Google+
Valor Soja »Actualidad

La receta del FMI para ordenar a la Argentina: menos gasto público con mayor racionalización de la ayuda social

Con especial atención a los sectores menos favorecidos.
La receta del FMI para ordenar a la Argentina: menos gasto público con mayor racionalización de la ayuda social

La decisión del gobierno de Mauricio Macri de recurrir al Fondo Monetario Internacional (FMI) como prestamista de última instancia para financiar al Estado argentino vendrá seguramente acompañada –como es usual en estos casos– de directrices de política económica orientadas a ordenar las cuentas públicas.

En ese sentido, el último documento elaborado sobre la situación argentina por técnicos del FMI –publicado a fines de diciembre del año pasado– contiene buena parte de la opinión del organismo internacional sobre qué debe hacer el gobierno local para evitar descalabros macroeconómicos.

“Se prevé que el gasto público general continúe siendo elevado a pesar de la planificada reducción del mismo por parte de los gobiernos tanto nacional como provinciales”, indica el documento del FMI.

“La reducción esperada del gasto en el Estado nacional en los próximos dos años implica una disminución del déficit primario de alrededor del 2% del PIB. La mayor parte de esos ahorros provienen de una reducción de los subsidios aplicados a los sectores de energía y transporte. Sin embargo, el gasto primario del gobierno nacional seguirá siendo elevado respecto de los estándares regionales y altamente concentrado en salarios, pensiones y transferencias sociales», diagnostica el FMI.

«Semejante nivel de gasto, además de ser insostenible, impide la reducción de la enorme y distorsiva carga tributaria presente en la Argentina, lo que actúa como un impedimento importante para promover la inversión, la competitividad, la creación de empleo y el crecimiento económico”, añade.

Entre los principales objetivos de la política económica argentina, según el documento, deberían incluirse la reducción del empleo público, el ordenamiento del sistema de pensiones, la racionalización de la ayuda social y la reducción de partidas presupuestarias de organismos públicos.

“Para proteger a las personas mayores con bajos ingresos, el gobierno debería implementar un régimen probado de ayuda social, no contributivo, financiado por ingresos generales”, señala el documento. Es decir: debe desacoplarse la decisión de aplicar altas cargas sociales a los empleadores privados de la necesidad de sostener el financiamiento del sistema de pensiones. También propone aumentar la edad jubilatoria de las mujeres de 60 a 65 años –tanto en la Nación como en las provincias– para reducir el gasto público en esa área.

El FMI además propone unificar todos los programas de ayuda social nacionales y provinciales en un solo registro general de beneficiarios que permita atender la situación de los pobres con una reducción sustancial de los gastos administrativos.

“Existe margen para recortar gastos en compras estatales de bienes y servicios, además de una reducción de las transferencias provinciales a los municipios y del gobierno nacional a empresas públicas”, señala el documento del FMI.

“Con un tercio de la población argentina en la pobreza, es esencial mitigar el impacto en ese sector del ajuste fiscal que debe realizarse. Si bien gran parte de ese problema mejorará a partir del crecimiento sostenible y la creación de empleos de calidad (en el sector privado), deben adoptarte de manera simultánea (al ajuste) una serie de medidas”, asegura el FMI.

Entre tales políticas destinadas a la clase baja, el FMI incluye tarifas de servicios públicos subsidiadas, el ajuste por la inflación real de las pensiones mínimas para jubilados, reducción de cargas sociales y eliminación de las contribuciones patronales, aumento de la base imponible del Impuesto a las Ganancias y reducción de la presión inflacionaria, “dado que la misma es extremadamente regresiva” contra los que menos tienen.

“Simulaciones (macroeconómicas) realizadas por técnicos del FMI indican que la implementación de tales medidas contribuiría a reducir las tasas de interés reales, disminuir los requerimientos de financiamiento público y promover una menor apreciación del peso argentino (que dificulta las exportaciones e incentiva las importaciones y salida masiva de divisas por turismo)”, asegura el documento del FMI.

No TweetBacks yet. (Be the first to Tweet this post)

El mes en imágenes

Los precios recibidos por los tamberos siguen indicando que la lechería argentina es solamente un negocio apto para grandes productoresEn el mercado de trigo los pobres financian a los ricos: las partidas de alta calidad alcanzaron un nuevo récord de 210 u$s/toneladaAlertan que está cada vez más cerca un escenario de hiperinflación con estancamiento económicoDiscurso versus realidad: no pudo sesionar la Comisión de Agricultura por el faltazo de los diputados de CambiemosSe cumplió el plazo para solucionar el conflicto gremial aceitero: la principal maquinaria argentina generadora de divisas está a un paso de la paralización totalSe acabó la espera: por fin regresan las lluvias a las zonas necesitadas de agua de la región pampeanaParecidas pero diferentes: en el último año se duplicó la brecha de precios de exportación de la cebada cervecera versus la forrajeraEl Instituto Nacional de Propiedad Industrial de Brasil reconoció la nulidad de la patente de la soja Intacta de MonsantoComisión de Enlace Agropecuaria: “Es imprescindible que las necesidades de cortísimo plazo no atenten contra la capacidad productiva del futuro”El precio de exportación de la arveja subió 130% en el último año: alcanzó un máximo histórico de 900 u$s/toneladaHermandad latinoamericana: empresas queseras uruguayas festejan “con alegría” que pudieron cobrar los envíos realizados a VenezuelaEl “efecto Uber” podría llegar en algún momento a la industria de la carne: “Los países con problemas de seguridad alimentaria podrían ser los más receptivos”Inteligencia artificial aplicada al agro: “Así como podemos hablar con las vacas, mañana vamos a poder hacerlo con la soja o las cosechadoras”Lluvias en las regiones bonaerenses necesitadas de agua: última chance para salvar lo que queda de los cultivos de gruesaUna advertencia que no fue escuchada: el costo de la falta de transparencia estadística se termina pagando caroDemasiado caros: en lo que va del año la Argentina fue el único país del Mercosur que registró una caída en la exportación de carne bovinaComenzó a caer el precio del trigo 2016/17: demanda muy tranquila esperando un reventón de mercadería en cosechaEl default maicero es funcional al gobierno kirchnerista: menos consumo de divisas con mayor recaudación por retencionesLos frigoríficos porcinos también deberán comenzar a realizar pagos a cuenta de IVA para poder faenarUn año y medio atrás molinos aceptaron incorporar cláusula de arbitraje en los contratos: Agroindustria debió interceder nuevamente para que cumplan lo acordadoEsta semana regresan las tormentas intensas sobre el NEA y la zona pampeanaLa agroindustria ahora es también el banco del gobierno: BCRA consiguió que exportadores aporten por seis meses 2000 M/u$s a una tasa del 3,6%Las cadenas agroindustriales argentinas rechazaron la intervención de Vicentín: “El Estado debería utilizar sus escasos recursos en otra dirección”Los precios de importación del fosfato monoamónico siguen estables gracias a la consolidación de China como gran proveedor mundialOCDE: un 20% de los ingresos de los productores agropecuarios europeos se cubren con subsidiosLlegó el frío: habrá heladas sobre el sur de la región pampeanaAhora el gobierno chino emplea la excusa del Covid-19 para reforzar barreras comerciales destinadas a planchar los precios de la carne importadaUruguay casi recuperó el stock de hacienda perdido por la sequía histórica de 2008/09: Argentina necesita 6,50 millones de cabezas para igualarlo