Google+
Valor Soja »Actualidad, Agricultura

Europa decidió quedarse afuera de la revolución que viene en camino al considerar que la edición génica es equivalente a la transgénesis

Podría constituirse eventualmente como una nueva barrera para-arancelaria.
Europa decidió quedarse afuera de la revolución que viene en camino al considerar que la edición génica es equivalente a la transgénesis

El Tribunal de Justicia de la Unión Europea consideró que la edición génica –como CRISPR/Cas9– debe quedar comprendida “en el ámbito de aplicación de la directiva sobre los OMG (2001/18/CE) y están sujetos a las obligaciones establecidas en ésta”.

La máxima autoridad judicial de la UE indicó –en un fallo con fecha del pasado 25 de julio– que “los riesgos que entraña la utilización de esas nuevas técnicas de mutagénesis podrían resultar similares a los derivados de la producción y de la difusión de OMG mediante transgénesis, ya que la modificación directa del material genético de un organismo mediante mutagénesis permite obtener los mismos efectos que la introducción de un gen extraño en dicho organismo (transgénesis) y que esas nuevas técnicas permiten producir variedades modificadas genéticamente a un ritmo y en proporciones que no pueden compararse con las resultantes de la aplicación de métodos convencionales de mutagénesis”.

La decisión del Tribunal de Justicia de la UE seguramente provocará que buena parte de las compañías dedicadas a lograr desarrollos por medio de edición génica se trasladen hacia naciones que consideren a esa tecnología como una nueva alternativa para obtener mutantes.

La edición génica permite modificar secuencias de nucleótidos en el ADN de una manera más precisa para desarrollar los mismos productos que se obtenían por mutagénesis convencional (como la radiación), pero con la ventaja de que las mutaciones no son producidas al azar, sino dirigidas en forma específica. Eso implica que las nuevas semillas obtenidas por mutagénesis pueden ser inscriptas como un cultivo convencional al tratarse de un mutante y no de un transgénico, el cual requiere varios años y millones de dólares de certificaciones ambientales y regulatorias antes de poder ser comercializado.

Pero al equiparar la edición génica con la transgénesis, los costos de los nuevos desarrollos que vienen en camino –plantas y animales editados– no podrán ser asumidos en la UE porque serán mucho más onerosos respecto de aquellas regiones en las cuales la edición génica se considere una variante para generar mutantes. Eventualmente esa restricción también podría transformarse en una barrera para-arancelaria por parte del UE.

El caso europeo comenzó cuando las autoridades del sindicato agrícola francés Confédération paysanne –alineado con el movimiento campesino, la ideología antiglobalización y el ambientalismo– solicitaron al Consejo de Estado de Francia que incluya a los organismos editados en la misma categoría que los transgénicos según lo establecido en la “directiva OMG”.

La “directiva OMG” de la Unión Europa, que al momento de publicarse (2001) no contemplaba a las actuales tecnologías de edición génica porque las mismas por entonces no se encontraban disponibles, exime a los organismos obtenidos mediante mutagénesis de las estrictas regulaciones que se aplican a los transgénicos. Entonces, a partir del pedido realizado por Confédération paysanne, el Consejo de Estado de Francia solicitó al Tribunal de Justicia de la Unión Europea que esclarezca el alcance exacto de  la “directiva OMG” en lo que respecta a la exención de la mutagénesis.

A diferencia de lo que sucede en la UE, en la Argentina la Comisión Nacional Asesora de Biotecnología Agropecuaria (Conabia) emitió la resolución 173/15, por medio de la cual se establecieron procedimientos orientados a determinar cuándo un cultivo, obtenido a partir de técnicas de edición génica, no debe ser considerado un OGM y, por lo tanto, puede ser registrado en el ámbito del Instituto Nacional de Semillas (Inase) sin necesidad de cumplir con las exigencias regulatorias requeridas para aprobar un OGM.

La autoridades de la Conabia implementaron ese marco –siendo líderes en la materia a nivel mundial– al considerar que en muchos casos los productos obtenidos por edición génica no deben ser considerados OGM porque no existe una nueva combinación de material genético al tratarse de una mutación que es sitio específica y que no tiene una inserción de manera conjunta y estable de una secuencia de ADN.

Luego de la Argentina, otras naciones –como Chile, Brasil, Colombia e Israel– determinaron regulaciones similares para validar que algunos productos obtenidos por edición génica deben ser consideramos no-OGM al tratarse de eventos logrados por una mutación del propio genoma del organismo (y no de la introducción de genes provenientes de otros organismos).

En lo respecta al contexto internacional será clave la posición que asuma al respecto China, dado que –además se tratarse de una potencia global– es la principal nación importadora de alimentos del orbe.

Artículo relacionado

Una revolución viene en camino con la edición génica: «la gente debe estar de acuerdo con los beneficios de esta herramienta»

No TweetBacks yet. (Be the first to Tweet this post)

El mes en imágenes

Otro reflejo más de la pauperización de la demanda agrícola: el valor del fosfato monoamónico registró un nuevo mínimo históricoValor agregado: sigue mejorando la capacidad de pago de las empresas elaboradoras de etanol en base a maízLas divisas aportadas por el agro son las que siguen “pagando la cuenta” de la economía argentina: más de 26.000 millones de dólares en 2019Chemes: el gobierno de Alberto Fernández “arrancó mal” con el campoConsecuencias de la inflación sistémica: conflictos por deterioro salarial están a punto de hacer estallar la cadena de pagos del sector agrícola¿Cuáles fueron los mejores fondos comunes de inversión “dólar linked” en lo que va del año?El gobierno macrista subsidió a las corporaciones productoras de gas con 43.000 M/$: pero el sector lechero recibió apenas un 2% de esa cifraComienza a debilitarse la masa de aire polar: se reduce el riesgo de heladasRegalo de Navidad adelantado: explotó la recaudación por derechos de exportación gracias al “cobro exprés” de declaraciones de ventas potenciadasHabilitaron una suma de 5,0 M/$ para subsidiar agroemprendimientos realizados por jóvenes bonaerensesOperadores especulativos siguen apostando contra el maíz ante la proyección de una avalancha de cereal estadounidensePremio para los pacientes: la recomposición de precios promovida por el cambio de fase del ciclo ganadero también llegó para los criadoresChina también avanza sobre la oferta argentina: en septiembre fue el tercer destino de exportación de carne bovinaPymes lácteas registraron pérdidas promedio de 1,40 pesos por litro elaborado durante cinco meses: aunque ya pasó lo peorDoble desmantelamiento: los ingresos generados por la exportación de soja no alcanzan para cubrir el déficit energético argentinoDesastre climático: se esperan más lluvias torrenciales en las zonas productivas afectadas por excesos hídricosNuevo máximo para el precio del trigo: alcanzó los 11.000 $/toneladaEl precio de la “leche blue” ya es de 22 centavos de dólar: tambos recuperan competitividad gracias al desastre maiceroUn empresario agrícola del oeste bonaerense es el nuevo presidente de Asagir: “Si los compradores dan una buena señal los productores van a volver a apostar al cultivo”Felipe Solá: “Argentina tiene que exportar mucho más para no tener que endeudarse nunca más”Alerta Buenos Aires: la semana que viene regresa la probabilidad de lluvias intensas sobre las zonas inundadasInteracción híbrido/densidad: un factor clave ante heladas tardíasEn lo que va del año las exportaciones chilenas de salmones superaron en más de un 200% a las colocaciones argentinas de carne bovinaEn lo que va del año el gobierno nacional subsidió a compañías energéticas con más de 20.000 M/$: tamberos siguen esperandoEl mapa del desastre: en algunos sectores del norte bonaerense llovieron 200 milímetrosYa está disponible el manual CREA sobre “Sistemas Productivos Sostenibles”Pymes dejaron de pagar impuesto al cheque por 2600 M/$: apenas un 7% de esa suma corresponde a empresas del agroVolvieron a volar los precios internacionales de la manteca: exportaciones argentinas aumentaron casi un 90%