Google+
Valor Soja »Actualidad

Argentina volvió a tener superávit comercial: una buena noticia que no es tan buena

En diciembre pasado fue de 1369 millones de dólares.
Argentina volvió a tener superávit comercial: una buena noticia que no es tan buena

La depreciación del peso (“devaluación”) instrumentada por el gobierno argentino en 2018 permitió revertir del déficit comercial a partir del mes de septiembre para cerrar diciembre con un superávit de 1369 millones de dólares.

La Argentina –una nación con una abultada deuda en dólares que debió recurrir al Fondo Monetario Internacional para evitar un nuevo default– está obligada a generar divisas para poder honrar sus compromisos. Así que el superávit comercial es una buena noticia.

La mala noticia es cómo se logró ese superávit: por medio de un derrumbe de las importaciones, muchas de las cuales corresponden a tecnología, equipos y maquinarias necesarias para eficientizar procesos productivos (ver gráfico).

Toda devaluación implica una pauperización de la población local (especialmente la más indefensa). Es un costo que un gerente de la macroeconomía puede decidir asumir a cambio de que la deprecación de la moneda local actué como un incentivo exportador que, con el tiempo, genere más riqueza de la que destruye.

Pero eso no está ocurriendo. Y tampoco va a ocurrir. Las exportaciones están estancadas hace años. Porque dependen casi exclusivamente de las divisas generadas por la agroindustria: el único cordón umbilical que conecta a la Argentina con el mundo. Gracias a la soja no somos África.

Argentina tiene potencial para generar muchas más divisas por medio de la exportación de alimentos, minerales y servicios (en 2019, nombrado “Año de la Exportación” por el decreto 1177, los servicios comenzarán a pagar retenciones; parece joda, pero es así).

En el mundo en el que vivimos la única manera de generar industrias con empleo agregado es por medio de asociaciones comerciales con naciones que cuenten con economías complementarias (China a la cabeza). Pero para eso es necesario darse cuenta que somos buenos haciendo algunas cosas. Y un desastre en otras. El modelo de sustitución de importaciones estaba muy bien en el período posterior a la Segunda Guerra Mundial. Pero estamos en 2019.

Mantener la economía cerrada durante tantas décadas sólo conviene, en la actual coyuntura, a los que hacen negocios en este coto de caza. Son una minoría. Pero con mucho poder de lobby.

En la Argentina existe mucho talento, riqueza y empleos que nunca se desarrollarán al no poder acceder sin restricciones a los principales mercados del orbe. Tanto para exportar como para importar. El colmo de la ridiculez en la que vivimos es que las empresas deben pedir permiso al Estado para poder ingresar equipos libres de aranceles (en el marco del denominado “régimen de importación de bienes integrantes de grandes proyectos de inversión”). En un país normal deberían poder hacerlo directamente.

Estoy seguro que algún comunicador de alguna dependencia pública redactó un comunicado –que no leí– sobre lo bueno de haber logrado superávit comercial. La verdad es que, tal como estamos, da lo mismo tener superávit que no tenerlo. Porque seguimos haciendo lo mismo de siempre. Dependiendo de un solo sector (al que se manotea tributariamente como un acto reflejo cuando aparecen problemas). Aislados del mundo (¿qué quedó de la puesta en escena de la última reunión del G20?). Y convencidos de que no existe otra manera de hacer las cosas a pesar del desenlace final que tal accionar termina teniendo en nuestra propia historia.

Ezequiel Tambornini

No TweetBacks yet. (Be the first to Tweet this post)

El mes en imágenes

Finalmente Brasil y Uruguay incluirán a la Argentina en las negociaciones comerciales con Europa: pero esperarán al nuevo gobiernoSe disparó el precio de exportación de la arveja: en el último año subió un 90%Comenzaron a renegociarse en el NOA los acuerdos de arrendamientos pactados antes del derrumbe de precios: los números no cierran ni en campo propioFestival de suspensiones y exclusiones del Registro de Operadores de GranosEl primer inversor de la economía argentina: en 2016/17 los empresarios agrícolas enterrarán más de 12.000 M/u$sAtención autoridades municipales: ya está disponible el documento sobre recomendaciones normativas para aplicaciones de agroquímicosSe agrava la crisis de SanCor: cheques rechazados de la cooperativa láctea ya superan los 800 M/$Otra vez los fondos especulativos esperan hacer una diferencia al prever problemas en las principales regiones sojeras argentinasEl miércoles el ingreso de un frente frío generará probabilidad de tormentas sobre las zonas inundadas de Buenos AiresEl combo retenciones-inflación provocó más daño que la última megasequía: se vendieron menos sembradores que en 2009El gobierno nacional declaró la emergencia hídrica en las zonas afectadas por inundacionesPionera: Córdoba es la primera provincia argentina en instrumentar por ley un programa de Buenas Prácticas AgropecuariasArgentina a contramano del mundo: ya es posible vender maíz sin retenciones a los consumos por la escasez de mercaderíaAlerta biológica: la difusión irresponsable de la soja Intacta constituye un riesgo productivo serioTarde pero seguro: bajan la calificación de la deuda dolarizada emitida por Vicentín por “la liquidación anticipada de granos de proveedores”La demanda pide la hora referí: retención efectiva en soja cayó al 16% para intentar tentar a los productoresPrecios cuidados: el maíz tiene una retención efectiva superior a la de la soja por el cepo exportador aplicado por el gobiernoSuspenden el Congreso de FAA por maniobras irregulares: deberá hacerse en dos meses  “bajo el control” de la Inspección General de Personas Jurídicas de Santa FeEl Ministerio de Producción excluyó a las Pymes agropecuarias de la línea subsidiada “Créditos para Crecer”Argentina sigue de joda: el déficit de la balanza cambiaria turística alcanzó un nuevo récordDieron de baja DJVE por 245.000 toneladas de productos agroindustriales registrados antes de la implementación de las retenciones móvilesLos europeos finalmente lograron frenar el ingreso del biodiesel argentino: las exportaciones se derrumbaron al nivel más bajo de los últimos cuatro añosLa distribución de la cuota Hilton ahora estará en manos de un comité gestionado por la Secretaría de Comercio ExteriorMendoza: la situación de los productores sigue siendo crítica a pesar de que los precios de las uvas se duplicaronOperación rescate: revivió el mercado argentino de girasol luego de que cuatro grandes operadores salieron a darle una mano a VicentínArgentina terminó 2016 con un superávit comercial de 2128 M/u$s: pero consolidó un déficit récord con ChinaSilicon Valley Forum: presentarán un dispositivo que combina una estación meteorológica en miniatura con una plataforma de sensores de monitoreo de cultivosDilma: “El Mercosur (sin Argentina) está en condiciones de presentar sus ofertas comerciales a la Unión Europea”