Google+
Valor Soja »Actualidad, Agricultura

Argentina sigue siendo el país de la mentira: cambiemos

Disfraces conceptuales que luego pueden terminar saliendo caros.
Argentina sigue siendo el país de la mentira: cambiemos

Peor que ser mentiroso es mentirse a uno mismo. Porque esa es la primera señal de que, algo que debe cambiar, no lo va a hacer nunca.

Un presidente dice que tiene un plan para producir un millón de autos por año. Pero el término correcto es ensamblar. Porque Argentina no produce autos. Ni tiene las condiciones necesarias para hacerlo. De hecho existen subsidios para automotrices que logren alcanzar una integración del 30% de autopartes nacionales. Copien un libro de otro y luego reescriban un 30% del mismo. Vayan a una editorial y digan que escribieron el libro. Prueben a ver qué pasa.

Funcionarios provinciales, dirigentes (pseudo) empresarios y sindicalistas dicen que existe una avalancha de importaciones que perjudica a la industria argentina. No es cierto. Pero aunque lo fuera, en una nación civilizada no habría cabida para quejas tan simiescas, pues una de las bases del acuerdo social es la libertad de comercio (entre otras muchas libertades). Quejarse por las importaciones, en términos conceptuales, implica también validar las restricciones a las exportaciones, que en la Argentina destruyeron la producción de trigo y provocaron un holocausto bovino en el cual murieron más de diez millones de animales.

Economistas buscan las excusas más insólitas para asegurar que el tipo de cambio real argentino no está sobreapreciado. Muchas agroindustrias exportadoras crujen. Incluso con la promesa de reintegros. Seguramente parte del problema reside en la presión impositiva, regulaciones burocráticas, infraestructura, acceso a mercados externos, disponibilidad de oferta de trabajadores capacitados y financiamiento accesible. Pero todo eso lleva mucho tiempo. El primer paso para comunicar al sector exportador que debe ponerse en marcha es un tipo de cambio adecuado.

Funcionarios nacionales dicen que no habrá necesidad de que las industrias lácteas despidan personal. Dirigentes gremiales del sector aseguran que no aceptarán despidos. Pero si la oferta argentina de leche se derrumbó, entonces la capacidad instalada de la industria láctea quedó sobredimensionada. Lo ideal, por supuesto, hubiese sido que la producción no cayera, que las exportaciones crecieran, que se ganaran nuevos mercados. Pero eso no ocurrió. Así que las industrias lácteas –si quieren sobrevivir– deben adaptar su estructura a la oferta de leche disponible. Por más doloroso que sea.

Funcionarios nacionales insisten en emplear palabras amables para dialogar con dirigentes de organizaciones sociales cuyo único propósito, en el mejor de los casos, reside en promover el caos para solicitar más dinero a cambio de calmas transitorias. Caos que dificulta o directamente hace inviable que la gente trabajadora pueda desarrollar sus actividades. Gente trabajadora que, al pagar impuestos, son precisamente quienes generan los recursos necesarios para financiar los piquetes organizados.

La salud mental de una comunidad podría medirse entre el nivel de correspondencia presente entre la realidad de los hechos y la enunciación de los mismos. El hecho de que una persona como Donald Trump haya sido elegido presidente de EE.UU. no necesariamente indica que todos sus votantes estén de acuerdo sus propuestas. Es más bien una señal del cansancio hacia los políticos de manual acostumbrados a decir lo contrario de lo que piensan.

Las palabras tienen su propia economía. Cuando se las emplea por demás, pierden valor. Cuando se las usa sin sustento, se degradan. Cuando no se corresponden con los hechos, dejan de tener peso específico propio. Y así es como vamos devaluando uno de los principales instrumentos que tenemos para crear lazos de confianza con los otros.

Actuar como pensamos y pensar como hablamos es la decisión económica más conveniente que puede tomar cualquier organización. Hacer lo contrario –a menos que seamos auténticos psicópatas– implica exponerse a una serie de riesgos que luego podrían terminar siendo más onerosos que el daño que se pretendió evitar al ocultar algo considerado oprobioso. Cambiemos.

Ezequiel Tambornini

No TweetBacks yet. (Be the first to Tweet this post)

El mes en imágenes

Se triplicaron las compras de trigo nuevo para asegurarse mercadería ante una eventualidad climática: el precio máximo llegó a 183 u$s/toneladaCarpe diem: gran recuperación del poder de compra de los tambos argentinos gracias al retraso cambiarioEl tamaño importa: se acentúa la brecha entre tambos grandes y chicos para acelerar el proceso de concentración en el sectorMastellone Hnos registró una pérdida de 190 M/$: la empresa destacó “los cambios en nuestra política del precio de compra de la materia prima láctea”Biodiesel: el gobierno nacional excluyó a las fábricas integradas santafesinas del cupo obligatorio de corte con gasoilEmergencia hídrica: Argentina tomó más créditos del BID para promover políticas de igualdad de género que para mitigar daños por inundacionesLa Secretaría de Ambiente tardó un año en reglamentar el decreto que obliga a los ingenios azucareros a realizar un manejo responsable de la vinazaAdivina adivinador: los exportadores de biodiesel aún no saben que retención deberán pagar por los embarques realizados en los últimos cuatro mesesLos operadores especulativos siguen impulsando a la soja: la posición local mayo 2014 registró el valor más elevado desde que comenzó a cotizarLa cadena de valor vitivinícola está a un paso de la quiebra: “Vamos a tratar de que la Fiesta de la Vendimia no se haga”Se publicó la ley diseñada por kirchneristas para generar una nueva caja recaudatoria en los entes de lucha contra la aftosaAlerta: el domingo ingresará una masa de aire frío que podría generar heladas en el sur de la región pampeanaAlerta Buenos Aires: el domingo se esperan precipitaciones en algunas de las zonas inundadas El Estado argentino sigue vampirizando al sector agrícola: los productores ven pasar de largo siete de cada diez pesos generadosLobería Zona Liberada: un grupo comando carneó cinco novillos y se llevó hasta las pertenencias de los empleadosGracias al SISA el Inase ahora cuenta con una súper base de datos para detectar a productores que siembran semilla ilegal: cómo funcionaCuidado con presupuestar rindes altos en 2016/17: Aiello advirtió que “el desarrollo de la cosecha gruesa va a sufrir algunos eventos de pulsos secos”Argentina aún no logró colocar un solo embarque de sorgo en China: la nación asiática concentra el 60% de la demanda mundialSe acabó la era de los commodities: con una participación de apenas 5,7% ya es más rentable para el gobierno eliminar las retenciones que mantenerlasMás lluvias para recomponer la situación en el norte de la zona pampeana: se complica la gruesa en el sector surViva el Mercosur: Brasil volvió a bloquear el ingreso de peras y manzanas provenientes de la ArgentinaRanking semanal: Noble, ADM y Bunge concentraron los permisos de exportación de trigo 2012/13Retención de mercadería por expectativa de un cambio político: industrias ofrecen “premios” de casi 12% para tentar a los productores de sojaEl NOA está ahora más cerca: en marzo se registró un nuevo récord histórico de volumen transportado por el Belgrano CargasCRA advirtió a productores que se asesoren antes de firmar la licencia de uso de soja Intacta: “Podría en el futuro afectar derechos que existen en la legislación actual”Argentina en emergencia hídrica: esta semana se prevén más lluvias extraordinarias en zonas afectadas por inundacionesOtra vez abril: se complica la cosecha gruesa con perspectivas de lluvias torrenciales en zonas anegadasSin regalo de Navidad para los ganaderos argentinos: derrumbe de precios de la hacienda por exceso de oferta de proteínas animales