Google+
Valor Soja »Lechería

La competitividad cambiaria de la lechería argentina descendió al nivel vigente a fines de 2015

Indicador clave para comprender la situación del sector exportador.
La competitividad cambiaria de la lechería argentina descendió al nivel vigente a fines de 2015

A comienzos del presente año el gobierno nacional incrementó los reintegros a las exportaciones de productos agroindustriales con el propósito de mejorar la competitividad de las mismas. En el caso de los lácteos se instrumentaron reintegros del 3,0% para la leche en polvo entera, 4,5% para la manteca y 5,0% para quesos y lactosuero, entre otros alimentos.

Sin embargo, el progresivo crecimiento de la inflación –una herencia de la gestión anterior– contribuye a licuar la competitividad cambiaria de las exportaciones agroindustriales en general y lácteas en particular.

En este gráfico puede verse la evolución de la competitividad cambiaria del sector exportador argentino de leche en polvo entera (principal producto lácteo de exportación local) a través del indicador del “Tipo de Cambio Real Multilateral Competidor LPE” de Argentina, el cual refleja los valores –ajustados por la inflación de cada nación– del peso argentino con relación a las monedas de las principales naciones exportadores de LPE. También incluye el “Tipo de Cambio Real Multilateral Competidor Efectivo” (TCRMce) que considera los reintegros a la exportación.

“Nueva Zelanda es el principal exportador mundial de leche en polvo entera con el 55% del mercado global en 2015; consecuentemente, el país tiene una ponderación del 55% en el índice base 2015, el cual varía año a año según la evolución de su participación en el mercado (market share)”, explicó el técnico del Área de Economía del Movimiento CREA Santiago Giraud, en un artículo publicado en la edición de mayo de la Revista CREA. El resto de los países que participan del índice son Países Bajos, Australia, EE.UU. y Uruguay, entre otros.

“Como Nueva Zelanda tiene una influencia relevante en la competitividad cambiaria del sector, en función de su elevada participación en el mercado, la evolución del dólar neozelandés es una variable muy significativa  dentro del índice”, añadió Giraud.

Al observar la evolución reciente del TCRMc, puede apreciarse un pico de ganancia de competitividad cambiaria alrededor de febrero de 2016, el cual se explica por la unificación y “sinceramiento” cambiario instrumentado en diciembre de 2015 por el gobierno de Mauricio Macri luego del “cepo” aplicado por la gestión de Cristina Fernández de Kirchner.

Sin embargo, posteriormente se registra un progresivo deterioro de la competitividad cambiaria a causa de la estabilización del tipo de cambio nominal (en torno a la franja de entre 15 a 16 $/u$s en el marco de una inflación elevada.

“Imaginemos a un exportador de leche en polvo argentino y otro neozelandés. En ambos países el tipo de cambio frente al dólar permanece estable, pero en la Argentina la inflación ronda el 25% anual, mientras que en Nueva Zelanda es del 1%. Dado este escenario, la producción Argentina medida en dólares se va a encarecer un 25%, mientras que la Nueva Zelanda solo 1%”, afirmó Giraud.

“Así, al tener nuestro país una inflación más alta que nuestros competidores, si el tipo de cambio no sube acompañando esa dinámica, se da un proceso en el cual el producto lácteo argentino se encarece con relación a sus pares del resto del mundo. Esto es justamente lo que se observa, con gran intensidad, desde mediados 2014 hasta la salida del cepo, cuando la evolución del dólar fue muy por detrás de la variación de los precios”, agregó.

Esa dinámica desde la salida del cepo se dio, además, en el contexto de una importante apreciación del dólar neozelandés respecto al dólar estadounidense (contribuyendo a morigerar la pérdida de competitividad para la Argentina).

“Un riesgo para la competitividad cambiaria del sector es una eventual depreciación del dólar neozelandés, en la medida que la continuidad de la apreciación no puede darse por garantizada. De hecho, entre marzo de 2014 y septiembre de 2015 la moneda neozelandesa se depreció 30%, siendo otro elemento adicional que presionó a la baja la competitividad relativa cambiaria de nuestro país en ese período”, alertó el técnico CREA.

Si al análisis se incorpora el peso de los reintegros a las exportaciones vigentes (índice TCRMce), la pérdida relativa de competitividad cambiaria es menos pronunciada. “En cualquier caso, esos niveles son similares a los de principios de 2015, que eran a su vez un 34% menores a los vigentes en 2011, por lo que no puede decirse que el indicador tenga valores altos en términos históricos”, señaló el técnico CREA.

El artículo completo puede leerse en la edición de mayo de la Revista CREA.

No TweetBacks yet. (Be the first to Tweet this post)

El mes en imágenes

Por tercer mes consecutivo el vehículo más vendido fue una camioneta de uso generalizado en el agro argentinoSe efectivizaron once empleados en el Senasa: la mayor parte son inspectoresArgentina contra el Hambre: fracasó una licitación pública de carne vacuna curada y cocida“Esperemos que pronto se pueda concretar el primer embarque de harina de soja hacia China”¿Cómo quedó conformada la estructura organizacional del nuevo Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca?Oportunidad de inversión: el trigo 2013/14 subió más de un 22% en los últimos dos mesesOtra vez un informe del USDA volvió a derribar los precios: rindes de indiferencia altísimos para la soja pero inviables para el maíz convencionalEl precio de las camionetas bajó un 25% medido en valor soja: explotó la demanda del campoEl gobierno nacional triplicó los reintegros a la exportación de vehículos para el transporte de personas y mercaderías: el agro sigue esperandoSe firmó el protocolo para habilitar el ingreso de carne vacuna con hueso a China: visiones dispares sobre el impacto de la medidaEl gobierno planea intervenir los mercados a término: el sistema de comercialización de granos podría regresar al siglo diecinueve  Gracias a las ofertas de canje por granos repuntó la venta de sembradoras en un contexto sin crédito por tasas de interés inviablesCuenta regresiva: con los cálculos oficiales de consumo interno ya se habría cubierto un 60% del saldo exportable de maíz Argentina va camino a la mayor cosecha de trigo de su historia: sin retenciones seguirá creciendo la recaudación de impuestosArgentina tiene por primera vez déficit energético antes de la llegada del invierno: el país depende 100% de los dólares generados por el campoEsta semana no habrá temporales en ninguna región productivaQuizás el mejor negocio agrícola del ciclo 2016/17: precios altísimos para el garbanzo con una buena cosechaLas exportaciones argentinas de inoculantes crecieron un 24%: Sudáfrica es el tercer mercado en importanciaDescendió el precio de exportación de la leche en polvo argentina por un crecimiento de las colocaciones extra-MercosurGracias totales: la agroindustria argentina quedó constituida como la única gran fuente generadora de divisasAutoridades del Banco Central lograron descomprimir la presión sobre el tipo de cambio: buscan oxígeno hasta el ingreso de la cosecha gruesaCombo China-Nueva Zelanda: el precio de exportación de la leche en polvo entera argentina subió un 45% en el último añoA partir del domingo habrá varios días sin lluvias: ideal para terminar de levantar la cosecha gruesaTemor por una posible nueva intervención china para reducir el precio de la carne vacuna importadaComenzó la semana de la miel: un negocio en el cual los exportadores se empoman a los apicultoresMarcela Gally será la primera mujer decana de la Fauba: se destacó en la introducción de los derechos humanos en las carreras de gradoLos tambos robotizados en Australia no llegan a cubrir un 1% de la producción nacional luego de 13 años de introducción de la tecnologíaLa Comisión de Enlace anunció un paro agropecuario de tres días para la semana que viene