Google+
Valor Soja »Actualidad, Agricultura

Con la actual presión impositiva el acuerdo UE-Mercosur será una trituradora de empresas agroindustriales argentinas

Un aspecto crucial en el nuevo escenario.
Con la actual presión impositiva el acuerdo UE-Mercosur será una trituradora de empresas agroindustriales argentinas

El Tratado de Libre Comercio (TLC) entre la Unión Europea y el Mercosur se transformará en una trampa mortal para las empresas agroindustriales argentinas si, al momento de entrar en vigencia, lo hace con un esquema tributario similar al actual.

Un TLC solamente funciona si las empresas de ambas regiones que integran el acuerdo pueden alcanzar su máximo potencial para aprovechar las oportunidades presentes en el nuevo macro-mercado.

Pero si el Estado de una de las partes del acuerdo les pone un pie encima y, además, las obliga a competir con empresas que, lejos de ser bastardeadas, reciben ayudas oficiales, entonces estamos a un paso de la fórmula del perfecto desastre.

En el período 2015/17 un 19,3% del ingreso total de los  empresarios agropecuarios de la Unión Europea provino de subsidios estatales, según indica el último documento de políticas agropecuarias elaborado por OCDE (Agricultural Policy Monitoring and Evaluation 2018).

En lo que respecta al Mercosur, Argentina es el único país que aplica derechos de exportación y que procedió a recortar reintegros a las exportaciones para financiar al Estado. Es decir: es el único país del Mercosur que exporta impuestos, lo que implica que los empresarios agroindustriales deben hacer esfuerzos adicionales para sobrevivir porque, por una unidad de producto equivalente, reciben mucho menos dinero que sus pares de Brasil, Uruguay y Paraguay.

Los TLC, si están bien diseñados, permiten que las naciones expresen sus ventajas competitivas al momento de exportar y que mejoren su estructura de costos al importar. El balance entre los empleos que se crean al incrementar las exportaciones versus los que se destruyen por las mayores importaciones debería, al final del día, resultar beneficioso para ambas partes.

Pero para que el sector agroindustrial argentino pueda expresar su potencial, debe al menos competir en igualdad de condiciones con su pares de Brasil, Uruguay y Paraguay. Si ese no es el caso, entonces el acuerdo UE-Mercosur probablemente en territorio argentino destruya más riqueza y empleos de los que pueda llegar a generar.

Además de una presión impositiva equivalente, las empresas agroindustriales argentinas tendrían que competir con reglas de juego equivalentes a las presentes en los demás países que integran el Mercosur, donde la inflación anual es de un dígito y no del 57%.

Argentina es un equipo de tercera división que acaba de firmar un compromiso para jugar en primera. Tendrá que hacer grandes esfuerzos para ponerse a punto. O perderá por goleada.

En los años 2022 y 2023 Argentina debe devolver al FMI más de 40.000 millones de dólares. La única manera de disponer de tales recursos es que el Estado, en todos sus niveles, deje de vampirizar al sector privado para transformarse en un auténtico prestador de servicios.

Por lo tanto, el acuerdo UE-Mercosur no es para la Argentina una buena noticia en sí misma, dado que eso depende de que la corporación política abandone su negocio sustentado en la extracción sistemática de recursos al sector agroindustrial. No parece, por cierto, una tarea fácil.

Ezequiel Tambornini

No TweetBacks yet. (Be the first to Tweet this post)

El mes en imágenes

Subieron fuerte los precios de la soja en EE.UU. durante el primer día de vigencia del arancel chino del 25%: qué puede estar detrás de esa movidaDesarrollan un modelo para calcular la dosis óptima de fertilización en verdeosTrump anunció que aplicará una nueva tanda de aranceles adicionales contra China: prometió que con lo recaudado realizará compras estatales para sostener precios internos agrícolasBuena noticia: los operadores especulativos terminaron de liquidar la mochila de posiciones compradas en maízAlerta climática: “Llegar al otoño 2021 sin pasto ni liquidez es una de las peores situaciones que podrían tener las empresas ganaderas”Argentina contra el Hambre: la mayor parte de una licitación pública de leche en polvo quedó desierta por falta de interesadosCon la implementación del impuesto a las bebidas azucaradas Argentina se suma a una tendencia generalizada en el mundo occidentalEl nivel de proteína de la soja es el más bajo de los últimos dieciséis años: posible nuevo criterio de comercialización para la oleaginosaEsta semana la mayor probabilidad de precipitaciones se concentrará en el NEANicolás del Caño aseguró que la instalación de granjas porcinas podría promover el “riesgo de hacer evolucionar un virus pandémico que podría matar a millones de personas”Hallazgo revelador: encuesta del Ipcva descubre que los cordobeses son “fanáticos” de la carne vacunaSe lanzó el “Plan 2018-2030” para intentar triplicar el área argentina de agricultura bajo riego tecnificadoCambio de tendencia: la mayor parte de los cultivares de soja registrados este año no cuentan con el evento IntactaPropio versus contratado: ¿Cuándo conviene comprar un equipo pulverizador?Finalizó el primer análisis estadístico de grandes datos agrícolas realizado en la ArgentinaIngresos eólicos: una fuente de liquidez adicional para propietarios de camposDiputados kirchneristas presentaron un proyecto para crear un “Observatorio Científico Integral de Agroquímicos”Santa Fe: Peña y Lisfchitz prometieron acompañar el proceso de inversiones portuarias por más de 1110 M/u$s que está instrumentando el sector privadoEl jueves ingresará un intenso frente frío sobre el centro del país: alerta de tormentas fuertes con posible caída de granizoGran avance: comienzan a usarse en la Argentina datos genómicos validados para seleccionar reproductores bovinosArgentina atrasa: subsidiarán a las ensambladoras de vehículos que logren usar al menos un 25-30% de componentes nacionalesLos operadores especulativos apuestan a la baja de precios ante el ingreso inminente de una oferta aluvional de soja y maíz argentinosLa industria frigorífica argentina está tan golpeada que no puede ni siquiera competir en el mercado chilenoPrevén que el tipo de cambio llegará a los 51 $/u$s “más pronto que tarde”Seguirán varios días ideales (sin lluvias torrenciales ni temperaturas extremas) para avanzar con las labores agrícolasArgentina país pollero: por segundo año consecutivo se exporta apenas un kilo de carne bovina por cada dos de cortes aviaresBrasil pasó a tener la soja más cara del mundo gracias a la súper recuperación de la demanda chinaArgentina esquizofrénica: Costa volvió a cerrar las exportaciones de carne mientras Casamiquela firmaba un memorándum con su par ruso para incrementarlas