Google+
Valor Soja »Actualidad, Agricultura

Con la actual presión impositiva el acuerdo UE-Mercosur será una trituradora de empresas agroindustriales argentinas

Un aspecto crucial en el nuevo escenario.
Con la actual presión impositiva el acuerdo UE-Mercosur será una trituradora de empresas agroindustriales argentinas

El Tratado de Libre Comercio (TLC) entre la Unión Europea y el Mercosur se transformará en una trampa mortal para las empresas agroindustriales argentinas si, al momento de entrar en vigencia, lo hace con un esquema tributario similar al actual.

Un TLC solamente funciona si las empresas de ambas regiones que integran el acuerdo pueden alcanzar su máximo potencial para aprovechar las oportunidades presentes en el nuevo macro-mercado.

Pero si el Estado de una de las partes del acuerdo les pone un pie encima y, además, las obliga a competir con empresas que, lejos de ser bastardeadas, reciben ayudas oficiales, entonces estamos a un paso de la fórmula del perfecto desastre.

En el período 2015/17 un 19,3% del ingreso total de los  empresarios agropecuarios de la Unión Europea provino de subsidios estatales, según indica el último documento de políticas agropecuarias elaborado por OCDE (Agricultural Policy Monitoring and Evaluation 2018).

En lo que respecta al Mercosur, Argentina es el único país que aplica derechos de exportación y que procedió a recortar reintegros a las exportaciones para financiar al Estado. Es decir: es el único país del Mercosur que exporta impuestos, lo que implica que los empresarios agroindustriales deben hacer esfuerzos adicionales para sobrevivir porque, por una unidad de producto equivalente, reciben mucho menos dinero que sus pares de Brasil, Uruguay y Paraguay.

Los TLC, si están bien diseñados, permiten que las naciones expresen sus ventajas competitivas al momento de exportar y que mejoren su estructura de costos al importar. El balance entre los empleos que se crean al incrementar las exportaciones versus los que se destruyen por las mayores importaciones debería, al final del día, resultar beneficioso para ambas partes.

Pero para que el sector agroindustrial argentino pueda expresar su potencial, debe al menos competir en igualdad de condiciones con su pares de Brasil, Uruguay y Paraguay. Si ese no es el caso, entonces el acuerdo UE-Mercosur probablemente en territorio argentino destruya más riqueza y empleos de los que pueda llegar a generar.

Además de una presión impositiva equivalente, las empresas agroindustriales argentinas tendrían que competir con reglas de juego equivalentes a las presentes en los demás países que integran el Mercosur, donde la inflación anual es de un dígito y no del 57%.

Argentina es un equipo de tercera división que acaba de firmar un compromiso para jugar en primera. Tendrá que hacer grandes esfuerzos para ponerse a punto. O perderá por goleada.

En los años 2022 y 2023 Argentina debe devolver al FMI más de 40.000 millones de dólares. La única manera de disponer de tales recursos es que el Estado, en todos sus niveles, deje de vampirizar al sector privado para transformarse en un auténtico prestador de servicios.

Por lo tanto, el acuerdo UE-Mercosur no es para la Argentina una buena noticia en sí misma, dado que eso depende de que la corporación política abandone su negocio sustentado en la extracción sistemática de recursos al sector agroindustrial. No parece, por cierto, una tarea fácil.

Ezequiel Tambornini

No TweetBacks yet. (Be the first to Tweet this post)

El mes en imágenes

En lo que queda de la semana no se esperan más precipitaciones en las regiones necesitadas de aguaSe oficializó la emergencia agropecuaria para el oeste bonaerense por las inundaciones de octubreGanadería y cambio climático: un problema que puede transformarse en una oportunidadSigue cayendo el precio de exportación del maíz pisingallo con el avance de la cosecha argentina: perforó los 700 u$s/toneladaBingo: se viene otra ronda de lluvias para recomponer la humedad en las regiones necesitadas de aguaCupo de exportación de maíz: el Grupo Navilli fue el ganador de la semanaLa exportación argentina de arvejas cayó 65%: los precios registraron un máximo histórico de 1200 u$s/toneladaFondos especulativos ya están más comprados en maíz que en soja: se juegan todas las fichas a un golpe climático en EE.UU.Se complica la gruesa en el sur de la zona pampeana: esta semana sólo se prevé un día con lluvias aisladas que no superarán los 30 milímetrosUn logro histórico: por cada dos kilos de carne de pollo se exporta apenas uno de carne bovinaLiberaron nuevas compensaciones para sojeros del norte del país: hasta el momento se liquidó un 5,9% del monto comprometidoGracias a la exportación de hacienda en pie los criadores uruguayos se olvidaron de las crisis de precios¿Dónde están localizadas las doce nuevas plantas de etanol programadas en caso de que se extienda el régimen de promoción de biocombustibles?Aún falta resolver cómo se gestionará el impacto geopolítico de la crisis del coronavirusChile: en qué consiste el plan de 24.000 millones de dólares para salvar al sector privado de la debacle generada por el encerramiento pandémicoLobería Zona Liberada: un grupo comando carneó cinco novillos y se llevó hasta las pertenencias de los empleadosRetraso cambiario: las exportaciones argentinas de sembradoras cayeron casi 15% en lo que va del añoIntentarán sintetizar tres proyectos lecheros de diferentes bloques legislativos en uno solo para poder contar antes de fin de año con una red de contención tamberaYa se cubrió un 75% del saldo exportable de maíz 2015/16: Cofco y Cargill concentran más de un 30% de las comprasVolvimos a los ’90: el sector financiero argentino la levanta con pala mientras el productivo se cae a pedazosFondos refuerzan la apuesta alcista ante la primera proyección oficial de una probable restricción hídrica en EE.UU.Sin retenciones es mejor: empleados de empresas semilleras son los trabajadores agroindustriales que mayores ganancias salariales registraron en los últimos tres añosCiara-CEC presentó ante eurodiputados los alcances de la sostenibilidad agrícola argentinaNo se prevén lluvias en la mayor parte de las zonas productivas: buena semana para avanzar con la cosecha gruesaIndustrias lácteas trasladaron a consumidores los ajustes de precios pagados a tamberos: la carne aviar sigue regaladaLlegó la hora de hidroponia: Arba posterga hasta junio el cobro las dos primeras cuotas del Inmobiliario Rural en zonas afectadas por desastres climáticosEl precio de exportación de la arveja cayó casi 37%: los que vendieron en cosecha hicieron el mejor negocioAdiós petróleo: en la Argentina está todo listo para comenzar a fabricar plásticos a partir de insumos elaborados con soja y maíz