Google+
Valor Soja »Actualidad, Agricultura

Una lección política: cómo aumentar impuestos sin que los propios perjudicados puedan identificar al culpable

A propósito del aumento indirecto de derechos de exportación sobre el complejo sojero.
Una lección política: cómo aumentar impuestos sin que los propios perjudicados puedan identificar al culpable

Cuando uno se dedica a la política y tiene que tomar una decisión contraria al interés de un sector determinado, lo primero que debe aprender es que las cosas deben hacerse de manera tal que los propios perjudicados pierdan el foco al momento de identificar al culpable de la medida.

Esta semana asistimos a un caso ejemplar en ese sentido porque un aumento indirecto de derechos de exportación sobre la soja fue vendido como un acto de justicia histórico al eliminar un diferencial de retenciones del 3,0% para favorecer a la demanda industrializadora en desmedro de aquella que apenas cuenta con un par de oficinas administrativas.

Los argentinos –como ya había percibido en 1939 el filósofo español José Ortega y Gasset– no tenemos mayores dificultades en perder el foco. Muchos se trenzaron en discusiones Boca-River –a favor o en contra del diferencial del 3,0%– sin advertir que la cuestión central reside en el hecho de que se trata de un nuevo zarpazo del Estado al sector privado.

La diferencia es que se trata de una exacción no dirigida, sino que deberá ser redistribuida en la cadena a partir de las necesidades relativas de vender u originar mercadería por parte de la oferta y la demanda.

Pero peor que el hecho inmediato en cuestión (el aumento de la presión impositiva), es el metamensaje dado por el gobierno nacional con tal decisión, el cual podría resumirse en el siguiente: el campo volverá a ser la variable de ajuste cuando se considere necesario.

Por supuesto que el campo no es el único afectado. Con el anuncio del recorte de reintegros a la exportación (que aún no se concretó) también se incluyó en el ajuste a todos los sectores generadores de divisas genuinas. Y el incremento sustancial del impuesto inflacionario además incorporó a la clase media al club del ajuste.

La ironía es que esos tres componentes de la Argentina –campo, interior productivo y clase media– son (o eran) la base electoral de la coalición política Cambiemos, quien, como viene sucediendo en las últimas décadas, decidió una vez más priorizar los intereses del Estado y sus cortesanos (muchos ahora felizmente encuadernados) en desmedro del sector privado.

Los argentinos, en lugar de perder tiempo en discusiones fútiles, deberíamos concentrarnos en buscar las alternativas que nos permitan generar crecimiento sostenible a través de la integración comercial con naciones complementarias (localizadas fundamentalmente en Asia). En el mundo en el que vivimos no hacer al nada al respecto es mucho peor que intentar hacer algo.

Sin crecimiento, no queda otra opción que seguir redistribuyendo recursos decrecientes entre los diferentes sectores de la economía, a la espera de que el ajuste del Estado, supuestamente imposible, llegue en un solo día para provocar una implosión social. Experiencias recientes, en ese sentido, no lucen como un camino recomendable.

Ezequiel Tambornini

No TweetBacks yet. (Be the first to Tweet this post)

El mes en imágenes

Uruguay: se diluye el interés en alquilar campos agrícolas ante la progresiva pérdida de competitividad del negocioLa Comisión de Enlace Agropecuaria comenzó a organizarse contra el “plan venganza” del gobierno Otra campaña más sin alcanzar el potencial de área: el trigo sigue siendo inviable en el norte de la región pampeanaGracias a la soja Argentina tiene un empleo en el mundo: 30,5% de las divisas comerciales dependen de la oleaginosaDéficit turístico de casi 6000 M/u$s para que unos pocos puedan viajar al exterior: todos los argentinos ahora tendrán que pagar la cuentaDiputados que todos deberían conocer: cuáles son los mejores proyectos agroindustriales que se presentaron en lo que va del añoLa otra cara de la crisis de la industria ensambladora de automotores: en Chile la camioneta más vendida en la Argentina cuesta 10.000 dólares menosEn el horno: el gobierno congeló las importaciones de mejoradores de harina mientras se agotan las partidas de trigo de buena calidadDos días con chances de aportes de agua: el frente de mal tiempo comenzará a diluirse el miércolesImplementarán un certificado único para todos los trabajadores del ámbito público y privado contemplados en las excepciones del aislamiento obligatorioDatos de las últimas dos campañas: en la zona núcleo pampeana el rinde promedio de la soja Intacta fue inferior al de los cultivares RR1Alivio: comenzó a recuperarse la venta de camionetas luego del apagón comercial registrado en abrilEste año BID Invest otorgó créditos al sector agroindustrial del Mercosur por 242 M/u$s: la mayor parte se destinó a ParaguayVenezuela: apenas dos empresas concentran las exportaciones de sembradoras destinadas al mercado bolivarianoAgenda agroindustrial argentina: las uvas fueron el premio consuelo para no regresar de China con las manos vacíasEl gobierno tiene planes para utilizar derechos de exportación agrícolas diferenciales como herramienta de política industrializadoraSe declaró la emergencia agropecuaria por sequía para Chaco y CorrientesLa dirigencia nacional de FAA solicitó un lugar en la comisión segmentadora de retenciones: “Los pequeños productores no podemos ser meros espectadores en este tema”Recalculando: qué implica para el agro argentino el fracaso de la estrategia de “polarización” instrumentada por CambiemosSe viene una nueva tanda de heladas intensas sobre la zona pampeanaOtra vez los fondos especulativos esperan hacer una diferencia al prever problemas en las principales regiones sojeras argentinasCadenas de supermercados argentinas siguen vendiendo carne de una categoría comercial que ya no existePrimer ensayo de debate sobre el proyecto de regulación de humedales: “Tenemos que ser muy cuidadosos”El USDA se tomó un mes más para evaluar daños en soja estadounidense por inundaciones: golpe bajista para el poroto sudamericanoFondos especulativos suben apuestas alcistas en soja impulsados por el desastre climático argentinoParadoja K: el sector agroindustrial argentino dejó de ser competitivo a pesar de contar con un precio internacional de la soja récordSegunda señal del incendio: industriales farináceos brasileños evalúan importar harina de trigo de TurquíaEl Servicio Meteorológico advierte que se consolidó la probabilidad de temporales con precipitaciones intensas en la región pampeana