Google+
Valor Soja »Actualidad, Agricultura

Productor bonaerense: llegó el momento de conocer a las cinco personas que pueden evitar que el gobierno provincial te desplume en 2018

Una causa clave en manos de la Corte Suprema de la Nación.
Productor bonaerense: llegó el momento de conocer a las cinco personas que pueden evitar que el gobierno provincial te desplume en 2018

Las autoridades del gobierno bonaerense están preparando un nuevo impuestazo del Inmobiliario Rural para 2018. Casualmente (o no) vienen retrasando la declaración de emergencia agropecuaria en muchos departamentos bonaerenses afectados por ninudaciones. ¿Son o se hacen? Es lo que se preguntan la mayor parte de los productores de la provincia.

No se hacen. Son víctimas de las circunstancias. Dos años atrás, con la victoria de María Eugenia Vidal, en ValorSoja publicábamos un artículo en el cual remarcábamos que el aspecto más trascendental de ese triunfo era que, por primera vez en 28 años, los bonaerenses iban a tener la oportunidad de volver a disponer de los recursos que le pertenecen. Pero desde entonces no cambió nada.

Todo comenzó casi 30 años atrás. En 1988 el gobierno alfonsinista logró que el Congreso aprobase una norma (Ley 23.548) que dispuso que la provincia de Buenos Aires pasaría a recibir el 21,5% de los recursos coparticipables (versus un 27,9% vigente hasta entonces) para limitar el poder el entonces gobernador bonaerense Antonio Cafiero.

En 1992 el entonces gobernador bonaerense Eduardo Duhalde negoció con el presidente Carlos Menem la instauración de un “Fondo de Reparación Histórica del Conurbano Bonaerense” para compensar parte del castigo fiscal que experimentaba la provincia (para lo cual se estipuló que el 10% de la recaudación neta del Impuesto a las Ganancias se destinaría al financiamiento de obra pública de carácter social en esa jurisdicción).

En 1996 la Ley 24.621 introdujo una modificación en ese Fondo que –años más tarde– resultaría crucial: se pautó que Buenos Aires recibiría hasta un monto fijo de 650 millones de pesos anuales. Si el 10% de lo recaudado por Ganancias excedía esa suma, se repartiría entre las restantes provincias según las proporciones establecidas en la coparticipación secundaria.
Ese esquema, con el período inflacionario vigente desde 2007, hizo que el Fondo se transforme en una herramienta promotora de la injusticia distributiva.

En el presente año 2017, por ejemplo, el Fondo del Conurbano representará una suma del orden de 53.000 millones de pesos, de los cuales 650 millones (apenas 1.2% del total) irán a Buenos Aires. Los restantes 52.350 millones se destinarán al resto de las provincias. Para tener una idea de la cifra en cuestión, basta recordar que la recaudación provincial total en los primeros ocho meses de 2017 –según los últimos datos oficiales disponibles– es de 140.542 millones de pesos.

Muchas de las ineficiencias competitivas presentes en territorio bonaerense –hospitales derruidos, escuelas pauperizadas, inseguridad, inundaciones, rutas y caminos rurales intransitables– se deben a esa extracción de recursos vigente de 1988.

Por ese motivo, en agosto de 2016 Vidal presentó ante la Corte Suprema de Justicia de la Nación una demanda contra el Estado nacional –muy bien fundamentada– para recuperar la totalidad del Fondo del Conurbano bonaerense y el retroactivo acumulado de los últimos cinco años (esto último, si bien es políticamente inviable, seguramente se incluyó a modo de carta de negociación).

Los cinco integrantes de la Corte Suprema (Ricardo Luis Lorenzetti, Elena Highton de Nolasco, Juan Carlos Maqueda, Horacio Rosatti y Carlos Fernando Rosenkrantz) se tomaron diez meses para estudiar la demanda. Pero no emitieron fallo alguno: en junio dijeron que iban a citar a todos los representantes de las provincias afectadas para que “comparezcan en la causa a tomar la intervención que pudiee corresponderles en defensa de sus derechos” (sic). ¿Y los derechos de los bonaerenses? ¿Nada para decir al respecto?

Las audiencias (insólitas) a los representantes de las 22 provincias afectadas por el desaire bonaerense aún no terminaron. Pero, en cualquier caso, constituyen una pérdida de tiempo porque las quejas de los gobernadores no hacen a la cuestión técnica jurídica de una injustia que pronto va a cumplir su cumpleaños número 30.

Cuando nos enteramos que en el Índice Mundial de Libertad Económica, elaborado por The Heritage Foundation, la Argentina figura en el puesto 156 inmediatamente detrás de Irán, Niger y Kiribati (recién me acabo de enterar de que existe una nación con ese nombre), es justamente –entre otros factores– por las ineficiencias absurdas con las cuales la Justicia (o justicia) local dificulta la existencia de las habitantes de esta nación.

En las próximas semanas seguramente vamos a escuchar muchas quejas de los productores bonaerenses para intentar minizar el impacto del impuestazo que viene en camino. Pero la solución no está en La Plata, sino en los cinco integrantes de la Corte Suprema. De ellos depende.

Ezequiel Tambornini

No TweetBacks yet. (Be the first to Tweet this post)

El mes en imágenes

En el último año el agro fue el sector productivo que creó la mayor cantidad de empleos formalesPara la dirigencia argentina la exclusión de las negociaciones Mercosur-Unión Europea no es un tema relevante: el costo de la desconfianza en el propio potencialValor desagregado: en apenas dos meses la industria elaboradora de etanol pagó un subsidio forzoso de 70 M/$ al sector petroleroEl Servicio Meteorológico proyecta una primavera con condiciones de humedad óptimas para la siembra de granos gruesosTan lejos y tan cerca: en lo que va del año la soja subió 22% en Brasil al tiempo que cayó 16% en ArgentinaArgentina no puede competir ni siquiera en el barrio: EE.UU., Europa y Nueva Zelanda coparon el mercado chileno de lácteosSe recuperaron los precios internacionales de la urea granulada: pero no habrá más subas mientras los chinos sigan inundando el mercadoGracias a la devaluación la exportación argentina de leche en polvo entera aumentó 82%: sigue planchado el precio internacionalEmpresarios que usaron tecnología comercial podrán obtener un ingreso adicional superior a 90 u$s/ha con el maíz tardíoSe recuperaron las exportaciones argentinas de biodiesel: volvió a ser más conveniente que vender aceite de sojaBrasil prohíbe el uso de Paraquat a partir de 2021/22: ésta es la última campaña en la que podrá emplearseUruguay emitió bonos en dólares a la tasa más baja de la historia: “La decisión de no ir a cuarentena se ha ido reflejando en términos económicos”Este año Argentina perderá 255 M/u$s por el bajo tenor proteico de la sojaSe oficializó el “protocolo de calidad de harina de trigo” para  aquellos molinos que quieran diferenciar su producto“No podemos horrorizarnos por la corrupción de la FIFA mientras nadie haga nada por desnudar un manejo similar en cuestiones de política agropecuaria”Por la presión creciente de las malezas problemáticas un 22% de la superficie argentina de cebada dejó de sembrarse en directaLos fondos agrícolas siguen apostando por una explosión de precios en maíz: cuáles son las razonesLos fondos no se equivocaron: esta semana apareció el dato alcista en soja que estaban buscandoLa venta de bioinsumos creció 70% en Brasil: pero aún sigue siendo un alternativa marginal para el control de plagas y enfermedades agrícolasUruguay líder en gestión de recursos naturales: este año el 93% de la producción energética se originó en fuentes renovablesCrédito a cinco años con tasa del 11% para maquinaria agrícola: alcanza sólo para comprar 32 cosechadorasConsecuencia de la mala praxis macroeconómica: el costo financiero de las quince principales empresas agroindustriales cotizantes aumentó 660% en el último añoEl empalme con la nueva cosecha de trigo podría ser traumático: se buscará retener el grueso de la producción para obtener precios más atractivosLa rentabilidad de los tambos de la cuenca oeste se aleja cada vez más del resto de las regiones productivasVolvió la Mesa de Enlace: pidieron una audiencia con Etchevehere para plantearle los problemas presentes en el agro argentinoPor la bajante histórica del río Paraná se calculan pérdidas superiores a 240 millones de dólares para la agroindustria argentinaCorredores de granos denuncian que la ventaja oficial concedida a AFA en trigo “viola las normas más elementales de competencia”En el horno: el precio de la leche medido en moneda maíz está un 40% por debajo del promedio de los últimos cinco años