Google+
Valor Soja »Ganadería

Creció 1,4% el stock bovino argentino: al ritmo actual se necesitarán al menos cuatro años más para recuperar lo perdido durante el genocidio ganadero kirchnerista

Datos oficiales a marzo de 2017.
Creció 1,4% el stock bovino argentino: al ritmo actual se necesitarán al menos cuatro años más para recuperar lo perdido durante el genocidio ganadero kirchnerista

La ganadería argentina necesitará muchísima dedicación, tiempo y viento climático a favor para recuperarse del genocidio ganadero instrumentado por el régimen kirchnerista

En marzo de 2017 el stock bovino nacional argentino fue de 53,353 millones de cabezas, una cifra 1,4% y 3,7% superior a la del mismo mes de 2016 y 2015, respectivamente, según los últimos datos publicados por el Senasa.

El mayor crecimiento interanual del stock bovino se registró en las provincias del NOA (Tucumán, Salta y Santiago del Estero) con una suba del 5,6% en marzo pasado respecto del mismo mes de 2016 (en números absolutos son 158.098 cabezas adicionales). También creció mucho en la región patagónica (Neuquén, Río Negro y Chubut) con un alza del 5,4% (+53.922 cabezas) y en la semiárida ( San Luis y La Pampa) con una suba del 3,8% (+177.194).

Pero en las provincias de la zona pampeana (Buenos Aires, Córdoba, Santa Fe y Entre Ríos) el crecimiento fue marginal con una suba del 1,6% (+528.327), mientras que en el NEA (Corrientes, Formosa y Chaco) descendió 2,7% (-258.767).

El stock nacional de vacas en marzo pasado era de 23,362 millones de cabezas (+1,8% que en el mismo mes de 2016), mientras que el de vaquillonas sumaba 7,765 M/cabezas (+2,9%), lo que indica que en el último año se llevó adelante un proceso de retención de vientres (señal sectorial que indica una mayor confianza en el potencial del negocio).

En 2008 el Senasa registró, a nivel nacional, un total de existencias bovinas de 57,583 millones de cabezas. Pero a partir de ese año comenzó una fase intensiva de liquidación de hacienda que llevó el stock a un piso de 47,973 M/cabezas en 2011. Recién a partir de 2012 las existencias bovinas comenzaron a recuperarse (aunque muy lentamente).

Al ritmo promedio de crecimiento del stock bovino registrado en los últimos dos años, se necesitarían al menos cuatro años más para lograr alcanzar el nivel de existencias presente en 2008.

La sequía del período 2008/09 también restó gran cantidad de recursos forrajeros a la ganadería argentina. Pero, además del factor climático, el sector pecuario sufrió una oleada gigantesca de desincentivos a partir de la intervención kirchnerista tanto del mercado externo como interno (que planchó los precios de la hacienda de manera artificial para promover una faena descomunal de vientres).

Los datos utilizados para la construcción del mapa de stock bovino argentino surgen del Sistema Integrado de Gestión de Sanidad Animal (SIGSA) del Senasa. Descargar planilla con detalle de stock bovino a marzo de 2017 por provincia y categoría.

No TweetBacks yet. (Be the first to Tweet this post)

El mes en imágenes

Se viene La Niña: los operadores especulativos siguen apostando por subas adicionales de los precios de la sojaSi no nos organizamos perdemos todos: por el excesivo retraso en habilitar las exportaciones de maíz dejaron de ingresar toneladas de divisasTormenta perfecta para la urea granulada: sobrestock interno con precios internacionales planchadosLa moneda verde que más vale: en Mato Grosso la soja se impone como medio de pagoAhora el buzzismo acepta acatar la resolución judicial: se suspenden las elecciones del nuevo líder de Federación AgrariaEsta semana regresan las lluvias: por el momento sigue sin presentarse riesgo de heladasEl precio del asado es un afano: pero la mayor parte de los argentinos no se dan cuentaEl presupuesto salarial del Inase representa un promedio de 35.000 pesos mensuales para un total de 252 empleadosRealidad versus efecto psicológico: apenas un 10% del poroto de soja importado por Argentina provino de EE.UU.Calorcito: siguen sin aparecer riesgos de heladas en la región pampeanaEl año pasado los productores ganaderos aportaron 39,4 M/$ al Ipcva: un 26% más que en 2012¿De quién es la empresa elaboradora de fardos de alfalfa que visitó Alberto Fernández?Nueva ley de semillas: un desafío enorme para domesticar posturas irracionales luego de décadas de inacción oficialVolvimos: Argentina comenzó a recuperar el mercado brasileño de harina de trigo con ventas 25% superioresLos fabricantes de etanol maicero piden ayuda al gobierno “antes de que el riesgo de quebranto que nos amenaza desde hace meses se convierta en una realidad”La carne uruguaya a un paso de ingresar al mercado japonés: NH Foods adquirió el 100% del frigorífico BPUSe espera buen tiempo durante toda la semana en la región pampeana: ideal para avanzar con la cosecha gruesaEn 2018 las labores agrícolas serán más caras ante la imposibilidad de seguir deduciendo de Ganancias la totalidad del impuesto a los combustibles líquidosFestival de importaciones de pulverizadoras: en 2017 ingresaron 152 equipos a un promedio de 148.500 dólaresCompañías agroindustriales solicitaron al ministro de Transporte que asegure el libre tránsito de camiones: “Se está incrementando la cantidad de municipios en rebeldía”Una “tarjeta de crédito” operando a pleno: la liquidación de agrodivisas ya superó el volumen generado el año pasado¿Cuál es el impacto de restringir al acceso a divisas al único sector económico argentino capacitado para generarlas?Maíz 2015/16: exportadores volvieron a operar en contramargen por la competencia para originar mercaderíaLa faena de vientres ingresó en la “zona” de liquidación: esperando (con impaciencia) el cambio de fase del ciclo ganaderoEstá por estrenarse la segunda temporada de la “guerra comercial”: todo lo que es necesario saber (alerta de spoilers)Sigue el bloqueo comercial brasileño en represalia por el acuerdo argentino con China: las pérdidas para el Alto Valle del Río Negro ya suman 170 M/u$sDatos oficiales: el volumen de soja certificada fue el más bajo desde el ciclo 2005/06Una mano para los frigoríficos: dieron de baja la obligación de constituir garantías mínimas para el cobro eventual de multas