Google+
Valor Soja »Actualidad

Rusia: cómo la ilusión de un gran mercado agropecuario se transformó en la mayor desilusión de la década

En 2014 parecía que se abría una oportunidad histórica que finalmente no se dio.
Rusia: cómo la ilusión de un gran mercado agropecuario se transformó en la mayor desilusión de la década

“Existe voluntad política para que Argentina y Rusia potencien su relación comercial”. Así lo afirmó esta semana el ministro de Agroindustria Luis Miguel Etchevehere en el marco de la visita a Rusia que realizó en misión oficial junto al presidente Mauricio Macri.

El comercio con Rusia es prácticamente inexistente: en los primeros once meses de 2017 Argentina exportó a esa nación bienes por un total de 475 millones de dólares, la mayor parte de los cuales se explican por envíos de carnes, lácteos, peras, manzanas, cítricos, tabaco, maní, productos de la pesca, vinos, porotos de soja y semillas de girasol, entre otros.

“Hoy nos encuentra con un nivel de comercio relativamente bajo que no es representativo del potencial de esta relación. Podemos complementarnos en muchos aspectos, pero para ello debemos resolver algunas cuestiones como también ser más proactivos de ambos lados”, aseguró Etchevehere.

En agosto de 2014 parecía que en Rusia se abría una oportunidad comercial histórica con el bloqueo aplicado (y vigente desde entonces) al ingreso de carne bovina, porcina, aviar, pescados, lácteos, frutas y vegetales provenientes de EE.UU., Canadá, la Unión Europea, Australia y Noruega como respuesta ante los reclamos que esas naciones venían haciendo a las autoridades rusas en lo que respecta a su avance sobre Ucrania.

Pasó el tiempo y ese ilusión de pinchó porque Rusia, además de facilitar la provisión de alimentos de naciones vecinas (muchas integrantes de la entonces URSS), comenzó a cuotificar el ingreso de productos agropecuarios para promover al agro local (aún a costa del impacto que eso generó en el bolsillo de la población rusa).

Mientras que en 2013 Rusia importó 465.861 toneladas de quesos, de los cuales 261.504 provinieron de la Unión Europea, en 2014 esa cifra bajó a 349.416 toneladas (39% con origen en la UE). Ese año, gracias al bloqueo, Argentina pudo colocar 18.562 toneladas en Rusia versus 7372 toneladas vendidas en 2013. Pero esa oportunidad no duró mucho: las ventas argentinas cayeron a 10.254 y 8889 toneladas en 2015 y 2016.

La única nación que logró un aumento sustancial de las colocaciones de quesos en Rusia es la vecina Belarús, mientras que la mayor parte del déficit de quesos europeos provocado por el bloqueo fue acaparado por fabricantes rusos, según un informe del USDA.

Con la importación de manteca y leche en polvo descremada ocurrió algo similar: los volúmenes totales bajaron luego del bloqueo y la mayor parte del negocio quedó en manos de Belarús. Sólo las ventas argentinas y uruguayas de leche en polvo entera crecieron para transformarse, a partir de 2016, en los segundos proveedores del producto detrás de Belarús.

Las compras rusas de carne bovina se derrumbaron a partir de 2015 con la implementación de cuotas de importación muy restrictivas (530.000 y 40.000 toneladas de cortes congelados y enfriados respectivamente). Belarús –nuevamente– se quedó con la mayor parte del negocio gracias a la posibilidad de enviar mercadería sin aranceles al formar parte de la Comisión Económica de Eurasia junto a Rusia, Armenia, Kazajistán y Kirguistán.

Brasil y Paraguay se mantienen –con mucho menos volumen– como segundo y tercer proveedores de carne bovina a Rusia al abonar, dentro de la cuota, un arancel del 11,25%, mientras que por fuera de la misma es de 37,5%. Los cortes congelados enviados son lo más barato de lo barato: en 2017 el valor FOB promedio de la carne bovina exportada por Brasil a Rusia fue de 3277 u$s/tonelada versus –por ejemplo– 4204 y 4397 u$s/tonelada a Irán y China respectivamente, según datos oficiales publicados por Abiec.

En el caso de la carne porcina, luego de la desaparición de la oferta europea y norteamericana generada por el bloqueo, su lugar no fue ocupado por otros proveedores debido a la aplicación de cuotas restrictivas del orden de 400.000 toneladas por año. En este caso, Brasil sí pudo aprovechar la oportunidad al duplicar los volúmenes enviados con relación a los despachos realizados antes de 2014, para acaparar más del 90% de las colocaciones disponibles dentro de la cuota (por fuera de la misma son inviables por los elevados aranceles), mientras que las migajas restantes se las reparten entre Belarús, Serbia, Chile y Paraguay. Por su parte, el año pasado Argentina realizó sus primeros embarques de carne porcina a Rusia para aprovechar el hueco dejado por el bloqueo comercial (aunque se trata de operaciones marginales para los volúmenes rusos).

En noviembre del año pasado las autoridades rusas, con la excusa de haber encontrado un fármaco no habilitado en Rusia en un embarque de carne bovina brasileño, suspendieron por tiempo indeterminado el ingreso de carne proveniente de 30 y 18 frigoríficos brasileños bovinos y porcinos respectivamente. La rehabilitación de esas plantas industriales está supeditada a la decisión, por parte de Brasil, de abrir un cupo de importación de trigo ruso libre del Arancel Externo Común (algo que se anunciará próximamente de manera oficial).

En el caso de la carne aviar, ocurrió algo similar a lo registrado con los cortes porcinos: el espacio libre dejado por retirada de EE.UU., que hasta 2013 era el principal proveedor de pollos de Rusia, no fue ocupado por otras naciones. Las importaciones de carne aviar cayeron, también por efecto de la cuotificación, para incrementar las compras provenientes de Belarús, mientras que Brasil mantuvo relativamente su participación de mercado (Argentina participa también, pero como un proveedor marginal).

Foto. Etchevehere junto a Vladimir Plotnikov (presidente la Asociación de Productores Agropecuarios AKKOR).

No TweetBacks yet. (Be the first to Tweet this post)

El mes en imágenes

País Unitario: en el primer semestre del año el gobierno nacional transfirió de manera automática a las provincias apenas un 27% de los recursos tributariosEn lo que va del año las exportaciones argentinas de híbridos de maíz cayeron más de un 30% por menores ventas a EE.UU.El Senasa quiere comenzar a inocular ganado contra hidatidosis: existe un solo proveedor de la vacunaLa antigüedad promedio de las diez variedades de trigo más sembradas en 2019/20 es de ocho añosConvivir con la insustentabilidad: el manejo adaptativo como nuevo paradigma productivo“El hecho de no aceptar lo que somos no es gratuito: genera angustia, pobreza y desesperación”Luciano Di Tella: “El consumo de lácteos se primarizó”Cuidado con la desinformación pública: Argentina no cuenta aún estadísticas oficiales sobre producción de lecheEmpobrecimiento para todos: la suerte de la ganadería argentina quedó atada a la capacidad interna de consumo por la destrucción del sector exportadorLos operadores especulativos ahora se muestran más optimistas con el maíz: revirtieron la mayor parte de las posiciones vendidasProteína en soja: el próximo default argentinoGracias a la inestabilidad económica llegó el aguinaldo para los criadores: explotaron los precios de la vaca gordaCiccra: el proceso de liquidación de vientres bovinos se interrumpió gracias al cambio de política monetariaLa intervención del mercado de biodiesel está a punto de liquidar a la gran primera gran industria del sector: Patagonia Bioenergía Arcor compró el 25% de Mastellone con el objetivo de quedarse con el control de la empresa en seis añosEste año la mitad de los tamberos estadounidenses solicitaron la cobertura de protección de márgenes del USDAEl precio del fosfato monoamónico sigue barato en valor sojaLa Afip advierte a los productores que se pongan al día con requerimientos de información para incrementar las chances de integrar la “categoría VIP”El fin de semana se llueve todo: alerta por tormentas severas en la región pampeanaPrecios cuidados: el valor del biodiesel destinado al mercado interno fue fijado en 30,5 $/litroEn los Uruguay los identificadores bovinos son gratuitos para los productores: la información generada por el sistema de trazabilidad no tiene uso tributario“Fallamos en convencer a los colegas del sector de que agachando la cabeza no se va para adelante”Crisis lechera: por segundo mes consecutivo la inflación de la canasta láctea sigue diez puntos por debajo del promedio general de alimentos¿De quién es la empresa elaboradora de fardos de alfalfa que visitó Alberto Fernández?No Maten al Campo: la Mesa de Enlace anunció la realización de un paro agropecuario para la última semana de agostoCRA denunció el corralito crediticio aplicado por el gobierno: “El campo exige ser tratado sin discriminación”Factor alcista para el maíz: China autoriza la comercialización del evento Agrisure Viptera de SyngentaPereza: quince intendentes de partidos bonaerenses de base ganadera aún no adhirieron al Documento Único de Tránsito