Google+
Valor Soja »Ganadería

Los empresarios ganaderos y lecheros CREA se preparan para incrementar la producción

Resultados de la encuesta SEA de CREA.
Los empresarios ganaderos y lecheros CREA se preparan para incrementar la producción

La mayor parte de los empresarios ganaderos CREA comenzaron a implementar mejoras productivas tendientes a promover una mayor oferta de hacienda para abastecer tanto a los consumidores argentinos (principales clientes del sector cárnico) como a la demanda externa.

En la última encuesta SEA, realizada en marzo pasado a una muestra representativa integrada por 1233 empresarios CREA, un 52% de los ganaderos consultados que producen hacienda liviana (animales de hasta 360 kilogramos de peso vivo) dijo que en el presente ciclo planeaba incrementar el peso de terminación respecto del ejercicio anterior, mientras que en el caso del ganado de peso intermedio (360 a 420 kilogramos) esa proporción se ubicó en el 46%.

En lo que respecta a los criadores, un 54% de los encuestados manifestó en marzo pasado que la cantidad de terneros destetados este año será hasta un 10% mayor que en 2018, mientras que la variación interanual promedio esperada en todas las regiones es del 3,2%.

Las zonas ganaderas en las cuales se esperan los mayores crecimientos en la cantidad de terneros/as por destetar son Litoral Sur (+5,4% que en 2018), Sudoeste (+5,0%), Chaco Santiagueño (+4,7%) y Sudeste (+4,6%).

La encuesta además reflejó que el 59% de los ganaderos consultados cuentan con establecimientos habilitados para producir hacienda con destino a exportación, mientras que un año atrás (marzo de 2018) esa proporción era del 39%. Además, un 57% de los consultados dijo que se encuentra en condiciones de poder destinar a exportación más del 45% de sus ventas totales programadas.

En cuanto a la actividad lechera, el 67% de los empresarios tamberos encuestados aseguró que espera poder aumentar la producción total en los próximos doce meses. En promedio, los tamberos CREA proyectan este año un incremento de 3,5% respecto de 2018. Además, la mitad de los tamberos encuestados espera poder aumentar la cantidad de vacas totales en ordeñe.

En el primer trimestre del presente año la deuda de corto plazo de las empresas tamberas promediaba 47 días de facturación, una cifra inferior a los 53 y 52 días relevados en las encuestas de julio y noviembre del año pasado, lo que estaría indicando, en términos promedio, una progresiva recomposición de la compleja situación que experimentó la actividad lechera en 2018 (ver gráfico). Los empresarios lecheros consultados manifestaron que el nivel de deuda actual afecta principalmente las decisiones relacionadas a inversión en infraestructura y compras de vaquillonas.

No TweetBacks yet. (Be the first to Tweet this post)

El mes en imágenes

Sin retenciones es mejor: el sector molinero lideró el ranking de creación de empleos en el sector agroindustrialLa competitividad del maíz temprano es similar a la de la soja de primera: pero la oleaginosa puede sacar ventaja por el menor costo financieroSe derrumbó el nivel proteico de la soja argentina junto con la hipótesis de que ese factor es inversamente proporcional al rindeInase citó a 349 grandes productores que no declararon los cultivares de soja sembrados: serán sancionados si no pueden justificar el origen legal de la semillaSiguen estables los precios de importación de los fertilizantes fosfatados a pesar de la recuperación de la demanda indiaEn los últimos dos meses el precio de exportación de la leche en polvo argentina subió 9% gracias a la recuperación del petróleoGracias argentinos: por el bloqueo comercial Paraguay logró captar inversiones para duplicar la industrialización de sojaEl mercado a término: una de las pocas alternativas para vender trigo condición cámara ante la retirada de los exportadoresPerú perforó una montaña para producir alimentos en el desierto sin poner un solo dólar: Uribarri endeudará a los entrerrianos con 430 M/u$s para hacer dos acueductosEntrar cuando todos quieren salir: AFA busca aumentar su participación en la cadena de valor trigueraGanar-Ganar: los cortes “dormilones” en las carnicerías pueden ser la clave para contar con carne barata en las fiestas de fin de añoEl 75% de las exportaciones argentinas de carne bovina está en manos de empresas nacionales: el resto se reparte entre brasileños y chinosInundaciones: gracias a Tinelli ya son nueve los departamentos bonaerenses declarados en emergencia agropecuariaEn 2016 las exportaciones chilenas de salmón superaron en 2400 M/u$s a las colocaciones argentinas de carne vacunaEn lo que va del año apenas se exportaron cinco pulverizadoras argentinas: una fue colocada en RusiaCristina lo hizo: se derrumbó la cantidad de inscriptos en agronomía por la pauperización del negocio agrícolaEn los últimos cuatro años Uruguay perdió más de 350 tambos: pero la productividad se incrementó en un 40%Un premio a la paciencia: la retención efectiva en soja es del 22%La magia de las retenciones: provincias inundadas transfirieron 2700 M/$ por regalías sojeras al resto del paísTemporada de toma de ganancias salvaje para los fondos: liquidaciones masivas en maíz se llevaron puesto al resto de los granosEl trigo de alta calidad panadera alcanzó un nuevo récord por la escasez de mercadería: 218 u$s/toneladaRepechaje de mercado: siguen subiendo los precios de exportación de la arveja por el fracaso de la cosecha argentinaSe conoció el fundamento de la estrategia bajista de los fondos: el gobierno de EE.UU. quiere comenzar a reducir el uso de etanol maicero en la matriz energéticaPremio consuelo para Gral. Alvarado: gracias a la última gran inundación el gobierno le reconoció la emergencia con un año de atrasoSe repite la historia: en el arranque de 2013 Brasil volvió a desplazar a la Argentina del mercado chileno de carne bovinaEsta semana seguirá la lotería de chaparrones y tormentas puntuales: aún no aparecen perspectivas de lluvias generalizadasEl espejo uruguayo muestra que el valor de los vientres bovinos en la Argentina está distorsionado por una sobredemandaSorpresa: el BCRA restringe a las compañías agroindustriales la posibilidad de financiarse en pesos para obligarlas a ingresar dólares