Google+
Valor Soja »Actualidad, Agricultura

Malo para Argentina: la “guerra comercial” de Trump impulsó un proceso de desaceleración de la demanda de soja por parte de China

Un fenómeno que no será gratuito para los valores de la oleaginosa.
Malo para Argentina: la “guerra comercial” de Trump impulsó un proceso de desaceleración de la demanda de soja por parte de China

Hoy subieron los precios de los contratos futuros de soja en el mercado de Chicago (CME Group) debido a la inminente finalización de la “guerra comercial” lanzada el año pasado por el presidente estadounidense Donald Trump contra China. Se trata de una buena noticia. Pero solamente en el corto plazo.

Nada será igual en el mercado mundial de soja luego de arriesgadísima jugada instrumentada por Trump para obligar a su par Xi Jinping a sentarse a negociar cuestiones sensibles para los intereses estratégicos chinos (fundamentalmente en lo concerniente al reconocimiento de la propiedad intelectual).

La importación de poroto de soja por parte de China es una cuestión de seguridad nacional. Se trata de un insumo crítico para producir buena parte de las proteínas animales que se consumen en una nación habitada por más de 1400 millones de personas (18% de la población mundial).

La cuestión es que existen apenas tres grandes abastecedores de poroto de soja en el mundo: EE.UU., Brasil y Argentina. El año pasado el gobierno central chino decidió bloquear el ingreso de soja estadounidense a modo de represalia contra las barreras proteccionistas implementadas por Trump. Se quedó prácticamente con un solo oferente –Brasil–, pues Argentina, además de tener poca mercadería (una sequía destruyó varios millones de toneladas de soja), es la única de las tres naciones que procesa la mayor parte del poroto para elaborar y exportar biodiesel, harina y aceite de soja.

Brasil y Argentina, además, no son naciones que se encuentren integradas comercialmente con China –como sucede en el caso de Chile y Perú por medio de Tratados de Libre Comercio–, con lo cual el riesgo percibido por el gobierno chino al respecto provocó un cambio drástico en la materia.

La primera evidencia concreta de ese fenómeno es que la importación de poroto de soja por parte de China, luego de crecer de manera ininterrumpida en las últimas dos décadas, en el presente ciclo caerá –según proyecciones del USDA– a 88 millones de toneladas versus 94,1 millones en 2017/18.

Parte de esa caída se explica porque las compañías agroindustriales chinas –estatales o privadas con participación estatal– salieron a buscar fuentes de harinas proteicas alternativas en todos los rincones del mundo (como harina de colza canadiense o pellet de girasol ucraniano).

No es casual que desde comienzos del presente año el gobierno chino haya procedido a eliminar los aranceles de importación para las tortas y harinas de girasol, colza, algodón, maní, lino y palma (los cuales tributaban anteriormente un arancel de 5,0%). Tampoco es casual que haya quedado fuera de esa medida la harina de soja, pues el interés del gobierno chino es importar poroto para procesarlo en su propio territorio.

La harina de soja –principal producto de exportación argentino– ni siquiera tiene habilitado el ingreso al mercado chino, algo que solamente podría cambiar si ambas naciones se integraran en el marco de un Tratado de Libre Comercio.

Adicionalmente, la primera declaración de política pública del presente año 2019 publicada por el Comité Central del Partido Comunista de China (PCC) y el Consejo de Estado –considerada como un indicador de prioridades– está referida al desarrollo del sector agrícola para reducir la dependencia de importaciones de alimentos. Y remarca especialmente que se “desarrollarán planes para incrementar el área de siembra de soja”.

La desaceleración sistemática de la demanda de poroto de soja por parte del primer importador mundial de ese producto es un dato que no puede pasar desapercibido en una nación cuya economía depende para vivir de las divisas generadas por el complejo sojero.

Sin embargo, como en todo cambio de escenario, siempre será posible aprovecharlo como una oportunidad (transformándose en una economía integrada comercialmente con el principal país importador de alimentos del mundo) o como una nueva crisis por enfrentar (haciendo lo mismo que se viene haciendo desde hace décadas).

Ezequiel Tambornini

No TweetBacks yet. (Be the first to Tweet this post)

El mes en imágenes

Combo sorpresa: los precios locales del maíz se desconectan del mundo para iniciar una fase alcistaComienza a debilitarse la masa de aire polar: se reduce el riesgo de heladasIndustrias lácteas subirán fuerte el precio pagado por la leche ante la restricción de oferta generada por el desastre climáticoLa Afip permite de manera “excepcional” afectar saldos de libre disponibilidad de IVA para abonar contribuciones de la seguridad socialTierra del Fuego libre de salmoneras: pero también de pseudo-empresarios que esquilman a la población argentinaBalance 2017: los que invirtieron en acciones agroindustriales terminaron perdiendo dineroLa maldición de la posición arancelaria 2309.90.10: Déjà vu para los exportadores de balanceados animalesGuardarse la cebada cervecera no fue la mejor decisión: los precios ofrecidos en el sur bonaerense siguen lejos de los valores de exportaciónNueva avanzada de la Afip contra los exportadores de commodities agrícolas: eliminó los reintegros de IVAEconomías regionales en el horno: “Estamos peor que antes a pesar de tener un dólar más interesante para la exportación”Silicon Valley Forum: presentarán un emprendimiento dedicado a realizar análisis de ADN del suelo para detectar agentes patógenosMacri prometió que simplificará el infierno burocrático que padecen los productores: cuatro registros serán unificados en uno soloPeor que bajos precios es no tener política comercial: EE.UU. desplazó a la Argentina del mercado colombiano de maízLa reforma de la ley de semillas no contempla los eventos biotecnológicos: piden establecer el pago de un solo “canon tecnológico”Brasil: el conflicto de las regalías enfrentó a Monsanto con el mayor productor de soja del mundoSanta Fe: el gobierno socialista planea incrementar el Inmobiliario Rural sin modificar el valor fiscal de los camposEnrique Erize: “La matanza en China es de cerdos, no de personas”El Senasa extendió a Chaco, Formosa y Santiago del Estero las zonas de control del HLBSalió la emergencia agropecuaria para productores de Río Negro afectados por granizoFactor alcista: Brasil ya exportó el 88% del saldo exportable de soja previsto para todo el añoEl factor cambiario: nuevo componente clave para evaluar un negocio de arrendamiento agrícolaEl fin de semana se vienen tormentas en el NEA con acumulados de hasta 90 milímetrosSiguen apareciendo noticias alcistas para la soja: estiman que el USDA debe seguir desinflando los números proyectados de la cosecha estadounidenseParaguay volvió a ser el primer proveedor chileno de carne vacuna: acaparó casi el 43% del mercado luego de tres años de liderazgo brasileñoConfianza cero: se derrumbaron los precios del trigo 2013/14 al conocerse el plan oficial de reintegro de retencionesParitarias rurales: el ajuste anual por inflación para los productores de yerba se determinó en 81%Salió la actualización de tarifas referenciales de fletes con un ajuste de hasta el 32%: ya no serán de uso obligatorioApuestas alcistas en soja realizadas por operadores especulativos alcanzan el nivel más elevado desde mayo de 2018