Google+
Valor Soja »Ganadería

No fue casualidad: Julio de Vido también tiene que dar explicaciones por la crisis avícola

Un funcionario kirchnerista clave en el proceso que complicó al sector.
No fue casualidad: Julio de Vido también tiene que dar explicaciones por la crisis avícola

Los integrantes de la Cámara Argentina de Productores Integrados de Pollos (Capif) alertaron, por medio de un comunicado, que se están fundiendo. Como es usual en la cultura argentina, lejos de buscar la causa primigenia del problema, identificaron –con largavistas de corto alcance– a un culpable (en este caso los frigoríficos avícolas) para que (aunque no lo digan explícitamente) el Estado intervenga a favor de ellos.

Uno de los culpables de la crisis avícola argentina está en estos días en la cima de la agenda pública. Se trata de Julio de Vido, quien fue, durante el régimen kirchnerista, uno de los instrumentadores de los acuerdos comerciales realizados con el gobierno bolivariano de Venezuela.

La mayor parte de las compañías integrantes del Centro de Empresas Procesadoras Avícolas (CEPA) se embarcaron en una aventura gestionada por funcionarios kirchneristas al colocar cantidades crecientes de pollos en el mercado venezolano.

Si bien resultaba seguramente tentador, no parecía demasiado sensato concentrar la mayor parte del volumen exportable de carne aviar en un solo cliente: el Estado bolivariano. Los que nos cansamos de denunciar que las operaciones se hacían con sobreprecios siderales no encontramos –tanto antes como ahora– a ningún fiscal interesado en investigar esa irregularidad.

La fiesta –algo que podría haber advertido hasta un estudiante de primer año de Economía– se acabó cuando comenzó a derrumbarse el valor internacional del petróleo. La lógica indicaba que era el momento de la retirada. Pero ahí fue cuando la cosa se puso peor.

El 2014 el gobierno kirchnerista obligó a las principales compañías avícolas argentinas a financiar compras de petróleo venezolano con exportaciones de unas 100.000 toneladas de pollos. Esa operatoria –denominada “petróleo por alimentos”– fue instrumentada a través de un fidecomiso (denominado “Néstor Kirchner”) del Banco Nación. Es decir: quedaron como intermediarios de un negocio ajeno a cambio de asumir todo el riesgo comercial y financiero. Los que tomaron los recaudos del caso (y no gastaron a cuenta el dinero de las “compensaciones” repartido en su momento por la Oncca) pudieron sobrevivir. Pero otros quedaron en el camino.

La desaceleración de la producción no pudo acompañar el ritmo abrupto de la caída de las exportaciones provocada por el default comercial bolivariano. En los años 2015 y 2016 la oferta disponible de carne aviar en el mercado interno superó el nivel de 1,90 millones de toneladas, una cifra desproporcionada para una nación que ya está al tope de sus posibilidades de capacidad de consumo de proteínas cárnicas. En lo que va de este año la sobreoferta de carne aviar sigue vigente, pero el consumidor argentino, por más barato que esté el pollo, no come más de determinado nivel de ese producto porque tiene una preferencia cultural predominante por la carne bovina.

No se hizo nada para buscar mercados alternativos que pudiesen absorber la demanda resultante del default bolivariano. No se instrumentó un plan para adecuar la producción a la nueva coyuntura. No es extraño, entonces, que muchos de los integrantes del sector estén corriendo hacia ninguna parte (Proteinsa, Ovoprot y Tanacorsa acumulan a la fecha cheques sin fondos por 554 millones de pesos, de los cuales apenas fueron levantados 89 M/$ con nuevos cheques de pago diferido).

La crisis avícola argentina no es producto de la casualidad, sino de un plan, instrumentado por funcionarios kirchneristas, para incrementar la producción de manera desproporcionada con el propósito de abastecer a un solo cliente. En esto Julio De Vido también tendría que dar explicaciones en la Justicia.

Ezequiel Tambornini

No TweetBacks yet. (Be the first to Tweet this post)

El mes en imágenes

Se recuperó un poco el valor relativo de la leche: pero sigue siendo insuficiente para cubrir los costos de producciónDisparen contra la alimentación saludable: ranking de especialidades agrícolas con retenciones equivalentes a las de commoditiesComienza a ingresar una masa de aire frío de origen polar Sequía histórica en Nueva Zelanda: buena parte de los dólares que busca el gobierno están en el mercado de lácteosSe largo la cuenta regresiva: Argentina enfrenta este año un escenario potencial de desabastecimiento de trigoPlanificación cambiaria: “El patrimonio neto del BCRA no sólo es negativo, sino que tiende a empeorar mes tras mes”CRA advirtió que la intervención del mercado de cambios para importaciones puso en peligro a la mayor cadena productiva argentina: “Se activó una resolución de extremaunción”Todo listo para que en 2015 los empresarios agropecuarios puedan deducir de Ganancias el 100% del gasto en fertilizantesEl fondo común de inversión sojero subió un 18% en su primer año de vidaComenzaron a descender los precios de exportación del maíz pisingallo por el ingreso de la cosecha argentinaValor agregado: el precio de exportación del aceite de girasol alto oleico certificado es casi un 50% superior al FOB oficialProductores de porcinos denunciaron que supermercado Disco vende carne de cerdo importada descongelada como “fresca”Apagón estadístico para tapar la crisis lechera argentina: el gobierno no difunde datos del sectorOjalá todos los jueces fuesen así: se reinauguró oficialmente la quebrada Cresta Roja gracias a la gestión profesional de Valeria Pérez CasadoLuego de la bravuconada de Trump el factor geopolítico volvió a escena para definir la dinámica de precios de los granos gruesosBuena noticia: los fondos especulativos ya se sacaron de encima la “mochila” de posiciones compradas en sojaNo se prevén lluvias en la mayor parte de las zonas productivas: buena semana para avanzar con la cosecha gruesaEn 2017 el gobierno nacional subsidió a compañías petroleras con 21.900 M/$: tamberos siguen esperandoPromesa incumplida de Macri: sigue creciendo la avalancha burocrática para complicarle la vida a los productores agropecuariosMaíz 2015/16: exportadores volvieron a operar en contramargen por la competencia para originar mercaderíaSigue subiendo el precio de importación del glifosato chino: está cerca de alcanzar los 7,0 u$s/kgEl valor de la soja 2018/19 cayó más en Rosario que en Chicago debido a la creciente incertidumbre económica argentinaCuyo es la región más beneficiada por la restitución del SGP para exportar a EE.UU: pero la competitividad cambiaria regresó al nivel presente en el final del gobierno de De la RúaGuerra fría: sigue inhabilitada la terminal de Dreyfus en Bahía Blanca y Cargill obtuvo nuevo permiso por apenas 30 díasRegalo de Navidad: las mejores investigaciones del Conicet sobre la sojaUna advertencia que no fue escuchada: el costo de la falta de transparencia estadística se termina pagando caroEl Senasa extendió hasta el 15 de mayo la posibilidad de trasladar hacienda inmunizada no vacunadaPor cada dólar de reserva existen 13,6 pesos: la brecha sigue incrementándose a pesar del cepo cambiario