Google+
Valor Soja »Actualidad, Agricultura

Manual de instrucciones para armar un plan de comunicación agropecuario que no sirve para nada

Otro caso más de mensajes endogámicos.
Manual de instrucciones para armar un plan de comunicación agropecuario que no sirve para nada

Esta semana se difundió una nueva campaña de comunicación orientada a mejorar la imagen del campo en la representación mental de la mayor parte de los argentinos. Se trata de una serie de afiches que dicen que con los dólares generados por las exportaciones agroindustriales “cargamos 40 camiones de caudales”. Que poniendo todos los granos producidos en camiones “daríamos dos vueltas a la Tierra”. Que la producción argentina de leche alcanza para “llenar una taza de leche diaria para todos los niños de América latina”. Y así.

Se trata (otra vez) de una campaña endogámica. Es decir: para promover el orgullo de lo propio entre los propios. Para la mayor parte de la población argentina –integrada por personas que no llegan a fin de mes– un mensaje de tales características, en el mejor de los casos, produce indiferencia (“mi sueldo no va crecer por más vueltas y más vueltas a la Tierra que hagan los camiones con granos”). Y, en el peor de los casos, resentimiento (“¿tanta leche y tengo que sacar un crédito personal para comprar un buen pedazo de queso en el supermercado?”).

La buena noticia es que la mayor parte de los integrantes del sector agropecuario saben o intuyen que, si no logran cambiar la imagen del campo que actualmente tienen la mayor parte de los argentinos, seguirán acumulando problemas tanto en sus propias comunidades como en la agenda pública. La mala noticia es que casi todo lo que se ha hecho al respecto hasta el momento ha sido fútil.

Más que un plan de comunicación, el agro argentino requiere un programa de marketing orientado a construir puentes –donde no existen– entre dos necesidades complementarias.

Pocos recuerdan que entre los años 2002 y 2004 –durante una de las mayores crisis económicas argentinas– la cadena cárnica pudo subsidiar el valor de los principales cortes vacunos vendidos en el mercado interno gracias a las extraordinarias condiciones presentes para exportar carne y cuero. Luego un grupo de descerebrados (que casi no encontró resistencia) imaginó que liquidar la exportación era una manera óptima de aumentar la disponibilidad interna de carne. El resultado: cientos de empresas ganaderas y frigoríficas cerradas, decenas de miles de desocupados y precios altísimos de la carne bovina.

Si el proceso ganadero-cárnico iniciado en 2002 no se hubiese interrumpido, actualmente, además de tener precios internos muchos más bajos del asado y la nalga, decenas de miles de argentinos desempleados podrían tener un trabajo.

Los integrantes del sector agropecuario, en lugar de seguir perdiendo recursos en contar los camiones de caudales que se podrían llenar con las agrodivisas (que ciertamente no están en los bolsillos del tercio de la población argentina que pasa hambre), deberían trepar al Obelisco para gritarle a los mayor parte de la gente que están de su mismo lado. Que los alimentos serían más baratos si los pudiésemos exportar sin restricciones a todos los mercados del orbe. Que habría más oportunidades de trabajo para todos. Que los electrodomésticos, celulares y automóviles serían mucho más accesibles con Tratados de Libre Comercio (TLC).

Si ese concepto estuviese claro para la mayor parte de los argentinos, entonces no tendrían inconvenientes en visualizar que los recientes conflictos comerciales con China (el primer importador mundial de alimentos) son una mala noticia que sólo beneficia a un pequeño grupo de inescrupulosos acostumbrados a cazar en el zoológico.

Ezequiel Tambornini

Artículos relacionados

Basta de insistir con la importancia de comunicar lo que hace el campo: el problema está en otra parte

El poder de la imagen: una lección práctica sobre el impacto de la representación mental del campo

Sin acuerdos de libre comercio Argentina nunca será el “supermercado del mundo”: el caso testigo del vino

No TweetBacks yet. (Be the first to Tweet this post)

El mes en imágenes

Canal San Antonio-Arroyo de las Tortugas: estudian implementar una tercera obra de amortiguamiento para reducir riesgos aguas abajoLa ganadería argentina sigue trabajando por debajo de su potencial: volvió a caer la importación de semillas de alfalfaLa industria argentina de alimentos pide a los consumidores que actúen con responsabilidad: “Es importante que no prime la ansiedad para continuar con un normal abastecimiento”Aprobaron la comercialización de soja tolerante a dicamba para facilitar la importación de poroto proveniente de EE.UU.Interacción híbrido/densidad: un factor clave ante heladas tardíasCrisis lechera: por cuarto mes consecutivo la inflación de la canasta láctea sigue muy por debajo del promedio general de alimentosLa exportación uruguaya de carne ovina es 780% superior a la argentina: ahora lograron acceder al mercado de EE.UU.El domingo se prevén lluvias sobre buena parte del LitoralDerrumbe en la venta de sembradoras: un reflejo de la pérdida del poder de compra del productor argentinoAlerta: mañana se prevén heladas intensas sobre buena parte de la región pampeanaEsta semana no se prevén lluvias importantes en ninguna región productivaAlerta contratistas: el gobierno bonaerense planea exigir el pleno cumplimiento de una normativa obsoleta con fines recaudatoriosUruguay ya tiene su plan para aumentar exportaciones agroindustriales: reducción del gasto público para promover el desarrollo del sector privadoSe necesita efectivo urgente: no se detuvo la comercialización de granos gruesos a pesar de los bajos precios y la incertidumbre cambiariaUn cambio de paradigma agrícola: modelo de cobertura con rolado de baja intensidadDeclaran la emergencia agropecuaria en once partidos bonaerenses con cinco meses de retraso: otros nueve siguen en lista de esperaEl gobierno nacional se sigue financiando con dinero de los productores: “El último IVA que devolvieron corresponde al mes de julio”Operadores especulativos siguen liquidando posiciones en maíz ante la desaparición de noticias alcistasArgentina (im) potencia cárnica: frigoríficos exportadores siguen perdiendo toneladas de dineroAgro en alerta: en el último mes se registraron cuatro incendios en campos productivos de la zona cordobesa de OlivaCayeron las exportaciones de leche en polvo en el mejor momento para vender: los precios superaron los 5000 u$s/toneladaEl trigo fue la mejor inversión del último año: registró una rentabilidad del 140%En lo que va de 2013 ingresaron 335 cosechadoras importadas: casi un 60% menos que el año pasadoEl megaendeudamiento argentino con China no tiene como contrapartida la posibilidad de exportar más alimentos a la nación asiáticaHasta el domingo siguen las condiciones óptimas para avanzar con la cosecha en la zona núcleo pampeanaEl agro argentino juega en primera división: John Deere adquirió una empresa argentina dedicada a la fabricación de pulverizadorasEmergencia agronómica: los nabos resistentes lideran el ranking de crecimiento de expansión territorial de malezas problemáticasAvanza el plan del Senasa para digitalizar completamente la emisión de DTE: menos burocracia con mayor control