Google+
Valor Soja »Actualidad

Argentina tiene una oportunidad histórica para convertirse en un gran proveedor de fardos de alfalfa de China luego del arancel del 25% aplicado a EE.UU.

Pero faltan incentivos y un marco de negocios adecuado para que eso suceda.
Argentina tiene una oportunidad histórica para convertirse en un gran proveedor de fardos de alfalfa de China luego del arancel del 25% aplicado a EE.UU.

El año pasado las exportaciones de fardos de alfalfa estadounidenses a China sumaron un récord histórico de 1,17 millones de toneladas (representando el 45% de las ventas totales). En los primeros meses de 2018 el negocio seguía creciendo. Pero en julio, con la imposición de un arancel adicional del 25% aplicado por China en represalia por la política proteccionista de Donald Trump, el panorama cambió.

Las exportaciones estadounidenses destinadas a China descendieron en el segundo tramo –los importadores asiáticos comenzaron a originar un mayor volumen en Europa– pero no se cortaron completamente (como ocurrió en el caso del poroto de soja) sencillamente porque no existe otro proveedor mundial de fardos de alfalfa que pueda reemplazar a EE.UU.

“Tenemos una oportunidad única en China, pero la posibilidad de concretar negocios con un dólar (tipo de cambio) mayorista de 33 ($/u$s), retenciones del 12% y la eliminación del reintegro a la exportación del 2% son muy limitadas”, comentó Maximiliano Marroni, gerente de Alfalfa y Forraje de la Patagonia (AyFP), filial local del grupo español Oses. “Más de la mitad de nuestros costos están dolarizados”, remarcó.

La empresa cuenta con 1500 hectáreas de alfalfa en producción bajo riego con 26 pivotes en la zona de Choele Choel (Río Negro) y una planta elaboradora de fardos en Bahía Blanca con una capacidad instalada de recompactación de 50.000 toneladas anuales.

“En muy poco tiempo las reglas de juego cambiaron mucho. Mientras que en julio nos preparábamos para tener una campaña (2018/19) de espectacular, ahora sabemos que eso no va a ocurrir”, aseguró Marroni.

La planta industrial de AyFP en Bahía Blanca es la única habilitada en el país para exportar a China. Recientemente la empresa envió una muestra de 125 toneladas a ese mercado con el propósito de abrir un canal comercial permanente.

“Queremos reunirnos con el ministro de la Producción (Dante) Sica para solicitarte la implementación de incentivos a la producción de alfalfa en las zonas de influencia del Río Negro y el Río Colorado; el potencial de generación de riqueza con este producto es enorme con el marco adecuado”, indicó el gerente de AyFP.

Este año la empresa lanzó una modalidad comercial novedosa al introducir forwards de fardos de alfalfa Bahía Blanca con 30% de entrega antes del 30 de noviembre y el 70% restante hasta el 31 de diciembre de 2018. Los primeros contratos –cerrados en julio–se negociaron a 125 u$s/tonelada. También se brindó la posibilidad de dejar abierta la posición para que el comprador cierre el precio con hasta un plazo de 15 días posteriores al recibo de la mercadería (algo que fue muy beneficioso para el comprador –no para AyPF– dado que el tipo de cambio descendió y actualmente el valor del fardo de alfalfa es de 110 u$s/tonelada).

En los primeros nueve meses de 2018, según datos oficiales (Indec) las exportaciones argentinas de fardos de alfalfa sumaron 29.859 toneladas por un valor FOB de 10,2 millones de dólares. La mayor parte se destinaron a Arabia Saudita y Emiratos Árabes Unidos. En enero-septiembre de 2017 se había exportado 43.445 toneladas por 14,7 millones de dólares (de los cuales 41.613 toneladas se enviaron a Arabia Saudita).

En enero-agosto de 2018, según los últimos datos oficiales disponibles publicados por el sitio Hay&Forage, las exportaciones estadounidenses de fardos de alfalfa destinadas a China sumaron 670.570 toneladas, una cifra 24% menor a la registrada en el mismo período de 2017.

Fondomonte, compañía controlada por la corporación saudí Almarai, es una de las principales exportadoras de fardos de alfalfa destinados a Arabia Saudita, los cuales son producidos en la localidad cordobesa de San Vicente. La mayor parte de los mismos se destinan a los megatambos que la corporación alimenticia tiene en Medio Oriente

La decisión de las autoridades de Arabia Saudita de eliminar progresivamente la producción local de recursos forrajeros –para priorizar las reservas subterráneas de agua dulce para consumo humano– están provocando un crecimiento explosivo de las importaciones de fardos de alfalfa. Pero la mayor parte de ese mercado también está en manos de operadores estadounidenses.

No TweetBacks yet. (Be the first to Tweet this post)

El mes en imágenes

Arcor, Andreoli y Mega Alfalfa Argentina podrán importar tecnología libre de aranceles por 12,4 millones de dólaresEn lo que va 2017 apenas 8% de lo recaudado por el Fondo Hídrico se usó para controlar inundaciones en zonas productivasLos productores ahora están obligados a controlar langostas en sus campos: multas de hasta 10 M/$ para los infractoresEn lo que va del año el déficit energético reconocido por el gobierno superó los 4200 M/u$s: el agro ya no puede compensarlo por el default cerealeroEn lo que va del año las exportaciones de copos de cereales ya igualaron a las ventas concretadas durante 2011Riesgo monetario: el USDA advierte que el negocio sojero argentino 2014/15 sólo es viable como cobertura cambiariaImpuestazo encubierto del Inmobiliario Rural en Buenos Aires: para hacerlo emplean un formulario creado en 1955Piden desregular el servicio de practicaje: representa tres dólares por cada tonelada de grano exportadaEn agosto el precio relativo de la leche comienza a salir del pozo: igual no alcanza para la mayor parte de los tamberosEsta semana habrá lluvias generalizadas que contribuirán a recargar perfiles en zonas necesitadas de aguaEl peor negocio del año: los feedlots pierden más de 7000 pesos por cabeza terminadaA partir de octubre el biodiesel argentino volverá a ingresar a Europa gracias a un fallo de la OMCLas mayores chances de lluvias se concentrarán en la región del LitoralAlerta comercial: los contratos forward de soja 2019/20 podrían contener la “cláusula Monsanto”Efecto trigo: en lo que va del año las exportaciones argentinas de colza crecieron casi un 860%En marzo comienza un nuevo sistema para comercializar caballos que pretende eliminar la posibilidad de que se faenen animales robadosMañana se prevén lluvias en el norte de la zona pampeana y el NEAEl factor cambiario: nuevo componente clave para evaluar un negocio de arrendamiento agrícolaBuena noticia para los productores de cereales: se derrumbó el precio internacional de la urea granuladaRebeldía municipal: el gobierno de Santa Fe denunciará penalmente a un jefe comunal que cortó la ruta nacional 9Alberto Fernández cree que el proyecto agrario de Grabois debe ser tenido en cuenta: “Es socialmente muy demandado el alimento producido ecológicamente sin agrotóxicos”Dios escuchó a los argentinos: la ola de calor extremo se extendió a toda la zona maicera estadounidenseProductores en emergencia agropecuaria podrán solicitar créditos al 17% anual con un período de gracia de un añoUn momento de inflexión para la industria argentina de biocombustiblesConsultora fundada por Rogelio Frigerio asegura que el Presupuesto de Prat-Gay “no es el mejor para estimular que el sector privado sea pujante”Porqué Macri no pudo cumplir la promesa de bajar las retenciones: 24% de la obra pública provincial se financió con el aporte de productores sojerosEl futuro de China está en el campo: el gobierno central recortará recursos en la industria pesada para reasignarlos al desarrollo del sector agropecuarioInforme reservado: sólo unos pocos funcionarios del gobierno pueden acceder a los resultados del documento sobre tierras en manos de extranjeros