Google+
Valor Soja »Actualidad, Agricultura

Basta de vender humo: para potenciar exportaciones a China no se necesita a Alibaba sino un Tratado de Libre Comercio

Un factor de competitividad clave para acceder al mercado asiático.
Basta de vender humo: para potenciar exportaciones a China no se necesita a Alibaba sino un Tratado de Libre Comercio

“Las plataformas de Alibaba (Group) van a ser designadas como canales oficiales por el gobierno argentino, que también va a proveer de soporte online y offline a los productores de vinos nacionales en China. Dichos canales recibirán apoyo con campañas para aumentar la conciencia y la educación sobre la cultura argentina del vino y la promoción de relaciones entre comerciantes de los diferentes países”.

Esta cita textual de un comunicado oficial es puro humo. Hacer un acuerdo con la mayor corporación de comercio digital de China (y del mundo) sin tener las condiciones necesarias para exportar vinos de manera competitiva a ese mercadazo, es sólo una expresión de deseos (en el mejor de los casos) o una broma (en el peor).

China es actualmente el principal comprador de vinos chilenos envasados. En el primer trimestre de 2017 un 14,9% del total de las ventas del período (324 M/u$s) correspondió a colocaciones realizadas en ese mercado asiático, seguido por EE.UU. (11,9%) y Japón (11,2%), según datos oficiales.

La principal ventaja competitiva de los vinos chilenos en China es un Tratado de Libre Comercio (TLC) que permite que el producto trasandino ingrese a ese mercado libre de aranceles y restricciones aduaneras. Es decir: la principal ventaja es fruto de una tecnología intelectual.

En pocos días el presidente Mauricio Macri viajará a China para oficializar el financiamiento destinado a construir dos nuevas centrales nucleares en territorio argentino. Se trataría de una oportunidad única, además, para comenzar a sentar las bases de un TLC entre ambas naciones.

Si hubiese que elegir un solo indicador para definir el fracaso de la política económica argentina (combo de proteccionismo, sustitución de importaciones y despilfarro de fondos públicos), seguramente sería el déficit comercial que registra el país con China (1758 M/u$s en el primer trimestre de este año según datos oficiales del Indec). Resulta insólito que un pequeño país especializado en la elaboración de alimentos tenga un déficit comercial tan abultado con el mayor comprador de alimentos del mundo.

En los últimos meses funcionarios del gobierno nacional están promoviendo readecuaciones salariales para incrementar la competitividad industrial. Un TLC con China, además de incrementar las exportaciones, permitiría readecuar el precio interno de los bienes básicos para alinearlos con los (pauperizados) salarios argentinos. Se acabaría –es cierto– el reinado de los empresarios truchos que viven de esquilmar a los consumidores argentinos de indumentaria, electrodomésticos y artículos digitales. Pero lo justo, en la actual coyuntura, es que el ajuste sea para todos. No sólo para algunos.

Luego de más de una década de cavernícolas en el gobierno diciendo que había que cerrar las exportaciones para garantizar la seguridad alimentaria, lo que viene a continuación, quizás, sea difícil de comprender para bastante gente. Igual hagan el esfuerzo. Un TLC con China (o con cualquier otra nación complementaria de la economía argentina) permitiría además tener alimentos más baratos para los argentinos, porque, al ampliar la base de clientes, los empresarios tendrían muchas más herramientas para subsidiar al consumo local.

Basta con mirar lo que sucede con Conaprole en Uruguay. La cooperativa láctea, que exporta la mayor parte de su producción, puede darse el lujo de vender a los consumidores orientales leche entera en sachet a un precio en góndola equivalente a 12 pesos argentinos por litro, mientras que el sachet más barato de Mastellone Hnos (empresa que concentra la mayor parte de sus ventas en el mercado interno) se vende a un precio minorista de 22 pesos/litro. Esa es una de las razones por la cual la primera línea del gobierno uruguayo está realizando grandes esfuerzos para negociar un TLC con China.

En el primer trimestre de este año las ventas a China de vinos argentinos envasados sumaron apenas 3,5 millones de dólares (equivalente al 2% del total del período), según datos del Observatorio Vitivinícola Argentino. La principal razón de tan pobre performance es el arancel del 14% que los vinos argentos deben abonar para poder ingresar a ese mercado.

El actual esquema económico argentino está completamente agotado: el tercio de la población argentina que no tiene ingresos suficientes ni siquiera para alimentarse puede dar testimonio de eso. Igual se puede seguir profundizándolo. O podemos cambiar. Lo que no se puede hacer es seguir vendiendo humo.

Ezequiel Tambornini

No TweetBacks yet. (Be the first to Tweet this post)

El mes en imágenes

Futuros argentinos de maíz con “doble comando” ante un eventual incremento de retenciones en diciembreDoble comando: especuladores aumentaron posiciones bajistas en maíz al tiempo que se muestran más optimistas con la sojaLa soja puede ayudar a combatir la inflación: “Hoy podríamos vender biodiesel a precios en torno de 20 pesos por litro”Para Adecoagro no hubo crisis lechera: terminó el 2018 con una ganancia de 4,94 millones de dólaresEl mundo cambió: Mercado Libre vale casi cien veces más que AdecoagroVolvimos a los ’90: recortan gastos en infraestructura, salud y educación para priorizar deuda pública y subsidios a empresasDesindustrializar la ruralidad: cayeron las exportaciones argentinas de malta y cerveza al tiempo que subieron casi 50% las de cebadaSe necesitan dólares: el gobierno recaudó de un saque más de 80 M/u$s con la primera tanda de los nuevos ROE de maízLa semana que viene regresan las lluvias al Medio Oeste de EE.UU: factor alcista para la sojaOtra vez: el jueves regresan las heladas intensasEl precio de los vientres ya incorpora el “factor político” del próximo cambio de gobierno aunque sólo un candidato garantiza la liberación del cepo ganaderoSe levantó el paro nacional de Atilra al llegar a un acuerdo con el gobierno: llega el salvataje a SanCor para restablecer la cadena de pagosRégimen de ventanilla única: en 2017 se simplificarán los trámites para agilizar exportaciones agroindustrialesAlerta social: el fracaso de la cosecha gruesa va camino a generar un desastre económico en muchas localidades bonaerensesExpectativa: operadores agrícolas tanto estadounidenses como chinos apuestan al fin de la “guerra comercial” en la reunión del G-20Economía abierta: las exportaciones chilenas de alimentos alcanzaron un récord históricoCon la recuperación de las exportaciones de yerba el sector logró el oxígeno necesario para llegar a un acuerdo de precios mínimosBaldazo de agua fría para el mercado agrícola: futuro asesor de Trump quiere cambiar la política de promoción de biocombustibles de EE.UU.Se vienen varios días óptimos para avanzar con la cosecha gruesa en todas las regiones productivasConfianza cero: en los últimos dos años el 0,1% de las inversiones chilenas se destinaron al mercado argentinoLos precios de importación de los fertilizantes fosfatados siguen derrumbándose por el descenso de la demanda indiaLa soja disponible tiene “premio” ante la necesidad de originar mercaderíaLa variedad de soja más sembrada en el ciclo 2018/19 tiene doce años de antigüedadACA registró exportaciones por más de 880.000 toneladas de maíz en apenas una jornadaEsta semana se esperan importantes aportes de precipitaciones pero no en las regiones donde más se necesita aguaSe declararon importaciones de 15 pulverizadoras autopropulsadas a un valor promedio de 142.115 dólaresPeso mínimo de faena: “Tuvimos que tomar una decisión en función de una realidad biológica y no ideológica”Agroindustria ordenó a la Afip que a partir de agosto habilite en el SISA la posibilidad de liquidar forwards con el tipo de cambio Banco Nación del día anterior a la fecha del pago