Google+
Valor Soja »Actualidad

El Estado argentino sigue vampirizando al sector agrícola: los productores ven pasar de largo siete de cada diez pesos generados

Datos del último Índice Fada.
El Estado argentino sigue vampirizando al sector agrícola: los productores ven pasar de largo siete de cada diez pesos generados

En el presente mes de septiembre la participación del Estado en la renta agrícola es en promedio del 71,1%, según el Índice Fada. Es decir: la sumatoria de los impuestos provinciales y nacionales se llevan 71 de cada 100 pesos que genera una hectárea agrícola promedio a nivel nacional.

Se trata de una cifra superior a la registrada en septiembre del año pasado (65,4%) y un poco menor que la de la última medición realizada en junio pasado (74,7%).

El indicador –que pondera la situación a nivel nacional de los cultivos de soja, maíz, trigo y girasol– es un reflejo de la pérdida de competitividad agrícola promovida por la sobreapreciación del peso argentino (que incrementa los gastos internos medidos en dólares) junto con el crecimiento del costo de los servicios (producto del impuesto inflacionario resultante de un excesivo gasto público crónico).

Además, el grueso del índice se compone de soja, un producto que tiene un impuesto fijo sobre los ingresos brutos (derecho de exportación del 30%), el cual tiene una incidencia creciente a medida que el margen del negocio se licúa por la caída de precios internacionales.

Otra manera de observar la situación –siempre con los datos correspondientes al presente mes de septiembre– es cómo se reparte la torta del valor bruto de producción de la canasta de cultivos seleccionados para elaborar el Índice Fada: 52.7% costos (insumos y servicios), 31.5% impuestos nacionales, 9.6% renta o costo de oportunidad de la tierra, 2.2% impuestos provinciales y 4.1% resultado agrícola (el sueldo de productor). La medición no considera impuestos municipales.

Un dato interesante es que el índice correspondiente sólo a la soja es de 73.1% versus 60.3% el maíz. Tan escasa diferencia –considerando que la oleaginosa tiene un retención del 30%– indica que sin ese impuesto la competitividad de la soja respecto del maíz sería tan elevada que el área sembrada con el cereal probablemente se caería a pedazos.

La renta agrícola es el resultado de restarle al valor de la producción, los costos de producir, comercializar y transportar la producción. Por lo tanto, si suben los costos, la renta baja y el indicador sube. Y si, como es el caso actual, bajan los precios, se reduce el valor de la producción, disminuye la renta y, nuevamente, aumenta el índice Fada.

No TweetBacks yet. (Be the first to Tweet this post)

El mes en imágenes

El salario promedio registrado en el sector agropecuario argentino es de casi 8400 pesos brutosTrabajar en red da buenos resultados para ordenar las aplicaciones periurbanas: el caso del partido de RivadaviaOrgullo: cinco de las diez bodegas más lindas del mundo están en el Cono SurHabilitaron el puerto que Dreyfus tiene en Bahía Blanca: la compañía es un nuevo integrante del “Club de los 30”Argentina esquizofrénica: en apenas un año pasó de tener el trigo más caro del mundo al más baratoLa exportación de girasol confitero creció un 27%: los precios FOB en algunos casos superan los 1200 u$s/toneladaFondos especulativos iniciaron una gran liquidación de posiciones compradas en maíz: pero la demanda real apareció para ponerle piso al bajón de preciosLos patentamientos de las camionetas más usadas en el agro argentino se derrumbaron en un 40%Marcos Rodrigué sobre la retención privada en soja aplicada de facto: “Me parece una provocación por parte de Monsanto”Apetito sin fin: China ya representa más 60% de las exportaciones uruguayas de carne bovinaYa está disponible el manual CREA sobre “Sistemas Productivos Sostenibles”En la Argentina ya se necesitan tres “dólares soja” para comprar un dólar auténticoEn 2014 el canon biotecnológico de la soja Intacta pasará a ser un costo variable: cómo se implementará el nuevo sistemaCifarelli: “Lo único que vamos a pelear es el diferencial entre materia prima y producto elaborado”Sin política comercial las naciones productoras de commodities están en el horno: EE.UU. desplazó a la Argentina del mercado peruano de maízContrastes profundos en el sector lácteo: grandes tienen ganancias mientras pequeños pierden cantidades crecientes de dineroLa Unión Europea inicia una nueva investigación contra el biodiesel argentino: entre las sospechas de subvención se incluyen “préstamos preferenciales del Banco Nación”En el primer semestre la zona pampeana transfirió regalías sojeras por 4359 M/$ al resto del paísTamberos uruguayos ya cobran casi 0,32 u$s/litro: un 8% más que sus pares argentinosSe acabó la siesta: la Corte Suprema de Justicia decidió pedir explicaciones a las provincias que aplican bloqueos logísticosEl sector aceitero alerta que el aumento de retenciones al aceite y harina de soja podría “derivar en el cierre de plantas industriales”Los frigoríficos avícolas solicitaron a los consumidores que actúen con responsabilidad al momento de realizar comprasEn el primer semestre del año el aceite de girasol alto oleico registró un precio de exportación 160 u$s/tonelada superior al convencionalFlashback: Argentina terminó produciendo trigo para chanchos luego del apagón tecnológico promovido por la última intervenciónEl ingreso de un frente frío provocará heladas en la zona pampeanaEl peor momento para vender trigo: por el cierre del mercado de exportación los productores pierden 100 $/toneladaLlegó la ola polar: provocará heladas y chaparrones de nieveLos gerentes de SanCor no tocarán un solo peso de los fondos del “salvataje”: serán íntegramente administrados por el gobierno nacional