Google+
Valor Soja »Actualidad

Primer ensayo de debate sobre el proyecto de regulación de humedales: “Tenemos que ser muy cuidadosos”

Encuentro entre Gilberto Alegre y Juan Carlos Villalonga.
Primer ensayo de debate sobre el proyecto de regulación de humedales: “Tenemos que ser muy cuidadosos”

“Es un tema complicado en cuanto a las diferencias de criterios entre lo que son y no son humedales. Es necesario encontrar un equilibrio que vamos a intentar buscar consultando a especialistas del INTA, que son quienes más conocimiento tienen de estas cuestiones, porque si nos atenemos a una definición muy estricta, dejamos afuera a muchas zonas productivas”.

Así lo indicó hoy el diputado y presidente de la Comisión de Agricultura de la Cámara baja, Gilberto Alegre (Massismo), durante una charla abierta con el diputado y vicepresidente de la Comisión de Recursos Naturales y Conservación del Ambiente Juan Carlos Villalonga (PRO) en referencia al proyecto de regulación de humedales que ya tiene media sanción del Senado.

“Tenemos que ser muy cuidadosos, respetando los sistemas de humedales, pero también teniendo presente que una cosa son los terrenos inundados de manera permanente y otra, como puede ser los de la Cuenca del Salado, que se inundan de manera no permanente y que tienen conexión con la producción agropecuaria”, explicó Alegre durante un encuentro organizado por la Fundación Barbechando en La Materina de la localidad de Diego Gaynor (en el que trataron diferentes temas relacionados tanto el ámbito productivo como ambiental).

La iniciativa –aprobada en diciembre pasado en el Senado– define como “humedal” aquellas áreas en las cuales la “presencia temporaria o permanente de agua superficial o subsuperficial causa flujos biogeoquímicos propios y diferentes a los ambientes terrestres y acuáticos”. Y añade que los rasgos distintivos de los mismos son la presencia de “suelos hídricos o sustratos con rasgos de hidromorfismo”.

“La provincia de Buenos Aires hoy tiene muchos más humedales que hace diez años atrás. Nos encontramos con muchas más zonas inundables. Entonces, ¿cómo hacemos? Si nos manejamos con un estricto criterio que diga esto es un humedal y acá no se puede producir más, eliminaríamos zonas altamente productivas”, sostuvo Alegre. “Tiene que estar bien definido, porque de lo contrario se puede llegar a inventariar cualquier cosa (como humedal)”, insistió.

“Eso no ocurriría”, aseguró Villalonga. “La conservación probablemente se va a restringir a otras áreas. Necesitamos que el Estado sepa. Con la Ley de Bosques (Nº 26.331) ya se sabía qué era bosque y qué no, entonces hubo que pasar a decidir qué hacer con cada área. Pero acá el Estado debe saber”, añadió el diputado del PRO.

El proyecto dispone la obligatoriedad de que el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sustentable realice un inventario nacional de humedales “en un plazo no mayor de tres años desde la entrada en vigencia de la presente ley”. Y señala que las autoridades ambientales de cada provincia podrán categorizar “áreas de preservación” que no podrán transformarse, “áreas de gestión de recursos” que “admiten actividades de impacto moderado” y “áreas de usos múltiples” donde “actualmente se realizan actividades económicas o que tienen vocación productiva, pero que debieran realizarse incluyendo criterios de sostenibilidad”.

Villalonga dijo que “garantizaba que con ese mecanismo las provincias nunca van a hacer el ordenamiento; es muy mala la ley”. Y agregó que “no me gusta el proyecto que salió del Senado. Mi visión es que este proyecto tiene que aplicarse con un criterio parecido a la de Ley de Bosques, que bajó la conflictividad enormemente en lo que respecta al tema, más allá de las barbaridades que hicieron algunas provincias. Y también se redujo la tasa de deforestación, aunque no a los niveles que uno quisiera”.

“Una definición generosa del tema tratado por la ley no hace que sea restrictivo a lo productivo, sino que hace que el Estado asuma la responsabilidad de que esas áreas que tienen ciertas dinámicas hídricas sean debidamente inventariadas y estudiadas, porque si el Estado las hubiese estudiado como corresponde, las obras de infraestructura que se hicieron sobre algunos de los humedales, o algunos asentamientos o emprendimientos productivos, quizás se habrían hecho de otro modo. Uno no pretende que esas zonas vuelva a ser vergeles, sino que, si se conoce esa dinámica, entonces sabe que algunas obras tendrían que hacerse de determinada manera”, consideró el diputado del PRO.

“Creo que es oscurantismo pretender que el Estado conozca menos por las dudas. El proyecto dice que de acuerdo a la dinámica y de otras variables que indiquen qué relevancia tienen los humedales, se van decidiendo cuáles son las áreas que se van a tener que conservar, lo cual no impide que uno conozca. Ese es el sentido del inventario”, aseguró Villalonga.

Foto. De izquiera a derecha: Juan Carlos Villalonga, Álvaro Tomas (Fundación Barbechando) y Gilberto Alegre.

No TweetBacks yet. (Be the first to Tweet this post)

El mes en imágenes

Mala noticia para la economía argentina: una agencia reguladora estadounidense dinamitó buena parte del sostén alcista de la sojaDale las gracias a tu productor amigo: 26% de la obra pública provincial se financió con aportes directos de la sojaEl fin de semana ingresa un frente frío que podría generar precipitaciones en el sur de la zona pampeanaDemasiado caros: en lo que va del año la Argentina fue el único país del Mercosur que registró una caída en la exportación de carne bovinaOCDE: un 20% de los ingresos de los productores agropecuarios europeos se cubren con subsidiosSiguen recuperándose los precios de exportación de la miel: el efecto derrame llegó a los apicultoresEl ingreso de divisas generado por la exportación argentina de derivados de lactosuero descendió 40% por la pauperización de la demanda chinaConózcalos: la lista completa de los diputados opositores que avalaron el revalúo inmobiliario de ScioliMañana ya no habrá lluvias sobre la región pampeana: pero podrían regresar con fuerza el domingoPor primera vez en siete años el sector público argentino logró superávit primario gracias al impuestazo aplicado al campoEstamos en la era de las proteínas: en el último año fue posible ganar casi 30% en dólares con inversiones en corporaciones cárnicasEfecto Monsanto: la Argentina perdió el mercado europeo de harina de sojaBienvenidos a Costa Pobre: con el ingreso de la cosecha se acabaron los “premios” en soja justo cuando el gobierno pisa el tipo de cambioYa se cubrió más de la mitad del saldo exportable potencial de maíz 2016/17: Cofco y Cargill lideran el rankingBienes Personales: inversores con campos en Uruguay podrían llegar a pagar hasta un 10% de su valor durante la presidencia de Alberto FernándezEl tamaño importa: se acentúa la brecha entre tambos grandes y chicos para acelerar el proceso de concentración en el sectorUna medida para los productores del norte: habilitaron la posibilidad de ofrecer forwards de girasol con entrega en enero de 2017El miércoles se cortan las lluvias en la región pampeana: pero ingresa una ola polarSe licuaron los subsidios forestales a causa de la caída del aporte voluntario realizado por compañías aseguradorasLa Afip estableció un nuevo calendario impositivo para productores de once provincias afectados por desastres climáticosYa se cubrió el 70% del saldo exportable de maíz argentino 2018/19 cuando faltan nueve meses para el ingreso de la nueva cosechaDécada perdida para el girasol: embarques con caída del 89% en un marco de creciente concentración de la demandaAlerta caminos rurales: fin de semana con lluvias donde menos se las necesitaEl jueves se llueve todo sobre el norte del país: alerta por tormentas intensasA preparar todo para la campaña fina 2018/19: esta semana terminan de recargarse los perfiles con máximos de hasta 90 milímetros en el sudeste bonaerenseTambo versus dólar: la depreciación del tipo de cambio favorece a los granos pero complica aún más a la lecheríaSenasa declara el alerta fitosanitaria para dos chinches con capacidad para provocar daños catastróficos en muchos cultivosSalieron los súpercréditos del Banco Nación para productores afectados por sequía: tasa del 17% el primer año seguida del 27% para los dos siguientes