Google+
Valor Soja »Lechería

Atilra aceptó readecuar el “aporte patronal permanente”: pero se aseguró una recaudación mensual de al menos 30 M/$

Se estableció una suerte de “seguro de cobro” por medio del RUCA.
Atilra aceptó readecuar el “aporte patronal permanente”: pero se aseguró una recaudación mensual de al menos 30 M/$

Los representantes del gremio lácteo Atilra finalmente aceptaron readecuar –en función de un requerimiento realizado por funcionarios del gobierno nacional– el “aporte patronal mensual permanente” para así permitir que se liberasen los fondos públicos destinados al salvataje de SanCor. Pero aún así se aseguraron el cobro de una base de 30 millones de pesos mensuales por ese concepto.

Hoy por la tarde se firmó un acuerdo entre representantes gremiales y empresarios de la industria láctea (CIL y Apymel) con la participación de los ministros de Agroindustria, Ricardo Buryaile, y de Trabajo, Empleo y Seguridad Social, Jorge Triaca, en el cual se estableció que el “aporte permanente” será de 1500 pesos mensuales para empresas lácteas con más de 71 trabajadores y de 750 pesos para aquellas con menos de 70 empleados o categorizadas como Pymes (con una facturación anual de hasta 540 millones de pesos según la normativa vigente).

El acuerdo establece, a modo de garantía de pago, que aquellas empresas que no abonen el “aporte permanente” serán dadas de baja del Registro Único de Operadores de la Cadena Agroindustrial (RUCA).

El “aporte patronal mensual permanente”, vigente desde 2010, contaba, antes de la readecuación, con un monto ajustable en función de la suba progresiva establecida en el convenio colectivo de trabajo. Dicho monto, que actualmente se ubicaba en 3868 pesos, debía ser abonado por todas las industrias lácteas, razón por la cual las firmas más pequeñas –integradas en Apymel– recurrieron a la Justicia para evitar el pago de una suma considerada abusiva.

A diferencia del régimen anterior, los nuevos montos (1500 y 750 pesos mensuales) no cuentan en el nuevo acuerdo con cláusula de ajuste. Atilra, con una base de no menos de 25.000 afiliados, se asegura un mínimo de 30 millones de pesos mensuales en concepto de “aporte permanente”, el cual, según se indica en el acuerdo, el gremio puede usar para “diversas necesidades asistenciales de sus afiliados, como, por ejemplo, salud, educación, cultura, arte, esparcimiento, turismo, deportes y acciones solidarias”.

Vale recordar que el “aporte permanente”, además de constituir un ingreso adicional al abonado en concepto de cuota sindical y aportes para obra social, no es el único, porque desde 1988 la industria láctea abona dos aportes más (“solidario” y “subsidiario”, que actualmente representan otros 1625 pesos mensuales por empleado (y que en conjunto suman otra base de 30 millones de pesos mensuales).

En el acuerdo, a pedido de los representantes de Apymel, se estableció la condonación de los montos adeudados de “aporte permanente” para las Pymes y/o empresas de hasta 70 trabajadores, así como dejar sin efecto las causas judiciales en curso (en las cuales Atilra reclamaba el pago de dicho aporte).

“En caso de que existan montos adeudados en concepto de aporte mensual permanente por empresas que no sean Pymes y/o que superen los 70 trabajadores de personal comprendidos en la actividad de la industria lechera, las partes se comprometen a negociar para buscar una solución a las mismas”, dice textualmente el acuerdo en referencia a la situación de las usinas de mayor porte.

El acuerdo también establece la homologación del acuerdo salarial por parte del Ministerio de Trabajo, Empleo y Seguridad Social (que había quedado congelado por una cláusula discriminatoria contra los socios de Apymel), la voluntad de actualizar el convenio colectivo de trabajo vigente y la obligación, por parte del gobierno nacional, de “otorgar asistencia financiera a SanCor por 450 millones de pesos a través del Fondear a los fines de que pueda llevar adelante un plan de reestructuración sustentable”.

“El primer desembolso deberá efectuarse a la mayor brevedad y en un plazo de hasta 5 días siguientes a la suscripción del presente acuerdo y será condición para la validez del presente acuerdo”, indica el texto firmado hoy viernes.

“En el mes de diciembre (de 2017) tendrá lugar una reunión para verificar el funcionamiento, impacto y cumplimiento de los distintos puntos del presente acuerdo, para que las partes empresaria y gremial atendiendo esos aspectos y a la situación del sector y la marcha de la economía, procedan a efectuar las modificaciones que puedan resultar necesarias”, añade.

No TweetBacks yet. (Be the first to Tweet this post)

El mes en imágenes

No sólo de energía vive YPF: la empresa estatal facturó más de 3600 M/$ por exportaciones de commodities agrícolasPronóstico 2020: más presión impositiva para el campo argentino con mayor inflación y caída del nivel de actividad económicaTrabajadores rurales lograron un ajuste salarial de casi 54%: la nueva remuneración mínima del peón general es de 29.371 pesosEl fin de semana el sector oeste de la región pampeana cuenta con probabilidad de recibir hasta 60 milímetrosEl Mercosur se está quedando fuera del mundo: alertan que será cada vez más difícil vender productos agroindustriales en los principales mercadosLlegó el frío: el jueves habrá peligro de heladas sobre la región central del paísComenzó la cosecha paraguaya de soja: el gobierno argentino mantiene bloqueado el ingreso del poroto guaraníLos precios de la soja ingresan en una zona de riesgo por una suma de factores desfavorables en pleno diseño de la campaña 2018/19Política monetaria para fabricar divisas: en lo que va del año la soja subió casi 6%% en Uruguay al tiempo que cayó 13% en la ArgentinaGracias al Matba Rofex los productores agrícolas sudamericanos pueden capturar el diferencial de precios de la soja generado por la “guerra comercial”Otra semana con lluvias intermitentes que complican el último tramo de la siembra de trigoChicago: los operadores especulativos refuerzan apuestas bajistas en maízValor agregado no siempre es sinónimo de agregado de valor: el caso de la soja desactivadaArgentina consolidó la seguridad alimentaria durante el primer mes de la pandemia con una explosión de consumo de proteínas cárnicasDuro de cobrar: Venezuela pagó a Uruguay 30 M/u$s por colocaciones de lácteos realizadas el año pasadoCombo bajista para los granos: el factor financiero comenzó a jugar en contra ante el ingreso inminente de la cosecha gruesa sudamericanaCorralito contra la evasión cárnica: suspenden la recepción de solicitudes para inscribir mataderos municipalesTrabajo financiado por el Conicet asegura que “la soja no trae promesas económicas ni expectativas de mejora a las familias”Se racionalizó el convenio colectivo de los empleados lácteos: pero la “caja” de Atilra sigue intactaLacalle Pou: “Bregamos por un sinceramiento del Mercosur”La industria argentina elaboradora de etanol maicero deja de producir ante una caída abrupta de la demandaLacalle Pou: Uruguay establecerá la legítima defensa rural para proteger a las empresas agropecuarias del abigeatoEl negocio de la exportación de cultivares de soja argentinos cerrará 2015 con una caída de ventas superior al 30%Para cambiar soja por departamentos los productores tienen que pagar una retención superior al 45%No se llenen la boca hablando del cambio climático: volvieron a incrementar las retenciones al biodiesel mientras se subsidia al petróleoRafaelli: la propuesta del Consejo Agroindustrial Argentino “no es solamente hablar de reintegros o de retenciones”Déjà vu chavista para un venezolano que trabaja en el campo argentino: la historia de KeiverEl Ministerio de Agroindustria de Buenos Aires denunció a un empresario agrícola que realizó una aplicación sobre una escuela en pleno horario de clases