Google+
Valor Soja »Lechería

La competitividad cambiaria de la lechería argentina descendió al nivel vigente a fines de 2015

Indicador clave para comprender la situación del sector exportador.
La competitividad cambiaria de la lechería argentina descendió al nivel vigente a fines de 2015

A comienzos del presente año el gobierno nacional incrementó los reintegros a las exportaciones de productos agroindustriales con el propósito de mejorar la competitividad de las mismas. En el caso de los lácteos se instrumentaron reintegros del 3,0% para la leche en polvo entera, 4,5% para la manteca y 5,0% para quesos y lactosuero, entre otros alimentos.

Sin embargo, el progresivo crecimiento de la inflación –una herencia de la gestión anterior– contribuye a licuar la competitividad cambiaria de las exportaciones agroindustriales en general y lácteas en particular.

En este gráfico puede verse la evolución de la competitividad cambiaria del sector exportador argentino de leche en polvo entera (principal producto lácteo de exportación local) a través del indicador del “Tipo de Cambio Real Multilateral Competidor LPE” de Argentina, el cual refleja los valores –ajustados por la inflación de cada nación– del peso argentino con relación a las monedas de las principales naciones exportadores de LPE. También incluye el “Tipo de Cambio Real Multilateral Competidor Efectivo” (TCRMce) que considera los reintegros a la exportación.

“Nueva Zelanda es el principal exportador mundial de leche en polvo entera con el 55% del mercado global en 2015; consecuentemente, el país tiene una ponderación del 55% en el índice base 2015, el cual varía año a año según la evolución de su participación en el mercado (market share)”, explicó el técnico del Área de Economía del Movimiento CREA Santiago Giraud, en un artículo publicado en la edición de mayo de la Revista CREA. El resto de los países que participan del índice son Países Bajos, Australia, EE.UU. y Uruguay, entre otros.

“Como Nueva Zelanda tiene una influencia relevante en la competitividad cambiaria del sector, en función de su elevada participación en el mercado, la evolución del dólar neozelandés es una variable muy significativa  dentro del índice”, añadió Giraud.

Al observar la evolución reciente del TCRMc, puede apreciarse un pico de ganancia de competitividad cambiaria alrededor de febrero de 2016, el cual se explica por la unificación y “sinceramiento” cambiario instrumentado en diciembre de 2015 por el gobierno de Mauricio Macri luego del “cepo” aplicado por la gestión de Cristina Fernández de Kirchner.

Sin embargo, posteriormente se registra un progresivo deterioro de la competitividad cambiaria a causa de la estabilización del tipo de cambio nominal (en torno a la franja de entre 15 a 16 $/u$s en el marco de una inflación elevada.

“Imaginemos a un exportador de leche en polvo argentino y otro neozelandés. En ambos países el tipo de cambio frente al dólar permanece estable, pero en la Argentina la inflación ronda el 25% anual, mientras que en Nueva Zelanda es del 1%. Dado este escenario, la producción Argentina medida en dólares se va a encarecer un 25%, mientras que la Nueva Zelanda solo 1%”, afirmó Giraud.

“Así, al tener nuestro país una inflación más alta que nuestros competidores, si el tipo de cambio no sube acompañando esa dinámica, se da un proceso en el cual el producto lácteo argentino se encarece con relación a sus pares del resto del mundo. Esto es justamente lo que se observa, con gran intensidad, desde mediados 2014 hasta la salida del cepo, cuando la evolución del dólar fue muy por detrás de la variación de los precios”, agregó.

Esa dinámica desde la salida del cepo se dio, además, en el contexto de una importante apreciación del dólar neozelandés respecto al dólar estadounidense (contribuyendo a morigerar la pérdida de competitividad para la Argentina).

“Un riesgo para la competitividad cambiaria del sector es una eventual depreciación del dólar neozelandés, en la medida que la continuidad de la apreciación no puede darse por garantizada. De hecho, entre marzo de 2014 y septiembre de 2015 la moneda neozelandesa se depreció 30%, siendo otro elemento adicional que presionó a la baja la competitividad relativa cambiaria de nuestro país en ese período”, alertó el técnico CREA.

Si al análisis se incorpora el peso de los reintegros a las exportaciones vigentes (índice TCRMce), la pérdida relativa de competitividad cambiaria es menos pronunciada. “En cualquier caso, esos niveles son similares a los de principios de 2015, que eran a su vez un 34% menores a los vigentes en 2011, por lo que no puede decirse que el indicador tenga valores altos en términos históricos”, señaló el técnico CREA.

El artículo completo puede leerse en la edición de mayo de la Revista CREA.

No TweetBacks yet. (Be the first to Tweet this post)

El mes en imágenes

Para los europeos la cuota de cortes vacunos enfriados concedida al Mercosur “reemplazará algunas de las importaciones que se realizan en la actualidad”El fin de semana se vienen tormentas en el NEA con acumulados de hasta 90 milímetrosPor el atraso cambiario se recuperaron las ventas de tractores: pero se derrumbó la demanda de sembradorasDe cultivo forrajero segundón a estrella comercial: el precio del sorgo 2020/21 ya superó los 190 u$s/toneladaConfirmado: la calidad de trigo cosechado en la zona norte de la región pampeana es espectacularSe necesitan dólares: ya se asignó el 30% del nuevo cupo de maíz para recaudar retenciones anticipadas por 36 M/u$sArgentina pasó del cuarto al octavo lugar del ranking de proveedores de productos silvoagropecuarios de China: Brasil sigue segundoEmpezó la Rural de Palermo: una muestra del fracaso del marketing por diferenciación de calidadTrump sube la apuesta contra China: ordenó al USDA que “use todos los medios a su alcance para implementar un plan que proteja a los productores estadounidenses”Sigue mejorando el precio relativo de la leche: pero el sector se mantiene gracias al subsidio aportado por los productores maiceros Adiós Venezuela: se derrumbaron las exportaciones argentinas de pollos al no poder ingresar a los principales mercados mundialesEsta semana la mayor probabilidad de precipitaciones se concentrará en el NOA: ideal para terminar de sembrar la gruesaPrecios cuidados: el valor del biodiesel destinado al mercado interno fue fijado en 30,5 $/litroExportaciones argentinas de carne vacuna cayeron 20%: Brasil aprovecha el momento para seguir ganando participación en el mercado globalUn manual publicado por el grupo Clarín asegura que la soja “tiene consecuencias letales para el ecosistema agrícola”La agroecología como militancia o ciencia aplicada: qué pasó en el plenario organizado por el SenadoEl “subsidio maicero” para tambos va camino a cumplir diez meses: sin retenciones la situación sería muy diferenteArgentina incorpora tecnología blockchain para asegurar la trazabilidad sanitaria en la exportación de cítricosAmpliaron el plazo de liquidación de divisas a 16 empresas agroindustriales (dos de las cuales son molinos de Chacabuco)El precio del Trigo Enero 2016 ya da por ganador a Scioli: también prevé que mantendrá el “corralito cerealero”Ciara rechaza el paro de SOEA: “Entorpecerá el ingreso de divisas que necesita el país”No existe margen para toquetear el mercado ganadero: “Se está armando un proceso de liquidación de vientres”Un infierno logístico viene en camino: se esperan lluvias abundantes en plena época de siembraLos ingresos de divisas generados por la exportación argentina de miel aumentaron a pesar de una caída del 15% del volumen colocadoEl Consejo Agroindustrial Argentino presentó su propuesta al gobernador Axel KicillofEl viernes 17 de julio la dirigencia agropecuaria (sin FAA) organiza una jornada de protesta nacional: “No maten al campo”El gobierno santafesino extenderá la emergencia agropecuaria por sequía para abarcar todo el norte provincialMoreno suspendió las exportaciones de harina de trigo: los precios alcanzaron un nivel récord