Google+
Valor Soja »Actualidad

Quemas controladas: una herramienta clave para evitar tragedias provocadas por incendios

Quemas controladas: una herramienta clave para evitar tragedias provocadas por incendios

Nuevamente los incendios son noticia. A comienzos de este año provocaron la muerte de dos contratistas rurales, Federico (20) e Iván (32) Starkloff, quienes fueron rodeados por las llamas en las inmediaciones de la zona pampeana de Bernasconi.

El fuego es parte del ecosistema presente en la región Semiárida argentina. Los incendios naturales en la época de verano son muy frecuentes en la zona a causa de la acumulación de fuentes vegetales combustibles durante una época húmeda (primavera), seguida por otra estival típicamente seca. Durante la estación cálida son muy comunes las tormentas eléctricas que son la razón principal –aunque no la única– del inicio de los incendios

La implementación de planes de manejo sistematizados de quemas prescriptas es una de las mejores herramientas para evitar la dispersión descontrolada de incendios. Pero en 2009, cuando se reglamentó y entró en vigencia la Ley 26.331 (Presupuestos Mínimos de Protección Ambiental de los Bosques Nativos), las quemas fueron prohibidas en la provincia de La Pampa, para recién ser reintroducidas en 2014 (disposición 26/14 de la Dirección de Recursos Naturales de La Pampa). Eso fue posible gracias al trabajo realizado por los técnicos Enrique Llorens y Ernesto Franck con el apoyo del ex CREA Carro Quemado y el CREA Utracán. Sin embargo, las quemas controladas siguen sin ser una práctica habitual en la zona.

“El fuego controlado es la forma más económica de mejorar el pastizal natural al permitir controlar renuevos de caldén y algarrobo, como así también los arbustos acompañantes, de manera tal de lograr una mejor y mayor penetración de ganado en áreas de pastoreo”, explica Antonio Belcher, integrante del CREA Utracán.

Las quemas controladas eliminan pajas y los espacios liberados por las mismas son ocupados por especies deseables, como flechillas y poas en invierno/primavera y pasto plateado, penacho blanco y gramilla cuarentona en verano. “Las quemas controladas permiten incrementar la calidad y oferta forrajera, con lo cual la hacienda puede aprovechar el rebrote post-quema de especies no palatables, como es el caso de los pajonales en el caldenal. Y también cumple además con el propósito de reducir el riesgo de incendios naturales al eliminar material combustible fino”, apunta Antonio.

También es útil para mejorar el manejo general del ganado, ya que, al abrirse el monte, se pueden recorrer bien los potreros y, a su vez, es posible juntar la hacienda de a caballo, mientras que, en situaciones con alta densidad de arbustivas, eso sólo es posible cerrando las aguadas. “En definitiva, es la mejor defensa contra los incendios, ya al tener áreas quemadas del año anterior, los focos espontáneos pueden controlarse”, comenta Antonio en un artículo publicado por CREA.

Previamente a un fuego prescripto, se debe dejar descansar al potrero, por lo menos durante una estación de crecimiento, para contar con suficiente material combustible fino que asegure que el fuego pueda “correr”. Otra función fundamental del descanso previo es permitir el semillado de las especies útiles para poder contar con un buen banco de semillas en el suelo.

Un fuego controlado en un potrero con buena presencia de ejemplares adultos de caldén, que tenga por objetivo incrementar la oferta forrajera haciendo uso del rebrote post-quema de las pajas y reducir la cobertura de los arbustos, debe llevarse a cabo preferentemente entre fines de febrero y principios de abril (se hace en ese período porque las especies que componen el pastizal natural son en su mayoría de crecimiento otoño-primaveral).

“En la provincia de La Pampa las lluvias ocurren principalmente de octubre a marzo, siendo el mes de marzo el mes más seguro para su ocurrencia. Todo fuego deja sobre la superficie del suelo una cantidad de cenizas que constituye un importante aporte de nutrientes. Y es importante que estos nutrientes sean incorporados al suelo, hecho que se logra por intermedio del agua de lluvia, porque, de lo contrario, se vuelan por acción del viento”, explica el empresario CREA.

Las condiciones meteorológicas adecuadas para una quema controlada son una humedad relativa del aire del 30% al 40%, temperatura del aire de 20ºC a 25ºC y una velocidad del viento de 15 kilómetros como límite máximo. Lo aconsejable es comenzar luego de tres a cinco días de producida una lluvia en la zona. Y en un horario posterior a las 14:00 horas.

El tamaño del sector por quemar debe tener un máximo 600 hectáreas con un contrafuego con un ancho mínimo de 10 metros; en condiciones óptimas, un potrero de esa dimensión tarda unas cuatro horas en quemarse. El personal mínimo para hacer la tarea debe ser de seis personas constantemente intercomunicadas.

La quema debe siempre iniciarse en forma contraria a la dirección del viento. Después que se haya quemado una franja de 50 a 100 metros –dependiendo de la intensidad del viento– se comienza a prender fuego por ambos laterales en la forma más rápida posible. Una vez completados los laterales, se larga la quema a favor del viento (o sea del lado opuesto al que se inició). Es muy importante hacer una recorrida periódica y final alrededor del potrero para ir apagando todos los troncos que pueden estar aún prendidos en las orillas.

Luego de las quemas, si se respetan los criterios básicos de manejo, las mejoras logradas en receptividad son notables, dependiendo siempre de cómo fue la situación inicial en cuanto a arbustización, densidad y cobertura de pajas. “En potreros de planicie y valle hemos logrado pasar de 50 a 100 raciones/ha con estas prácticas, mientras que en lotes de pendientes las raciones/ha pueden incrementarse de 20 a 60-70, lo que implica contar con los recursos necesarios para duplicar la producción de carne bovina”, aseguró Antonio.

Para realizar la quema prescripta es necesario elaborar un informe técnico en función de los requerimientos legales solicitados por Defensa Civil y la Dirección de Recursos Naturales de la provincia de La Pampa, el cual consiste en la evaluación de la vegetación de los potreros por quemar (densidad y cobertura del estrato arbóreo, arbustivo y herbáceo mediante transectas). Luego se establece un plan de quemas de cuatro años, quemándose un 25% de la superficie total por año; el intervalo entre quemas debe ser como mínimo de cuatro años. El informe lo debe realizar un ingeniero agrónomo o ingeniero en recursos naturales que esté inscripto en la Dirección de Recursos Naturales para realizar dicha tarea.

No TweetBacks yet. (Be the first to Tweet this post)

El mes en imágenes

Argentina necesita otro 25 de Mayo para volver a ser un paísEstá a punto de completarse el cupo de exportación de trigo 2013/14: sobrecompras de exportadores garantizan cereal barato para molinosUna lección de política económica: “La prioridad de Brasil no es exportar granos sino carnes”Se recuperaron las exportaciones de tolvas argentinas con Rusia como primer cliente: a qué precios se declararonEstá por estrenarse la segunda temporada de la “guerra comercial”: todo lo que es necesario saber (alerta de spoilers)El mundo cambió: en 2020 casi 36% del ingreso neto de los productores estadounidenses será cubierto con subsidios estatalesEl maíz pisingallo argentino se divorció del convencional para subir un 18% en el último añoSe viene un temporal intenso en la principal zona agrícola de EE.UU. que podría perjudicar al cultivo de sojaPresupuesto 2018: Agroindustria ocupa el cuarto lugar en el ranking de ministerios que perdieron participaciónSocios en las pérdidas: Mastellone Hnos desdoblará el pago de la leche para comenzar a financiarse con los tamberosBomba de destrucción masiva en el NOA: en 2015/16 el rinde necesario para cubrir costos duplica el promedio históricoEl BCRA volvió a autorizar la compra de maquinaria agrícola con créditos subsidiados: también se podrán solicitar para cubrir daños generados por la inundaciónEl poder de compra de la soja se mantiene constante en Brasil a pesar de la caída del valor de la oleaginosa: en Argentina se derrumbóCuenta regresiva: el valor promedio de exportación de la carne bovina argentina se derrumbará si no se reabre EE.UU.El domingo se prevén tormentas intensas en la zona sudeste bonaerenseGracias Cristina por tanta pobreza: tamberos deben regalar vacas de descarte por el desmantelamiento de la industria del corned beefLos hermanos de Capitanich aún guardan soja: la moneda más dura presente en la economía argentinaEsta semana la mayor parte de las lluvias seguirán focalizándose en el Litoral y norte argentinoEl precio de la leche en Uruguay cayó al nivel más bajo desde la crisis financiera internacional: apenas 0,29 u$s/litroEsta semana no se esperan lluvias importantes en la zona pampeana: tiempo ideal para avanzar con lo que queda de la cosecha gruesaAparcerías agrícolas: una alternativa para reducir el monto de préstamos forzosos que los productores hacen al gobiernoUn documental de Netflix descubre los beneficios de la siembra directa: puntos a favor para la ArgentinaLos frigoríficos uruguayos optaron por reducir su exposición al mercado chino al tiempo que los argentinos la mantienenEl fin de semana un nuevo frente frío comenzará a avanzar sobre el centro del paísPeor que chorro es ser choto: qué inversiones agropecuarias se pueden llevar a cabo con nueve millones de dólaresVolvió a encallar en el Paraná el buque cargado con harina de soja que había sido rescatado ayerTranquilidad: Frederic aseguró que los atentados contra silobolsas serán tratados en las próximas semanas por el Consejo de Seguridad InteriorEl posicionamiento alcista de los fondos especulativos en soja regresó al nivel presente en julio de 2015: en ambos casos por efecto de una inundación