentaria a valores estratosféricos.

Si cerrar la economía fuese una receta infalible, Argentina sería hace años una economía de pleno empleo. Y no una máquina de generar mano de obra barata para narcotraficantes. Tampoco sería necesario combatir a las mafias de la Aduana –ni de arriesgarse a investigarlas o denunciarlas– porque no habría incentivos, creados por el Estado, para que las mismas aparezcan.

El ejército de ocupación kirchnerista, lejos de promover un mayor valor agregado agroindustrial, reprimarizó la relación económica con China. Hasta llegó a regalar un pedazo de territorio argentino para instalar una base militar china (algo que afortunadamente pudo ser revertido este año por la canciller Susana Malcorra).

Esta mañana el presidente Mauricio Macri se reunió con su par de China, Xi Jinping, para –según indica el comunicado oficial argentino– intentar “ir hacia un equilibrio en la balanza mercantil a través de la exportación de productos con valor agregado y de un mayor flujo de turistas de esa nación a la Argentina”.

Para lograr eso el plan estratégico consiste en que los ciudadanos chinos con visa para ingresar a EE.UU. o la Unión Europea puedan entrar sin restricciones a la Argentina. El objetivo: que un millón de turistas chinos por año dejen sus yuanes en el país.

“Hay que hacer promoción para que elijan a la Argentina como destino; siendo un país tan hospitalario, no veo descabellado alcanzar la cifra de un millón de turistas”, dijo con la mejor onda –según el comunicado argentino– el presidente chino.

Macri además le propuso a Xi Jinping que la oficina regional de la agencia fitosanitaria china (AQSIQ) se instale en la Argentina para que hacer “muchos más ágiles los controles y las aprobaciones de nuestros productos (agropecuarios)”.

El resumen de la reunión entre Macri y Xi Jinping publicado por el diario China Daily –medio de difusión internacional del gobierno central chino– es mucho más escueto: dice que Xi aseguró que ambas naciones “deberían implementar una mayor cooperación en proyectos de ferrocarriles, energía hidráulica, turismo, fútbol e intercambios gubernamentales”. Nada más.

Para poder terminar con la vergüenza del déficit comercial chino se va a necesitar bastante más que buenas intenciones.

“No buscamos superávit, es una situación momentánea que esperamos ir corrigiendo y nosotros queremos más productos argentinos en el mercado chino”, dijo Xi Jinping a Macri durante el encuentro. “Espero que el año que viene podamos recibirlo formalmente en la primera visita de Estado y avanzar en las relaciones de nuestros países”.

Traducido: no necesitamos los dólares de una pequeña nación que queda en los confines del orbe. Si quieren vendernos más alimentos, adelante, pero hagan su parte. Póngase a laburar. Acá nada es gratis.

Ezequiel Tambornini

No TweetBacks yet. (Be the first to Tweet this post)

El mes en imágenes

Recién el viernes se normalizarán las condiciones del tiempo sobre la región pampeanaEl mundo del revés: el gobierno nacional provocó el derrumbe de las exportaciones de leche en polvo cuando se necesitan divisas de manera urgenteEl gobierno ya habilitó un 24% del cupo de exportación de maíz 2013/14: recaudó 140 M/u$s por retenciones anticipadasEl gobierno subió las retenciones al biodiesel para fijarlas en 32%: cinco puntos más que el aceite de sojaArgentina insólita: el mercado de futuros agrícolas está bajo asedio en el mejor momento para tomar coberturasEmpezó la siembra de trigo: pero ya se declararon embarques por al menos un 15% del saldo exportable 2019/20Alerta inundaciones: esta semana se prevén acumulados de hasta 150 milímetros en el NEAEn la Argentina ya se necesitan tres “dólares soja” para comprar un dólar auténticoBuena suerte: el mercado de granos quedó en manos de los especuladores ante la ausencia de noticias alcistasUrbanizar una vivienda rural tiene un costo de 175.000 pesos: una necesidad creciente para conseguir gente dispuesta a trabajar en el campoSe repite la historia: en el arranque de 2013 Brasil volvió a desplazar a la Argentina del mercado chileno de carne bovinaTerminó el paro agropecuario: pero los problemas siguenEn los últimos dos años desaparecieron más de 177.000 vacas lecheras: muchas contribuyeron a consolidar el auge de exportaciones cárnicas a ChinaUruguay está jugando en las ligas mayores de la ganadería: es el segundo proveedor de carne bovina de China En el primer trimestre del año el sector agroindustrial argentino generó divisas por casi 3500 millones de dólaresLos criadores creen que el futuro será mejor: el proceso de retención de vientres bovinos cumplió un año“Los productores deben reclamar en caso de incumplimientos”Productores de arándanos avisan que no tiene sentido seguir abriendo nuevos mercados si no se revierte “la tremenda carga impositiva que tenemos”Desapareció el último informe de estimaciones agrícolas del Ministerio de Agricultura: contenía datos alcistas para el mercado interno de trigoEspeculadores de cabotaje: la evaporación del rumor del “happy hour” de retenciones derrumbó los contratos de soja veraniegosLas exportaciones argentinas de arveja crecieron un 58%: un producto sin retenciones con precios en alzaArgentina tendrá un solo mercado de futuros: qué implica eso para los integrantes de las cadenas de valor agroindustrialesAlivio: llegó la primera tanda de lluvias en zonas productivas necesitadas de aguaSencillo: con la publicación de un precio los productores trigueros podrían ganar 30 u$s/tonelada másUn derecho vulnerado: los consumidores argentinos de carne de cerdo no tienen información suficiente para saber qué están comprandoEl fin de semana se prevén temperaturas mínimas inferiores a 6°C en el centro bonaerenseLos fondos especulativos siguen poniendo muchas más fichas en la soja que en el maízEn octubre Venezuela pagó por la leche en polvo argentina un precio 50% superior al abonado por el resto de las naciones importadoras