Google+
Valor Soja »Actualidad

Alerta temprana: “Sin financiamiento a tasas accesibles el año que viene no va a ser posible sostener la actual área de siembra”

Declaraciones de un directivo de la Confederación Intercooperativa Agropecuaria Limitada.
Alerta temprana: “Sin financiamiento a tasas accesibles el año que viene no va a ser posible sostener la actual área de siembra”

“Recibí hoy una carta del Banco Nación como regalo de Navidad en la que indica que a partir de enero (próximo) la tasa efectiva anual de la tarjeta Agronación pasa a ser del 88,9%. No existe ningún negocio agropecuario que pueda resistir eso”.

Así lo indicó el empresario agropecuario cordobés Marco Giraudo, integrante del Consejo de Administración de Coninagro, en referencia a las crecientes restricciones crediticias que viene implementando la entidad estatal Banco Nación en los últimos dos meses.

“En esta campaña gruesa estamos sembrando porque, luego de levantar la cosecha (2017/18) compramos la mayor parte de los insumos necesarios, de manera tal que, cuando ocurrió el desbarajuste (cambiario), ya no teníamos necesidad de solicitar financiamiento”, explicó Giraudo.

“Pero si esta situación se mantiene en 2019, entonces sí van a aparecer problemas, porque las empresas (de agroinsumos) no están en condiciones de financiar el grueso de una campaña agrícola y la mayor parte de los productores no van a tener recursos para poder cumplir los planes de siembra”, añadió.

El directivo de Coninagro comentó que la tarjeta Agronación fue el producto de referencia que en su momento facilitó la financiación de muchas campañas agrícolas y cuyo éxito obligó a entidades bancarias privadas a crear instrumentos similares que promovieron una gran oferta de capital de trabajo a tasas accesibles.

“En el agro vemos que mucha gente no está tomando conciencia del problema de no contar con financiamiento. La mayor parte de los empresarios agrícolas no tenemos capital propio para sembrar toda el área que producimos y, si no hay financiamiento, entonces caerá el área de siembra”, proyectó.

A partir del pasado mes de noviembre la política del Banco Nación cambió radicalmente para comenzar a aplicar tasas de interés sustancialmente superiores a la tasas de referencia fijadas por el Banco Central (BCRA) a través de las Letras de Liquidez  o Lequiq (que hoy miércoles finalizaron en un 59,3% anual).

“Tenemos miedo de que las autoridades económicas no se estén dando cuenta de hacia dónde vamos: sin financiamiento a tasas accesibles el año que viene no va a ser posible sostener la actual área de siembra ni la tecnología aplicada a los cultivos; esperemos que comprendan la gravedad de este problema para un país como la Argentina”, advirtió Giraudo.

“Los empresarios agrícolas somos optimistas por naturaleza, pero cosas como estás nos tiran el ánimo por el piso”, concluyó.

No TweetBacks yet. (Be the first to Tweet this post)

El mes en imágenes

Resucitaron las ventas de sembradoras luego de apagón K: pero aún siguen lejos de la demanda potencial del campoCrisis lechera: el tambo santafesino promedio ya registra una pérdida superior a un peso por litro producidoLa soja arrancó la semana con fuertes pérdidas en línea con la proyección de una mayor cosecha estadounidenseEl agro figura en el quinto puesto del ranking de generación de empleo argentino con más de 4500 trabajos creados en el último añoLa crisis ganadera aún no tocó fondo: el precio de las terneras medido en valor maíz se derrumbó en un 46%Recién el lunes ingresará un frente frío en la zona central del país para terminar con la ola de calorSanta Fe: el revalúo inmobiliario impulsado por el gobierno socialista perjudica a los productores más pequeñosSerotonina: la última novela de Houellebecq contiene un montón de disparates sobre la agroindustria argentinaSentido común: CRA alertó que una mayor presión tributaria provocará una menor producción agropecuariaRealidad versus humo: “Existe gran preocupación en el sector de la maquinaria agrícola por la falta de solución a la necesidad de financiamiento”El diferencial del aceite de girasol alto oleico es del 20% versus el convencional: un nivel lejano al de la época de oroNo podemos competir ni en el mismo barrio: Argentina pasó del segundo al quinto lugar del ranking de proveedores de quesos de ChileEl USDA prevé en 2016 una recuperación parcial de la importación china de leche en polvo entera: Argentina sigue mirando la fiesta desde afuera“El hecho de no aceptar lo que somos no es gratuito: genera angustia, pobreza y desesperación”La posibilidad de decomisar trigo se fundamenta en una normativa que no se encuentra vigente desde 1997Shell puso a disposición 718 estaciones de servicio para que los transportistas puedan higienizarse y descansar: el listado completoEE.UU: la soja termina la semana con subas ante la expectativa de que Trump incremente el uso interno de biodieselAhora sí todas las exportaciones argentinas pasaron a estar gravadas con derechos de exportación para “atender las necesidades de las finanzas públicas”Locura granífera: el sorgo 2020/21 ya vale 10 u$s/tonelada más que el maízEl BCRA flexibilizó parte de los plazos mínimos de liquidación de agrodivisas: pero siguen siendo insuficientes para las especialidades agrícolasEl más grande del barrio: en apenas cuatro años Brasil desplazó a la Argentina y Paraguay para quedarse con el mercado chileno de carneSe oficializó la eliminación de retenciones agropecuarias: sólo se mantiene (con reducciones) en soja, cueros y lanaInflación del 44,9%: el gobierno nacional cobra más retenciones a los pobres que a los productores de sojaNueva frontera: emprendedor argentino se instaló en Colombia para desarrollar tierras agrícolas en los llanos orientalesEl canciller uruguayo asegura que el Tratado de Libre Comercio Mercosur-Unión Europea “va muy bien: soy decididamente optimista”China se transformó en el primer comprador de carne bovina argentina: representa un 27% de las colocacionesEl costo de desintegrarse del mundo: CNA alertó que las agroexportaciones brasileñas perderán competitividad con el Tratado de Libre Comercio del PacíficoNi soberanía alimentaria ni empresa testigo: la receta es “copiar y pegar”