Google+
Valor Soja »Actualidad, Agricultura

Un gigante económico sin poder: el momento para promover una sola representación gremial en el agro argentino es ahora

El caso brasileño.
Un gigante económico sin poder: el momento para promover una sola representación gremial en el agro argentino es ahora

Tamberos en crisis. Industrias lácteas en crisis. Trabajadores lácteos sin problemas. ¿Cómo es posible semejante divorcio? La respuesta es muy sencilla: representación gremial obligatoria.

En términos de representación sindical, manejo de recursos y capacidad de lobby político y mediático, Atilra se encuentra en la cima de la cadena trófica láctea gracias a la legislación vigente. Y los productores son el último eslabón de la misma.

Pero las cosas podrían ser diferentes. Los productores podrían equilibrar la relación de fuerzas con una representación gremial equivalente a la que tienen actualmente los trabajadores. Para eso se necesita un proyecto legislativo que sea aprobado en el Congreso.

Afortunadamente, no se necesita innovar mucho en la materia: basta con copiar el sistema vigente en Brasil, donde la representación gremial agropecuaria está en manos de una sola entidad –Confederação da Agricultura e Pecuária do Brasil (CNA)– financiada por todos los productores agropecuarios del país.

La principal fuente de financiamiento de la CNA es una contribución sindical universal y obligatoria vigente desde 1971 por una legislación federal específica. El aporte debe ser realizado por todas las explotaciones y empresas agropecuarias del país (estén o no afiliadas a una sociedad u organización rural de base).

Para el año 2016 la escala de contribuciones sindicales –dependiendo del tamaño de la empresa agropecuaria– se ubica en un rango anual de 32 a 15.080 reales (9 y 4448 dólares al tipo de cambio actual). El monto máximo de 15.080 reales rige para empresas con un capital social o valor de la tierra explotada superior a 42,7 millones de reales (12,6 millones de dólares).

Para el caso de empresas agropecuarias a nombre de personas físicas, el cálculo del aporte se realiza en función de la cantidad de hectáreas explotadas y el valor fiscal de las mismas. Pero para personas jurídicas, el cálculo se hace en base al capital social de la empresa.

La recaudación total proveniente de la contribución se distribuye de la siguiente manera: 60% para la sociedad rural de la zona en al cual se originó el aporte; 20% para el Ministerio de Trabajo (MTE); 15% para la federación agropecuaria regional; y el 5% restante para la CNA (la mordida del MTE probablemente haya sido una concesión que los productores brasileños hayan tenido que hacer para que la clase política les apruebe la norma).

En aquellas regiones en las cuales no existe una sociedad rural, los recursos se distribuyen en un 60% para la federación agropecuaria regional, 20% para el Ministerio de Trabajo y el 20% restante para la CNA.

“El objetivo principal del sistema sindical agropecuario es la defensa de los derechos, reivindicaciones e intereses de los integrantes del sector, independientemente del tamaño de la propiedad y rama de actividad, sea ésta agricultura, ganadería, forestación o pesca”, indica la entidad en el último balance presentado.

La elección de los autoridades de la CNA se realiza cada tres años por medio del voto de los delegados agropecuarios que representan a cada una de las 27 regiones productivas brasileñas, quienes, a su vez, son elegidos por los presidentes de las sociedades rurales de cada región.

En la Argentina, en caso de contar con un sistema similar al brasileño, los integrantes del agro deberían primero consensuar la implementación de una metodología de elección de representantes porque, de lo contrario, lo único que se lograría es incentivar una lucha fraticida.

Sólo considerando al sector lechero, existen decenas de entidades tamberas –a veces más de una en un mismo territorio– y suele resultar extremadamente difícil que todas se pongan de acuerdo. Recientemente se abrió una solicitud en Change.org para instrumentar una sola entidad lechera que tiene, hasta el momento, apenas 504 firmas.

Si la vocación de servicio puede más que la guerra de egos, entonces los integrantes del sector agropecuario deberían entender que el momento de construir una sola entidad agropecuaria nacional es ahora.

Pero si la mayor parte cree que los esfuerzos múltiples autogestionados constituyen la mejor herramienta para defenderse de la presión tributaria excesiva, burocracia colosal, patoterismo corporativo, infraestructura deficiente y expropiaciones de campos –entre otros muchos problemas– entonces lo mejor es dejar todo tal como está.

Ezequiel Tambornini

No TweetBacks yet. (Be the first to Tweet this post)

El mes en imágenes

Brasil: industrias aceiteras advierten que no recibirán soja Intacta si no llegan a un acuerdo razonable con Monsanto por el costo del servicio de análisisEl domingo existe probabilidad de precipitaciones moderadas en la región pampeanaArgentina: ya está vigente el libre acceso a divisas para compañías importadoras de fertilizantesRécord logístico histórico: en la mitad del ciclo comercial Brasil ya exportó el 76% del saldo exportable de sojaEn el primer trimestre las exportaciones chilenas de salmón superaron en 350% a las colocaciones argentinas de carne vacunaAprovechar todo lo que se pueda hasta mañana para avanzar con la cosecha: a partir del domingo se vienen varios días de lluviasLa evolución de los precios de la soja está en manos de factores políticos globales que terminarán de definirse en el G20Alerta global: China devalúa el yuan al nivel más alto de los últimos once años para defenderse de la “guerra comercial” de TrumpSe aprobó un evento de soja tolerante a sequía desarrollado por investigadores argentinos: el Estado comenzará a cobrar regalías¿Cuáles fueron las compañías agroindustriales que ocuparon el lugar dejado por Vicentín?China se transformó en el primer comprador de carne bovina argentina: representa un 27% de las colocacionesHoy finalmente llegan precipitaciones a sectores del norte de la zona pampeana necesitados de aguaComenzaron a recuperarse los precios internacionales de la miel: también la capacidad de pago de los exportadores argentinosDécada perdida para el girasol: Argentina pasó de pelearle el liderazgo mundial a Ucrania a ser relegada al cuarto puesto del ranking por TurquíaArrendamientos agrícolas 2016: los empresarios que cerraron acuerdos con soja disponible pagarán sobrecostos importantesSigue la recarga de perfiles en el NOA: alerta por un nuevo temporal fuerte el próximo lunesEn lo que va del año Egipto es el primer comprador de maíz pisingallo argentinoErize: “No estoy haciendo una sugerencia sino que les pido por favor que hagan coberturas”La Afip comenzó el mes de septiembre dando de baja a 38 empresas del Registro de Operadores de GranosLa Afip intimó a una exportadora de soja desactivada a pagar reajustes de retenciones por 188.000 dólaresEl Estado argentino se prepara para violar por doceavo año consecutivo la Ley de BosquesSin crédito no hay magia: se derrumbó la venta de cosechadoras por la pérdida del poder de compra de los productoresEn lo que va del año las importaciones de cosechadoras cayeron más de un 60%: la alemana Claas dejó de traer equiposEl déficit energético superó los 3200 millones de dólares: la cuenta se paga gracias al aporte del campo argentinoBasterra: “Estamos trabajando en definir los mecanismos de promoción del uso de fertilizantes”#ElCampoNoPuedeParar: la intendenta de Los Surgentes ordenó bloquear el paso de los camiones con granos provenientes del sudeste cordobésLos administradores de fondos especulativos volvieron a tomar posiciones compradas en contratos de sojaCRA advirtió que la intervención del mercado de cambios para importaciones puso en peligro a la mayor cadena productiva argentina: “Se activó una resolución de extremaunción”