Google+
Valor Soja »Ganadería

No fue casualidad: Julio de Vido también tiene que dar explicaciones por la crisis avícola

Un funcionario kirchnerista clave en el proceso que complicó al sector.
No fue casualidad: Julio de Vido también tiene que dar explicaciones por la crisis avícola

Los integrantes de la Cámara Argentina de Productores Integrados de Pollos (Capif) alertaron, por medio de un comunicado, que se están fundiendo. Como es usual en la cultura argentina, lejos de buscar la causa primigenia del problema, identificaron –con largavistas de corto alcance– a un culpable (en este caso los frigoríficos avícolas) para que (aunque no lo digan explícitamente) el Estado intervenga a favor de ellos.

Uno de los culpables de la crisis avícola argentina está en estos días en la cima de la agenda pública. Se trata de Julio de Vido, quien fue, durante el régimen kirchnerista, uno de los instrumentadores de los acuerdos comerciales realizados con el gobierno bolivariano de Venezuela.

La mayor parte de las compañías integrantes del Centro de Empresas Procesadoras Avícolas (CEPA) se embarcaron en una aventura gestionada por funcionarios kirchneristas al colocar cantidades crecientes de pollos en el mercado venezolano.

Si bien resultaba seguramente tentador, no parecía demasiado sensato concentrar la mayor parte del volumen exportable de carne aviar en un solo cliente: el Estado bolivariano. Los que nos cansamos de denunciar que las operaciones se hacían con sobreprecios siderales no encontramos –tanto antes como ahora– a ningún fiscal interesado en investigar esa irregularidad.

La fiesta –algo que podría haber advertido hasta un estudiante de primer año de Economía– se acabó cuando comenzó a derrumbarse el valor internacional del petróleo. La lógica indicaba que era el momento de la retirada. Pero ahí fue cuando la cosa se puso peor.

El 2014 el gobierno kirchnerista obligó a las principales compañías avícolas argentinas a financiar compras de petróleo venezolano con exportaciones de unas 100.000 toneladas de pollos. Esa operatoria –denominada “petróleo por alimentos”– fue instrumentada a través de un fidecomiso (denominado “Néstor Kirchner”) del Banco Nación. Es decir: quedaron como intermediarios de un negocio ajeno a cambio de asumir todo el riesgo comercial y financiero. Los que tomaron los recaudos del caso (y no gastaron a cuenta el dinero de las “compensaciones” repartido en su momento por la Oncca) pudieron sobrevivir. Pero otros quedaron en el camino.

La desaceleración de la producción no pudo acompañar el ritmo abrupto de la caída de las exportaciones provocada por el default comercial bolivariano. En los años 2015 y 2016 la oferta disponible de carne aviar en el mercado interno superó el nivel de 1,90 millones de toneladas, una cifra desproporcionada para una nación que ya está al tope de sus posibilidades de capacidad de consumo de proteínas cárnicas. En lo que va de este año la sobreoferta de carne aviar sigue vigente, pero el consumidor argentino, por más barato que esté el pollo, no come más de determinado nivel de ese producto porque tiene una preferencia cultural predominante por la carne bovina.

No se hizo nada para buscar mercados alternativos que pudiesen absorber la demanda resultante del default bolivariano. No se instrumentó un plan para adecuar la producción a la nueva coyuntura. No es extraño, entonces, que muchos de los integrantes del sector estén corriendo hacia ninguna parte (Proteinsa, Ovoprot y Tanacorsa acumulan a la fecha cheques sin fondos por 554 millones de pesos, de los cuales apenas fueron levantados 89 M/$ con nuevos cheques de pago diferido).

La crisis avícola argentina no es producto de la casualidad, sino de un plan, instrumentado por funcionarios kirchneristas, para incrementar la producción de manera desproporcionada con el propósito de abastecer a un solo cliente. En esto Julio De Vido también tendría que dar explicaciones en la Justicia.

Ezequiel Tambornini

No TweetBacks yet. (Be the first to Tweet this post)

El mes en imágenes

Cambio de escenario: los operadores especulativos pasaron a estar más pesimistas en maíz que en sojaSiempre es bueno tener un Plan B: en lo que va del año el sector cárnico es la principal fuente de agrodivisas brasileñas Esta semana el precio “pizarra” Rosario registró un descuento de hasta 43 $/t con respecto al contrato Soja Mayo 2013Argentina subió dos posiciones para ocupar el cuarto puesto en el ranking de naciones latinoamericanas receptoras de inversión extranjeraCrearon un programa con 100 M/$ para brindar subsidios a emprendimientos de agricultura familiar, campesina e indígenaChina comenzó a aplicar un arancel adicional del 25% a la soja estadounidense: buena parte del descuento ya lo instrumentó el mercado en el último mesImplementarán un certificado único para todos los trabajadores del ámbito público y privado contemplados en las excepciones del aislamiento obligatorioEl INTA no asumirá las funciones de la Secretaría de Agricultura FamiliarRécord insólito: por cada 2,6 kilogramos de carne de pollo se exportó apenas uno de carne bovinaLos operadores especulativos interrumpieron el proceso de liquidación de contratos de maíz: vuelven a escena los subsidios agrícolas estadounidensesSe acabaron los precios explosivos para la hacienda: el mercado comenzó a imponerse frente al factor monetarioPeor que bajos precios es no tener política comercial: EE.UU. desplazó a la Argentina del mercado colombiano de maízLas ofertas realizadas por trigo de alta calidad son atractivas: pero los precios se licúan al momento de cobro por efecto de la devaluaciónAlerta comercial: la cantidad de trigo 2017/18 comprado por la exportación supera en más de ocho veces al vendidoSchiariti: “Con el nuevo protocolo sanitario chino ya no será factible que las vacas provengan de remates feria o mercados concentradores”CRA solicitó a la Justicia que también meta presos a todos los empresarios coimeros: “Quieren hacerse pasar por víctimas”Un fracaso de país: en 2017 el déficit comercial argentino registró un récord de 8471 millones de dólaresArgentina: el proyecto de Presupuesto 2021 prevé mas gasto público financiado con suba de impuestos al sector privadoDoble comando: fondos refuerzan apuestas bajistas en maíz al tiempo que se muestran más optimistas con la sojaLos precios de los contratos futuros de trigo argentino comenzaron a incorporar el riesgo políticoLos precios de la soja ingresan en una zona de riesgo por una suma de factores desfavorables en pleno diseño de la campaña 2018/19Determinaron nuevas remuneraciones mínimas para trabajadores avícolas con un ajuste anual del 48,5%Retención de mercadería por expectativa de un cambio político: industrias ofrecen “premios” de casi 12% para tentar a los productores de sojaArgentina tiene por primera vez déficit energético antes de la llegada del invierno: el país depende 100% de los dólares generados por el campoOtro manotazo más: empresarios agrícolas pierden toneladas de dinero por el excesivo diferencial cambiario aplicado por el Banco Nación“Hoy el precio del biodiesel fijado por la Secretaría de Energía no les alcanza ni siquiera para comprar la materia prima”Ranking semanal: ACA y Bunge concentraron los permisos de exportación de trigo 2012/13Necochea: en lo que va de agosto se perdieron más 22 millones de pesos por el descontrol transportista