Google+
Valor Soja »Actualidad, Agricultura

Basta de insistir con la importancia de comunicar lo que hace el campo: el problema está en otra parte

Una receta que incluso podría ser contraproducente
Basta de insistir con la importancia de comunicar lo que hace el campo: el problema está en otra parte

En los últimos años se viene instalando en diferentes ámbitos agropecuarios un mantra que asegura que la mayor parte de los problemas presentes en el campo argentino no serían tales sin el sector tuviese una buena comunicación con el resto de la sociedad.

Detrás de esa verdad revelada habita un ejército de oportunistas que venden soluciones mediáticas que resultan tan inefectivas como efímeras, pero, como es imposible medir el impacto del servicio ofrecido, la recomendación general es insistir hasta que se acabe el dinero en la billetera del cliente de turno.

Muchos siguen soñando con la magia de la comunicación, pensando quizás que algún día –quien sabe– podrían ser admirados, reconocidos y comprendidos por una sociedad integrada mayoritariamente por indigentes, pobres y gente que no llega a fin de mes.

En otros sectores no sucede lo mismo. Los banqueros –por ejemplo– no sueñan con comunicar cómo se ganan la vida. Tampoco los ensambladores seriales de la Asociación de Fábricas Argentinas Terminales de Electrónica (Afarte). Inclusive creen que cuánto menos sepa la gente sobre ellos, mejor.

Todo lo que se dice sobre la “necesidad de comunicar” es en realidad un deseo monumental de aprobación social. Si la mayor parte de la población argentina no estuviese tan pauperizada, seguramente comprendería que, si no fuese por las divisas aportadas por la agroindustria, seríamos algo parecido a Sierra Leona. Pero intentar comunicar algo así resulta complejo luego de décadas de desmantelamiento educativo.

Sucede que los productores agropecuarios son la primera frontera entre los que más y menos tienen. El abismo socioeconómico no suele estar en la agenda inmediata de los empresarios de otros sectores porquen viven recluidos en bunkers y difícilmente –salvo para tomarse una foto de ocasión– llegan a tener contacto directo con los estratos más empobrecidos que integran sus organizaciones.

Pero los productores –por las características propias de la actividad agropecuaria– tienen un relacionamiento estrecho con los integrantes de la base de la pirámide social. Y saben de primera mano que cada vez es más difícil conseguir personas dispuestas a trabajar. Las explicaciones facilistas dicen que eso es por los planes sociales, los millennials y sarasa sarasa.

La cuestión es que, cuando brecha social se torna abismal, es decir, cuando un trabajador pobre se desloma laburando y, al final del día, sigue siendo pobre, entonces abandona la escala de valores presente en ese orden –inservible para él– para crear un nuevo marco axiológico que, si se hace masivo, puede derivar en un cambio cultural.

En ese contexto, los esfuerzos por “comunicar lo que hacemos”, lejos de ser una solución, pueden llegar a exacerbar el problema. La clave reside entonces en crear oportunidades que permiten rescatar a la mayor cantidad de gente posible de la miseria. En esto los empresarios agropecuarios tienen mucho por hacer en sus propias empresas y comunidades. Algunos ya lo están haciendo.

En lo que respecta al ámbito nacional, aquellos que tienen vocación por el servicio público, deberían trabajar para liquidar el agotado esquema de una economía cerrada que sólo puede exportar commodities (y turistas) para reemplazarlo por el de una nación elaboradora de alimentos que se ofrezcan en todos los rincones del orbe. Así habría mucho más repartir entre todos.

Ezequiel Tambornini

No TweetBacks yet. (Be the first to Tweet this post)

El mes en imágenes

Se vienen varios días de lluvias abundantes: alerta por tormentas intensas en el NEA y norte de la zona pampeanaCómo perder divisas: por el aumento de retenciones a los balanceados dejaron de ingresar 175 M/u$s para recaudar apenas 25 M/u$sSe aprobaron nuevas minicompensaciones para chacareros heredadas de la era K: el pago promedio fue de 3400 pesosEn el primer semestre del año la liquidación de agrodivisas superó los 10.000 millones de dólares¿Cuándo llegará la hora de sacarte la careta para hablar de los problemas presentes en el sector ganadero?El domingo llegan las lluvias para el norte de la zona pampeana: pero el sur de la región deberá seguir esperandoFin de la ola de la calor: el domingo ingresa un frente frío sobre Cuyo y el sur de la región pampeanaBrasil prohíbe el uso de Paraquat a partir de 2021/22: ésta es la última campaña en la que podrá emplearseCreció 34% el volumen negociado de soja 2015/16: productores terminaron de asumir que se acabó la fiesta de preciosUna navidad en paz: CNV flexibilizó la norma que impedía seguir operando a la mayor parte de los corredores de granosRecuperación del poder de compra del campo: se vendieron casi 7500 “camionetas agropecuarias” más que el año pasadoAlerta biológica: más del 70% de las variedades de soja inscriptas en 2017 tienen el evento Intacta de MonsantoInsólito: en pleno brote asiático de la peste porcina africana un ciudadano chino intentó ingresar a la Argentina una valija con seis patas de cerdoLos campos ya no tienen que ser cuadrados: la agricultura moderna se basa en el respeto del diseño original de la naturalezaArgentina espera para agosto reapertura de mercado europeo de biodiesel: “Estuvimos cuatro años afuera por una barrera comercial injustamente aplicada”Alerta agronómica: por quinto año consecutivo se derrumbó el nivel proteico de la soja argentinaA partir del miércoles prevalecerá el tiempo inestable sobre la región central del paísLas empresas de la cadena de valor sucraalcoholera deberán inscribirse en el Registro Único de la Cadena AgroalimentariaEn lo que va del año las exportaciones argentinas de tolvas generaron 7,7 M/u$s: Rusia es el tercer compradorCasamiquela y Kicillof anunciaron más minicompensaciones con el aval de Príncipe: la dirigencia agropecuaria calificó la movida como “una nueva provocación”Industrias lácteas mantienen política de no competir por precios pagados a tamberos a pesar del bajón de ofertaEl problema no es del cerdo sino de quién no comprende la importancia de las integraciones comerciales estratégicasEl peor negocio: vender cebada cervecera en cosecha con una retención efectiva del 33%Volvimos a los ’90: más del 80% de la inversión extranjera recibida por la Argentina se destina a colocaciones de carteraSe unieron las entidades que representan a todo el sector frutícola argentino para solicitar la eliminación de las retenciones: “Estamos atravesando una crisis terminal”Empresarios que usaron tecnología comercial podrán obtener un ingreso adicional superior a 600 $/ha con la soja de segundaPara que creza el área de cereales se necesitará financiación: por suerte volvieron los créditos en dólares para el agro argentinoSemana de lluvias: pero sólo el jueves habrá probabilidad de aportes en las localidades bonaerenses necesitadas de agua