Google+
Valor Soja »Actualidad

Adiós petróleo: en la Argentina está todo listo para comenzar a fabricar plásticos a partir de insumos elaborados con soja y maíz

El futuro está cada vez más cerca.
Adiós petróleo: en la Argentina está todo listo para comenzar a fabricar plásticos a partir de insumos elaborados con soja y maíz

En la Argentina está todo listo para que se desarrolle una nueva industria: los bioplásticos. Algunos pioneros ya están trabajando en eso. Pero aún no existe un mercado lo suficientemente grande como para sostener un volumen importante de inversiones.

En las naciones más desarrolladas los consumidores exigen a las corporaciones que reemplacen los petroplásticos por bioplásticos para reducir el impacto ambiental. En Sudamérica esa movida aún no llegó.

“Cuando una bolsa elaborada con bioplástico se degrada, el carbono que contiene la misma regresa a la atmósfera, la cual constituye el reservorio de la materia prima de nuestra industria; no es el petróleo o el gas (dos recursos no renovables)”, explicó Diego Moyano, cofundador de Bioplástico S.A., una empresa que ofrece soluciones de diseño, producción y certificación de productos bioplásticos.

“Hoy estamos trabajando con insumos importados; es como si alguien en Arabia Saudita dijera que va a importar petróleo. Tenemos mucha ansiedad por poder trabajar pronto con insumos locales”, añadió durante una conferencia ofrecida en el seminario sobre bioplásticos organizado ayer en la Bolsa de Cereales de Buenos Aires por el Ministerio de Agroindustria.

Con los bioplásticos es posible hacer todo lo que hace con los petroplásticos (tanto productos descartables como durables). Además, los pellets de bioplásticos pueden ser procesados por las mismas empresas fabricantes de productos plásticos que actualmente trabajan con petroinsumos. Es decir: no se requiere cambiar toda una matriz industrial; sólo cambiar de un insumo renovable por otro no-renovable.

Noemí Cermesoni, propietaria de Tritellius, una empresa marplatense licenciataria de un bioplástico desarrollado por una compañía italiana (Novamont), recordó que en junio de 2010 realizó, en el marco de un acuerdo con la Municipalidad de Las Flores, la primera prueba piloto de Sudamérica de recolección de residuos orgánicos en bolsas biodegradables compostables.

“Esa experiencia en Las Flores permitió llevar directamente las bolsas con residuos orgánicos a una planta de compostaje sin necesidad de que las mismas pasen por la planta clasificadora (de basura), algo que, además de ahorrar tiempo y costos, permite evitar que los trabajadores se ensucien y que los residuos orgánicos terminen rompiendo las máquinas”, aseguró.

Por medio de una campaña de concientización pública, lograron que las 150 familias que participaron del programa piloto separaran la basura orgánica en bolsas compostables (apenas un 4% de las mismas contenían residuos inorgánicos). “El tiempo de biodegradación de los residuos en ningún caso superó los 81 días”, comentó.

Si bien el insumo importado es caro, el pellet de bioplástico es energéticamente más eficiente que el elaborado en base a petróleo. “Una gran ventaja del bioplástico es que para extrusarse requiere una temperatura máxima de 135 ºC, mientras que los petroplásticos necesitan unos 200 ºC”, señaló Cermesoni.

“Nuestro objetivo estratégico es poder fabricar bioplásticos localmente y exportar a toda Latinoamérica; estamos muy cerca de poder llegar a una demanda que amerite la instalación de una fábrica local”, concluyó.

Uno de los caminos para acelerar el desarrollo de la industria local de bioplásticos –tanto en lo que respecta a investigación y desarrollo como en diseño, fabricación y comercialización– consistiría en implementar la obligatoriedad de uso de bioproductos en determinados sectores o industrias (como puede ser, por ejemplo el caso de las bolsas de supermercado).

“Estamos construyendo una planta de producción en Las Perdices (Córdoba), donde fabricaremos resinas biodegradables que, en una primera etapa, serán para hacer film”, relató Manuel Verzotti, vicepresidente de Arbio, una empresa conformada por el argentino Grupo Patagon en sociedad con la corporación china Guangdong Shangjiu Biodegradable Plastics (que desarrolló una tecnología para producir resinas biológicas a partir de almidón de maíz). “Convencimos a Guangdong Shangjiu de que había una buena oportunidad para desarrollar bioplásticos en el mercado argentino y latinoamericano”, apuntó.

En el mercado local existe además un equipo de biotecnólogos que está trabajando para poder contar con un biopolímero Made in Argentina. Uno de ellos es Gustavo Schujman, investigador del Conicet, gerente de Biotecnología Industrial de Bioceres y también uno de los responsables de Inmet, una empresa del Grupo Bioceres dedicada a diseñar compuestos biológicos de alto valor agregado.

Una de las líneas de investigación más avanzadas de Inmet comprende el diseño de bacterias modificadas genéticamente que permiten transformar el glicerol en biopolímeros. “Usamos la glicerina cruda, (subproducto) de la industria del biodiesel, que es uno de los compuestos más baratos que se pueden conseguir en el mercado; una tonelada de glicerina cruda sale entre 80 y 90 dólares, mientras que un biomaterial como el PHA (polihidroxialcanoatos) tiene un valor de 3000 a 6000 dólares”, explicó Schujman.

“Uno de los principales problemas de porqué no se desarrollan los bioplásticos es el costo (de producción); nuestra tecnología debería bajar sensiblemente esos costos”, añadió.

El modelo de negocio de Inmet –según explicó Schujman– consiste en desarrollar un paquete tecnológico que pueda implementarse llave en mano en industrias elaboradoras de biodiesel que deseen dar un paso más en la cadena de agregado de valor.

“Acabamos de instalar una planta de fermentación en Indear (empresa integrada por el Conicet y Bioceres) que tiene un fermentador automatizado con el cual podemos producir centenas de kilos de PHB y PHBV (dos tipos de biopolímeros); eso lo vamos a hacer en 2017”, señaló el científico argentino.

No TweetBacks yet. (Be the first to Tweet this post)

El mes en imágenes

Fijaron los valores de los subsidios forestales correspondientes a plantaciones de 2018 con un ajuste de hasta el 49%Primera estimación de siembra argentina de maíz: se perderían al menos 370.000 hectáreasEdición génica: países americanos comienzan a unificar criterios ante la inminente creación de una nueva barrera para-arancelaria por parte de la Unión EuropeaSe vienen varios días con precipitaciones acumuladas de hasta 100 milímetros en la zona pampeana y el NOANecesitamos una buena cosecha: el sector agropecuario sigue siendo el único proveedor de divisas de la economía argentinaAvanzan las negociaciones comerciales con India para poder comenzar a exportar aceite de girasol argentino a ese destinoDirigente bolivariana gestionará el “Programa de Asistencia Crítica y Directa para la Agricultura Familiar, Campesina e Indígena” con un presupuesto de 30 M/$Urbanizar una vivienda rural tiene un costo de 175.000 pesos: una necesidad creciente para conseguir gente dispuesta a trabajar en el campoQuiénes son los dirigentes de la cadena agropecuaria que respaldan el paro nacional promovido por MoyanoLos criadores bovinos siguen en “modo supervivencia” a la espera de la próxima explosión de preciosLa reforma de la ley de semillas no contempla los eventos biotecnológicos: piden establecer el pago de un solo “canon tecnológico”Nuevo escenario agroindustrial: el precio de exportación de la carne bovina uruguaya registró un récord de 4537 u$s/toneladaTrabajadores de empresas semilleras recibieron un ajuste salarial interanual del 48%Ventas de marzo: los empresarios trigueros que usaron “tecnología comercial” generaron más de 60 u$s/ha adicionalesEn 2017 la agroindustria argentina generó un ingreso neto de divisas de 27.700 M/u$s: sin ese aporte la actividad del resto de los sectores económicos sería inviableEl trigo premium se llegó a pagar más de 4000 $/tonelada: la contrapartida de ese valor es que el cereal forrajero es el parámetro comercial de la campaña 2015/16Salió la segunda tanda de créditos fiscales para capacitación de personal: dos empresas agroindustriales figuran en los diez primeros puestos del rankingEl fin de semana se prevén precipitaciones de hasta 40 milímetros en el sur de la zona pampeanaExportadores buscan alternativas creativas para originar maíz antes de un eventual incremento de retencionesTodo suma: el gobierno gestiona la reducción de costos portuarios para mejorar la competitividad de las exportaciones agroindustrialesMetamensaje: ACSoja felicitó a Alberto Fernández con un comunicado que incluye el mapa de las eleccionesPandemia Clink Caja: Arroyo Seco duplicó la “Tasa de Organización Portuaria” que cobra a los transportistas de granosContraste: Cresud sigue desarmando su negocio lechero mientras Adecoagro duplicó la rentabilidad generada por su megatamboEl secretario de Política Agrícola de Brasil señaló que el bloqueo ruso es una “oportunidad para generar una revolución en la producción de carnes”Se destruyeron los precios de la cebada: sólo una súper cosecha puede salvar al cultivo del desastreEn el primer trimestre Argentina representó apenas un 8,8% de la exportación total de carne vacuna del MercosurFracasó la gestión de Uribarri: el frigorífico estatal entrerriano está a un paso de cerrar El principal referente agropecuario del Frente de Todos en Diputados volvió a presentar el proyecto para deducir de Ganancias el 100% del costo del fertilizante