Google+
Valor Soja »Actualidad

Se redujo la participación del Estado en la renta agrícola: la megadevaluación compensó el efecto de las retenciones

En el presente mes de septiembre respecto de un año atrás.
Se redujo la participación del Estado en la renta agrícola: la megadevaluación compensó el efecto de las retenciones

En el presente mes de septiembre la participación del Estado en la renta agrícola es en promedio del 60,9%, según el Índice Fada. Es decir: la sumatoria de los impuestos provinciales y nacionales se llevan casi 61 de cada 100 pesos que genera una hectárea agrícola promedio a nivel nacional.

Se trata de una cifra que, si bien es superior a la registrada en la anterior medición realizada en junio pasado (55,8%), se encuentra diez puntos por debajo del nivel presente en septiembre del año pasado (71,1%). También es menor a la de septiembre de 2016 (65,4%) y de 2015 (94,1%).

El indicador –que pondera la situación a nivel nacional de los cultivos de soja, maíz, trigo y girasol– muestra que la megadevaluación instrumentada este año por el gobierno nacional compensa (por el momento) el incremento de la presión tributaria implementado a través del régimen de retenciones móviles (vigente desde comienzos del presente mes).

Si bien la Fundación Fada indica que el 72% del costo total de una hectárea de soja está dolarizado (incluyendo el arrendamiento), la devaluación registrada en los últimos meses es tan abrupta que la licuación del 28% del componente pesificado contribuye a mejorar la competitividad del agro de manera notable.

Otra manera de observar la situación –siempre con los datos correspondientes al presente mes de septiembre– es cómo se reparte la torta del valor bruto de producción de la canasta de cultivos seleccionados para elaborar el Índice Fada: 45.1% costos (insumos y servicios), 31.7% impuestos nacionales, 10.9% renta o costo de oportunidad de la tierra, 1.7% impuestos provinciales y 10.5% resultado agrícola (el sueldo de productor). La medición no considera impuestos municipales.

Es decir: en la actual campaña agrícola los propietarios de campos –considerando una situación climática normal– recibirán en promedio una proporción equivalente de la torta del negocio que los empresarios (aunque, por supuesto, sin asumir ningún riesgo).

Un dato interesante es que el índice nacional correspondiente sólo a la soja es de 67.7% versus 55.6% el maíz y 48.1% el trigo. No es casual que el doble cultivo trigo/soja de segunda tenga –por el momento– la mejor perspectiva de rentabilidad en la actual coyuntura.

La renta agrícola es el resultado de restarle al valor de la producción, los costos de producir, comercializar y transportar la producción. Por lo tanto, si suben los costos, la renta baja y el indicador sube. Y si, como es el caso actual, bajan los precios, se reduce el valor de la producción, disminuye la renta y, nuevamente, aumenta el índice Fada.

No TweetBacks yet. (Be the first to Tweet this post)

El mes en imágenes

Liberaron nuevas compensaciones para sojeros del norte del país: ya se liquidó el 16,3% del monto comprometidoCorrientes: declararon la emergencia agropecuaria para establecimientos ovinosLos especuladores no se asustan con la coyuntura: apuestan que los precios de la soja se mantendrán firmes ante la necesidad chinaEl fin de semana habrá riesgo de formación de heladas sobre la región central del paísEfecto colateral de la devaluación: la capacidad de compra de las industrias etanoleras cayó al nivel más bajo de toda la historia del régimen de promoción de biocombustiblesPor la bajante histórica del río Paraná se calculan pérdidas superiores a 240 millones de dólares para la agroindustria argentinaEsta semana se prevén lluvias para muchas de las zonas productivas necesitadas de aguaValor desagregado: las exportaciones argentinas de uvas frescas cayeron más de un 35%Trabajadores rurales lograron un ajuste salarial efectivo del 45%: comienza a regir de manera parcial en septiembreLa crisis lechera también afecta a los grandes: Adecoagro perdió más de 900.000 dólares en el primer semestreCon el regreso de la “guerra comercial” EE.UU.-China la soja Mercosur vuelve a liderar el ranking internacional de preciosPolítica pro-concentración: el revalúo de Scioli creó un “nuevo impuesto” para pequeños productoresSigue la liquidación masiva de posiciones especulativas en soja y maíz: se esfumó el pronóstico de seca en el Medio OesteOtra demanda contra Syngenta por la comercialización de maíz Agrisure Viptera: ADM calificó de “irresponsable” a la compañía suizaEl año pasado los productores ganaderos aportaron más de 31 M/$ al Ipcva: un 85% más que en 2011Molinos, Don Mario y Klein figuran en el listado de empresas que no pudieron validar el origen legal de la semilla de trigo de uso propioDoceavo aniversario del “voto no positivo”: el final de una gesta que “permitió sostener al interior productivo y los valores fundamentales de la República”Periodistas agropecuarios argentinos solicitaron al Estado nacional que publique datos sobre el uso de agroquímicosNo todas son pálidas en el sector avícola: la exportación de ovoproductos se mantiene firme a pesar del retraso cambiarioA mediados de diciembre un informe del Ministerio de Ambiente recomendó monitorear Buenos Aires y La Pampa porque podían “esperarse fuegos de comportamiento extremo”La soja inició una escalada alcista ante la posibilidad de que buena parte de la oleaginosa estadounidense quede sin sembrar por los excesos hídricosFondos especulativos apuestan fuerte contra el maíz a la espera de bajas adicionales en el precio del cerealFeliz Carnaval: el impuestazo del Inmobiliario Rural bonaerense puede llegar a un máximo del 60%Golazo Made in Argentina: colectivos rosarinos usarán un corte de biodiesel al 25% para aprovechar el bajo valor del biocombustibleAvanza la reestructuración de SanCor: cheques rechazados sin fondos ya superan los 380 millones de pesosCupo de exportación de maíz: ACA y AGD lideraron el ranking semanalLa recuperación del precio del aceite de soja sigue sosteniendo los valores del poroto en EE.UU.Argentina granero del mundo: las divisas generadas por las exportaciones de alimentos son poco significativas