Google+
Valor Soja »Ganadería

Los precios de la carne vacuna no subieron: se ajustaron por inflación al terminarse la sobreoferta coyuntural de hacienda

Una visión estructural sobre un problema puntual.
Los precios de la carne vacuna no subieron: se ajustaron por inflación al terminarse la sobreoferta coyuntural de hacienda

Los precios de la carne no subieron: se equipararon finalmente con el ritmo inflacionario del resto de los alimentos básicos. Es decir: estaban subsidiados el año pasado por condiciones circunstanciales presentes en el mercado ganadero.

Los técnicos dedicados a investigar la dinámica del mercado pecuario vienen advirtiendo hace meses que los precios de la hacienda se ajustarían en algún momento del presente año cuando se produjese el cambio de ciclo ganadero. Ninguna persona informada debería sorprenderse al respecto.

Por una serie de factores climáticos y macroeconómicos –una sequía severa seguida por un aumento sideral del valor del maíz provocado por la devaluación del peso– en 2018 hubo más oferta de carne de la que tendría que haber habido en una situación normal (si es que tal concepto puede ser empleado en la Argentina).

En el sector ganadero –donde los ciclos productivos, a diferencia de la producción aviar y porcina, no se miden en meses, sino en años– los daños provocados por la falta de inversiones o desinversiones (en el caso de liquidación de vientres) se ven en diferido: los ajustes de precios que estamos observando en las últimas semanas son producto del año desastroso que tuvieron que pasar en 2018 la mayor parte de los empresarios ganaderos.

En otras épocas, la ganadería podía darse el lujo de ser un hobby caro al recibir subsidios del sector agrícola. Pero la producción de granos en los últimos años viene siendo un negocio de altísimo riesgo con márgenes decrecientes: ya no puede ayudar a sostener planteos ganaderos.

Es importante advertir que la “suba” reciente del precio de la carne bovina es producto –al igual que en el resto de los alimentos– del impuesto inflacionario que el Estado nacional viene cobrando a los argentinos hace más de quince años (con especial incidencia en la última década).

Los países donde los gobiernos están comandados por personas capacitadas y responsables, no tienen necesidad de implementar un impuesto inflacionario para atosigar a la población local. Tal es el caso de Bolivia (con una inflación minorista anual del 1,4%), Chile (1,8%), Paraguay (2,4%), Brasil (3,7%) y Uruguay (7,3%). Hasta Evo Morales se dio cuenta de que era mejor negocio no expoliar al sector privado con el impuesto inflacionario.

De todas maneras, más allá del ajuste inflacionario (es decir, de la finalización del subsidio forzoso proveniente del sector ganadero), la carne en la Argentina sigue siendo baratísima. Un bife de cuadril en un supermercado Tienda Inglesa de Montevideo se vende en góndola actualmente a un valor equivalente a casi 400 pesos argentinos por kilogramo, mientras que en las sucursales porteñas de COTO ese mismo corte se comercializa a un precio de apenas 223 $/kg.

Eso ocurre porque en Uruguay la hacienda bovina se exporta en su mayor parte y, por lo tanto, constituye un bien dolarizado, mientras que el principal cliente de la carne argentina es por lejos el consumidor local, a quien la cadena cárnica cuida con particular esmero.

Todo eso no implica que los alimentos, entre muchos otros bienes, sean crecientemente inaccesibles para una proporción cada vez mayor de la pauperizada población argentina. Pero es fundamental comprender el problema con una visión integral. La culpa de ese fenómeno no está en el sector ganadero ni cárnico. Está en otra parte.

Ezequiel Tambornini

No TweetBacks yet. (Be the first to Tweet this post)

El mes en imágenes

Sudáfrica ya es el segundo comprador de silobolsas argentinosCrearon el Programa Nacional de Buenas Prácticas Agrícolas Sustentables en Productos FrutihortícolasLos empresarios maiceros que usaron “tecnología comercial” generarán más de 150 u$s/ha adicionalesEl gobierno amplió el cupo de exportación de maíz para promover un mayor ingreso de divisas: qué debería pasar para que la medida tenga algún impacto en el mercadoKicillof aceptó liberar un cupo adicional de 3,50 millones de toneladas de maíz: el impacto de la medida dependerá del ritmo de aprobación de ROEsCorporaciones agroalimentarias de Medio Oriente quieren reforzar su posicionamiento en la Argentina: “En las últimas semanas recibí a varios grupos árabes”Los precios locales de la soja registraron el nivel más alto del año gracias al estado desastroso de los caminos ruralesAvanza el frío antártico: el jueves se esperan heladas muy intensas Quemas controladas: una herramienta clave para evitar tragedias provocadas por incendiosEsperando el cambio: los productores agrícolas siguen sujetos a la burocracia persecutoria diseñada por el kirchnerismoExportaciones de leche larga vida a mercados asiáticos: la próxima parada para desarrollar al sector lácteo argentinoEl trigo fue la mejor inversión del último año: registró una rentabilidad del 140%Argentina inició un viaje hacia una potente aceleración inflacionaria: recomiendan tomar acciones defensivasRegalo de EE.UU. con fecha de vencimiento: los precios de la soja son superiores a los presupuestados en plena cosecha sudamericanaLa economía argentina necesita una nueva fuente generadora de dólares: la agroindustria ya no puede seguir subsidiando a los sectores consumidores de divisasBuena señal: los operadores especulativos comenzaron a reducir posiciones bajistas en maízAdreani: “Si la soja no sube de precio se está incubando una de las peores crisis del sector agrícola”Casi 44.000 tamberos europeos aceptaron recibir subsidios para reducir voluntariamente la oferta de lecheEl precio de exportación del maíz pisingallo argentino cayó al nivel más bajo de los últimos dos años y medioLos trabajadores de la industria del almidón ya no lideran el ranking de salarios agroindustriales: fueron desbancados por los cervecerosSiguen sostenidas las ventas de camionetas agropecuarias gracias a los créditos con tasas de interés reales negativasAfip y BNA solicitaron al juez concursal que declare la ineficacia del contrato de Vicentin con una financiera estadounidenseClarín afirma que la restricción financiera que el gobierno aplicó al agro argentino tiene “atisbos de razonabilidad”Cruje la industria: la inflación de la canasta láctea está veinte puntos por debajo del promedio general de los alimentosQuilmes y Cunnington podrán importar tecnología libre de aranceles por 10 millones de dólaresEn 2018 las labores agrícolas serán más caras ante la imposibilidad de seguir deduciendo de Ganancias la totalidad del impuesto a los combustibles líquidosFAA no acompaña el paro agropecuario lanzado por CRA: pero deja a sus asociados “libres de acción”Ya se oficializó un cupo de exportación de maíz 2013/14 de casi 13 millones de toneladas para recaudar retenciones anticipadas por más de 490 M/u$s