Google+
Valor Soja »Actualidad, Agricultura

El trigo HB4 de Bioceres tiene un gran potencial: pero no en la Argentina

A propósito de la polémica generada por el nuevo evento biotecnológico.
El trigo HB4 de Bioceres tiene un gran potencial: pero no en la Argentina

En las últimas semanas la compañía biotecnológica Bioceres inició una intensa campaña mediática y política para intentar una pronta aprobación del trigo HB4 tolerante a sequía y salinidad desarrollado por Trigall Genetics (un joint venture entre Bioceres y el semillero francés Florimond Desprez).

El gen que le confiere la tolerancia a sequía al trigo HB4 proviene del girasol y fue descubierto por un equipo de investigadores –liderado por Raquel Chan– de la Universidad Nacional del Litoral y el Conicet. Se trata de un desarrollo original del cual todos los argentinos deberíamos sentirnos orgullosos.

Pero los exportadores –tanto de grano como de harina de trigo– y funcionarios de la Secretaría de Agroindustria consideran que la aprobación de un evento biotecnológico no autorizado en ningún país importador del cereal constituye un riesgo comercial que podría generar cierres de mercados masivos con el consecuente daño económico que eso implicaría.

El comercio mundial de productos agroindustriales es un ámbito hostil en el cual todas las naciones y corporaciones intentan aprovechar cualquier debilidad ajena para obtener ventajas o proteger intereses propios.

No se trata de un temor infundado. A comienzos de 2013 la filial estadounidense de Syngenta comenzó a comercializar en EE.UU. el maíz Agrisure Viptera (MIR 162) proyectando que hacia fines de ese mismo año estaría lista la habilitación comercial del evento en China. Pero eso no sucedió. Y las autoridades de la nación asiática bloquearon el ingreso de grano y burlanda de maíz estadounidense (la habilitación por parte de China llegó recién en diciembre de 2014).

Ese error de cálculo no salió barato: las compañías estadounidenses Archer-Daniels-Midland (ADM), Cargill y Trans Coastal Supply iniciaron demandas judiciales contra Syngenta. Y un consorcio de estudios jurídicos realizó –en representación de miles de productores y acopios– una demanda colectiva contra la empresa que derivó en la orden de pagar una indemnización de 1510 millones de dólares.

El evento de tolerancia a sequía y salinidad  (IND-ØØ41Ø-5) ya fue aprobado en 2015 en soja por el Estado argentino de manera condicional, lo que implica que no puede ser comercializado en el mercado argentino hasta que obtenga el permiso de importación por parte de China (primer comprador mundial de poroto de soja).

Una resolución similar podría emplearse con el trigo HB4. Es decir: habilitarlo de manera condicional cuando la importación del mismo sea autorizada por las principales naciones compradoras de trigo argentino: Brasil, Chile, Perú, Bolivia, Argelia, Vietnam, Indonesia, Tailandia y Kenya. Un vez habilitado el evento en cada uno de esos países, no correría mayores riesgos la comercialización internacional del cereal.

Luego de la política kavernícola implementada por el ex secretario de Comercio Guillermo Moreno, que prácticamente provocó la desaparición de la Argentina del mercado mundial de trigo, nuestro país no tiene mucho margen para realizar experimentos que eventualmente lo dejen nuevamente en off side.

Una tecnología como el trigo HB4, que quizás tiene poco por aportar en la dinámica agronómica argentina, sería un factor fundamental en las regiones agrícolas africanas que deben producir grandes volúmenes de granos en condiciones climáticas extremadamente variables.

No debería ser difícil encontrar recursos para incorporar el evento IND-ØØ41Ø-5 en los germoplasmas de trigo desarrollados para regiones africanas por investigadores el Centro Internacional de Mejoramiento de Maíz y Trigo (CIMMYT), el cual es financiado por Usaid, UKAid, el Ministerio de Desarrollo y Cooperación Económica de Alemania y Bill & Melinda Gates Foundation, entre otras instituciones.

Todas las tecnologías que contribuyan a promover la seguridad alimentaria en África son esenciales para morigerar las migraciones masivas de personas desesperadas hacia otras zonas del orbe (que es uno de los principales dramas del presente siglo por las pérdidas de vidas, sufrimiento y negocios repugnantes que ese fenómeno promueve).

El IND-ØØ41Ø-5 es un evento extraordinario. Único en el mundo. Y como tal requiere un plan comercial extraordinario.

Ezequiel Tambornini

No TweetBacks yet. (Be the first to Tweet this post)

El mes en imágenes

La receta del gobierno uruguayo: financiar la compra de semilla certificada para promover el crecimiento del sector agrícolaTransparencia informativa: comenzaron a publicarse las fechas programadas de embarques agroindustrialesBitácora de cuarentena: ¿Para qué sirve el Ipcva en la pandemia?Costos de cosecha gruesa: qué valores negociaron con los contratistas las grandes compañías agrícolasEl “efecto Uber” podría llegar en algún momento a la industria de la carne: “Los países con problemas de seguridad alimentaria podrían ser los más receptivos”Mal momento para tener que vender soja sin coberturas: se destruyen los precios en Chicago por informe negativo del USDAEn apenas dos campañas casi se duplicó el número de productores argentinos que hacen refugios en maízSe vienen varios de días de lluvias abundantes con tormentas intensas en el norte argentinoEl nuevo peso mínimo de faena obligatorio para hembras es de 143 kilos: rige hasta el próximo 30 de junioBuján: “El valor del trigo baja proteína puede llegar a ser de 120 u$s/tonelada si el precio del petróleo se recupera”Precios Rosgan: el valor relativo de las vacas con garantía de preñez se derrumbó en un 46%Necochea: en lo que va de agosto se perdieron más 22 millones de pesos por el descontrol transportistaSe acabó la era de los commodities: las autoridades monetarias estadounidenses quieren comenzar a restringir la súper liquidez globalYa se declararon exportaciones argentinas de trigo por casi 60 millones de dólares: un 88% menos que en el ciclo anteriorEsta semana se esperan lluvias importantes sobre el sur de la zona pampeana: el sector norte deberá seguir esperandoComo en la mejor época de fines de los 90: el déficit cambiario del sector turístico registró en enero una suba del 61%Factor alcista: muchas de las principales regiones sojeras brasileñas necesitan precipitaciones urgentes para evitar una falla productivaPor la falta de lluvias en zonas ganaderas clave se pinchó el precio de la vaca gorda a pesar del valor récord de la carne exportada a ChinaFederalismo sólo para los que vuelan: los precios de los combustibles son mucho más caros en el norte del país que en la región pampeanaFondos especulativos ya están más comprados en maíz que en soja: se juegan todas las fichas a un golpe climático en EE.UU.Factoría sojera: déficit comercial de Argentina con China supera los 5100 millones de dólaresUna salida de emergencia que se transformó en un gran negocio: las exportaciones argentinas de raigrás alcanzaron un récord históricoEn lo que va del año el déficit energético reconocido por el gobierno superó los 4200 M/u$s: el agro ya no puede compensarlo por el default cerealeroEsta semana el gobierno recaudó casi 35 millones de dólares con retenciones anticipadas de cerealesLiberaron nuevas compensaciones para sojeros del norte del país: ya se liquidó el 16,3% del monto comprometidoArgentina ya cuenta con su propio equipo distribuidor de raciones para terneros en guacheras de tambosPolítica agrícola: gobierno brasileño libera 63 M/u$s para asegurar precios mínimos a productores de trigoA preparar todo para la campaña fina 2018/19: esta semana terminan de recargarse los perfiles con máximos de hasta 90 milímetros en el sudeste bonaerense