Google+
Valor Soja »Actualidad

Qué vuelva la alfalfa: investigador del Conicet asegura que la agricultura continua es responsable de las inundaciones recurrentes

Hipótesis del Grupo de Estudios Ambientales.
Qué vuelva la alfalfa: investigador del Conicet asegura que la agricultura continua es responsable de las inundaciones recurrentes

El reemplazo de pasturas, pastizales y montes por cultivos agrícolas es en buena medida responsable de las inundaciones registradas de manera recurrente en diversas regiones productivas. Así lo indica un artículo por el investigador Esteban Jobbágy del Grupo de Estudios Ambientales (GEA), el cual depende del Instituto de Matemática Aplicada de San Luis y del Conicet.

“Las evidencias más sólidas que apoyan esa hipótesis vienen de experimentos de campo y de modelos de simulación. Un estudio de diez pares de lotes vecinos de pasturas de alfalfa y cultivos de maíz en Trenque Lauquen muestra que las pasturas mantienen las napas 20 centímetros más profundas, aun a pesar de la constante llegada de agua subterránea desde la matriz agrícola a estas islas de pastura”, indica el artículo publicado el sitio Sobre la Tierra de la Fauba.

Eso porque las pasturas dejan escapar hacia abajo menos agua que los cultivos, al tiempo que son capaces de alcanzar las napas profundas en períodos secos. “Observaciones satelitales del verdor de la vegetación muestran que mientras las pasturas transpiran 1075 milímetros/año, cultivos de verano como soja de primera y maíz temprano sólo transpiran 680 milímetros/año”.

Un modelo de simulación simple usado en Trenque Lauquen mostró que los niveles freáticos habrían llegado a menos de 50 centímetros de de la superficie en sólo cinco campañas bajo una secuencia sostenida de cultivos simples de verano, mientras que eso nunca habría ocurrido bajo una rotación que incluya alfalfa durante la mitad del tiempo; en ese escenario, las napas se habrían mantenido siempre por debajo de los 2,0 metros de profundidad.

En Bandera (Santiago del Estero), una comparación similar a la realizada en Trenque Lauquen (en este caso con cinco pares de parcelas agrícolas y vecinas ocupadas por monte) mostró diferencias aun mayores: entre 2013 y 2015 (un bienio relativamente lluvioso) bajo vegetación natural las napas permanecían 70 centímetros más profundas. Se encontró que los relictos de monte consumieron agua freática a pesar de que era muy salada. “Esto sugiere que las cortinas o los remanentes de vegetación natural prestan un servicio hidrológico tan importante como ignorado”.

“Estas diferencias en la transpiración entre pasturas o vegetación natural y cultivos inclinan la balanza hacia la ocurrencia de excesos hídricos como consecuencia de la agricultura continua (sobre todo si se realiza un solo cultivo al año). A lo largo de los años, el agua que la agricultura no transpira es suficiente para causar los anegamientos observados”.

Jobbágy señala que en varias zonas de la llanura pampeana donde no existen registros históricos de anegamientos masivos comenzaron a exhibirlos en los últimos cinco años. “Por ejemplo: más del 25% de la región centro-este de Córdoba, cuyas tierras se encontraban entre las más fértiles del país, hoy está bajo el agua. En la localidad de Marcos Juárez los niveles freáticos medidos por el INTA vienen trepando desde 11 metros de profundidad en 1970 hasta un metro en 2016. Por primera vez en la zona las construcciones están sufriendo daños y fallas estructurales asociadas al anegamiento”.

En Bandera, hasta los ‘90 esa zona se cubría esporádicamente con agua sólo en la zona de cauces de río. “Pero a partir de los años 2000, y en especial en los últimos años, aparecieron por primera vez anegamientos en los lotes de las partes zonas más altas de la región. Las napas freáticas, a más de 8 metros de profundidad cuando se construía el ferrocarril, ya llegaron a la superficie y con aguas muy salinas”.

“El examen de las series históricas de lluvias en esta zona, al igual que en el centro de Córdoba, no muestra una situación muy excepcional: pese a que los años recientes fueron húmedos, en el pasado ocurrieron períodos más húmedos aun. Si bien las fluctuaciones de las lluvias explican en parte la subida de las napas, la tendencia sostenida de ascenso está más relacionada al cambio en el uso de la tierra”.

Jobbágy, ante la evidencia mencionada, recomienda modelos productivos flexibles en función de la evolución de las napas, uso de cultivos de cobertura, incorporación de cortinas forestales, inclusión de pasturas en las rotaciones y conservación o restauración de áreas con vegetación natural. También señala la posibilidad de usar el riego con agua subterránea para mantener a raya los niveles freáticos.

“En último término, el desafío del territorio es político y requiere que productores, pobladores y gobiernos sean capaces de aceptar la realidad de nuestra llanura, que habiendo incubado grandes riquezas hoy pide miradas y acciones más creativas y justas”, concluye el investigador.

No TweetBacks yet. (Be the first to Tweet this post)

El mes en imágenes

El frigorífico del grupo Benetton envió la primera muestra de carne ovina argentina a Japón: no será fácil competir con OceaníaLos empresarios trigueros que usaron tecnología comercial podrán obtener un ingreso adicional superior a 500 $/haBajaron el precio del biodiesel destinado al mercado interno: ya es un 37% inferior al del gasoilReglamentaron el procedimiento oficial para aprobar sistemas de análisis de semillas: la evaluación podrá requerir hasta cuatro mesesLos operadores de fondos de inversión agrícola siguen apostando contra la soja: no creen que el factor político pueda rescatar a la oleaginosaPrimarización: en el mes de octubre las ventas externas declaradas de poroto duplican a las de harina de sojaEl crecimiento de las exportaciones argentinas de carne bovina a China se sostiene gracias a la liquidación de vacas lecherasTransportistas de hacienda pueden lavar vehículos sin obligación de recurrir a lavaderos habilitados mientras dure la emergenciaCabandié creó la Brigada de Control Ambiental: podrá clausurar establecimientos cuando detecte infraccionesLa venta de camionetas de uso agropecuario regresó al nivel presente en el último año de gobierno de CristinaOperadores especulativos siguen profundizando apuestas bajistas en maíz: pero se mantienen expectantes en sojaEl USDA advierte que “las exportaciones de soja estadounidense a China continúan registrando dificultades”Esperar ya no es tan rentable: se cayó el “premio a la paciencia” ofrecido por la demanda de sojaConciliación obligatoria para el paro de la CGT San Lorenzo: debería normalizarse la operatoria en terminales portuariasEl precio del glifosato importado aumento casi 18% en el último añoDesde marzo los únicos integrantes de la cadena láctea que ganan dinero son las grandes compañíasSe firmó el acuerdo definitivo para la fusión Matba-Rofex: se prevé la creación de un solo mercado de futuros antes de mediados de añoPaciencia: la mejor estrategia para comercializar trigos de buena calidad en el segundo tramo de la campaña 2012/13Grave: el BCRA intervino el mercado de crédito privado para reforzar el cepo orientado a evitar la salida de divisasEl gobierno de EE.UU. denunció a Kraft Foods y Mondelēz por manipular los precios del trigo para generar una ganancia indebida de 5,40 M/u$sLa industria etanolera argentina va camino a cumplir el corte del 10% a pesar de la reducción del precio del biocombustibleSubsidio agrícola: crece el valor relativo de la leche gracias a la destrucción del precio del maízArgentina ya puede exportar sorgo a China: la nación asiática representa más de la mitad de las importaciones mundiales del cerealPapá Noel llegó de Medio Oriente: una compañía estatal de Arabia Saudita compró el 20% del grupo brasileño Minerva por 188 millones de dólaresArgentina autorizó el evento de algodón con tolerancia a glufosinato de amonio y glifosatoEn 2016 Argentina representó apenas un 8,5% de la exportación total de carne vacuna del MercosurCarlos Verna tiene razón sobre el empleo agropecuario: pero atrasa más de medio sigloLos farmers también tienen problemas de rentabilidad: baja inesperada de la siembra de trigo en EE.UU. empujó los precios de los granos