Google+
Valor Soja »Actualidad, Agricultura

Manual de instrucciones para armar un plan de comunicación agropecuario que no sirve para nada

Otro caso más de mensajes endogámicos.
Manual de instrucciones para armar un plan de comunicación agropecuario que no sirve para nada

Esta semana se difundió una nueva campaña de comunicación orientada a mejorar la imagen del campo en la representación mental de la mayor parte de los argentinos. Se trata de una serie de afiches que dicen que con los dólares generados por las exportaciones agroindustriales “cargamos 40 camiones de caudales”. Que poniendo todos los granos producidos en camiones “daríamos dos vueltas a la Tierra”. Que la producción argentina de leche alcanza para “llenar una taza de leche diaria para todos los niños de América latina”. Y así.

Se trata (otra vez) de una campaña endogámica. Es decir: para promover el orgullo de lo propio entre los propios. Para la mayor parte de la población argentina –integrada por personas que no llegan a fin de mes– un mensaje de tales características, en el mejor de los casos, produce indiferencia (“mi sueldo no va crecer por más vueltas y más vueltas a la Tierra que hagan los camiones con granos”). Y, en el peor de los casos, resentimiento (“¿tanta leche y tengo que sacar un crédito personal para comprar un buen pedazo de queso en el supermercado?”).

La buena noticia es que la mayor parte de los integrantes del sector agropecuario saben o intuyen que, si no logran cambiar la imagen del campo que actualmente tienen la mayor parte de los argentinos, seguirán acumulando problemas tanto en sus propias comunidades como en la agenda pública. La mala noticia es que casi todo lo que se ha hecho al respecto hasta el momento ha sido fútil.

Más que un plan de comunicación, el agro argentino requiere un programa de marketing orientado a construir puentes –donde no existen– entre dos necesidades complementarias.

Pocos recuerdan que entre los años 2002 y 2004 –durante una de las mayores crisis económicas argentinas– la cadena cárnica pudo subsidiar el valor de los principales cortes vacunos vendidos en el mercado interno gracias a las extraordinarias condiciones presentes para exportar carne y cuero. Luego un grupo de descerebrados (que casi no encontró resistencia) imaginó que liquidar la exportación era una manera óptima de aumentar la disponibilidad interna de carne. El resultado: cientos de empresas ganaderas y frigoríficas cerradas, decenas de miles de desocupados y precios altísimos de la carne bovina.

Si el proceso ganadero-cárnico iniciado en 2002 no se hubiese interrumpido, actualmente, además de tener precios internos muchos más bajos del asado y la nalga, decenas de miles de argentinos desempleados podrían tener un trabajo.

Los integrantes del sector agropecuario, en lugar de seguir perdiendo recursos en contar los camiones de caudales que se podrían llenar con las agrodivisas (que ciertamente no están en los bolsillos del tercio de la población argentina que pasa hambre), deberían trepar al Obelisco para gritarle a los mayor parte de la gente que están de su mismo lado. Que los alimentos serían más baratos si los pudiésemos exportar sin restricciones a todos los mercados del orbe. Que habría más oportunidades de trabajo para todos. Que los electrodomésticos, celulares y automóviles serían mucho más accesibles con Tratados de Libre Comercio (TLC).

Si ese concepto estuviese claro para la mayor parte de los argentinos, entonces no tendrían inconvenientes en visualizar que los recientes conflictos comerciales con China (el primer importador mundial de alimentos) son una mala noticia que sólo beneficia a un pequeño grupo de inescrupulosos acostumbrados a cazar en el zoológico.

Ezequiel Tambornini

Artículos relacionados

Basta de insistir con la importancia de comunicar lo que hace el campo: el problema está en otra parte

El poder de la imagen: una lección práctica sobre el impacto de la representación mental del campo

Sin acuerdos de libre comercio Argentina nunca será el “supermercado del mundo”: el caso testigo del vino

No TweetBacks yet. (Be the first to Tweet this post)

El mes en imágenes

Otra vez abril: se complica la cosecha gruesa con perspectivas de lluvias torrenciales en zonas anegadasEsta semana se prevén lluvias importantes en el sector oeste del país: buen tiempo para avanzar con la siembra gruesa en la zona pampeanaEl salario promedio registrado en el sector agropecuario argentino es de 10.027 pesos brutosEl Niño no tuvo nada que ver con las inundaciones ocurridas en el norte argentino: habrá que esperar una semana más para que aflojen las lluviasChina habilita 25 nuevos frigoríficos brasileños para asegurar el abastecimiento interno de proteínas animalesLos empresarios más importantes de la Argentina rechazaron la intención de expropiar Vicentín: “No es facultad del Poder Ejecutivo intervenir una empresa”Uruguay: 20% más de leche con 250 tambos menosBingo: dos informes del USDA hicieron explotar los precios de la sojaEl fin de semana regresan las lluvias sobre la región pampeanaAmigos/as uruguayos/as: vengan a la Argentina para comprar dos vacas gordas por el precio de unaEn el último año se destruyeron más de 334.000 puestos de trabajo en el sector privado: pero aumentó el empleo públicoEsta semana la mayor probabilidad de precipitaciones se concentrará en el NOA: ideal para terminar de sembrar la gruesaEsta a punto de completarse el cupo de exportación de trigo: es más rentable vender harina en el mercado local que en Brasil“La Unión Europea no puede pretender que se tenga en cuenta todo lo que interesa a ellos sin que la agroindustria esté incluida”Abrieron la inscripción para que las terminales se adhieran al sistema de turnos para recepción de camiones con granosBienvenido mercado climático estadounidense: fuerte alzas de precios de los granos gruesos por el ingreso de una ola de calor extremo en el Medio OesteArgentina ya puede exportar sorgo a China: la nación asiática representa más de la mitad de las importaciones mundiales del cerealPor la falta de caminos generada por las inundaciones se realizaron 92.000 fletes menos de granos gruesos a RosarioLa soja tiene todo en contra: pero los precios subieron en Chicago porque compradores estadounidenses temen un nuevo escenario de desabastecimiento internoLa lección brasileña: el costo de no tener una representación gremial unificada es mayor que el de que tener variasFinalmente llegó El Niño: esta semana se esperan tormentas intensas en muchas regiones productivasNegocio saludable: el precio de exportación del aceite de girasol alto oleico superó en más de un 70% al convencional Finalmente ajustaron los precios oficiales del etanol destinado al corte con naftaOrgullo: Argentina concretó la primera exportación de carne porcina con destino a ChinaEl kirchnerismo provocó un apagón tecnológico en el agro argentino: los sistemas de alta produtividad en trigo fueron de apenas el 17%Se viene una masa de aire polar que provocará heladas intensasDespidos en el Senasa para reducir casi un 4% de la planta de personal: la mayor parte son administrativosSe acabó el primer tiempo del partido de la soja 2012/13: pocos productores lo aprovecharon