Google+
Valor Soja »Actualidad, Agricultura

“El hecho de no aceptar lo que somos no es gratuito: genera angustia, pobreza y desesperación”

Charla de Ezequiel Tambornini sobre el potencial del agro argentino.
“El hecho de no aceptar lo que somos no es gratuito: genera angustia, pobreza y desesperación”

“Aceptar lo que somos, agradecer lo que tenemos, es un paso necesario para poder crear las condiciones que nos permitan desarrollar el potencial genuino que permanece dormido. Pero eso depende de nosotros. De nadie más”.

Así lo indicó hoy Ezequiel Tambornini, editor de Valorsoja.com, durante una charla ofrecida en un evento organizado por Agrobit y SAP Argentina en la localidad bonaerense de Munro.

“La Argentina tiene un empleo en el mundo gracias a la agroindustria en general y a la exportación de cereales, harinas, aceites vegetales y biodiesel en particular. ¿Cómo sería la Argentina sin la agroindustria? Probablemente no sería nada”, aseguró.

La mayor parte de las divisas genuinas generadas por la Argentina proviene del sector agroindustrial. Los demás grandes sectores generadores de bienes y servicios de la economía argentina consumen muchísimos más dólares de los que generan y son “subsidiados”, en términos cambiarios, por el sector agroindustrial.

Incluso el petrolero. Los yacimientos patagónicos de hidrocarburos no convencionales (shale oil, shale gas y tight gas) siguen por el momento siendo una promesa a la hora de pagar la cuenta porque consumen más divisas de las que generan.

“Increíblemente, a pesar del enorme capital natural y cultural que tenemos en nuestro país, la Argentina se ha transformado en una gran exportadora de turistas, algo insólito en una nación que necesita cuidar cada una de las divisas generadas para honrar sus compromisos no solo con inversores privados, sino ahora también con el propio Fondo Monetario Internacional”, apuntó.

El turismo receptivo es un factor clave para desarrollar la cadena de valor de la agroindustria argentina porque los visitantes extranjeros, además de aportar divisas, luego se convierten en embajadores de productos argentinos. Sin embargo, nuestro balance cambiario turístico es negativo. Nuestros viajeros al exterior gastan mucho más que los visitantes extranjeros que nos visitan.

“Somos una nación esquizofrénica. Nos acordamos del campo solamente cuando el tipo de cambio se dispara de manera descontrolada. ¿Cuándo van a vender la soja los productores? Como si la sola decisión de venta produjese, como por arte de magia, la materialización instantánea de dólares”, remarcó Tambornini.

“Las naciones que están orgullosas de lo que son favorecen a aquellas actividades que son constitutivas de la columbra vertebral de su economía. Y no sólo las favorecen, sino que salen en su ayuda cuando se presentan situaciones críticas. En 2009 pudimos ser testigos de un hecho histórico cuando el propio gobierno federal estadounidense creó una cantidad descomunal de dinero para salvar del colapso a su industria automotriz”, recordó.

“No es el caso de la Argentina, donde al sector agroindustrial se lo asfixia con impuestos y regulaciones excesivas. Si estuviésemos orgullosos de lo que somos, permitiríamos que el campo se desarrollara para engendrar, como consecuencia inevitable, una gran industria alimentaria que, con el tiempo, pudiese generar una cantidad superior de divisas que la propia agroindustria”, añadió.

Tambornini dijo que para apaciguar la vergüenza que sentimos por el hecho de tener un empleo agroindustrial en el mundo, le quitamos una gran cantidad de recursos a ese sector para redistribuirlos en otras industrias que sí consideramos sinónimo de desarrollo, aunque esas industrias, cuando aparecen los primeros atisbos de crisis, no dudan en suspender o incluso despedir personal.

“Para poder aplicar ese mecanismo redistribuidor de recursos, es necesario mantener la economía cerrada, de manera tal de evitar que las industrias que viven de prestado compitan con otras mucho más eficientes situadas en otras regiones del orbe”, señaló.

Los argentinos nos sorprendemos al saber que Chile –una nación con una economía tradicionalmente dependiente del negocio del cobre– logró en 2018 un mayor ingreso de divisas por exportaciones de productos no-cobre gracias al desarrollo de la agroindustria.

“Chile, una nación orgullosamente minera, se integró al mundo para promover –además del cobre– el desarrollo de todas aquellas cosas que en las que podían llegar a ser buenos. Chile tiene en vigencia quince Tratados de Libre Comercio, entre los cuales se incluyen los firmados con China, EE.UU., Canadá y México –entre otros– por medio de los cuales los bienes exportables pueden ingresar a los principales mercados del mundo sin restricciones. Y hoy son grandes exportadoras de frutas, salmón, madera y vinos, todos productos en los que la Argentina también podría destacarse si dejásemos de tener vergüenza de nosotros mismos”, explicó.

“Vivir con vergüenza no es saludable. El hecho de no aceptar lo que somos no es gratuito: genera angustia, pobreza y desesperación”, concluyó.

No TweetBacks yet. (Be the first to Tweet this post)

El mes en imágenes

Alerta en Entre Ríos: el gobierno de Uribarri quiere comenzar a aplicar una “retención provincial” de hasta el 6%Bingo: llegan lluvias importantes para buena parte de la región pampeanaGracias a la exportación de animales vivos los criadores uruguayos pueden vender terneros a 2,24 u$s/kgCorredor bioceánico: “El Ministerio de Transporte ha decidido excluir de su atención la integración logística con Chile”Los fondos agrícolas que apostaron contra el maíz no se equivocaron: el USDA le pegó un mazazo bajista al cerealLos diferenciales de retenciones son la norma en el comercio exterior agroindustrial argentino: ahora le tocó a la sojaEsperar fue un pésimo negocio: se cayeron los precios de exportación del garbanzo argentino luego de un buen comienzo de campañaBuena noticia para criadores orientales: Uruguay comenzará a exportar hacienda en pie a ChinaDesastre climático: se esperan más lluvias torrenciales en las zonas productivas afectadas por excesos hídricosEstado Ausente: bloqueo transportista paralizó la cadena de pagos del sector agroindustrialOperadores especulativos siguen apostando contra el maíz ante la proyección de una avalancha de cereal estadounidenseSe recuperaron los precios internacionales de la urea granulada: pero no habrá más subas mientras los chinos sigan inundando el mercadoEnroque: las importaciones de fumigadoras consumieron la misma cantidad de dólares que los generados por las exportacionesDiputados decidieron que inmuebles rurales cuyos titulares sean personas humanas y sucesiones indivisas no pagarán Bienes PersonalesAlertan que sobre-compras chinas de soja estadounidense podría ser una estrategia para derribar los precios en pleno ingreso de la cosecha sudamericanaEl gobierno volvió a aumentar las retenciones al biodiesel: lo peor es que se aplicarán de manera retroactivaLa cebada no tiene porqué ser menos: concluyó el primer gran estudio sobre modelos tecnológicosUrgara amenaza con frenar las exportaciones agroindustriales argentinas al lanzar un “cese total de actividades en puertos”No hay trigo para todos: la oferta 2012/13 no alcanza para satisfacer a la demanda proyectadaTimba financiera: este año más del 80% de la inversión extranjera recibida por la Argentina se destinó a colocaciones de carteraLa cebada/soja de segunda es (por ahora) el cultivo más rentable del ciclo 2012/13Extendieron por dos meses más el subsidio para tamberos: gobernadores tienen hasta el martes que viene para aportar un adicional de 0,10 $/litroPor el recrudecimiento de la guerra China-EE.UU. la soja brasileña ya vale 25 u$s/tonelada más que la estadounidenseJapón habilitó el ingreso de carne bovina uruguaya: competirá de igual a igual con EE.UU.Guerra comercial: Chile es el único gran exportador mundial de vino embotellado que logró aumentar sus colocaciones en ChinaEn 2014 ingresaron al mercado argentino apenas 404 cosechadoras importadas: 64% menos que dos años atrásLa estrategia legal que permitió a la Argentina lograr un fallo favorable de la OMC contra EE.UU. fue financiada por productores ganaderos y frigoríficosEspaña agradecida: Argentina va camino a desaparecer del mercado internacional de biodiesel