Google+
Valor Soja »Actualidad, Agricultura

Burocracia innecesaria: ni el COT ni la carta de porte tiene razón de ser en la actualidad

Burocracia innecesaria: ni el COT ni la carta de porte tiene razón de ser en la actualidad

Los empresarios agrícolas que trabajamos en la provincia de Buenos Aires estamos obligados a gestionar un Código de Operaciones de Traslado (COT) para amparar el transporte de granos en todo el territorio provincial (la norma comprende a todos los bienes, no sólo a los granos).

La maraña burocrática que regula el COT es el artículo 41 del Código Fiscal de la provincia de Buenos Aires y las disposiciones y resoluciones normativas DN «B» Nº 32/06 y sus reformas; DN «B» Nºs 44/06, 54/06, 57/06, 62/06, 63/06, 66/06, 72/06, 76/06, 100/06, 91/06, RN Nº 14/09, RN Nº 14/11, RN Nº 34/11, RN N° 45/11; 4/15; 30/17 y 41/17.

Ahora bien, ¿cuál es la necesidad de implementar un COT en una provincia cuando a nivel nacional existe una carta de porte que cumple la misma función? La respuesta es. Ninguna. Existe solamente para complicarle la vida a los empresarios agrícolas bonaerenses.

¿Tan difícil es instrumentar un sistema que permita compartir datos entre Arba y la Afip? No parece serlo porque de hecho ambos organismos vienen trabajando juntos hace tiempo para restringir la posibilidad de que haya evasión fiscal en el sector cárnico de la provincia de Buenos Aires.

Pero la realidad es que la carta de porte también es un trámite burocrático obsoleto (y tedioso para el empresario agrícola) porque debería bastar la gestión en línea del Código de Trazabilidad de Granos (CTG) para poder transportar granos. De hecho, el CTG es posterior a la carta de porte y debe ser incluido en la misma porque, de lo contrario, la carta de porte no tiene validez alguna.

Desde que se implementó la carta de porte debo haber realizado unas 2000 para poder cargar alrededor de 700 caminos, porque basta un pequeño error formal para que el documento sea rechazado y deba hacerse uno nuevo. Todo ese tiempo perdido seguramente lo podría haber dedicado a cuestiones más productivas y beneficiosas a la sociedad.

Tanto el COT como la carta de porte no tienen razón alguna de existir, salvo la de justificar, eventualmente, el aparato burocrático encargado de regular tales herramientas innecesarias.

Cuando hablamos de “aparato burocrático” no sólo debemos pensar en legiones de empleados públicos, sino también en sistemas informáticos. Un aspecto poco conocido del Sistema de Información Simplificado Agrícola (más conocido como SISA) es que contiene algoritmos que calculan la cantidad de CTG que puede recibir una empresa en función de los datos declarados. ¿Cómo lo hace? Básicamente en función de promedios de referencia regionales.

Eso implica que si un empresario –ya sea por una adecuada fertilización, aporte de la napa o lo que sea– obtiene un cosechón, es muy probable que, en un determinado momento, el SISA anule las autorizaciones para transportar granos y el contribuyente en cuestión deba recurrir a su agencia Afipamiga para justificar la cosecha lograda.

Entiendo que la función de las personas que forman parte del Estado es ayudar que todos los que trabajamos en el sector privado –quienes solventamos salarios y servicios públicos con nuestro esfuerzo– podamos generar la mayor cantidad de recursos posibles para beneficio de la comunidad. Pero el COT y la carta de porte no contribuyen a eso. Más bien todo lo contrario.

Raúl Pedro Maestre

Vocal titular del Centro de Corredores y Agentes de la Bolsa de Cereales de Buenos aires. Integrante de Aaprotrigo

No TweetBacks yet. (Be the first to Tweet this post)

El mes en imágenes

Se flexibiliza el Mercosur: Uruguay estudiará negociar un Tratado de Libre Comercio con el Reino UnidoAlerta caminos rurales: el fin de semana se llueve todo en muchas zonas productivas del centro y norte del paísRetoman actividades terminales del sur rosarino luego de que el gobierno dictara la conciliación obligatoria a los aceiterosExportadores adelantarán divisas al gobierno nacional: comprometieron para febrero casi el doble de lo que liquidarán por operaciones genuinasBalance cambiario: la economía argentina depende cada vez más de los dólares aportados por el campoGanarle de mano a EE.UU: las razones de Brasil y Uruguay para apurar un Tratado de Libre Comercio con EuropaArgentina: se reconfiguró la demanda de camionetas de uso agropecuario luego de la pandemiaEl Consejo Agroindustrial Argentino se prepara para la primera reunión de trabajo con el gobierno: “Es indispensable que el productor tenga claros incentivos a producir más”Se publicó el listado oficial de malezas resistentes: está integrado por catorce especiesGracias a Vietnam el precio del DDGS argentino subió 35% en el último año en un contexto desfavorable para el maízTecnología comercial: durante más de sesenta días fue posible capturar precios de maíz temprano 2017/18 menores a 150 u$s/toneladaDoce escuelas rurales recibirán aportes por 1,68 M/$ para instalar biodigestores: cómo se repartirán los fondosEmpresarios que usaron tecnología comercial podrán obtener un ingreso adicional superior a 1100 $/ha con el maíz tardíoCrean un grupo de trabajo interministerial sobre buenas prácticas agrícolas para reeditar una experiencia realizada nueve años atrásEl viernes habrá probabilidad de chaparrones y tormentas sobre el sector este del paísLozano: “La historia de Vicentín con Renova es sin duda uno de los capítulos clave que hay que analizar”Paritarias rurales: el ajuste anual por inflación para los productores de yerba se determinó en 16,7%Esta semana la mayor parte de las lluvias seguirán focalizándose en el Litoral y norte argentinoArgentina AgTech: ACA está desarrollando una aplicación para realizar ambientaciones y prescripciones automatizadasPor fin: esta semana no se prevén lluvias en la zona pampeana que puedan dificultar la cosechaLos primeros dos Centros de Acopio Transitorios del sistema de gestión de envases vacíos de fitosanitarios se construirán en Tandil y 9 de JulioLos frigoríficos uruguayos optaron por reducir su exposición al mercado chino al tiempo que los argentinos la mantienenPeso de faena: por el desmantelamiento de la industria frigorífica se dejó de producir un volumen equivalente a la mitad de las exportacionesAlerta climática: siguen sin aparecer perspectivas de precipitaciones en la mayor parte de las zonas productivas necesitadas de aguaEl diferencial del aceite de girasol alto oleico es del 20% versus el convencional: un nivel lejano al de la época de oroSigue subiendo el precio de importación del glifosato chino: está cerca de alcanzar los 7,0 u$s/kgEl salario neto promedio registrado en el sector agropecuario argentino es de 12.723 pesosFlojos para las excusas: durante todo el año el aceite de soja brasileño fue más caro que el argentino