Google+
Valor Soja »Actualidad

Un evento histórico viene en camino: Argentina espera que China habilite pronto el ingreso de harina de soja

Un grupo de inspectores chinos están auditando en estos días veinte fábricas.
Un evento histórico viene en camino: Argentina espera que China habilite pronto el ingreso de harina de soja

Las compañías integrantes Cámara de la Industria Aceitera de la República Argentina (Ciara) esperan que en el transcurso del presente mes de noviembre las autoridades regulatorias de China autoricen el ingreso de harina de soja argentina para poder revertir las pérdidas que vienen registrando en los últimos meses.

Un grupo de inspectores chinos están auditando en estos días veinte fábricas aceiteras argentinas –algunas de las cuales son propiedad de la corporación estatal china Cofco– para evaluar las habilitaciones de importación de harina de soja.

China no importa harina de soja porque tiene una política orientada a promover la industrialización de oleaginosas en su propio territorio. Sin embargo, ante la imposibilidad de importar poroto de soja estadounidense luego del arancel del 25% aplicado en julio pasado –producto de la “guerra comercial” lanzada por el presidente de EE.UU. Donald Trump– está buscando de manera activa fuentes alternativas de proteínas vegetales para cubrir el bache dejado por EE.UU. (entre las cuales se incluyen el pellet de colza canadiense y el pellet de girasol ucraniano).

En ese contexto, si el escenario de la “guerra comercial” es finalmente de largo plazo, entonces las autoridades del gobierno central chino parecer estar dispuestas a dejar de lado la política de industrialización in situ para garantizar un acceso fluido de harinas vegetales proteicas.

Tal movida –inédita en la historia reciente del comercio mundial de productos agroindustriales– también resultaría beneficiosa para la industria  aceitera argentina, dado que los efectos colaterales de la “guerra comercial” generaron un impacto dañino en la misma.

Ya en julio pasado Yu Xubo, presidente de Cofco Corp, la principal compañía agroindustrial china –controlada por el gobierno de la nación asiática– había adelantado la posibilidad de comenzar a importar harina de soja argentina frente al conflicto generado por Trump.

El tema figura entre las prioridades de la agenda del secretario de Agroindustria de la Nación, Luis Miguel Etchevehere, quien se encuentra realizando una visita oficial en la Feria China International Import Expo (CIIE) en Shangái.

“Debemos ver a China como un socio comercial importante y estratégico, con el cual tenemos que seguir fortaleciendo nuestros vínculos e intercambios para consolidarnos como supermercado del mundo”, indicó hoy Etchevehere según un comunicado difundido por Agroindustria.

Contenido relacionado

Un debate necesario: ¿la pérdida de competitividad de la industria oleaginosa va a terminar perjudicando a los productores de soja?

No TweetBacks yet. (Be the first to Tweet this post)

El mes en imágenes

China ya no sólo compra soja: este año comenzó a exportar yuanes a cambio de soberanía territorial Sorpresa: la Afip inhabilitó el CUIT de Nidera en represalia por haber embarcado trigo a BrasilEl miércoles comienza a despedirse la ola polar: a partir del jueves habrá buenas condiciones de tiempoLa intervención del mercado de biodiesel representa un aumento indirecto de las retenciones a la sojaLos precios de la hacienda argentina comienzan a reflejar la ausencia de expectativas favorables presente en el negocio cárnicoSe lanzó convocatoria para cubrir cargos de seis direcciones del INTA con salarios de hasta 160.000 pesosGases de efecto invernadero: investigadores de la Fauba determinaron que el cultivo de soja lidera la emisión de óxido nitrosoEl gobierno argentino expropiará todos los activos del grupo Vicentín para tener “una empresa testigo en el mercado de granos y de cambios”Pymes elaboradoras de biodiesel piden a Lopetegui la publicación urgente del precio oficial de marzo: “Estamos produciendo a pérdida”Se espera que en marzo comience a funcionar el sistema Bolsatech: única alternativa (por el momento) para zafar de la “cláusula Monsanto”El futuro ya está aquí: China ya es el tercer destino de exportación de la leche maternizada argentinaChile cierra el año 2019 con un nuevo récord histórico en exportaciones de cerezas gracias a la demanda china: 1562 M/u$sGracias a la inestabilidad económica llegó el aguinaldo para los criadores: explotaron los precios de la vaca gordaUn temporal provocó destrozos importantes en la provincia de Buenos Aires: “Mucha gente no ve el sacrificio que hacemos todos los días”En lo que va del año 21 empresas agrícolas argentinas comercializaron 378.600 toneladas de soja certificada RTRSEl gobierno anunció un incremento del uso de biodiesel argentino en la matriz energética: tendrá poco impacto en el mercado de sojaEnroque de brasileños: JBS se va de la Argentina para ceder sus activos industriales al grupo MinervaEl valor de la escasez: trigo de alta calidad tiene un precio hasta 45% superior que el cereal condición cámaraCorralito contra la evasión avícola: a partir de junio comienza a regir un sistema de comprobantes digitales para monitorear operacionesGracias al trabajo de los agentes de Control Comercial Agropecuario se descubrió que los argentinos comen menos carne de la que creían consumirEl desastre climático dejó en evidencia que la Argentina es un no-paísDios escuchó a los argentinos: la ola de calor extremo se extendió a toda la zona maicera estadounidenseVeranito coyuntural de precios: EE.UU. es el único supermercado de soja abierto en el mundoNo cambió nada: la agroindustria argentina debe seguir agachando la cabeza para financiar al resto de los sectores económicosCovid-19: el valor del agro en tiempo de pandemiaSe acaba la paciencia: el gobierno hace más de dos meses que espera una recuperación de los precios del maíz para comenzar a colocar ROEApuestas alcistas en soja realizadas por operadores especulativos alcanzan el nivel más elevado desde marzo de 2012Guerra informativa: los chinos le pincharon a los farmers estadounidenses un rumor alcista que impulsó los precios de la soja