Google+
Valor Soja »Actualidad, Agricultura

La mejor política ambiental consiste en eliminar la burocracia creada por políticos ineptos

A propósito del proyecto sobre “Mitigación al Cambio Climático Global”
La mejor política ambiental consiste en eliminar la burocracia creada por políticos ineptos

Esta semana el Senado de la Nación aprobó –con 48 votos a favor y ninguno en contra– un proyecto de “Ley de Presupuestos Mínimos de Adaptación y Mitigación al Cambio Climático Global” creado por Fernando “Pino” Solanas (Alianza Unen; CABA) y Lucila Crexell (Movimiento Popular Neuquino).

El proyecto en cuestión propone crear un “Gabinete Nacional de Cambio Climático” que tendrá a su cargo el diseño de un “Sistema Nacional de Información sobre Cambio Climático”. Es decir: una nueva estructura burocrática que deberá ser financiada por los siervos de la gleba impositivos que habitan el territorio argentino.

Al exponer sobre la necesidad de aprobación del proyecto –que, con media sanción, fue derivado a Diputados– Crexell aseguró que el Informe de Estado de Ambiente 2017 elaborado por la Secretaría de Ambiente y Desarrollo Sustentable de la Nación señala “que la producción agrícola se ha intensificado en los últimos años y ha traído como consecuencia un deterioro de la calidad del suelo, el cual constituye un recurso estratégico”.

“El 36% del suelo continental argentino –continuó Crexell– se encuentra afectado por diversas formas y grados de erosión. Esto representa 100 millones de hectáreas. La tendencia al monocultivo de soja favorece el desarrollo de procesos erosivos. Otros fenómenos ambientales que es necesario monitorear son la contaminación por el uso de agroquímicos, la pérdida de biodiversidad y problemas derivados del uso del agua azul o agua dulce para beber (sic)”. La exposición de Crexell no fue refutada por ningún otro senador presente en el recinto.

Es correcto:  el Informe de Estado de Ambiente 2017 –el último publicado sobre el tema– dice que más de 100 millones de hectáreas están afectadas por distintos procesos y grados de erosión y desertificación. Pero, ¿dónde están estas hectáreas y cuáles son las principales fuentes de erosión?

Un 12% de la superficie argentina presenta tasas altas de erosión hídrica, la cual corresponde a zonas áridas y semiáridas con fuertes pendientes y baja cobertura vegetal de la Patagonia, Cuyo y el NOA. Las tres provincias que tienen la mayor tasa de erosión hídrica son Misiones, Santa Cruz y Neuquén. Es decir: zonas donde no se produce soja.

Otro 26% del territorio nacional (72 millones de hectáreas) presenta tasas de erosión hídrica que superan los valores tolerables, el cual, en la región central del país, se concentra fundamentalmente en áreas serranas de Córdoba y del sur bonaerense, además de las zonas bajas de Entre Ríos. En ninguna de las mismas la soja es la producción prevalente.

El primer paso para encontrar una solución a ese problema es estudiar la dinámica de modelos hidrológicos en las diferentes regiones productivas. Afortunadamente, en la Argentina existen excelentes profesionales en la materia, como Esteban Jobbágy del Grupo de Estudios Ambientales (Conicet-Universidad Nacional de San Luis) o Gabriel Vazquez Amabile del Departamento de Ambiente y Recursos Naturales de la Universidad Nacional de La Plata, entre otros. Una vez realizado el diagnóstico –que debe ser particular de cada cuenca– la segunda fase consistiría en proyectar qué sería necesario implementar para contener la erosión hídrica sin afectar otras variables de interés productivo como, por ejemplo, la cantidad y calidad del agua presente en las napas subterráneas (¿terrazas? ¿forestación? ¿cultivos de cobertura?).

En cualquier caso, para que los empresarios agrícolas y propietarios de la tierra productiva puedan implementar las herramientas necesarias para contener los procesos de erosión hídrica, sería necesario que tuviesen los recursos económicos suficientes para tal fin, algo que, lamentablemente, no sucede debido a las políticas extractivas y distorsivas del Estado argentino contra el sector agropecuario (y esto no lo digo yo, sino la OCDE).

En definitiva, para evitar la degradación ambiental, la mejor política consistiría en promover y financiar la investigación científica aplicada junto con la eliminación de impuestos distorsivos al sector productivo, algo que, para que se haga realidad, requiere desactivar la enorme burocracia estatal generadora de nada pero consumidora serial de recursos públicos.

Ezequiel Tambornini

No TweetBacks yet. (Be the first to Tweet this post)

El mes en imágenes

Alerta trigo: mañana se prevén heladas sobre el sur de la provincia de Buenos AiresEn lo que va del año el gobierno nacional subsidió a compañías energéticas con más de 20.000 M/$: tamberos siguen esperandoEl campo como motor de la industria de alto valor agregado: se creó la Comisión Nacional asesora en BiomaterialesEl poder de compra de la soja se mantiene constante en Brasil a pesar de la caída del valor de la oleaginosa: en Argentina se derrumbóLa Comisión de Enlace ante una eventual nueva embestida oficial: “Los productores deben resguardar sus derechos y la libertad que poseen”Bolsas de trabajo de Uatre: ajuste del 40% para el jornal mínimo por tareas de almacenamiento y manipulación de granosScioli aplicó un nuevo impuestazo al campo: duplicó la alícuota de Ingresos Brutos para arrendatariosLa economía argentina necesita una nueva fuente generadora de dólares: la agroindustria ya no puede seguir subsidiando a los sectores consumidores de divisasMenos burocracia: más del 60% de los certificados para transportar hacienda ya se gestionan por vía digitalCupo de exportación de maíz: ACA y AGD lideraron el ranking semanalEl problema de la Argentina nunca será la falta de maízNuevo capítulo de la “guerra comercial”: suben los precios de la soja al confirmarse una misión comercial china a EE.UU.Se paralizó la comercialización de granos y hacienda por la medida de fuerza organizada por la CGT de MoyanoLa industria láctea argentina es la más perjudicada por el congelamiento de precios dispuesto por el gobierno nacionalEl valor de exportación del maíz colorado argentino mantiene el diferencial del 23% versus el cereal convencionalFracasó el TLC con la Unión Europea: para que China se transforme en el socio natural del Mercosur se requiere terminar con el verso proteccionistaCRA asegura que los daños a silobolsas están “presumiblemente apañados por un sistema de permiso ideológico”¿De quién es la empresa elaboradora de fardos de alfalfa que visitó Alberto Fernández?En los dos primeros meses del año Argentina registró un déficit comercial de casi 1000 M/u$s con el mayor importador de alimentos del mundoSe mantiene la probabilidad de lluvias: el domingo ingresa una masa de aire polarBomba de tiempo en la zona núcleo pampeana: campos arrendados con valores elevados necesitan sacarse la lotería climática para evitar pérdidasSe volvió a caer el nivel de proteína de soja: productores que logren obtener partidas de buena calidad pueden acceder a bonificaciones de 20 u$s/toneladaVolvió el tiempo inestable en plena siembra de maíz: se extenderá hasta el lunesVendiendo humo: se viene un acuerdo “histórico” entre el Mercosur y la Unión EuropeaPor primera vez en una década la Afip canceló toda la deuda impositiva que tenía con los productores agrícolasArgentina en emergencia lechera: el tercer knockout climático en apenas dos años promoverá un nuevo recorte de la producciónQué buen momento para aumentar retenciones: el precio del biodiesel argentino volvió a registrar un nuevo mínimo históricoSe acaba la paciencia: organismo oficial brasileño solicitó al gobierno federal que promueva la siembra local de trigo ante la prohibición argentina para exportar el cereal