Google+
Valor Soja »Actualidad, Agricultura

Basta de insistir con la importancia de comunicar lo que hace el campo: el problema está en otra parte

Una receta que incluso podría ser contraproducente
Basta de insistir con la importancia de comunicar lo que hace el campo: el problema está en otra parte

En los últimos años se viene instalando en diferentes ámbitos agropecuarios un mantra que asegura que la mayor parte de los problemas presentes en el campo argentino no serían tales sin el sector tuviese una buena comunicación con el resto de la sociedad.

Detrás de esa verdad revelada habita un ejército de oportunistas que venden soluciones mediáticas que resultan tan inefectivas como efímeras, pero, como es imposible medir el impacto del servicio ofrecido, la recomendación general es insistir hasta que se acabe el dinero en la billetera del cliente de turno.

Muchos siguen soñando con la magia de la comunicación, pensando quizás que algún día –quien sabe– podrían ser admirados, reconocidos y comprendidos por una sociedad integrada mayoritariamente por indigentes, pobres y gente que no llega a fin de mes.

En otros sectores no sucede lo mismo. Los banqueros –por ejemplo– no sueñan con comunicar cómo se ganan la vida. Tampoco los ensambladores seriales de la Asociación de Fábricas Argentinas Terminales de Electrónica (Afarte). Inclusive creen que cuánto menos sepa la gente sobre ellos, mejor.

Todo lo que se dice sobre la “necesidad de comunicar” es en realidad un deseo monumental de aprobación social. Si la mayor parte de la población argentina no estuviese tan pauperizada, seguramente comprendería que, si no fuese por las divisas aportadas por la agroindustria, seríamos algo parecido a Sierra Leona. Pero intentar comunicar algo así resulta complejo luego de décadas de desmantelamiento educativo.

Sucede que los productores agropecuarios son la primera frontera entre los que más y menos tienen. El abismo socioeconómico no suele estar en la agenda inmediata de los empresarios de otros sectores porquen viven recluidos en bunkers y difícilmente –salvo para tomarse una foto de ocasión– llegan a tener contacto directo con los estratos más empobrecidos que integran sus organizaciones.

Pero los productores –por las características propias de la actividad agropecuaria– tienen un relacionamiento estrecho con los integrantes de la base de la pirámide social. Y saben de primera mano que cada vez es más difícil conseguir personas dispuestas a trabajar. Las explicaciones facilistas dicen que eso es por los planes sociales, los millennials y sarasa sarasa.

La cuestión es que, cuando brecha social se torna abismal, es decir, cuando un trabajador pobre se desloma laburando y, al final del día, sigue siendo pobre, entonces abandona la escala de valores presente en ese orden –inservible para él– para crear un nuevo marco axiológico que, si se hace masivo, puede derivar en un cambio cultural.

En ese contexto, los esfuerzos por “comunicar lo que hacemos”, lejos de ser una solución, pueden llegar a exacerbar el problema. La clave reside entonces en crear oportunidades que permiten rescatar a la mayor cantidad de gente posible de la miseria. En esto los empresarios agropecuarios tienen mucho por hacer en sus propias empresas y comunidades. Algunos ya lo están haciendo.

En lo que respecta al ámbito nacional, aquellos que tienen vocación por el servicio público, deberían trabajar para liquidar el agotado esquema de una economía cerrada que sólo puede exportar commodities (y turistas) para reemplazarlo por el de una nación elaboradora de alimentos que se ofrezcan en todos los rincones del orbe. Así habría mucho más repartir entre todos.

Ezequiel Tambornini

No TweetBacks yet. (Be the first to Tweet this post)

El mes en imágenes

La mayor parte de los recursos del Ipcva se utilizan para “consolidar el mercado interno de carne vacuna”Con el uso intensivo de biodiesel argentino se podrían ahorrar más de 460 M/u$s por año: pero el gobierno nacional prefiere promover el consumo de gasoil importado¿Cuál es la densidad óptima para el maíz en la zona núcleo pampeana?No importa saber cuál será el próximo gobierno nacional: el futuro de la Argentina está en las provinciasRusia: cómo la ilusión de un gran mercado agropecuario se transformó en la mayor desilusión de la décadaVergüenza: Dilma Rousseff y Tabaré Vázquez acordaron excluir a la Argentina de las negociaciones comerciales con la Unión EuropeaEsta semana regresan las lluvias: la mayor parte de los aportes de agua se concentrarán en el norte del paísAlerta logística: Urgara lanzó un paro en terminales portuarias para este viernesGestión hídrica: una variable más que habrá que incorporar a la producción agropecuariaComenzó a regir la alícuota cero del IVA en alimentos básicos: “La medida puede llegar a generar acumulación de créditos fiscales que podrían transformarse en un costo”Llegó a las góndolas la crisis lechera del año pasado: la canasta láctea registró una inflación récord del 92%Cristóbal López ya ocupa el tercer puesto en el ranking de exportadores argentinos de dulce de lecheSe cumplió el plazo para solucionar el conflicto gremial aceitero: la principal maquinaria argentina generadora de divisas está a un paso de la paralización totalEn el primer trimestre del año el precio promedio de exportación derivados de lactosuero descendió casi 25% por la pauperización de la demanda chinaComenzó a normalizarse el ingreso de camiones en las terminales santafesinas luego de la conciliación obligatoriaEn lo que va del año el gobierno ya recaudó retenciones anticipadas de harina de soja por más de 1500 millones de dólaresDiscriminación: si los productores agrícolas recibieran el mismo tratamiento que los de petróleo podrían vender la soja nueva a 400 u$s/toneladaLa bajante histórica del río Paraná distorsionó el sistema de formación de precios de la soja argentinaEl Estado argentino sigue vampirizando al sector agrícola: los productores ven pasar de largo siete de cada diez pesos generadosEl raigrás ya ocupa el segundo puesto en el ranking de malezas problemáticasMedia sanción para el aumento de derechos de exportación: el gobierno quiere comenzar a aplicarlo la semana que vieneEl gobierno aprovechó los altos precios internacionales del maíz para recaudar 65 millones de dólares en tiempo récordConsumidores pauperizados: la inflación de la canasta cárnica vacuna ya está once puntos por debajo del promedio general de los alimentosDólares para algunos: funcionarios de la Afip realizaron un viaje turístico de veinte días a Canadá y China Las vueltas de la vida: Aranguren empleó una metodología creada por Guillermo Moreno para incrementar las retenciones al biodiesel¿Se puede vender maíz libre de retenciones?: la respuesta te sorprenderáIncertidumbre climática a pleno: a menos de un mes del inicio de la campaña 2018/19 no es posible proyectar cuánto trigo se sembraráLiberen al trigo de baja proteína: se cumple un mes de la promesa incumplida de permitir la exportación de un producto sin demanda en el mercado interno